Viajes y circuitos a Cuba

Descubre los mejores circuitos y viajes a Cuba

Explora uno de los países que más curiosidad despierta en entre los viajeros de todo el mundo, con los circuitos a Cuba que hemos pensado para ti. Con estos viajes organizados a Cuba descubrirás su capital, La Habana, con su casco antiguo, sus monumentos coloniales, la vida de los habaneros. Para después descubrir su cara más natural, las selvas tropicales y cómo no sus increíbles playas y cayos, como las de Varadero y Guardalavaca. Vive una experiencia única es la isla.

CIRCUITOS
13 circuitos
Cuba: La Habana con Cayo Coco.

Cuba, 8 días

Visitando: La Habana y Cayo Coco

Te invitamos a vivir un viaje de diez a Cuba con este circuito. Pasea por el Malecón de La Habana, relájate en la playa de Cayo Coco o si lo prefieres, realiza snorkeling en Cayo Guillermo.

Cuba: La Habana con Cayo Largo

Cuba, 8 días

Visitando: La Habana y Cayo Largo

Una isla en el Caribe te espera para que la descubras en este circuito, hablamos de Cuba. Disfruta del dinamismo del Malecón en La Habano, prueba el auténtico mojito en la Bodeguita del Medio y bucea en las playas de Cayo Largo.

Cuba: La Habana con Santiago de Cuba

Cuba, 8 días

Visitando: La Habana y Santiago de Cuba

Descubre las dos ciudades más importantes de Cubua en este circuito: La Habana y Santiago de Cuba. Pasea por La Habana Vieja en almendrón, prueba la gastronomía cubana en un paladar y descansa por el Parque Céspedes.

Cuba: Recorriendo El Centro con Cayo Guillermo

Cuba, 9 días

Visitando: Cienfuegos, Trinidad, Valle de los Ingenios y Santa Clara

Siente el colorido de Cuba en este circuito completo de 8 días. Admira la cotidianeidad de los cubanos en el Malecón de La Habana, respira la brisa marina en Cienfuegos y te relájate en las playas de Cayo Guillermo.

Cuba: Recorriendo El Centro con Cayo Coco

Cuba, 9 días

Visitando: Cienfuegos, Trinidad, Valle de los Ingenios y Santa Clara

Adéntrate en la belleza de Cuba en este circuito de 8 días. Te enamorarás de las calles empedradas de La Habana la Vieja, descubre la coloridaciudad de Trinidad y navega por las aguas cristalinas de Cayo Coco en catamarán.

12

Saborea el mejor ron, siente el ritmo de la salsa y piérdete en el paraíso de Cuba

Cuba es un país increíblemente especial, que hay que tomarse un tiempo para amarlo, ya que allí el tiempo pasa de otra manera. Para mucho visitantes, Cuba es amor a primera vista, para otros es un sentimiento agridulce, pero a todos, Cuba les enamora poco a poco, hasta embaucarles de tal manera que quieren volver a repetir. Su historia es la clave para entender lo que Cuba es hoy. Desde la época colonial, pasando por el protectorado de Estados Unidos, hasta el golpe de estado castrista, el país ha sufrido momentos de penuria y días de auténtica gloria. Sea como sea, Cuba es mundialmente conocida y tiene algo que atrae a miles de turistas cada día. La isla, situada en el mar Caribe, tiene una longitud de más de 1.300 kilómetros de una punta a la otra y posee más de 5.000 kilómetros en costa. Estas características convierte al país en un destino perfecto para disfrutar de las mejores playas que tal vez tenga el Caribe. Pero Cuba además de tener largos arenales solitarios posee ciudades repletas de patrimonio y tradición. Comenzando por la bella capital, La Habana, una ciudad repleta de vida, monumentos y experiencias para los viajeros. Esta ciudad posee uno de los cascos históricos coloniales mejor conservados del mundo. Además de La Habana, Trinidad, Santa Clara o Santiago de Cuba, son otros de los tesoros coloniales que esconde la isla. Pero si de algo puede presumir este país es de su naturaleza. Sus cayos son su mayor tesoros. Lugares donde el agua cristalina y arena blanca reluce con fuerza bajo el sol del Caribe. La selva y los valles son otros de sus secretos. Viñales, Sierra Maestra o Baracoa son alguno de sus parajes verdes menos conocidos pero demasiado interesantes para dejarlos escapar en este maravilloso viaje a Cuba.

