Viaje a Myanmar: Circuito Myanmar esencial

Duración 10 día/s, 7 noche/s
  • ENE
  • FEB
  • MAR
  • ABR
  • MAY
  • JUN
  • JUL
  • AGO
  • SEPT
  • OCT
  • NOV
  • DIC
Desde 1.977 €
Ver disponibilidad
Gran Viaje: Myanmar esencial
DURACIÓN: 10 día/s, 7 noche/s
Desde 1.977 €
Ver disponibilidad
Un recorrido fabuloso por lo mejor de Myanmar

Cuando piensas en el viaje perfecto, ¿qué imágenes acuden a tu mente? Tierras exóticas, sabores y aromas desconocidos, paisajes que parecen sacados de una postal, ciudades animadas, bulliciosas y repletas de lugares que visitar, aldeas tradicionales en las que el tiempo se detuvo hace siglos, templos impresionantes, palacios, paseos en barco… Si todo eso es en lo que piensas, entonces este viaje está hecho para ti.

Itinerario

Día 1: España – Yangon. ¿Preparado para Myanmar?

RÉGIMEN Sin comidas.
Transporte Vuelo

Llevas mucho tiempo preparando este viaje, pero en estos momentos los nervios te han dejado casi en blanco, así que decides aprovechar el camino al aeropuerto para repasar mentalmente todo lo que te has propuesto vivir en Myanmar.

Desde luego, tu primera intención es compartir el máximo de momentos junto a los birmanos, de los que te han hablado maravillas por su amabilidad y su deseo de acoger a todos sus visitantes. Estás ya deseando comprobar de primera mano la profunda huella que dejan las sonrisas de estas gentes en los viajeros.

También quieres conocer su riquísimo patrimonio histórico y cultural, aunque sabes que no está todo lo conservado que podría llegar a estar debido a la delicada situación económica del país y su aislamiento del resto del mundo durante décadas. Pero perderse en un bosque de estupas no es algo que se pueda vivir todos los días, ¿verdad? Eso sí, te has preparado para hacer las visitas a los templos, pagodas y estupas descalzo, porque sabes que en los lugares sagrados no están permitidos ni los calcetines.

Mientras repasas tu lista de deseos para Myanmar intentas recordar el nombre de la nueva capital… Ah, sí, es Naipyidó, de la que has oído que es casi una ciudad fantasma: de gran tamaño pero casi sin habitantes. Sí, hasta hace poco pensabas que era Rangún, pero investigando sobre este país supiste que Rangún es desde hace tiempo Yangón, igual que Birmania pasó hace años a ser Myanmar. Al menos oficialmente. Y hablando de Yangón, tienes ganas de conocer una capital del sudeste asiático sin cientos de motos por la calle, ya que la Junta Militar birmana, que hoy por hoy no gobierna, o al menos no en primer plano, decidió prohibirlas hace años.

Día 2: Llegada a Yangon. Callejeando por Yangón

RÉGIMEN Sin comidas.
Transporte Autocar, minibús o van
ALOJAMIENTO Hotel

Después de dejar tus cosas en el hotel, llega tu momento: vas a conocer Yangón. Y encima este primer día podrás hacerlo a tu aire. Nada te apetece más que dejarte llevar por sus calles para entrar en contacto con los birmanos, su forma de vida y, sobre todo, su amabilidad.

Tienes tanto que ver que no podrás decidir por dónde empezar. Puedes empezar por la Pagoda de Ngahtatgyi, donde te quedarás impactado por su estatua de un buda sentado de 6 metros de alto, rodeado del dorado que tantas veces verás en Myanmar y de la paz que emana de estos lugares. Si quieres conocer al máximo este país puedes entrar en el Museo Nacional y de ahí irte a pasear por esos lugares que marcan la vida de una ciudad, como un mercado local, el de Bogyoke, o un parque, el precioso People’s Park.

Pero si lo que prefieres es tener una idea general de Yangón, prepárate para disfrutar de las mejores vistas de la ciudad desde la Torre Sakura, concretamente desde el vigésimo piso, o bien para hacer un recorrido en tren por la ciudad y sus alrededores gracias a la línea circular de un tren con 3 horas de recorrido.

Entre visita y visita ha llegado ya la noche, el momento ideal para disfrutar del ocio nocturno de Yangón. Sabes que te fascinan los mercadillos nocturnos, así que ve a Chinatown y piérdete entre los puestecillos de artesanía y de comida. Sí, por fin la deliciosa comida birmana, más sencilla que la de sus países vecinos, pero que te fascinará por su mezcla de sabores exóticos.

