Viaje a China: Gran Viaje La ruta china de la Seda

Duración 14 día/s, 12 noche/s
  • AGO
  • SEPT
  • OCT
  • NOV
  • DIC
  • ENE
  • FEB
  • MAR
  • ABR
  • MAY
  • JUN
  • JUL
Completo
Gran Viaje: La ruta china de la Seda
DURACIÓN: 14 día/s, 12 noche/s
Completo
Atrévete a descubrir una China diferente

Es probable, viajero que ya sepas que China es un país asombroso, lleno de contrastes y repleto de cosas maravillosas que ver. Lo que seguramente no sepas es que la gran aventura que estás a punto de emprender te permitirá conocer una China que va más allá de lo que cuentan las guías, una China diferente, única, que cambia de color y de forma con cada paso que das, y que te regala continuamente experiencias imposibles de olvidar.

Itinerario

Día 1: España - Beijing. Siente la ilusión de un viaje que acaba de empezar

RÉGIMEN Sin comidas
Transporte Vuelo

Los preparativos ya forman parte del viaje, desde interesarte por los muchos sitios que vas a conocer durante casi dos semanas hasta la última prenda que introduces en la maleta.


Según sales de casa, ya estás en ruta hacia un magnífico viaje, en el que la ilusión y las expectativas hacen menos farragoso el proceso de facturación, espera, embarque, etc. En una pocas horas, viajas rumbo al Lejano Oriente, en un vuelo nocturno que te permitirá dormir y hacer más corta la espera, al encuentro de la legendaria China, además de revisar la información que has recopilado sobre este extraordinario viaje.


Es curioso cómo en unas horas, viajando a lo ancho del planeta, te encontrarás con una cultura y unas tradiciones tan diferentes a las occidentales, con magníficos parajes naturales enclavados en un país enorme del que vas a disfrutar segundo a segundo. Con lugares que has visto toda la vida en los libros, la televisión o internet, como referencias mundiales y que ahora vas a tener la oportunidad de conocer, unidos a otros tantos que te sorprenderán continuamente. ¡Prepárate, viajero, comienza tu gran aventura en China!

Día 2: Beijing. La aventura continúa al aterrizar en Beijing

RÉGIMEN Sin comidas
Transporte Autocar, minibús o van
ALOJAMIENTO Hotel

Lo bueno de volar en horario nocturno es que la espera por llegar a destino, más aún en uno tan extraordinario como el de este viaje, se hace más corta. Has contado los días que faltaban para empezar y ahora estás contando las horas. Puedes dormir, ver una película o una serie, leer un libro, escuchar música, repasar la información que has recopilado sobre el viaje… en menos de lo que esperabas, tu avión toma tierra en el enorme aeropuerto internacional de Beijing.


Desciendes del avión y ya empiezas a comprobar la hospitalidad y la amabilidad del lugar en un entorno repleto de mensajes en caracteres orientales, mientras preparan tu traslado al hotel donde te registrarás para pasar la primera parte de este gran viaje. ¡Bienvenido a Beijing, bienvenido a China!


En tu primer día en Beijing, y después del registro en el hotel y de acomodarte unos momentos en tu habitación, tendrás el resto del día libre para empezar a conocer la ciudad. Tanto si quieres descansar como si quieres aprovechar a fondo la tarde conociendo los alrededores u otras zonas de Beijing, ambas opciones son válidas en una apasionante programa de trece días por este incomparable destino en el continente asiático.

Día 3: Beijing. Todo lo que debes saber de Beijing, en una sola jornada

RÉGIMEN Desayuno y almuerzo
Transporte Autocar, minibús o van
Visitas Panorámica de Beijing
ALOJAMIENTO Hotel

Si todo viaje atesora recuerdos en la memoria de los viajeros, este te va a proporcionar todo tipo de experiencias incomparables, en lugares, urbanos y en plena naturaleza, que te asombrarán por mucho que te hayas preparado ante el encuentro. Tu primer desayuno en el hotel de Beijing precederá a una serie de extraordinarias sensaciones en la incomparable capital de la República Popular de China (que no pertenece a ninguna región o provincia, sino que depende directamente del gobierno de la nación).


