Viajes a Israel

Descubre los mejores circuitos y viajes a Israel

Disfruta de todas las ventajas y comodidades que te ofrecen estos viajes organizados a Israel, circuitos hechos a tu medida, para que solo pienses en disfrutar. Los circuitos y viajes más completos a Israel te están esperando, rutas en las que podrás conocer Nazaret, Jerusalén, Galiléa y cómo no, el Mar Muerto, además de degustar una de las gastronomías más exquisitas de Asia. Vive una experiencia única en un país con mucho que ofrecer.

CIRCUITOS
7 circuitos
Israel: Israel y Jordania... Donde todo comenzó especial mayores

Israel, 8 días

Visitando: Tel Aviv, Nazaret, Lago y sus Entornos, Tabgha, Jerash, Petra, Madaba, Monte Nebo, Amman, Jericó, Mar Muerto, Jerusalén, Belén

Conoce los maravillosos rincones de Israel y Jordania. En este circuito visitarás auténticos tesoros como el monte de los Olivos en Jerusalén, el templo del Tesoro en Petra o el disfruta de un baño en el mar Muerto.

Completo
Israel: Israel Express

Israel, 6 días

Visitando: Tel Aviv, Cesárea, Galilea, Nazaret, Belén y Jerusalén

Adéntrate en un país único en este circuito completo a Israel. Explora la Gruta del Pesebre en Nazaert, refréscate en el Mar Muerto y visita el Santuario del Libro en Jerusalén.

Completo
Israel: Israel Esencial - Domingos

Israel, 8 días

Visitando: Tel Aviv, Cesarea, San Juan de Acre, Galilea, Nazaret, Belén y Jerusalén

Sumérgete en la cultura judía de Israel en este circuito. Descubre la cara más moderna en Tel Aviv, visita la Carpintería de San José en Nazaret y enamórate del Jardín de Getsemaní en Jerusalén.

Completo
Israel: Israel Express y Mar Muerto

Israel, 8 días

Visitando: Tel Aviv, Cesárea, Galilea, Nazareth, Belén, Jerusalén y Mar Muerto

Descubre el patrimonio y naturaleza de Israel en este circuito organizado. Recorre el moderno paseo marítimo de Tel Aviv, siente los beneficios del agua del Mar Muerto y admira la Gruta del Pesebre en Belén.

Israel: La Tierra Prometida que promete

Israel es parte de la Tierra Santa. Su riqueza cultural se debe a que este país es cuna del judaísmo y del cristianismo y también que es tierra sagrada para los musulmanes. En ella se encuentran lugares muy atractivos, tanto para turistas como para creyentes, como son Nazaret, Jerusalén o el Monte del Templo. Además, se encuentra la ciudad multicultural y globalizada de Tel Aviv. Por otra parte, en lo que concierne a la belleza natural, se encuentran preciosas playas mediterráneas, el Mar Muerto, el Mar Rojo, oasis en riscos áridos, altas montañas y el largo Sendero Nacional de Israel marcado por paisajes bíblicos.

Situada en Oriente Próximo, en la parte sudoriental del Mediterráneo, Israel tiene 22.145km2 y más de 8 millones y medio de habitantes. El clima varía según lo cerca o lejos que se esté de la costa, pasando de uno mediterráneo si es cercano a ella a uno propiamente continental si es lejano. Israel es parte de la Tierra Santa o Tierra Prometida y una de las pruebas de ello es el extenso recorrido del Sendero Nacional. Con aproximadamente 1.000km de longitud, el sendero pasa por varios paisajes bíblicos. Además, en estas tierras, peregrinos cristianos y turistas tienen la posibilidad de visitar lugares ligados al nacimiento de Jesús en Belén, a su ministerio en Nazaret y alrededor del mar de Galilea o a la crucifixión en Jerusalén. Por otra parte, los musulmanes tienen el Al-Haram ash-Sharif de Jerusalén y la famosa y espectacular Cúpula de la Roca. Para los judíos este mismo lugar es el Monte del Templo, siendo el Muro de las Lamentaciones el lugar culto para ellos. Otros lugares culturales a visitar en Israel son las ciudades de Masada y Jericó, ambas con un alto valor arqueológico. También tiene un gran atractivo turístico la costera Tel Aviv, en ella se contempla la multiculturalidad y la globalización entre rascacielos. Por lo que respecta al panorama natural cabe destacar las preciosas playas mediterráneas, los fantásticos mares Muerto y Rojo, las altas montañas de los Altos del Golán y los desiertos como los de Judea o Néguev.
La capital de Israel, Tierra Prometida, es Jerusalén en donde se encuentran auténticas joyas patrimoniales como la Cúpula de la Roca, dorada y reluciente, sobre una base octogonal de color turquesa. Al-Haram ash-Sharif es tal y como la reivindican los musulmanes, mientras que, por otra parte, los judíos la reclaman como Monte del Templo y rinden culto en el famoso e histórico Muro de las Lamentaciones.

Otro lugar de gran interés cultural es Nazaret, una ciudad llena de espectaculares iglesias, basílicas, mezquitas y santuarios. También, con un gran interés arqueológico, son de obligada visita las urbes de Masada y Jericó.

Tel Aviv es, sin lugar a dudas, una urbe costera por la que hay que pasar. En ella, además de sus fantásticas playas mediterráneas llenas de bares y tiendas con la posibilidad de practicar surf, se encuentran espectaculares arquitecturas modernas, rascacielos, globalización y multiculturalidad.

Israel también goza de privilegiadas riquezas naturales, tal y como son sus playas, montañas, ríos, oasis y desiertos. Así pues, la Tierra Santa israelí aguarda magníficas playas como las que se pueden encontrar en Tel Aviv, el fantástico mar Muerto, en donde los bañistas flotan; los Altos del Golán y su famoso y bello monte Hermón e impresionantes desiertos como el de Judea o Néguev.

Por último, ideal para exploradores y aventureros y para todo aquel que quiera realizar una visita completa, se encuentra el Sendero nacional. Se trata de una ruta de 1.000km que recorre el país de norte a sur. Entre paisajes bíblicos, con un promedio de unos 45 días para recorrerlo enteramente, con ayuda de los “ángeles del sendero” el excursionista caminará desde Dan, cerca de la frontera con Líbano al norte, hasta Eilat, al sur junto al Mar Rojo, pasando por lugares de encanto con privilegiadas vistas.