Un viaje a Cuba tiene que empezar por La Habana, su capital. Esta ciudad da la bienvenida al país a miles de turistas día a día, y el porqué es fácil. Esta ciudad tiene tesoros de enorme valor patrimonial. Además aquí está el aeropuerto internacional que más tráfico aéreo reúne, por lo que el vuelo seguramente salga más económico. La Habana requiere de algunos días para conocer sus puntos más fuertes e impregnarse de esa extraordinaria sensación que la ciudad desprende y que muchos turistas en un primer momento no saben apreciar, pero en cuanto se dejan llevar, no quieren abandonar la urbe. La ciudad se divide en varios distritos, pero los que merecen una larga visita son: Habana Vieja, Centra Habana, El Vedado, y si sobra tiempo, el barrio de Miramar merece un paseo. La Habana Vieja es la joya de la corona, ya que conserva monumentos históricos casi intactos. Este barrio posee varias plazas que puede ayudar a guiar la visita. La plaza de la Catedral, suele ser la primera y es donde se halla la catedral de la ciudad, una de las pocas catedrales de estilo barroco cubano. A muy pocos metros se encuentra la Plaza de Armas, un plaza ajardinada donde se puede disfrutar de la brisa marina. Más adelante, y pasando por la Casa del Árabe está La Plaza de San Francisco de Asís. Y por último la bella plaza Vieja, una zona repleta de bares y cafeterías, fachadas de colores y suelos adoquinados, una auténtica joya patrimonial. En La Habana Vieja también se encuentra uno de los bares más famosos del mundo La Bodeguita del Medio, un lugar que ha sido frecuentado por los personajes más ilustres y famosos del mundo. No hay que dejar pasar la oportunidad de degustar un mojito allí y disfrutar del ambiente dicharachero. Más allá de La Habana Vieja está el Malecón, el paseo marítimo de la ciudad donde los habitantes pasan el día escuchando música, pescando o simplemente charlando. Otro de los barrios que hay que conocer es Centro Habana, el cual tiene varios monumentos que hay que visitar como el famoso capitolio y el Gran Teatro de La Habana Alicia Alonso. Además aquí se encuentran alguno de sus museos más interesantes como el de Bellas Artes y el de la Revolución.
Aunque La Habana da para mucho, hay que seguir conociendo el país. La segunda ciudad de Cuba más importante se encuentra en la otra punta de la isla. Estamos hablando de Santiago de Cuba, una ciudad con banda sonora propia. Esta urbe es menos visitada que La Habana pero igual de interesante y llamativa que ésta. La ciudad, cuna del bolero y la trova, dan la bienvenida al visitante con su mejor sonrisa y al son de la música. Para conocer Santiago de Cuba lo mejor es empezar por su mítica plaza, el parque Céspedes, una explanada en el casco antiguo donde los santiagueros hacen su día a día. En esta plaza se halla lo que fue llamada como la casa de Velázquez, y que actualmente es el Museo de Ambiente Histórico, el Palacio de Gobierno y la catedral. Paseando por esta urbe, una de las vías más interesantes es la calle Enramadas. Esta calle es actualmente la principal arteria de la urbe, donde se concentran la mayoría de los comercios, hoteles y restaurantes. Fuera de la ciudad se encuentra otro de los monumentos que hay que visitar en esta ciudad, el Castillo El Morro, una fortaleza militar construida en el año 1700 y declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco.
Después de este baño de cultura e historia en La Habana y Santiago de Cuba, toca darse un baño en las aguas cristalinas del Caribe, y de esto Cuba tiene mucho donde elegir. Uno de sus destinos estrella es el conocido Varadero, una localidad situada muy cerca de La Habana con más de 20 kilómetros de playa, un paraíso para todos aquellos que les guste los deportes acuáticos o simplemente relajarse en la cálida arena. En esta región de Cuba, los servicios turísticos está a la orden del día ofreciendo al turista lo que necesita. A pesar de que Cuba es infinita, La Habana, Santiago de Cuba y Varadero son los mejores embajadores del país. Ven a visitar Cuba, te enamorará.