Día 3: Yangon – Monte Popa – Bagan. Experiencias irrepetibles durante todo el día

RÉGIMEN Desayuno. Almuerzo.
Transporte Autocar, minibús o vanVuelo
Visitas Monte Popa
ALOJAMIENTO Hotel

Después de tomar un buen desayuno en el hotel, te recogerán para llevarte al aeropuerto y volar a Nyaung Oo, desde donde te trasladarán al Monte Popa. El monte Popa es, en realidad un volcán, situado cerca de la localidad de Bagan (aproximadamente 5 kilómetros), en la zona centro de Myanmar. El monte Popa mide 1.518 metros y, para llegar a su cima, viajero, hay que subir la friolera de 777 escalones. Pero merece la pena hacerlo para visitar la pagoda Taungkalat o monasterio Taung Kalat, desde donde hay unas vistas incomparables, además, según dice la tradición, es el lugar donde residen 37 Nats Mahagiri (espíritus), cuyas estatuas se pueden contemplar en la base del santuario. Las escaleras de subida están llenas de monos. Viajero, si te atreves a subir los 777 escalones, tendrás que hacerlo completamente descalzo, ya que el propio monte es un lugar sagrado (ni siquiera podrás llevar calcetines). Tampoco se permite subir con pantalones cortos o camiseta, pero, en cuestión de vestuario, son menos estrictos.

¿Has recuperado ya las fuerzas, viajero?, entonces, después de esta escalada al monte Popa, visitarás el pueblo de Shwe Hlaing para tener la ocasión de sumergirte en el tipo de vida de las áreas rurales del país. En este pueblo podrás conocer a sus amables habitantes que te harán sentir como en casa, pasearás por sus calles y aprenderás datos sumamente interesantes. Almorzarás en una granja y, más tarde te dirigirás a Bagan donde pasarás la noche.

Día 4: Bagan. Prepárate para conocer una serie de templos increíbles

RÉGIMEN Desayuno. Almuerzo.
Transporte Autocar, minibús o van
Visitas Mercado Local Visita templos y/o pagodas
ALOJAMIENTO Hotel

Empezarás esta nueva jornada con un estupendo desayuno en el hotel, para después iniciar las visitas del día. Viajero, si visitas esta zona del país entre Octubre y Marzo, tendrás la opción de volar en globo sobre Bagan (una experiencia realmente única), el precio es de 305 dólares americanos/pax para un mínimo de dos personas).

Bagan, fundada en el siglo XI por el rey Anawrahta, fue la capital del primer imperio birmano. Tiene infinidad de templos y pagodas y es uno de los santuarios budistas más espléndidos del mundo y, posiblemente, el punto culminante de cualquier persona que visite Myanmar. Es uno de los yacimientos arqueológicos más importantes del sudeste asiático y uno de los centros espirituales más grandes e importantes del mundo para los budistas. Aunque, a lo largo de los siglos, se ha perdido mucho debido a las guerras, los terremotos y los robos, el conjunto que vas a conocer, viajero, es sobrecogedor y habla de un pasado de gloria y esplendor.

Viajero, empezarás visitando el colorido mercado de Nyaung U, una combinación de bazar para los habitantes de la zona, en donde pueden encontrar de todo, y un mercado de artesanía para los turistas; verás unas magníficas vistas desde uno de los templos edificados en lo alto de una colina; después irás a la estupa dorada de Shwezigon, mandada construir por el rey Anawrahta, pero concluida por el rey Kyansittha. Shwezigon cuenta con las cuatro imágenes de Buda, en bronce, más grandes de Bagan. Fueron fundidas en 1102 y se encuentran, cada una, en un altar, en los cuatros puntos cardinales de la pagoda; seguirás con la visita del templo-cueva Wetkyi-in Gubyaukgyi, un templo pequeño con unas magníficas pinturas murales, que fue mandado edificar, en los primeros años del siglo XIII, por el rey Kyangistthar. Tu última visita, viajero, antes de la hora del almuerzo será el templo Htilominio, de 1218. En este lugar podrás encontrar puestos de artesanía, souvenirs, tiendas de refrescos y vendedores de todo tipo de bisutería.

