Viaje a Japón: Circuito Lo mejor de Japón

Duración 11 día/s, 9 noche/s
Desde 4.229 €
Ver disponibilidad
Gran Viaje: Lo mejor de Japón
DURACIÓN: 11 día/s, 9 noche/s
Desde 4.229 €
Ver disponibilidad
Una armonía heredada

Pasado, presente y futuro confluyen en Japón, un destino que va a suponer un punto de inflexión en tu diario de viajes. Pocos rincones del planeta te van a permitir viajar de los tiempos feudales al futuro en escasos metros; Japón tiene ese poder. ¡Y eso te va atrapar! Luces de neón, karaokes, rascacielos o tiendas con lo último en tecnología conviven con templos, santuarios, castillos y jardines que recuerdan el pasado glorioso de Japón. Todo eso y mucho más te espera a lo largo de este circuito por Osaka, Kobe, Kioto, Kanazawa y Tokio, en el que tampoco faltará el contacto con la gastronomía japonesa, fiel reflejo de sus gentes. Serenidad y bullicio, tradición y vanguardia, naturaleza y urbe. Japón lo tiene todo y te va a dejar una huella imborrable.

Itinerario

Día 1: España – Osaka. Rumbo a Japón

RÉGIMEN Sin comidas.
Transporte Vuelo

No hay tiempo que perder. Tras una última revisión del equipaje y la documentación, pones rumbo al aeropuerto. La aventura ya ha empezado así que es hora de tomar asiento, ponerse cómodo y relajarse.

Siempre puedes aprovechar el vuelo para repasar aquellas expresiones que sí o sí vas utilizar durante tu viaje: un «gracias» o un «lo siento» pronunciado en japonés siempre será muy bien aceptado por los locales, que lo interpretarán como muestra de respeto hacia su cultura.

Después de pasar tu primera noche en el aire, desembarcarás en Osaka, la principal ciudad de la región de Kansai. Además de sus atracciones, te sorprenderá el carácter desenfadado de sus gentes así como el gusto por el buen comer.

Día 2: Osaka. Primera parada

RÉGIMEN Sin comidas.
Transporte Transporte público o a pie
ALOJAMIENTO Hotel

Tras aterrizar en Osaka y una vez hayas desembarcado, no deberás preocuparte de cómo llegar hasta el hotel por tu cuenta. A tu salida, encontrarás un representante que te guiará hasta el vehículo que te conducirá hasta tu alojamiento.

Durante el trayecto, podrás hacerte una ligera idea de lo que te espera en este destacado puerto y centro industrial: una arquitectura de primer nivel y una amplia oferta gastronómica nada despreciable. Seguro que ya vienes con la idea de comer takoyaki y okonomiyaki. ¡Excelente opción!

Esta primera jornada será clave para adaptarse al ritmo de la ciudad y recuperar fuerzas antes de lanzarte a explorar las principales atracciones. Si todavía no tienes tu lista de imprescindibles, dedícale un tiempo a confeccionarla. Así conseguirás exprimir al máximo tu estancia.

Día 3: Osaka. Entre castillos y barrios modernos

RÉGIMEN Desayuno.
Transporte Transporte público o a pie
Visitas Panorámica Osaka
ALOJAMIENTO Hotel

Esta mañana despiertas deseando conocer el castillo más famoso de toda la ciudad. Es totalmente diferente a los castillos medievales europeos a los que estás acostumbrado. Así que prepara tu cámara, ¡no nos gustaría que te quedaras sin batería! Esta famosa construcción empezó a levantarse en el año 1583, convirtiéndose así en el mayor castillo del momento.

Desde su creación hasta nuestros días ha ido sufriendo destrozos parciales y las remodelaciones se han sucedido en el tiempo. Lo que es innegable es la belleza del lugar, una oda a la arquitectura de la época que te cautivará tan solo viendo su conjunto desde el exterior. Es la postal ideal para recordar Osaka.

El castillo está rodeado por un foso y unos bellos jardines que lo hacen especial al destacar entre la arquitectura moderna que caracteriza el resto de la ciudad. En primavera los más de 600 cerezos del lugar florecen así que si lo visitas durante estos meses podrás gozar de un espectáculo único de la naturaleza. ¡Que afortunado!

