Viaje a China: Gran Viaje China clásica y Guilin

Duración 11 día/s, 9 noche/s
  • AGO
  • SEPT
  • OCT
  • NOV
  • DIC
  • ENE
  • FEB
  • MAR
  • ABR
  • MAY
  • JUN
  • JUL
Completo
Gran Viaje: China clásica y Guilin
DURACIÓN: 11 día/s, 9 noche/s
Completo
La gran experiencia con la que todos soñamos

¿Qué tiene China que la hace tan especial? Ciudades repletas de actividad y de edificios monumentales, aromas exóticos y sabores deliciosos, templos llenos de misticismo, espacios naturales que quitan el hipo, una historia que se palpa en cada rincón, toda la esencia del lejano oriente… Y tú, viajero, estás a punto de conocer todo eso y mucho más.

Itinerario

Día 1: España – Beijing. Siente cómo te invade la emoción del gran viaje

RÉGIMEN Sin comidas.
Transporte Vuelo

¡Llegó el gran día, viajero! Seguro que anoche te fue difícil conciliar el sueño, sabiendo que hoy empiezas tu gran aventura en China…Te esperan muchos días que, sin duda, llenarás de experiencias y de emoción. Así pues, nuestro consejo es que disfrutes de cada minuto, y que desde el primer instante, nada más levantarte de la cama, te pongas en modo viajero y que aproveches cada momento y cada detalle de este maravilloso viaje: el traslado al aeropuerto, la facturación del equipaje, la cola para embarcar, la búsqueda de tu asiento en el avión y el ansiado instante en que los motores del avión comienzan a rugir, avisándote de que estas despegando.

A partir de ese momento, relájate, ponte cómodo y espera a que el comandante avise por la megafonía del avión que estás a punto de aterrizar y que por fin has llegado a China. Hasta que llegue ese momento, habrás pasado volando la primera noche de tu gran viaje a China. Seguro que has tenido tiempo para soñar con todo lo que tienes por delante, para dormitar un rato o para sacar de la mochila tus guías, mapas y cuadernos de notas, ycon el fin de repasar una vez más los detalles de tu aventura en la República Popular China.

Día 2: Beijing. El primero de una larga lista de días inolvidables

RÉGIMEN Sin comidas.
Transporte Autocar, minibús o van
ALOJAMIENTO Hotel

Seguro que ayer, cuando te subiste al avión y escuchaste al comandante decir la duración del vuelo, pensaste que el trayecto se te iba a hacer eterno. Después, pasaron las primeras horas, esas en las que te lleva en volandas la emoción de empezar una aventura … Durante ese tiempo pudiste ver alguna película a bordo, leer un rato, dormir y soñar con tu apasionante destino. Y así, sin apenas darte cuenta de que el tiempo había pasado, el comandante ha avisado de nuevo que estás a punto de tomar tierra en el aeropuerto internacional de Beijing. Seguro que tu ilusión y tus nervios han aumentado cuando, después de tomar tierra, has comenzado a ver carteles en caracteres chinos, y cientos de personas con los ojos rasgados que te miraban por los pasillos del aeropuerto. No estás soñando, viajero. ¡Ya estás en China!

Poco después de tomar tierra en Beijing y de recuperar tu equipaje, te trasladarán al hotel. Al llegar, podrás registrarte, ocupar tu habitación y disfrutar de tiempo libre durante lo que queda de jornada. Durante ese tiempo, podrás descansar del vuelo, familiarizarte con las instalaciones del hotel, salir a dar un paseo o, sencillamente, hacer cualquier otra cosa que te apetezca. ¡Bienvenido a China, bienvenido a Beijing!

Día 3: Beijing. Jornada de visitas únicas en la capital

RÉGIMEN Desayuno. Comida.
Transporte Autocar, minibús o van
Visitas Panorámica de Beijing
ALOJAMIENTO Hotel

Hoy es uno de esos días que se te quedarán grabados para siempre en la memoria, viajero. En cuanto termines de desayunar, empezarás un recorrido que te permitirá familiarizarte con la esencia de Beijing, capital del país. Por cierto, la ciudad no está integrada en ninguna de las provincias, sino que depende directamente del poder central de la República Popular China. En cuanto termines de desayunar en el hotel, comenzará la primera ronda de visitas de tu itinerario.

