Viajes y circuitos a Tanzania

Descubre los mejores circuitos y viajes a Tanzania

Admira la grandiosidad de Tanzania con estos circuitos al país de los Cinco Grandes. Tanzania es naturaleza por todos los costados. Sabana, costas paradisíacas, humedales, caudalosos ríos, llanuras donde la vista no llega a ver el final y lo mejor, que todos estos paisajes conforman el hogar de miles de especies animales. Disfruta de la aventura africana con los viajes organizados a Tanzania. Avistarás elefantes, hipopótamos, chimpancés, leones, miles de aves y plantas autóctonas protegen y mantienen viva esta vasta e increíble extensión.

CIRCUITOS
2 circuitos
Tanzania: Kenia y Tanzania al completo

Tanzania, 14 días

Visitando: Nairobi, Samburu o Shaba, Aberdare, Nakuru o Naivasha, Masái Mara, Amboseli, Ngorongoro, Manyara o Tarangire y Arusha

Adéntrate en la sabana africana en Kenia y Tanzania en este viaje. Explora el Bosque Encantado de los montes Aberdare, admira la migración de ñus en Masái Mara y disfruta de la ciudad de Nairobi.

Tanzania: Safari Kenia y Tanzania: Serengeti

Tanzania, 13 días

Visitando: Nairobi, Aberdare, Naivasha, Masái Mara, Tarangire, Serengeti y Ngorongoro

Enamórate de los atardeceres africanos en este viaje a Tanzania y Kenia. Avista una manada de leones en Masái Mara, observa de cerca elefantes en el Tarangire y disfruta de un safari en el Serengueti.

Tanzania, entre el Serengueti y el océano Índico

Bañada por las aguas del Índico, en la parte oriental de África se encuentra un destino inolvidable para el ojo aventurero y el viajero empedernido, así como para los amantes de la vida salvaje, de las experiencias inolvidables y las playas de ensueño. Allá en las llanuras africanas de la sabana se encuentra el, posiblemente, mejor destino para ver fauna salvaje en primera persona del mundo. Es posible encontrarte cara a cara con una camada de elefantes paseando imponentes frente a ti. Y encontrarte con una pareja de jirafas bajo una acacia cortejándose la una a la otra y dibujando los atardeceres de la sabana. Sus costas están repletas de historias y fantasía, de verdes palmeras ondeando en el viento, de barquitos pintorescos descansando en sus apacibles aguas transparentes color turquesa, de sus islas repletas de vida. Sin embargo, una de las cualidades que hacen de Tanzania inolvidable son sus cálidas gentes y sus culturas ancestrales. Una vez hayas bailado danzas aborígenes y hayas divisado sus preciosos atardeceres, nunca más podrás olvidarte de ese viaje en el que descubriste Tanzania.