Empezarás, nada más y nada menos, que por la Ciudad Prohibida, una evocadora denominación para un entorno cargado de historia y tradición, en el que Bernardo Bertolucci consiguió un exclusivo permiso para recrear la historia de Pu Yi en la célebre película “El último emperador”. Mandada construir por el emperador Yong Le en 1406, fue la residencia oficial de 24 monarcas hasta 1911, y recibe su nombre (también se la conoce como Museo del Palacio Imperial) porque solo la familia imperial y los miembros de la corte podían acceder a ella… el resto de la población no podía, salvo autorización especial. 72 hectáreas, 980 edificios, más de 9.000 habitaciones… te guiarán por este enorme enclave urbano para que te empapes del significado y trascendencia de un lugar único en el mundo, testimonio de la legendaria época imperial, manifestada en la ornamentación y símbolos de partes como el Salón de la Armonía Suprema, el Salón de la Armonía Central y el Salón de la Armonía Conservada.


En esta jornada, viajero, cabe más de un sitio extraordinario, como comprobarás al llegar a la mundialmente conocida Plaza de Tiananmen, un colosal espacio de 44 hectáreas, centro, tanto geográfico como político, de Beijing y que Mao Zedong configuró inspirado en la Plaza Roja de Moscú como escenario de multitudinarios actos institucionales (de hecho, allí se proclamó la República Popular China). El simbolismo de la cultura y tradición orientales también marca este enclave, que significa “Plaza de la Puerta de la Paz Celestial” (no está nada mal el nombre), ya que una gran puerta comunica la plaza con el Palacio Imperial. El actual Gran Palacio del Pueblo, sede de la Asamblea Nacional Popular, el Mausoleo de Mao Zedong, el Museo Nacional de Historia y de la Revolución, el Monumento a los Héroes del Pueblo o la Torre de Tiananmen son algunos de los puntos destacados de este enorme entorno urbano.


A continuación llegará el turno del Palacio de Verano, otro legado de la riqueza imperial china y lugar de descanso de emperadores durante siglos. Construido en 1750, fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1998, reconocimiento a la excepcionalidad de un área de 300 hectáreas repletas de jardines, pabellones, puentes y teatros. Toda una experiencia en la que podrás evocar tiempos pasados de esplendor imperial. Un día a la altura de un gran viaje… ¡Y aún quedan muchos más, viajero!

Día 4: Beijing. La Gran Muralla y el Parque Olímpico de Beijing

RÉGIMEN Desayuno, almuerzo y cena de pato laqueado
Transporte Autocar, minibús o van
Visitas La Gran Muralla
ALOJAMIENTO Hotel

La Gran Muralla China es una de las Siete Maravillas del Mundo Moderno, junto al Taj Mahal de la India; Chichén Itzá, en México; Machu Picchu, en Perú; el Coliseo de Roma, la ciudad de Petra, en Jordania, y la estatua del Cristo Redentor de Río de Janeiro…


Disfrutarás, viajero, de un día especial, muy especial, en un enclave espectacular, cargado de historia, por el que podrás caminar en una de las jornadas más destacadas de este gran viaje, ya que, cerca de Beijing se encuentra uno de los tramos mejor conservados de esta magnífica construcción.


La Gran Muralla China se construyó, hace 2.000 años para protegerse ante la amenaza de pueblos del norte como los mongoles y los manchúes. Un proyecto de tal envergadura (cerca de 20.000 kilómetros, de los que quedan pie unos 10.000) que se convirtió en uno de los sitios más increíbles del planeta, una de las Siete Maravillas del Mundo Moderno y Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO desde 1987. Por suerte, la zona situada al norte de Beijing es una de las más espectaculares y, además, mejor conservadas, así que podrás decir que has pisado una de las mejores partes de una construcción incomparable.