Después de comer, irás al templo Ananda, construido en 1090 por el rey Kyansittha y que está consagrado a Buda. Se trata de una obra maestra de la arquitectura de la época. En sus corredores se muestran 1447 placas de cerámica vidriada. De las cuatro imágenes de Buda, de casi diez metros de altura, solo la del norte y la del sur son originales, las otras dos son copias realizadas hace unos doscientos años.

Antes de subirte a un carruaje que te llevará a seguir conociendo las maravillas de Bagan, visitarás un taller donde se fabrican preciosos objetos de laca, trabajados de forma tradicional. El recorrido en carruaje te llevará por el templo de Thatbyinnyu, la pagoda más alta de Bagan (64 metros) y que sobresale por encima del resto de monumentos del llano. Es de color blanco y la mandó construir el rey Alaungsithu; el gran templo Dhammayangyi, de ladrillo rojo, que es visible desde cualquier sitio de la ciudad. Fue construido entre 1163 y 1165 por el rey Narathy y en cuyo interior podrás encontrar murciélagos, palomas y golondrinas, así como un Buda dorado. Viajero, por último, visitarás el templo Sulamani, de 1183. Su nombre significa “Joya coronada”. Antes de regresar al hotel a descansar, harás una parada para contemplar una magnífica puesta de sol.

Día 5: Bagan - Mandalay – Sagaing – Ava – Amarapura. ¿Te apetece contemplar una puesta de sol espectacular?

RÉGIMEN Desayuno. Almuerzo.
Transporte Autocar, minibús o vanVuelo
Visitas Mercado Local Visita templos y/o pagodas Amarapura Paseo en coche de caballos Ruinas de Ava
ALOJAMIENTO Hotel

La jornada de ayer seguro que te pareció extraordinaria, ¿verdad?, bueno, pues hoy seguro que no va a defraudarte, viajero. Empieza bien el día con un estupendo desayuno en el hotel. Después te recogerán para llevarte al aeropuerto donde tomarás un vuelo hasta Mandalay, la segunda ciudad de Myanmar en cuanto a población (927.000 habitantes en 2005). Es la antigua capital real de Birmania y la capital de la actual División de Mandalay. Está situada junto al río Irawadi. Mandalay, a pesar de su pasado esplendor, hoy se ha convertido en una ciudad polvorienta muy alejada de lo que fue en el pasado. Aún así conserva importantes pagodas, el Palacio Real y unos alrededores inigualables.

Visitarás la ciudad de Ava, también conocida con el nombre de Inwa. Su nombre original fue Ratanapura (ciudad de gemas). Fue capital de Birmania durante 400 años, en los siglos XIV a XIX. Está situada entre dos ríos, el Myitnge y el Ayeyarwaddy. En 1839 quedó casi destruida por un terremoto y, desde entonces, no ha vuelto a ser habitada. A pesar de su deterioro, conserva lugares dignos de ser visitados. Viajero, te desplazarás por la ciudad de Ava en un coche de caballos y verás lugares muy interesantes, como, por ejemplo, el Monasterio budista de Bagaya, también llamado Bagaya Kyaung, fue construido, en 1593, totalmente con madera de teca. Está decorado con grabados en madera. Este monasterio ardió completamente en 1821 y fue reconstruido en 1992. A continuación, visitarás lo que queda en pie del antiguo Palacio Real y el Fuerte, así como unas pequeñas aldeas que se encuentran próximas a las ruinas de Ava.

Viajero, después de que hayas descansado y recuperado fuerzas con el almuerzo, te dirigirás a Sagaing, un conjunto de pagodas construidas junto a escarpados acantilados y plagado de empinadas escaleras que suben y bajan entre las colinas, con entradas a los monasterios. Este complejo está rodeado de mangos, tamarindos y guayaberas. Uno de los lugares más interesantes es la pagoda conocida como Soon Oo Ponya Shin debido a que los habitantes de la zona creen que los “celestiales” le ofrecen comida a Buda al amanecer. Tiene un Buda gigante en lo más alto de la colina y desde lo alto puedes contemplar unas vistas impresionantes. Visitarás también la pagoda U Min Thone Sae, el mercado de la zona y un curioso pueblo donde sus habitantes fabrican unas bonitas cerámicas. Más tarde, irás a conocer Amapurna, con sus talleres artesanales.