La primera parada la harás en la Ciudad Prohibida, un extraordinario complejo palaciego mandado construir por el emperador Yong Le en 1406. Este gigantesco conjunto, fue la residencia oficial de un total de 24 emperadores hasta 1911. Su verdadero nombre es el de Museo del Palacio Imperial, sin embargo, todo el mundo la conoce como Ciudad Prohibida, porque solo la familia imperial y los miembros de la corte podían acceder a ella. El resto de los mortales no podían hacerlo, a no ser que tuvieran un permiso especial. Cuando decimos que la Ciudad prohibida es ‘gigantesca’ o ‘impresionante’, no estamos haciendo una frase hecha. La Ciudad Prohibida se extiende a lo ancho de 72 hectáreas y contiene 980 edificios, en los que hay más de 9.000 habitaciones. De entre todos esos edificios, destacan el Salón de la Armonía Central, el Salón de la Armonía Conservada y el Salón de la Armonía Suprema.

Al terminar el recorrido por la Ciudad Prohibida, te encaminarás a otro de los lugares imprescindibles de la capital China: la Plaza de Tiananmen. Se trata de un espacio colosal, que ocupa una superficie de 44 hectáreas, que puede considerarse el centro, tanto geográfico como político, de Beijing. Tiananmen significa “Plaza de la Puerta de la Paz Celestial”, y recibe su nombre de la gran puerta que comunica la plaza con el Palacio Imperial. En el pasado, la plaza ya fue un lugar importante en la vida social y política de la ciudad, pero cuando Mao Zedong proclamó aquí la República Popular China, este sitio pasó a ser el lugar más relevante de la ciudad. En la Plaza de Tiananmen se encuentran, actualmente, algunos de los edificios más importantes y simbólicos de la capital: el Mausoleo de Mao Zedong, el Gran Palacio del Pueblo, que es la sede de la Asamblea Nacional Popular, el Monumento a los Héroes del Pueblo, el Museo Nacional de Historia y de la Revolución y la Torre de Tiananmen.

La próxima parada de tu itinerario será el Palacio de Verano, un precioso conjunto arquitectónico que, durante siglos, fue lugar de descanso de la familia imperial china. Fue construido en 1750, y en 1998, por recomendación de la UNESCO, pasó a formar parte del Patrimonio de la Humanidad. El recinto ocupa una superficie de 300 hectáreas bellamente adornadas con jardines, puentes, pabellones, y teatros. Antes de regresar al hotel para pasar la noche, podrás asistir, si lo deseas, a un espectáculo de acrobacias chinas, que pondrán broche de oro a una jornada inolvidable.

Día 4: Beijing. A las afueras de Beijing para visitar la Gran Muralla

RÉGIMEN Desayuno. Comida. Cena de pato laqueado.
Transporte Autocar, minibús o van
Visitas La Gran Muralla
ALOJAMIENTO Hotel

Si te gustan las adivinanzas, ahí va una, viajero: ¿Qué tienen en común , el Taj Mahal de la India, el Coliseo de Roma, Machu Picchu, en Perú, la ciudad de Petra, en Jordania, Chichén Itzá, en México, y la estatua del Cristo Redentor de Río de Janeiro? Como sin duda habrás adivinado, todos estos lugares forman parte, al igual que la Gran Muralla China, de la lista de las Siete Maravillas del Mundo Moderno. Así pues, desayuna con calma en el hotel y prepárate para vivir una de las experiencias más extraordinarias de todo tu gran viaje. No todos los días se visita un lugar tan excepcional…

La Gran Muralla tiene más de 2.000 años de antigüedad y la construyeron los chinos para blindarse frente a las incursiones de los pueblos bárbaros, como mongoles y manchúes, que vivían al norte de su territorio. La muralla está considerada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO desde 1987.

Se calcula que este imponente muro llegó a medir 21.196 kilómetros, de los que solo quedan en pie alrededor de 10.000. Muy cerca de Beijing, a tan solo unos kilómetros al norte de la ciudad, se encuentra una de las secciones mejor conservadas y más impresionantes de la muralla. Como ya habrás adivinado, viajero, esta parte es la que visitarás hoy.