Después de un sabroso almuerzo, aún impactado por la experiencia en la Gran Muralla, podrás conocer otro tipo de construcción, más moderna, pero también marcada tanto por la espectacularidad y la singularidad: el Parque Olímpico construido para los Juegos Olímpicos de Beijing 2008. Empezarás por el Estadio Nacional, centro neurálgico de la actividad deportiva durante los juegos y conocido en todo el mundo como “Nido de Pájaro”, por el colosal enrejado de acero lo rodea, dándole el aspecto de un nido. Y también conocerás el Centro Acuático Nacional, también con apelativo simbólico, en este caso apodado el “Cubo del Agua”, porque su apariencia exterior es la de una caja formada por miles de burbujas.


Pero la jornada acaba ahí, ya que, antes de regresar al hotel, estás invitado a una suculenta cena de bienvenida, con el popular y exquisito pato laqueado al estilo pequinés como plato estrella.

Día 5: Beijing - Xian. La increíble Xi’an te recibe con los brazos abiertos

RÉGIMEN Desayuno y almuerzo
Transporte Tren Alta Velocidad
Visitas Templo del Cielo
ALOJAMIENTO Hotel

Todo un magnífico balance hasta ahora, ¿no viajero? Este gran viaje continúa con paradas muy especiales, gracias a un país milenario, enorme, incomparable, repleto de enclaves prodigiosos. Y en esta etapa llegarás, por la tarde, a Xi’an, otra gran noticia en la agenda de todo viajero que se precie, ya que en ella se encuentra otro destacado punto histórico-artístico en el mapa mundial, los asombrosos guerreros de terracota: pocos yacimientos arqueológicos sorprenden tanto como este.


Antes, conocerás un espectacular enclave en Beijing, el Templo del Cielo, al sur de la Ciudad Prohibida y declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1998. Construido en 1420, seis siglos contemplan a esta edificación que es el templo más grande de China (que ya es decir…) y uno de los lugares más visitados y admirados de toda la capital. Una nueva evocación de la legendaria época imperial en un complejo de edificios en el que destaca el Pabellón por la Oración de la Buena Cosecha, todo un tributo a la agricultura, fundamental para la economía, para la subsistencia de este enorme país.


Después de completar la visita, podrás disfrutar de un sabroso almuerzo antes de emprender rumbo a la ciudad de Xi’an. Un tren de alta velocidad te conducirá hasta Xi’an, capital de la provincia de Shaanxi, en la región centro-este del país. Entre sus más de 3.000 años de historia, destaca la condición de ser el punto de partida de la legendaria Ruta de la Seda (que conectaba, desde el siglo I, con el resto de países del continente) y la capital del imperio chino durante siglos. Si a esto se une la imponente presencia de los guerreros de terracota, no es raro que Xi’an se encuentre entre los lugares más visitados de China, todo un mérito en un país tan enorme y con tanto que ofrecer. Pero habrá que esperar hasta mañana, otro día inolvidable en tu magnífica ruta, ante el que te prepararás con un reparador descanso en tu cama.

Día 6: Xian. Póstrate, oh viajero, ante el inolvidable ejército de terracota

RÉGIMEN Desayuno y almuerzo
Transporte Autocar, minibús o van
Visitas Museo de Guerreros y Corceles de terracota Panorámica de Xi'an
ALOJAMIENTO Hotel

¡Disfruta de tu desayuno estilo buffet, viajero, que te queda un apasionante día por delante y te espera el asombroso encuentro con el Museo de Guerreros y Corceles de Terracota! La cita es a unos 35 kilómetros al noreste de Xi’an, donde se encuentra el mausoleo del emperador Qinshihuang, que se ha convertido, después de años de letargo, en uno de los lugares más admirados e inolvidables de la República Popular China.


Declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1987, el emperador mandó construir este emplazamiento funerario en el siglo III a.C., y decidió que acompañasen su sueño eterno todo ¡un ejército formado por más de 7.000 guerreros tallados en terracota a tamaño natural, con sus respectivos corceles y carros de guerra! Un entierro a lo grande que, curiosamente, quedó en el olvido y permaneció oculto durante más de dos milenios, hasta que unos trabajadores de una empresa hidroeléctrica vieron asomar, en 1974, al primero de los guerreros durante una excavación. Como consecuencia, descubrieron uno de los yacimientos arqueológicos más sorprendentes del mundo, que se puede visitar tanto en su museo (con las muestras más representativas del ejército), como las excavaciones originales, protegidas dentro de un hangar… y quien sabe si todo no acaba ahí, ya que los especialistas no descartan la aparición de nuevas estatuas.


Después del espectacular encuentro con este impresionante ejército inanimado, llegará la hora de almorzar y para prepararse para las experiencias que se vivirán durante la tarde, con destino en el templo Jianfu y la Gran Mezquita del Barrio Musulmán. El primero es otro de las impactantes demostraciones de grandeza de la construcción oriental, ya que este templo budista, que llega a alcanzar los 64 metros, alberga la popular y curiosa Gran Pagoda de la Oca Silvestre. En cuanto a la mezquita, se construyó en el siglo VIII y es una de las más grandes de toda China, con cerca de 13.000 metros cuadrados de superficie. Dos gratos encuentros con la religión y la tradición en tierras chinas, después de los cuales, regresarás al hotel para descansar.

Día 7: Xian - Dunhuang. Camino a la Montaña de las Arenas Sonoras

RÉGIMEN Desayuno
Transporte Vuelo
Visitas Montaña de las Arenas Sonoras con guía local de habla inglesa
ALOJAMIENTO Hotel

Te acercas, viajero, al ecuador de este excelente periplo por tierras asiáticas, en cuya primera parte has podido disfrutar de excepcionales enclaves cargados de historia y simbolismo.


Después de Xi’an, llega el turno de conocer Dunhuang. La jornada empezará con un completo desayuno en el buffet del hotel para, a continuación, recoger el equipaje y trasladarse al aeropuerto local para volar hacia tu nueva ciudad de destino. Dunhuang, en la actualidad con una población de 130.000 habitantes, fue una parte fundamental de la Ruta de la Seda, así como la puerta de entrada a la singular provincia de Xinjiang.


En Dunhuang podrás conocer las impresionantes Grutas de Mogao, una de las diversas razones para detenerse en este lugar en el mundo, del que conocerás, en primer lugar, y a solo seis kilómetros de la ciudad, la Montaña de las Arenas Sonoras y el Lago (o Fuente) de la Luna Creciente.


La primera de ellas ofrece un insólito atractivo natural: el aire hace que las arenas que la cubren con un característico sonido, aún más acentuado cuando alguien se desliza ladera abajo, y se llega a emular el sonido de un trueno (podrás probarlo en persona, viajero). Su arena, que llega a tener hasta cinco colores en función de la zona, sorprende a todos los visitantes que se acercan a este prodigioso paraje natural. Y a sus pies se encuentra el segundo fenómeno natural del día: el Lago de la Luna Creciente, llamado así por la forma de su masa de agua, ubicada en una zona desértica, rodeada de enormes dunas, que recuerdan a montañas. Solo 100 metros de largo y 25 de ancho…


Todo un espectáculo de la naturaleza, mágico, casi irreal, propio de un paisaje de película, en el que los mercaderes de la Ruta de la Seda se refrescaban y preparaban antes de probar los increíbles rigores del desierto de Gobi. Una nueva sorpresa para los sentidos, que impactado de vuelta a tu para disfrutar de un plácido sueño.