Situada a las puertas de los parques nacionales más grandes e impresionantes de Tanzania se encuentra la ciudad de Arusha. La ciudad refugio por la que todo viajero ha de pasar antes de iniciar su aventura hacia la sabana tanzana. Además, esta ciudad aguarda algunos de los mejores sitios para comer de la región y presume de uno de los mejores climas de la zona, ya que su situación privilegiada a 1.300m a las faldas del monte Meru (4.566m) le dan un clima templado singular con vistas al imponente monte Kilimanjaro de casi seis mil metros de altitud sobre el nivel del mar.
Pero Tanzania es mucho más que ciudades repletas de experiencias, su naturaleza gana por goleada. P.N. Tarangire es el parque más cercano a Arusha y es famoso por ser la primera toma de contacto con los famosos safaris tanzanos. Y además, ya que en este parque es donde se encuentra una de las zonas de mayor concentración de elefantes de todo África, suele ser también el escenario de la primera toma de contacto con el gigante de la sabana, el famoso elefante africano. Sin embargo, este enorme mamífero queda pequeño paseando entre los milenarios árboles Baobabs de diez metros, los cuales utiliza para acicalarse y afilarse los marfiles.
Pero el rey de los parques, el más famoso es el conocido parque nacional del Serengueti. Con más de 15.000km de vida salvaje africana, el parque del Serengueti es el parque nacional más famoso de Tanzania y uno de los más reconocidos del mundo debido a ser la mayor concentración de vida salvaje animal del mundo.
¡Experimenta en vivo y en directo la mayor migración terrestre del mundo protagonizada por centenas de miles de ñus y cebras en busca de verdes pastos! ¡Vive desde el 4x4 el paseo majestuoso de camadas de enormes e imponentes elefantes! ¡Captura si puedes la veloz persecución del guepardo africano! ¡Divisa el gracioso movimiento de orejas del hipopótamo africano! O un largo etcétera de escenas salvajes sobrecogedores, y que se encuentran en perfecta sintonía con la naturaleza creando una de las experiencias más inolvidables que se pueden llegar a vivir ¡Un espectáculo de la naturaleza sin igual!
Junto al Serengueti, en el borde del parque nacional se encuentran un inmenso cráter de un volcán inactivo sobre el que la naturaleza ha florecido vigorosa. En este profundo cráter Patrimonio de la Humanidad alberga en tal solo unos pocos kilómetros un peculiar conjunto de micro ecosistemas y restos arqueológicos atestiguan la presencia de los primeros homínidos de los que se data y de un terreno muy acogedor.
Como si de un nido gigante de tierra, piedra y vegetación se tratara, el Ngorongoro rebosa vida por todos lados. Leones descansando a la sombra de las acacias, hipopótamos nadando en las verdes aguas del lago Magadi, hienas y chacales acechando a su próxima presa, y un gran número de herbívoros como el majestuoso búfalo o la estilosa cebra disfrutando en paz de pastos verdes intenso ¡Una tierra llena de magia custodiada por sus pobladores milenarios, los Masais, una tribu africana oriental seminómada que se caracteriza por el rojo de sus prendas y sus ritos pintorescos!
Y unos cuantos kilómetros al sur del cráter, aparece majestuoso el Ruaha es el parque nacional más grande de todo Tanzania con cerca de 22.000 hectáreas cuadradas hace de hogar para una de las poblaciones más numerosas de elefantes de Tanzania.
Lo que hace especial a este parque son sus escarpados paisajes salpicados de gigantescos árboles Baobabs, a los cuales atraviesa el rio Gran Ruaha regando las orillas de su llanura, en las cuales, al alba, se pueden observar a gigantes cuadrúpedos refrescándose en el agua, junto a hipopótamos y cocodrilos. Este enclave es lugar donde los grandes felinos de la sabana cazan a sus presas desprevenidas mientras se refrescan de los intensos días de calor.
Siguiendo el curso del río hacia las tierras altas del sur, encontrarás uno de los paisajes más fotogénicos del camino, la garganta del Ruaha. Una región del parque muy poco visitada, sólo accesible por los viajeros más intrépidos. ¡Es como estar dentro de un documental de la dos! ¡Increíble!
Y podía faltar en este elenco de valles y bosques el monte Kilimanjaro, la montaña más alta de África y la montaña singular más alta del mundo en cuanto a su base sobre el nivel del mar se refiere. Con casi 6000 metros de altitud se alza majestuoso sobre la llanura con sus picos dibujados de hielos permanentes haciéndola todavía más misteriosa si cabe. Si eres un amante de la montaña, el Kilimanjaro a pesar de su extrema altura no requiere de conocimientos avanzados de escalada para llegar a su cima, aunque sea un reto físico no apto para todos los públicos. ¡Inspírate soñando con alcanzar su cima y divisar todo África desde sus cumbres nevadas!
Fuera del país en el océano aparece el paradisíaco archipiélago de Zanzíbar. Este conjunto de islas fascinante localizado a las orillas del océano Índico se muestra como un paraje onírico bañado de aguas de color turquesa para los visitantes.
¡Piérdete por sus pueblecitos y paisajes maravillosos donde descubrirás la auténtica esencia del pueblo de Zanzíbar! Un archipiélago repleto de historias de invasiones y comercio, que moldearon el centro histórico de su capital, Stone Town, convirtiéndola en clara merecedora de ser Patrimonio de la Humanidad. A sus costas un sinfín de playas idílicas de arena blanca acompañarán tu viaje, mientras descubres un mundo submarino repleto de vida marina única en el mundo. ¡Ven a vivir la experiencia Hakuna Matata a Zanzibar y disfruta del buen vivir!