Amarapura (Ciudad de la Inmortalidad) se encuentra situada a unos once kilómetros al sur de Mandalay. Fue fundada por Bodawpaya en el siglo XIX. En 1839, un terremoto la destruyó casi totalmente, hubo un proyecto para reedificarla, pero no salió adelante y en 1852, se decidió utilizar gran parte de lo que quedó en pie para la construcción de Mandalay. En la actualidad, Amarapura está dedicada a la producción de algodón, seda y objetos de bronce.

A pesar de todo esto, viajero, aún hay lugares que merecen una visita, como el puente U Bein, que visitarás a última hora de la tarde. Este puente, uno de los lugares más fotografiados del país, fue construido con madera de teca en 1.851 y tiene una longitud de 1.200 metros sobre el lago Taungthaman. A pesar de todo, este puente no es solo una curiosidad turística, sino que es la forma más rápida de cruzar el lago, por esta razón, viajero, verás que continuamente pasa gente sobre él. Desde aquí verás la puesta de sol y luego irás al hotel a reponerte de todas las emociones del día.

Día 6: Mandalay – Mingun – Mandalay. Tienes por delante una excursión realmente memorable

RÉGIMEN Desayuno. Almuerzo.
Transporte Autocar, minibús o van
Visitas Visita templos y/o pagodas
ALOJAMIENTO Hotel

¿Qué tal has descansado, viajero? Esperamos que muy bien porque hoy también te espera una jornada intensa. Desayunarás en tu hotel para, a continuación, coger un barco que te llevará por el río hasta Mingun, también conocido como Min Kun, cerca de Mandalay, junto al río Ayeyarwady. Lo más interesante de este lugar es, sin lugar a dudas, la enorme estupa incompleta, llamada Mingun Pahtodawgyi. Esta estupa está rajada a consecuencia de diversos terremotos. La mandó construir el rey Bodawpaya con la intención de que alcanzara los 150 metros de alto y 210 de ancho, pero hoy en día está tal y como quedó cuando se abandonó su construcción. Tiene el récord mundial de ser el mayor conjunto de ladrillos apilados de todo el mundo.

Viajero, contemplarás la impresionante campana de Mingun, que se empezó a construir en 1808, durante el reinado de Bodawpaya. Esta impresionante campana tardó en construirse dos años, mide casi cuatro metros de alto y tiene un peso de noventa toneladas. Aunque la del Kremlin es mayor, se considera que la de Mingun es la más grande del mundo, ya que la del Kremlin está rajada y, por tanto, no es operativa. Se dice que, una vez terminada la campana, el rey mandó matar a quien la hizo para que no pudiera hacer otra igual. Viajero, si lo deseas, puedes meterte dentro de la campana porque no tiene ningún mecanismo interior, para hacerla sonar es necesario hacerlo golpeándola desde fuera.

Antes de volver a Mandalay para comer, visitarás la pagoda blanca de Hsinbyume, una de las más curiosas de Myanmar. Está completamente pintada de color blanco y se parece al Monte Meru, una montaña sagrada para los budistas. Fue construida por el rey Bagyidaw en 1816. Esta pagoda se construyó en honor de la princesa Hsinbyume, que murió cerca de este lugar al dar a luz. Está compuesta por 7 terrazas, que asemejan la forma de una ola y que representan las 7 cordilleras que rodean el monte Meru. Viajero, si lo deseas, tendrás la oportunidad de subir a lo alto de la pagoda. Te merecerá la pena porque, desde allí arriba, la vista de la zona arqueológica de Mingun, con la estupa incompleta al fondo, es realmente magnífica.

Viajero, volverás a Mandalay a la hora de comer y por la tarde, visitarás la pagoda Mahamuni y la pagoda Kuthodaw. La pagoda Mahamuni Paya, al sur de Mandalay, es una de las más bonitas y animadas de la zona. En ella se encuentra el Buda dorado, de cuatro metros de alto y que está tan recubierta de pan de oro que su cuerpo aparece deformado, solo la cara, que los monjes lavan cada amanecer, se libra de esta cantidad de oro.

En los alrededores de Mahamuni hay cantidad de tiendas de instrumentos musicales y talleres de marmolistas. Por otra parte, la pagoda Kuthodaw es conocida como “el mayor libro del mundo” porque en su interior podrás contemplar 729 tablas de piedra que el rey Mindon ordenó grabar. Si vas al atardecer, verás que es maravilloso contemplar, a luz mortecina de la tarde, el reflejo del sol sobre las estupas encaladas y los dorados hti (paraguas) que las coronan.