Día 8: Dunhuang - Turpan. Las Grutas de Mogao, una visita para el recuerdo

RÉGIMEN Desayuno y almuerzo
Transporte Tren Alta Velocidad
Visitas Visita grutas con guía local de habla inglesa
ALOJAMIENTO Hotel

Te recomendamos disfrutar del sabroso desayuno buffet del hotel para prepararte para una jornada repleta de emociones y sensaciones, ya que conocerás las Grutas de Mogao, a 25 kilómetros de Dunhuang, otro ejemplo de las maravillas en territorio chino famosas en todo el mundo por su espectacularidad y originalidad.


En este caso, viajarás hacia un conjunto de cuevas situadas en un acantilado de 1.600 metros de largo y 50 de alto, que datan del siglo IV y que contienen una impresionante colección de arte en plena naturaleza. Habrá muy pocos lugares en el mundo que te sorprendan tanto como esta zona asiática, en cuyas cerca de 500 grutas (en buen estado, a pesar del paso del tiempo) hay alrededor de 2.500 esculturas y 50.000 metros cuadrados de murales bien conservados.


¡Otra visita para el recuerdo, inimaginable pero real, que has podido conocer en primera persona, viajero! Después de esta imborrable experiencia, podrás almorzar para, a primera hora de la tarde, ir hacia a la estación de ferrocarril de Luiyuan Nan, donde tomarás un tren de alta velocidad con destino a Turpan, en la provincia de Xinjiang. En el hotel de esta ciudad pasarás dos noches, pertenecientes a dos apasionantes jornadas en el corazón de China.

Día 9: Turpan. Jornada de cuevas, restos arqueológicos y mucho más

RÉGIMEN Desayuno y almuerzo
Transporte Autocar, minibús o van
Visitas Visita ruinas con guía local de habla inglesa Visita grutas con guía local de habla inglesa
ALOJAMIENTO Hotel

Ya sabes, por la información previa al viaje, que estas etapas en la provincia de Xinjiang serán también inolvidables, dentro de un recorrido que mantiene el listón muy alto. Y también sabes que debes aprovechar al máximo tu desayuno en el hotel para empezar el día cargado de energías ante todo lo que disfrutarás.


Para empezar, podrás visitar dos de las zonas más conocidas de la zona, como las Ruinas de Gaochang y las Grutas de los Mil Budas (también llamada Bezekilik). En las primeras, podrás comprobar qué ha quedado de la época en el que reinaron los uigures (desde el siglo IX hasta e XIV), en un espectacular entorno de restos de templos, palacios y mercados y su excepcional muralla de la ciudad antigua. En el segundo caso, este sistema de cuevas (cerca de Gaochang) te sorprenderá porque, por ejemplo, alberga los restos de pinturas realizadas entre los siglos VI y X, que representaban escenas de la vida cotidiana como los oficios religiosos. Otros enclaves únicos, insólitos… lo bueno es que el viaje continúa, ¡y a lo grande!


Durante la jornada también podrás conocer el prodigioso sistema montado para distribuir el agua (procedente de las nieves derretidas de las montañas Tianshan) en una zona en la que las altas temperaturas abundan. Los Pozos Karez, construidos hace cientos de años, garantizaban la irrigación subterránea gracias, nada más y nada menos, que a 1.200 canales.


Después visitarás el minarete Emin, conocido también como Su Gong Ta. Construido en el siglo XVIII, su torre de 44 metros se asienta sobre un templo. Otra jornada para el recuerdo, estarás algo cansado pero muy gratificado por todo lo que has presenciado durante el día… llega el turno de descansar en tu cama del hotel en Turpan.