Después de almorzar, te llevarán de vuelta a la capital para que puedas contemplar el exterior de algunos de los estadios que se levantaron para la celebración de los Juegos Olímpicos de Beijing 2008. Uno de ellos es el Estadio Nacional, una increíble construcción, que fue centro de la actividad deportiva durante los juegos, y que es conocida como “Nido de Pájaro”. El sobrenombre se debe a un colosal enrejado de acero, que envuelve al estadio y que le da el aspecto de un nido. El otro edificio que podrás admirar es el Centro Acuático Nacional. Su diseño es obra del estudio PTW Architects. Su apariencia exterior es la de una caja formada por miles de burbujas, lo que hace que el pabellón sea conocido como “Cubo del Agua”. Después de las visitas de la muralla y de los edificios olímpicos, asistirás a una cena de bienvenida, en la que el pato laqueado al estilo pequinés será el principal atractivo gastronómico. Después, volverás al hotel para dormir.

Día 5: Beijing – Xi’an. Saliendo de Beijing con rumbo a Xi’an

RÉGIMEN Desayuno. Comida.
Transporte Tren Alta Velocidad
Visitas Templo del Cielo
ALOJAMIENTO Hotel

La visita de la Gran Muralla marcó ayer todo un hito en tu viaje … Pero tranquilo, no será el único, ni el último de tu aventura en este legendario país. La ciudad a la que irás hoy esconde un impresionante tesoro: los guerreros de terracota, famosos en el mundo entero. Pero no nos adelantemos, esa visita todavía tendrá que esperar unas horas. La jornada de hoy, como de costumbre, empezará con un desayuno en el hotel. Después, vendrán a recogerte para llevarte a conocer el último de los puntos emblemáticos de la capital: el Templo del Cielo.

El conjunto se halla situado al sur de la Ciudad Prohibida, fue mandado construir en 1420 y fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1998. El templo, es el más grande de toda China y su imponente arquitectura nos habla de la gloria del pasado imperial de Beijing. De todos los edificios integrados en el recinto, el más bello y popular es el Pabellón por la Oración de la Buena Cosecha. Una vez terminada esta visita, podrás reponer fuerzas con un almuerzo.

Después de comer, te dirigirás a la estación de ferrocarril. Allí tomarás un tren de alta velocidad que te llevará a Xi’an, tu próximo destino. En la actualidad, esta ciudad es la capital de la provincia de Shaanxi, en la región centro-este de China, sin embargo, la ciudad cuenta con más de 3.000 años de historia. En el pasado, fue durante siglos capital del imperio chino y punto de partida de la Ruta de la Seda. Además, es el lugar en el que descansan el extraordinario ejército de guerreros de terracota y otras maravillas increíbles. No obstante, para disfrutar de estas experiencias tendrás que esperar hasta mañana. Hoy solo queda tiempo para que te registres en el hotel de Xi’an y subas a tu habitación para descansar.

Día 6: Xi’An. El ejército más antiguo que has visto jamás

RÉGIMEN Desayuno. Comida.
Transporte Autocar, minibús o van
Visitas Museo de Guerreros y Corceles de terracota Panorámica de Xi'an
ALOJAMIENTO Hotel

Esperemos que hayas dormido bien, viajero. Las experiencias que te esperan en el día de hoy van a requerir de toda tu atención y energía. Así pues, da buena cuenta del desayuno estilo buffet que te ofrece el hotel y repón tus energías, porque, en cuanto termines de desayunar, te llevarán a uno de los lugares más espectaculares de todo tu gran viaje a China: el Museo de Guerreros y Corceles de Terracota.

Este enclave, realmente sobrecogedor, se encuentra a unos 35 kilómetros al noreste de Xi’an y fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1987. El emperador Qinshihuang mandó construir, en el siglo III a.C., un ejército integrado por más de 7.000 guerreros, fabricados a tamaño natural en terracota, con el fin de que le acompañaran en la otra vida. Este ejército estaba pertrechado con sus respectivos corceles y carros de guerra, fabricados con el mismo material. El mausoleo quedó olvidado bajo tierra, y permaneció sepultado durante más de 2.000 años hasta que, en 1974, fue descubierto, por casualidad, por unos obreros que realizaban trabajos hidroeléctricos en la zona. En la actualidad, se puede visitar tanto el museo, en el que se exponen las muestras más representativas del singular ejército, como las excavaciones originales, que se encuentran protegidas dentro de un hangar gigantesco. Por cierto, no se descarta encontrar más restos en el sitio arqueológico.

Tras concluir la visita al lugar donde descansan los misteriosos guerreros de terracota, será la hora de almorzar. Después, podrás continuar tu recorrido por los lugares más interesantes de Xi’an: la Gran Mezquita del Barrio Musulmán y el templo Jianfu.