Después de estas inolvidables visitas, volverás a tu hotel de Mandalay a gozar de un merecido descanso.

Día 7: Mandalay – Heho – Lago Inle. Es la hora de dejar atrás la gran Mandalay para continuar el viaje

RÉGIMEN Desayuno. Almuerzo.
Transporte Autocar, minibús o vanVuelo
Visitas Visita templos y/o pagodas Paseo en barca
ALOJAMIENTO Hotel

Viajero, cuando te levantes hoy y termines de desayunar en el hotel, te recogerán para llevarte al aeropuerto, desde el que volarás a Heho, una población pequeña en el estado de Shan. Su interés radica en que se trata de la puerta de entrada a lugares, como, por ejemplo, el Lago Inle.

Cuando aterrices, en Heho, te estarán esperando para llevarte, en coche, a la localidad de Nyaung Shwe, donde se encuentra el monasterio Shwe Yan Pyay, construido en madera, es un fascinante monasterio, que data de comienzos del siglo XIX, con motivos arquitectónicos tradicionales, como, por ejemplo, las ventanas ovaladas. Dentro, podrás admirar los magníficos mosaicos de cristal y paneles recubiertos de pan de oro.

Después de degustar un magnífico almuerzo en un restaurante de la zona, vivirás la experiencia de hacer un inolvidable recorrido, en una barca con motor privada, por el lago Inle y visitarás la pagoda Phaung Daw Oo.

El lago Inle, de agua dulce, está en las montañas del estado Shan, al este del país. Tiene una superficie, aproximada, de doce mil hectáreas y se encuentra a 884 metros de altitud. En el lago Inle viven numerosas especies de peces y de gasterópodos y es frecuente ver, durante el paseo, pescadores utilizando las técnicas ancestrales, como, por ejemplo, remar con una pierna rodeando el remo para poderse apoyar en la barca con la otra.

Alrededor del lago hay numerosas aldeas y ciudades. Las aguas del lago forman canales entre las zonas de cultivo. Son famosos los jardines del lago y las casas flotantes. Hay incluso un mercado flotante. Este paseo te resultará, sin lugar a dudas, fascinante, viajero. En una de las orillas del lago está la pagoda de Phaung Daw Oo y que es una de las tres principales de Birmania. Fue construida en el siglo XVIII y en su interior hay algunas imágenes de Buda, que datan del siglo XII. Es un lugar muy importante para los budistas. Alrededor de la pagoda y en el sótano, podrás encontrar tiendas donde se venden productos y objetos típicos.

Terminado el día, viajero, irás al hotel asignado para pasar la noche.

Día 8: Lago Inle. Una jornada muy especial a orillas del Lago Inle

RÉGIMEN Desayuno. Almuerzo.
Transporte Autocar, minibús o van
Visitas Mercado Local Paseo en barca
ALOJAMIENTO Hotel

Viajero, hoy madrugarás un poco más. Después de desayunar en el hotel, harás una de las visitas más hermosas que se pueden hacer en Myanmar: navegar por el lago Inle para ver sus mercados, que empiezan a primerísima hora (esta es la razón del madrugón, viajero) y que a mediodía desaparecen. Hay puestos en los que se venden las frutas, verduras, flores y pescado que los campesinos bajan al lago en fardos sobre sus cabezas o en carros tirados con bueyes.

También hay algunos puestos con recuerdos. Más tarde, iras, en barco, hasta In Dein: es un lugar lleno de estupas, prácticamente en ruinas, que está situado alrededor de la pagoda Shwe In Dein. Solamente el trayecto por el río ya merece la pena. Verás típicos poblados y animales y personas bañándose en el lago, sin embargo, cuando llegas a In Dein es cuando verdaderamente te das cuenta de que es un lugar que no podías perderte, viajero. En el recinto hay unas dos mil estupas de diferentes tamaños, todas ellas edificadas entre el siglo XII y el XVIII.

Viajero, a continuación, y con el recuerdo de este lugar único, irás a visitar la aldea Pa-oh y la zona de Alang Sittou donde tendrás la oportunidad de admirar las pintorescas estupas que hay en toda la zona. Almorzarás en un restaurante local para, después, hacer un alto en tu camino y conocer la aldea de Inpawkhone, una aldea flotante en la que, la mayor parte de sus habitantes, viven de su trabajo en los telares, donde realizan obras verdaderamente admirables. Verás, así mismo, cómo se realizan los tradicionales puros cheroots, cigarros que están despuntados. Si es posible, darás un paseo por la aldea antes de regresar al hotel para pasar la noche.