Día 10: Turpan - Urumqi. Llegó el momento de conocer las Ruinas de Jiahoe

RÉGIMEN Desayuno y almuerzo
Transporte Autocar, minibús o van
Visitas Visita ruinas con guía local de habla inglesa
ALOJAMIENTO Hotel

La ciudad de Turpan aún te reserva un sitio más para visitar otro de sus destacados enclaves, como las Ruinas de Jiahoe, un sitio arqueológico a ocho kilómetros al oeste de la ciudad, ya en el desierto, que muestra los restos de una antigua fortaleza, fundada por los gobernantes de la dinastía Han, en cuyo gobierno influyeron las enseñanzas de grandes pensadores orientales como Lao-Tse y Confucio.


Construida en tierra (la mejor conservada en el mundo con este material), esta fortaleza servía para proteger las preciadas mercancías de los numerosos comerciantes que transitaban por la Ruta de la Seda, en un lugar estratégico, como podrás comprobar cuando pises esta zona, dividido en tres zonas: una para la población común, otra para los aristócratas y otra, para los templos. De vuelta al centro de Turpan (por cierto, uno de los sitios más bajos del planeta, más de 150 metros bajo el nivel del mar), toca conocer el bullicio del pintoresco y animado bazar de la ciudad, con todo tipo de artículos, desde los frutos recolectados en los alrededores (como las muy típicas pasas, sandías, albaricoques , etc.), los tejidos autóctonos y los cuchillos típicos de los uigures, la etnia que habita esta región asiática.


Después de esta visita, un sabroso almuerzo dará paso al desplazamiento por carretera hacia tu nuevo destino, Urumqi, la capital de la provincia de Xinjiang. Un viaje de tres horas que terminará en la puerta de tu hotel, donde podrás registrarte y prepararte para la décima jornada de este gran viaje.

Día 11: Urumqi. Bienvenido al Lago Celestial, viajero

RÉGIMEN Desayuno y almuerzo
Transporte Autocar, minibús o van
Visitas Excursión Lago Celestial con guía local de habla inglesa
ALOJAMIENTO Hotel

En estos días de viaje por la provincia de Xinjiang, situada en el extremo noroeste del país, habrás percibido que sus habitantes no se parecen a los de, por ejemplo, Beijing, ¿no, viajero? Sus habitantes no se asemejan a la etnia oriental dominante en el país, sino que tienen rasgos más propios de kazajos, uzbekos y kirguises, y sucede lo mismo con sus costumbres y tradiciones. Más aún con sus paisajes, desérticos frente a la exuberancia de otros rincones de la República Popular China… lo que hace esta parte del viaje aún más interesante, ya que conocerás nuevas culturas y nuevos enclaves que no parecerán chinos.


Conocerás los destinos más interesantes de Urumqi, una importante ciudad con más de tres millones y medio de habitantes.El espectacular Lago Tianchi, también conocido como Lago Celestial o Lago del Cielo, se encuentra, con sus aguas puras y cristalinas, a los pies del Monte Bogda (cubierto de nieve todo el año), y será tu próxima e increíble parada en el camino, que continuará con un sabroso almuerzo y una visita al centro urbano, donde visitarás el Gran Bazar Internacional de Urumqi, de estilo islámico y también conocido como Bazar de Erdaoqiao, cuyos más de 80.000 metros cuadrados de superficie hacen honor a su nombre.


¡Otro gran día en esta gran experiencia, viajero! Después de esta jornada en la que se han combinado la belleza natural con las pintorescas estampas locales, llega el turno de volver al hotel para cenar y descansar unas gratificantes horas.

Día 12: Urumqi - Shanghái. Dejando atrás la insólita provincia de Xinjiang

RÉGIMEN Desayuno y almuerzo
Transporte Vuelo
Visitas Panorámica de Shanghai Visita Templo de Buda de Jade
ALOJAMIENTO Hotel

El suculento desayuno buffet del hotel en Urumqi te dejará listo para emprender viaje por avión a otro de los hitos de este recorrido por la República Popular de China, Shanghai, la metrópoli más abierta, internacional y cosmopolita de toda la nación.