Otra parada imprescindible será el distrito de Dotonbori. La modernidad se abre paso en las calles que forman este luminoso barrio. Verás cómo contrasta totalmente con la visita anterior. Repleto de neones y luces en sus edificios y con un bello canal que lo cruza, este barrio hace de la ciudad de Osaka una de las más cosmopolitas de Japón. Así que déjate seducir por sus bulliciosas pero a la vez ordenadas calles y observa como la cultura japonesa más actual, tal y como te la habías imaginado, existe. Aquí la comida más famosa es el okonomiyaki, una especie de tortilla que se hace al momento y se le añaden los ingredientes que el comensal desea.



Como después de comer te quedarán libres varias horas de la tarde el barrio Den Den Town puede ser la opción perfecta para rodearnos de lo más friki de Japón. Este extravagante lugar te dará para numerosas opciones de entretenimiento y diversión, pues aquí podrás encontrar desde tiendas de comics hasta cafeterías con camareras vestidas de colegiales o establecimientos para comprar figuritas y películas manga. Si te chifla la tecnología también es el lugar ideal para adquirir los productos de último modelo o consolas de varios años atrás para los más nostálgicos. ¿Alguna figurita manga con la que quieras volver a casa? ¡Esta es tu oportunidad!

Día 4: Osaka - Himeji - Kobe. Dos destacados nipones

RÉGIMEN Desayuno.
Transporte TrenAutocar, minibús o vanTren bala
Visitas Castillo de Himeji Jardín Koko-en
ALOJAMIENTO Hotel

Hoy pondrás rumbo a Kobe, donde pasarás la siguiente noche. Pero por el camino te esperan gratas sorpresas que no te gustaría perderte. Conocerás un lugar de ensueño, que parecerá sacado de una auténtica película japonesa: el Castillo de Himeji. Es uno de los más bien conservados del mundo medieval japonés y se le conoce también como “La Garza Blanca” por su color blanco y su figura esbelta. Este lugar fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en 1993 y todo su entorno es espectacular. Elevado sobre una colina a 92 metros por encima del nivel del mar esta construcción de madera conserva varias estancias sin modificar desde su creación. Su estructura es la típica de la época, y su función cuando se inició la obra, en 1581, era defender la región de posibles conflictos.

A continuación no tendrás que desplazarte demasiado lejos para seguir gozando de la armónica belleza japonesa. El bello jardín de Koko-en se encuentra muy cerca del castillo y está compuesto por nueve jardines tradicionales japoneses diseñados en 1992. Los jardines de Himeji son considerados unos de los más bellos del país, y su visita es altamente recomendable en cualquier época del año, aunque eso sí, si tu viaje es en primavera gozarás del florecimiento de los árboles, un acontecimiento que no quieren perderse ni los locales ni los extranjeros.

Día 5: Kobe – Kioto. No te olvides de Kobe

RÉGIMEN Desayuno.
Transporte Tren
Visitas Templo Kinkaku-ji
ALOJAMIENTO Hotel

Amaneces en Kobe, la ciudad que te acoge por poco tiempo pero que seguro calará muy hondo en tu corazones y en tus recuerdos. La particular belleza de esta urbe la asumirás a través de dos de sus barrios más destacados: el Kobe Harbor Land y Kitano Ijinkan. El primero, cercano al puerto, posee un centro comercial al que todos los locales acuden para realizar sus compras. Sí lo has oído bien, destaca por concentrar el shopping de la ciudad, ¿quieres adquirir algún recuerdo?

Aunque parezca un tanto extraño que donde mejor puedas explorar la cultura japonesa de Kobe sea yendo de compras, deberás saber que la popularidad de este barrio se debe a que los japoneses adoran la tecnología y suelen acudir regularmente a este sitio. Así que, sin vacilación alguna, puede ser una de las mejores inmersiones culturales que hagas en esta ciudad.

Cambiando radicalmente de entorno, en Kitano se emplazan las grandes mansiones coloniales, por lo que el aspecto del lugar será completamente diferente. Aquí discurrirás entre estrechas calles con grandes residencias, cada una con un pasado y una historia que confieren a este distrito un carácter único. Lo comprobarás de primera mano en la mansión Kazamidori, convertida en símbolo de este distrito por su fachada de ladrillos y declarada patrimonio cultural de Japón. Esta bella casa fue la residencia de un importante mercader alemán llamado Gottfried Thomas.