Día 9: Lago Inle – Yangon – España. Llegó el momento de regresar a casa

RÉGIMEN Desayuno.
Transporte Autocar, minibús o vanVuelo
Visitas Panorámica de Yangón

Viajero, tu aventura en el sudeste asiático está tocando a su fin, pero aún te quedan unas horas antes de que tengas que decir el adiós definitivo a esta tierra llena de encanto, de maravillosas pagodas y de gente amable y hospitalaria. Desayunarás, como cada día, en el hotel, para después ir al aeropuerto y volar a Yangon. Una vez en la capital del país, visitarás los lugares más emblemáticos de la ciudad.

Yangon, fundada hacia los años 500 por los mon, con el nombre de Dagon, es la ciudad más grande de Myanmar. Fue la capital del país hasta el año 2005. Está situada junto al río Yangon y tiene casi cinco millones y medio de habitantes. Su nombre deriva de dos palabras birmanas: yan y koun, que quieren decir “ciudad sin enemigos”. En el centro de la capital, hay numerosos edificios de la época colonial, como, por ejemplo, la Corte Suprema, el Hospital General, o el Ayuntamiento. Un terrible incendio destruyó la ciudad de Yangon en 1841. En la actualidad, Yangon es una ciudad caótica y, al mismo tiempo muy hermosa. En ella está la Universidad más antigua del país: la Universidad de Rangún.

Te maravillarás con la contemplación de la pagoda de Shwedagon, un enclave religioso que está presidido por la fantástica estupa Shwedagon Paya, completamente rodeada de templos. La estupa tiene una altura de cien metros y está cubierta de oro. Es la pagoda más importante y venerada por los budistas. En su interior hay diversas reliquias, como, por ejemplo, un pedazo de tela y ocho cabellos de Buda. Viajero, tendrás que descalzarte para poder entrar.

A lo largo de tu paseo por la ciudad, verás la Oficina de Correos, un edificio colonial lleno de gente a cualquier hora del día; la pagoda Sule, de forma octogonal; el Strand Hotel, un lujoso edificio de estilo colonial inglés, construido en 1901; los jardines Mahabandoola, situados en el centro de la capital. Se trata de un bonito parque al que acuden, cada mañana, los chinos de la cercana Chinatown para practicar taichi. En el centro de este parque se encuentra el monumento a la Independencia. Si quieres entrar, viajero, tendrás que pagar una entrada.

Concluida la visita a la capital del país, tendrás que decir, ahora sí, adiós a estas tierras porque te llevarán al aeropuerto para emprender el regreso a casa. Has vivido unos días inolvidables, repletos de vivencias increíbles y has visto cosas hermosísimas que te llevas, no solo, en tu cámara de fotos, sino en el fondo de tu alma. Cuando, después de cumplir con todos los trámites previos al embarque, estés cómodamente sentado en tu asiento y el avión ponga rumbo al oeste para devolverte a casa, no te sientas triste. Este no será el último viaje que hagas. Entonces, empieza ya a planear tu próxima aventura. Vayas donde vayas, esperamos encontrarnos contigo nuevamente. ¡Hasta entonces, viajero!

Día 10: Regreso a casa

RÉGIMEN Según itinerario
Transporte Vuelo

De vuelta a casa con la maleta llena de recuerdos y ganas de repetir. Quieres más, lo sabemos. Y es que el viaje ha sido fantástico. Así que ahora toca pensar en la próxima quedada. ¡Hasta la próxima!

Día 1: España – Yangon. ¿Preparado para Myanmar?

RÉGIMEN Sin comidas
Transporte Vuelo

Estás en casa, repasando todo lo que te vas a llevar. Pero casi te dan ganas de pedir que te pellizquen porque aún no te puedes creer que en sólo un rato te vas a Myanmar. Sientes una mezcla de nervios y emoción en el momento de coger la maleta y salir por la puerta camino al aeropuerto. ¿Estás listo?

Día 2: Llegada a Yangon. Callejeando por Yangón

RÉGIMEN Sin comidas
Transporte Autocar, minibús o van
ALOJAMIENTO Hotel

Y por fin aterrizas en Yangón. Bajas del avión y te recibe la calidez de un país tropical. Enseguida empiezas a recibir las primeras sonrisas, que te harán sentir como en casa a pesar de estar tan lejos. Estás deseando empezar a desvelar todos los encantos que tiene preparados para ti la antigua capital birmana.