Este último es el santuario más importante de la ciudad, ya que en él se encuentra la Gran Pagoda de la Oca Silvestre, un templo budista que alcanza 64 metros de altura. Por su parte, la mezquita fue construida en el siglo VIII, y con sus aproximadamente 13.000 metros cuadrados de superficie es una de las más grandes de toda China. Una vez terminado el recorrido previsto en el itinerario, podrás regresar al hotel de Xi’an para pasar la noche.

Día 7: Xi’an – Guilin. En avión hacia la bella Guilin

RÉGIMEN Desayuno.
Transporte Vuelo
ALOJAMIENTO Hotel

Estamos seguros de que, durante mucho tiempo, guardarás fresco en tu memoria todo lo vivido a lo largo de la jornada de ayer en Xi’an …¿no es cierto, viajero? No obstante, ha llegado el momento de abandonar esta maravillosa ciudad y de poner rumbo a Guilin, tu siguiente destino. En cuanto termines el desayuno estilo buffet del hotel, te dirigirás al aeropuerto de Xi’an y tomarás un vuelo hasta la encantadora ciudad de Guilin, famosa por la belleza de sus paisajes. En cuanto desembarques del avión y mires a tu alrededor, te bastarán un par de minutos para descubrir el por qué de esa merecida fama.

Guilin está situada al sur de China, relativamente cerca de las ciudades de Macao, Guangzhou y Hong Kong y pertenece a la región autónoma de Guanxi Zhuang. Tanto el área urbana como las tierras que la rodean son de una extraordinaria belleza paisajística, caracterizada por las singulares formaciones rocosas a ambas orillas del río Li, por los bonitos edificios tradicionales del casco histórico, por las colinas llenas de vegetación, y por la colina de la Trompa de Elefante, que es todo un símbolo de la ciudad.

Pero no nos adelantemos, viajero, verás todo lo que hay que ver y disfrutarás de todo lo que haya que disfrutar, pero eso tendrá que esperar a mañana… Cuando llegues a Guilin, no quedará tiempo para visitas, solo para registrarte en el hotel, cenar algo y subir a tu habitación para descansar.

Día 8: Guilin. Jornada de experiencias en la naturaleza

RÉGIMEN Desayuno. Comida.
Transporte Autocar, minibús o van
Visitas Crucero por el río Li Gruta de Flautas de Caña
ALOJAMIENTO Hotel

Hasta ahora, viajero, para hacer los itinerarios de tu viaje por China, has usado diferentes medios de trasporte: avión, tren, autobús. Hoy, en tu gran aventura por el Lejano Oriente, podrás añadir el barco a tu lista. En cuanto termines de desayunar en el hotel, te llevarán al muelle de Guilin para embarcar en un crucero. Sí, sí, has leído bien: ¡un crucero! A bordo del barco navegarás por las tranquilas aguas de color esmeralda del río Li. Sin duda, será una experiencia inolvidable. A lo largo de este relajante paseo podrás contemplar las formaciones kársticas, que se han generado como consecuencia de miles de años de erosión y que han hecho famosa a Guilin. También verás acantilados, bosques de bambú, pueblos agrícolas, grutas, y colinas llenas de vegetación. Para redondear la experiencia, se servirá un almuerzo a bordo del barco. ¡Que aproveche!

Por la tarde, podrás conocer la pintoresca Cueva de las Flautas de Caña, a las afueras de Guilin. Se trata de una gruta de 240 metros de longitud en la que hay numerosas estalactitas y estalagmitas. En sus paredes también podrás ver multitud de inscripciones realizadas entre los siglos VII y X, durante el reinado de la Dinastía Tang. Una vez terminada la visita a la Cueva de las Flautas de Caña, podrás volver al hotel para pasar la noche.

Día 9: Guilin – Shanghai. ¡Hacia la gran Shanghai!

RÉGIMEN Desayuno.
Transporte Vuelo
ALOJAMIENTO Hotel

En cuanto termines el desayuno estilo buffet del hotel, te dirigirás al aeropuerto de Guilin para tomar un avión con destino a Shanghai, la metrópoli más cosmopolita, abierta, e internacional del país. Shanghai, con sus más de 20 millones de habitantes, es la ciudad más poblada de China y, según las Naciones Unidas, la segunda con más habitantes del mundo, solo superada por Tokio, en Japón. Se encuentra situada en el extremo oriental del país, justo en el delta que forma el río Yangtsé en su desembocadura en el mar de la China Oriental.