Kioto aguarda tu llegada, así que ha llegado el momento de cambiar de ciudad. Te esperan también unas jornadas intensas en esta metrópoli. Para ir abriendo boca el imponente templo Kinkakuji, equivalente a Pabellón Dorado en español. Este impresionante templo zen tiene las paredes exteriores de sus dos pisos superiores cubiertas con pan de oro. Por eso, y por su importancia histórica, la Unesco lo declaró Patrimonio de la Humanidad y es, además, un monumento histórico de la antigua Kioto.

Todo el entorno que lo envuelve es igualmente particular, formando un encuadre único donde la vegetación y las aguas del estanque llamado Espejo de agua proporcionan un bello paisaje para ser detenidamente observado.

El plato fuerte del día será el barrio de geishas más tradicional del país: Gion. Aquí podrás observar en primera persona el ir y venir de las geishas dirigiéndose a las casas de té o a las casas de geishas. Pasear por aquí supone retroceder en el tiempo, gozarás visitando las tiendas tradicionales de ornamentos, maquillaje, calzado, dulces… ¿Te animas a pintarte los labios a lo geisha?

Día 6: Kioto. Historia en la actualidad

RÉGIMEN Desayuno.
Transporte A tu aire
ALOJAMIENTO Hotel

El corazón de la ciudad puede ser un buen punto de partida para un día que promete emociones fuertes. Aquí se concentran algunos de los monumentos más emblemáticos de Japón, como el Castillo de Nijo, declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. Este conjunto de grandes palacios se construyó en 1603 por orden del primer shogun de Tokugawa, Ieyasu. Sus delicadas tallas de madera y paneles te dejarán boquiabierto. Por no hablar de sus suelos, conocidos con el nombre de «ruiseñor» por el ruido que emiten al ser pisados. En el Palacio Imperial (Kioto Gosho), situado también en pleno centro, podrás pasar asimismo varias horas contemplando sus altos muros y estructuras arquitectónicas. Aunque, eso sí, antes deberás solicitar una visita guiada en la Oficina de la Casa Imperial o delante de sus edificios.

Seguro que después de tanta visita cultural, te apetece relajarte. Bañarse en un onsen, un baño termal típicamente japonés, puede ser una alternativa a contemplar si te gustan las experiencias genuinas y estás dispuesto a abandonar el pudor, ya que se disfrutan en desnudo. Una vez en su interior, alcanzarás un estado de absoluta relajación y felicidad. Es lo que los japoneses conocen como el yudedako. No te vamos a desvelar nada más, ¡tienes que vivirlo en primera persona!

Si todavía conservas energía y dispones de tiempo, acercarse hasta Gion e Higashiyama es un buen plan. De esta amplia zona no te puedes perder el Pabellón de Plata, un icónico templo con hermosos jardines que te hará viajar a otra época, como también lo hará el Camino de la Filosofía, un sendero natural próximo que invita a relajarse y sentarse en alguno de sus cafés.

Día 7: Kioto - Arashiyama – Takayama. Entre bambús

RÉGIMEN Desayuno. Cena.
Transporte TrenTren bala

La famosa zona de Arashiyama tiene todo lo que puedas desear: naturaleza, tradición, arquitectura, ocio… ¿Se te ocurre algo más? ¡Pues añádelo a la lista! Los inmensos bambús de este bosque te adentrarán a la cultura local, y sentirás que, ahora sí, te envuelve el auténtico Japón milenario. Podrás pasear entre su belleza natural y te podrás tomar un tiempo para visitar el templo zen Tenryuji, sin duda, el más importante de Arashiyama. ¡Valdrá la pena!

Este recinto fue levantado en el año1339, después de que un shogun o un sacerdote (según la versión) soñara que de un río cercano salía un dragón. Aunque la arquitectura es de lo más bella, lo que de verdad se llevará tu atención será el hermoso jardín zen que envuelve el templo, el cual incluye un lago que refleja la belleza de los cambiantes colores de los árboles colindantes. En otoño los ocres acompañan tanto a la naturaleza como a su reflejo, y en primavera los salvajes cerezos en flor cubren todo el paisaje de unas tonalidades blancas y rosáceas que seguramente te costará olvidar en años. El Templo Celestial del Dragón, como puede llamarse en español, es actualmente la sede de la escuela Rinzai del Budismo Zen. ¿Te apetece conocerlo?