Día 3: Yangón - Heho - Lago Inle. El fascinante Lago Inle

RÉGIMEN Desayuno y almuerzo
Transporte Autocar, minibús o vanVuelo
Visitas Visita templos y/o pagodas Paseo en barca
ALOJAMIENTO Hotel

Estás a punto de dejar Yangón, una ciudad algo caótica pero que te ha encantado. Las ganas de seguir conociendo esta parte del mundo te provoca cierta ansiedad. Tranquilo, porque hoy te espera uno de esos rincones que recordarás siempre: el Lago Inle. Allí podrás vivir muchas experiencias como, por ejemplo, degustar el vino birmano o darte una vuelta en barca por este precioso lago.

Día 4: Lago Inle – In Thein – Lago Inle. Caminando entre estupas

RÉGIMEN Desayuno y almuerzo
Transporte Autocar, minibús o van
Visitas Visita templos y/o pagodas Paseo en barca
ALOJAMIENTO Hotel

Te despiertas por primera vez en el Lago Inle. Hoy es el día perfecto para vivir una experiencia única en Myanmar: caminar entre estupas, cientos de ellas, que forman un auténtico bosque por el que pasear, tras lo que conocerás de cerca en Inpawkhon la forma de vida de los lugareños.

Día 5: Lago Inle - Heho - Bagan. Bagan te espera

RÉGIMEN Desayuno y almuerzo
Transporte Autocar, minibús o vanVuelo
Visitas Mercado Local
ALOJAMIENTO Hotel

Tu paso por el Lago Inle está a punto de acabar. Pero antes vivirás junto a él otra experiencia que te permitirá tomar el pulso a la vida cotidiana en este lago: su mercado itinerante. De ahí irás al aeropuerto para dirigirte a otra impresionante joya birmana: Bagan.

Día 6: Bagan. Espiritualidad milenaria

RÉGIMEN Desayuno y almuerzo
Transporte Autocar, minibús o van
Visitas Mercado Local Visita templos y/o pagodas Paseo en coche de caballos
ALOJAMIENTO Hotel

Hoy te espera un día legendario. Primero podrás mezclarte con los birmanos en el mercado de Nyaung Oo y después conocerás algunos de los lugares más especiales de Bagan, como la pagoda Shwezigon y el Templo de Ananda, así como una de sus artesanías más tradicionales como es el lacado birmano.

Día 7: Bagan - Mandalay. Tú y las capitales imperiales

RÉGIMEN Desayuno y almuerzo
Transporte Vuelo
Visitas Mercado Local Visita templos y/o pagodas
ALOJAMIENTO Hotel

En esta jornada iniciarás una nueva etapa de tu viaje que te llevará a las antiguas capitales imperiales. Comenzarás por Mandalay, donde visitarás algunos templos y monasterios, así como un precioso paisaje desde la colina que domina esta ciudad.

Día 8: Mandalay - Amarapura - Ava - Sagaing - Mandalay. Las increíbles Amarapura, Ava y Sagaing

RÉGIMEN Desayuno y almuerzo
Transporte Autocar, minibús o van
Visitas Paseo en coche de caballos Visita templos y/o pagodas Mercado Local
ALOJAMIENTO Hotel

La última jornada en Myanmar será muy intensa ya que podrás disfrutar de los rincones más especiales de otras tres capitales imperiales. Amarapura, Ava y Sagaing te esperan para mostrarte todos sus secretos, que podrás reposar en tu última noche en Mandalay.

Día 9: Mandalay - España. El momento de la despedida

RÉGIMEN Desayuno
Transporte Vuelo

Amanece en Mandalay y te desperezas poco a poco, consciente de que son los últimos momentos en Myanmar. En el desayuno ves caras de tristeza, pero también hay risas recordando todas las experiencias que habéis compartido en este increíble viaje.

Alojamientos previstos o similares

Los hoteles previstos según la categoría seleccionada serán los siguientes:

La categoría de los hoteles es semilujo y lujo.

Pristine Lotus Resort
Taunggyi, Myanmar

Pristine Lotus Resort

Mercure Mandalay Hill Resort
Mandalay, Myanmar

Mercure Mandalay Hill Resort

La categoría de los hoteles es primera y primera superior.

Pristine Lotus Resort
Taunggyi, Myanmar

Pristine Lotus Resort