Esta megalópolis es una de las cuatro ciudades chinas que no están integradas en ninguna región autónoma, ni provincia, sino que dependen directamente del poder central de la República Popular China. Las otras tres son Tianjin, Chongqing y Beijing.

En Shanghai podrás visitar una serie de lugares notables. Entre ellos están: el malecón de la ciudad, los jardines Yuyuan, el Templo del Buda de Jade, el barrio antiguo… Pero todo esto tendrá que esperar hasta mañana. Cuando llegues a esta increíble ciudad no quedará tiempo para visitas. Desde el aeropuerto te llevarán directamente al hotel. Donde podrás registrarte y subir a tu habitación para descansar.

Día 10: Shanghai. Un tour inolvidable por Shanghai

RÉGIMEN Desayuno. Comida.
Transporte Autocar, minibús o van
Visitas Panorámica de Shanghai
ALOJAMIENTO Hotel

¡Buenos días, viajero! Estamos convencidos de que, desde que empezaste a planear tu gran viaje a China, Shanghai se te apareció, desde el principio, como una de las ciudades que más ilusión te hacía visitar y como uno de los principales atractivos del itinerario. Y es lógico, porque esta megalópolis es un lugar apasionante, lleno de cosas que ver y de experiencias que vivir… Por ello, ¡ánimo viajero! En cuanto termines el desayuno estilo buffet del hotel, podrás ir a conocer los lugares en los que reside el espíritu de esta ciudad.

En primer lugar, visitarás los Jardines Yuyuan, en la zona norte de Shanghai. Contienen numerosos estanques y pabellones, que se integran en un conjunto de belleza y armonía. Los jardines también están llenos de historia, ya que datan del siglo XVI, época en la que la Dinastía Ming gobernaba el imperio.

La siguiente parada la harás en el Templo del Buda de Jade, un extraordinario santuario budista que alberga dos estatuas de Buda -una sentada y la otra recostada- de un intenso color verde. La última parada la harás en el malecón de la ciudad, conocido como Bund, por donde podrás pasear y saborear los contrastes que ofrece Shanghai. A un lado, en el propio malecón, los edificios clásicos de estilo colonial que reflejan el paado y, al otro lado del río, las impresionantes vistas del perfil de los edificios del distrito financiero llamado Pudong, en el que se encuentran la mayor parte de los rascacielos de la megalópolis del siglo XXI.

Una vez terminadas las actividades de la jornada, podrás volver al hotel para ponerte cómodo, cenar algo y recordar los maravillosos lugares que has conocido hoy. ¡Qué pases buena noche!

Día 11: Shanghai – España. ¡Hasta la vista, China!

RÉGIMEN Desayuno.
Transporte Vuelo

Beijing, Xi'an, Guilin, Shanghai… Estamos convencidos de que Los paisajes que has contemplado, las ciudades que has visitado y las experiencias que has vivido han dejado en ti una huella imborrable. Estamos seguros de que, a cada paso que has dado en este maravilloso país, tu memoria viajera se ha llenado de recuerdos que no olvidarás. Ahora, lamentablemente, ha llegado el momento de partir. Atrás queda una gran aventura, pero te llevas contigo un trocito de China cerca de tu corazón.

Una vez que hayas tomado tu último desayuno en el hotel de Shanghai, y, a la hora convenida, vendrán a recogerte para llevarte al aeropuerto internacional de Shanghai. Allí tomarás un avión que, siguiendo el mismo trayecto que el que te trajo hace unos días, pero esta vez volando en dirección oeste, te llevará de vuelta a España. Gracias, viajero, por dejarnos compartir contigo esta extraordinaria aventura, y gracias también por volar con tu imaginación en un nuevo viaje, hacia un nuevo destino…

Alojamientos previstos o similares

Los hoteles previstos según la categoría seleccionada serán los siguientes:

La categoría de los hoteles es primera y primera superior.

Grand Mercure Shanghai Century Park
Shanghai, China

Grand Mercure Shanghai Century Park

Grand Mercure Hongqiao
Shanghai, China

Grand Mercure Hongqiao

V-continent Beijing Parkview Wuzhou
Beijing, China

V-continent Beijing Parkview Wuzhou

Wanda Realm Beijing
Shijingshan, China

Wanda Realm Beijing

Prime Hotel Beijing
Beijing, China

Prime Hotel Beijing

Swisstouches Hotel Xi An
Xi An, China

Swisstouches Hotel Xi An