Viajes y circuitos a Brasil

Descubre los mejores circuitos y viajes a Brasil

Al ritmo de la samba y con aires tropicales, encontramos un país sudamericano lleno de vida: Brasil. Aquí disfrutarás del bullicio de las grandes metrópolis, de las playas paradisíacas de arena blanca y del colorido carnaval. ¿Te lo vas a perder? A continuación, te presentamos las mejores ofertas de circuitos y viajes organizados a Brasil que te hemos preparado. No lo dudes, tus vacaciones de ensueño están a tan solo un click.

CIRCUITOS
1 circuito
Completo
Brasil: La alegría de Brasil

Brasil, 10 días

Visitando: Río de Janeiro, Iguazú y Salvador de Bahía

Déjate seducir por Brasil, deja que la Samba se apodere de tu cuerpo. Localidades como Río de Janeiro o Salvador de Bahía te cautivarán justo en el instante en el que pongas tus pies en sus calles y la gastronomía tradicional te sorprenderá.

Brasil: Viaje al paraíso

Brasil es un país completo para los viajeros. En él hay playas de arena blanca con palmeras y agua cristalina, verdes bosques tropicales, selvas exuberantes, cañones rocosos con un colorido rojo, impresionantes cascadas, una gran biodiversidad (tucanes, guacamayos, monos, carpinchos, delfines, tortugas…), islas tropicales de ensueño y ciudades coloniales con un gran patrimonio cultural e histórico. Al ritmo de la samba y con la fiesta del carnaval, Brasil contagia despreocupación, felicidad y ganas de vivir.

Con más de 210 millones de habitantes y 8.5 km², Brasil se presenta como el quinto estado más grande del mundo y el primero en Sudamérica. Su geografía, sus paisajes, su topografía y su clima son tan diversos como gigante es el país. En ciudades como Sao Paulo o la capital Brasilia se encuentran preciosas edificaciones y monumentos modernos, cultura y mucho entretenimiento. También la urbe colonial de Salvador de Bahía es totalmente recomendable para el viajero, pues en ella se aprecia una hermosa arquitectura colonial portuguesa junto a un ritmo musical y una festividad propia del carnaval, su mayor fiesta, como en el resto del país. Así pues, los brasileños dan la bienvenida a los visitantes de la misma forma que el espectacular y emblemático monumento del Cristo Redentor en Río de Janeiro: con los brazos abiertos. Además, Brasil también es un auténtico paraíso natural. Probablemente, las tres atracciones que más interés despiertan en el viajero son el Amazonas, las cataratas del Iguazú y el archipiélago Fernando de Noronha. En el Amazonas cabe destacar el senderismo por las selvas y junglas, entre la diversidad de fauna y flora. Las Cataratas de Iguazú, situadas en la frontera con Argentina, dejan boquiabierto a cualquiera ante su impresionante ruido y su increíble belleza. En las islas Fernando de Noronha se encuentran playas paradisíacas con arena blanca, palmeras y aguas cristalinas en donde se tiene la posibilidad de practicar el submarinismo y el buceo.

Al ritmo de la samba y con la festividad del carnaval, Brasil es un país fantástico lleno de perlas naturales y humanas. Muestra de ello es la posesión de una de las siete maravillas del mundo: el Cristo Redentor. Sin lugar a dudas, se trata de uno de los lugares de mayor interés turístico no solo a nivel nacional sino también mundial. Situado en la segunda ciudad más poblada de Brasil, en Río de Janeiro, desde él se tienen privilegiadas vistas hacia la fantástica bahía de la ciudad y el espectacular cerro conocido como Pan de Azúcar, un precioso domo de 396 metros de altura sobre el nivel del mar, símbolo de la ciudad.

Dentro del panorama urbanístico, es de obligada visita las ciudades de Sao Paulo y Brasilia. Ambas están diseñadas de forma moderna e, incluso, futurista. Compitiendo con las grandes urbes como Nueva York o Tokyo se sitúa Sao Paulo y sus 20 millones de habitantes, sus bares bohemios, sus restaurantes y sus fiestas hasta el amanecer. Por otro lado, se encuentra la capital del país, Brasilia, una auténtica ciudad del futuro gracias a su arquitectura. Oscar Niemeyer ha sido el encargado de incorporar obras maestras como la Catedral Metropolitana o el Teatro Nacional, ambas inspiradas en un futuro mejor.

También es totalmente recomendable la visita a la urbe del Salvador. En ella el viajero se dejará deslumbrar por la arquitectura colonial portuguesa, por uno de los faros más antiguos de América o la comida callejera africana.
El paisaje natural de Brasil es muy diverso, así como también lo son su clima, su fauna y su flora. De entre los lugares más atractivos destacar el Amazonas, las Cataratas del Iguazú y las islas Fernando Noronha.

Entre junglas y selvas tropicales, monos, perezosos y otras muchas criaturas, el explorador podrá caminar por frondosos senderos y recorrer los cursos de agua con canoa a lo largo del Amazonas. Por otro lado, en la frontera con Argentina se encuentran las impresionantes cataratas del Iguazú que con su hermosura enamoran a todo el mundo. Por último, otro lugar a marcar en el mapa son las islas Fernando de Noronha, un paraíso tropical en el que las playas de arena blanca y agua cristalina dan la posibilidad de practicar submarinismo, buceo y surf.