El día de hoy terminará en Takayama, donde pasarás una noche única gozando de una cena y alojamiento de un estilo tradicional japonés de lo más auténtico. Como has podido comprobar hasta el momento, ¡todo vale la pena en este recorrido, aprovéchalo!

Día 8: Takayama - Shirakawago – Kanazawa. En plenos Alpes

RÉGIMEN Desayuno.
Transporte Autocar, minibús o van
Visitas Shirakawago y una de sus típicas casas tradicionales
ALOJAMIENTO Hotel

Amanecer en Takayama es un regalo para la vista. Los cercanos Alpes japoneses le confieren un plus de magia. Tanto es así que muchos la consideran la joya de la corona de Gifu.

Además de por sus coloridos festivales de primavera y otoño, Takayama atrae a visitantes de todo el globo debido a su singular arquitectura. Prueba de ello es su centro histórico, Sanmachi, repleto de pintorescos edificios. La mejor forma de conocerlo es con un paseo por sus calles, que albergan numerosas tiendas de artesanía donde podrás adquirir algún recuerdo. También encontrarás varias fábricas de sake y locales donde degustar té y algunas delicias locales. Otros de los tesoros de la zona de Takayama es la antigua residencia del gobernador, Takayama Jinja, que junto con los mercados matinales, serán una parada obligada en tu ruta.

La segunda mitad del día se presenta igual de emocionante en la preciosa aldea de Shirakawa-go, un lugar suspendido en el tiempo en la que iremos en bus turístico. Entre sus atractivos, destacan las tradicionales casas con tejado triangular de paja, creados de esta forma para soportar el peso de la nieve que cae durante el invierno. Desde el 1.800 estas construcciones han sobrevivido a numerosos seísmos por lo que pueden considerarse auténticas obras maestras de la carpintería.

Disfruta de un paseo por sus calles peatonales y descubre el Japón más rural antes de dirigirte a Kanazawa al final del día.

Día 9: Kanazawa – Tokio. Como un auténtico samurái

RÉGIMEN Desayuno.
Transporte Tren bala
Visitas Panorámica de Kanazawa
ALOJAMIENTO Hotel

¿Eres un amante de la cultura y el arte? Hoy vas a explorar un rincón de Japón que fue un importante núcleo cultural en el período Edo. Gracias a esa herencia, todavía congrega en la actualidad a artistas, artesanos y curiosos de todo el mundo.

Kanazawa significa «marisma de oro». Y no es ninguna casualidad. La capital de la prefectura de Ishikawa produce el 99% de todo el pan de oro que se utiliza en Japón. En esta ciudad encontrarás numerosas piezas de cerámica y carpintería elaboradas con este material, además de productos cosméticos y de alimentación.

La primera visita de hoy será el Parque Kenrokuen, un espacio verde con mucha historia y encanto. En el pasado fue propiedad de la poderosa familia Maeda y, tras sufrir un devastador incendio, tuvo que ser reconstruido al completo en 1759. No sería hasta 1874 cuando abriera sus puertas al público.

Kenrokuen tiene todo lo que tiene que tener un jardín japonés: puentes, fuentes, estanques, cascadas, riachuelos, etc. Mantén los ojos bien abiertos porque este magnífico enclave natural te va a regalar unas vistas y una serenidad fuera de lo común.

En la siguiente parada, la Casa del samurái Nomura, te sumergirás de lleno en el estilo de vida samurái. Un paseo por las calles del distrito samurái de Nagamachi te servirán de precalentamiento antes de cruzar las puertas de la que fue la residencia de la familia Nomura, fiel defensora de los Maeda. Todas sus estancias te ayudarán a comprender cómo vivían los guerreros feudales más acomodados.

Pero no todo son placeres para la vista. El paladar también va a ser protagonista durante el día de hoy. Tras abandonar la Casa del samurái Nomura, te dirigirás al mercado de Omicho, presente en la vida de los locales durante cerca de 300 años. Aquí podrás degustar el famoso kabayaki (anguila en salsa de soja) y otras especialidades típicas de la zona mientras escuchas cómo los comerciantes se esfuerzan por atraer compradores a sus puestos anunciando a viva voz las bondades de sus productos.