Te dirigirás hacia los Jardines Yuyuan, en la zona norte de la ciudad, creados en el siglo XVI, en tiempos en los que la célebre Dinastía Ming gobernaba el imperio, y gracias a un funcionario que quiso crearlos para sus padres. En medio de los jardines, los estanques y los pabellones, dos minerales surgen con especial protagonismo: una roca de 14 metros, que ofrece una bella panorámica, y una piedra de jade de más de tres metros de altura. Todo un oasis natural en plena ciudad del siglo XXI.


Además de esta incursión en uno de los parques más afamados de China, podrás asistir a uno de los enclaves espirituales más destacados de Shanghai: el Templo del Buda de Jade (otro sugestivo nombre para un templo), un imponente santuario budista que alberga dos estatuas de Buda, ambas de un intenso color verde, una lo representa sentado y otra, recostado. Y el trayecto continúa hasta el malecón, el llamado Bund, que permite contemplar, de un solo vistazo, los contrastes de esta magnífica ciudad: a un lado, los edificios clásicos de estilo colonial y, al otro, las espectaculares vistas del skyline del distrito financiero de la ciudad, llamado Pudong, con la mayoría de los modernos rascacielos de Shanghai.


¡Vaya día, viajero! Shanghai es enorme, pero, al menos, has podido recorrer algunos de sus lugares más apreciados.

Día 13: Shanghái. Una ciudad llena de encanto

RÉGIMEN Desayuno
Transporte Autocar, minibús o van
ALOJAMIENTO Hotel

Buenos días desde Shanghái. Hoy vas a tener todo el día para organizarte a tu aire y conocer lo mejor de esta dinámica ciudad.


Pero primero disfruta del desayuno buffet y planea tu día como mejor te convenga. Recuerda que hoy el almuerzo no está incluido así que ¿por qué no aprovechar y entrar en alguno de los magníficos restaurantes de la zona?

Día 14: Shanghái - España. El inevitable regreso a casa

RÉGIMEN Desayuno
Transporte Vuelo

Un carrusel de emociones, en los que cada día conseguía igualar, incluso superar al anterior, en una tierra muy especial, tan diferente a tu cultura occidental como inolvidable por todo lo que ofrece.


Beijing, Xi'an, Dunhuang, Turpan, Urumqi, Shanghai… han sido los puntos de partida de rutas de recuerdo imborrable, en las que la amabilidad y hospitalidad de la población asiática se ha mezclado con la espectacularidad de las ciudades y sus monumentos y la extraordinaria y singular belleza natural, contigo, viajero, como activo protagonista.


Ha llegado el turno de degustar tu último desayuno en China, en tu hotel de Shanghai, el prólogo al desplazamiento al aeropuerto internacional que, en cuestión de horas, conectará este destino con tu vida cotidiana, desde la que planeaste este magnífico viaje y en la que nos esforzamos al máximo para componer una agenda repleta de sensaciones placenteras y gratas sorpresas en lugares únicos en el mundo. Historia, naturaleza, costumbres… si estas son las bases de un gran viaje, deseamos que tu experiencia en China haya cumplido con tus expectativas. ¡Gracias, viajero!

Alojamientos previstos o similares

Los hoteles previstos según la categoría seleccionada serán los siguientes:

La categoría de los hoteles es primera y primera superior.

Mercure Turpan Downtown
Turpan, China

Mercure Turpan Downtown

Grand Mercure Shanghai Century Park
Shanghai, China

Grand Mercure Shanghai Century Park

Grand Mercure Hongqiao
Shanghai, China

Grand Mercure Hongqiao

V-continent Beijing Parkview Wuzhou
Beijing, China

V-continent Beijing Parkview Wuzhou

Wanda Realm Beijing
Shijingshan, China

Wanda Realm Beijing

Prime Hotel Beijing
Beijing, China

Prime Hotel Beijing

Swisstouches Hotel Xi An
Xi An, China

Swisstouches Hotel Xi An