Después de una intensa jornada iremos a la estación de Kanazawa, donde el guía se despedirá de nosotros y viajarás a bordo del tren bala hasta Tokio, el último destino de tu viaje. En apenas dos horas y media llegarás a la capital nipona en uno de los medios de transporte preferidos por los locales, no solo por su rapidez sino también por su seguridad.

Día 10: Tokio. La urbe más poblada del mundo

RÉGIMEN Desayuno.
Transporte Transporte público o a pie
Visitas Panorámica de Tokyo
ALOJAMIENTO Hotel

Amanece en la megaciudad de Tokio y se acelera la actividad en sus calles, donde se entremezcla lo futurista con la tradición. Da igual cuáles sean tus intereses, ¡Tokio va a satisfacerlos!

A primera hora de la mañana pondrás rumbo al distrito de Harajuku, conocido por sus tiendas de ropa, para visitar el Santuario Meiji Jingu, construido en honor a los dos primeros emperadores de la era moderna de Japón. Tras cruzar la puerta torii, entrarás en el recinto, un remanso de paz que conseguirá que te olvides de que estás en una de las ciudades más bulliciosas del planeta. En este complejo sintoísta con cien años de historia podrás participar en alguno de los tradicionales rituales, como escribir algunos de tus deseos en una tablilla, realizar ofrendas o adquirir un amuleto de la suerte.

Otra de las grandes atracciones de Tokio es el distrito de Asakusa, la segunda parada del día. Además de sus puestos de comida callejera y tiendas de toda índole, entre sus imprescindibles destaca el templo Senso-ji, en torno al cual hay mucho que ver y hacer. No pierdas el tiempo y adéntrate en el templo más antiguo de Tokio, que alberga un quemador de incienso enorme y un farolillo de nada más y nada menos que 700 kilos. En la larga calle que conduce hasta la puerta del templo, Nakamise-dori, encontrarás un animado mercado con 90 puestos que ofrecen desde bocados de todo tipo a espadas samurái.

Antes de dar por concluido el día, te perderás nuevamente por las callejuelas de Harajuku y, más tarde, visitarás el Tokio Metropolitan Government Building, ubicado al oeste de Shinjuku. Esta obra maestra de la arquitectura posee miradores en sus torres que ofrecen impresionantes vistas a los monumentos más emblemáticos de la ciudad.

Día 11: Tokio - España. Iniciando la vuelta

RÉGIMEN Desayuno.
Transporte Vuelo

Después de unos días inolvidables llega la hora de emprender el regreso a tu hogar. Aún te queda tiempo para desayunar, será mejor no iniciar este largo recorrido aéreo con el estómago vacío. Asegúrate de que ya tienes todo tu equipaje preparado, así disfrutarás de tu primera comida del día más relajado, sin pensar que tienes trabajo pendiente. A la hora convenida deberás estar a punto para tu traslado al aeropuerto, así que déjate bien a mano los documentos que necesites para hacer todos los trámites una vez llegues a la terminal.

Quieres retener cada momento de tus últimas horas, por eso, durante el trayecto hacia el aeropuerto, ni tan solo parpadeas para absorber cada milímetro de Tokio. La verdad es que todo este viaje ha sido un gran placer. Concluyes, orgulloso, que pronto repetirás la experiencia.

Día 12: España. Vuelta a la realidad

RÉGIMEN Sin comidas.
Transporte A tu aire

Ha sido un viaje inolvidable, pero la realidad de tu vuelta a casa te hace sentir muy lejano a las experiencias vividas. Te han quedado muchas cosas por conocer en Japón, un país así necesita varios años para ser explorado a fondo, lo cual no te disgusta porque así te queda una buena excusa, o viarias podrías decir, para volver a visitarlo.

Puede incluso que quieras repetir alguna de tus paradas. ¿Quizá el Castillo de Osaka, el distrito de Gion de Kioto, Shirakawago o Tokio? De momento no sabes cuál elegir, pero ya lo averiguarás en un futuro. De momento te umbas a descansar y tus ojos se te cierran. Japón, ha sido un verdadero placer.

Alojamientos previstos o similares

Los hoteles previstos según la categoría seleccionada serán los siguientes:

La categoría de los hoteles es turista

Metropolitan Tokyo Ikebukuro
Tokio, Japón

Metropolitan Tokyo Ikebukuro

Kanazawa Tokyu
Kanazawa-Shi, Japón

Kanazawa Tokyu

Ana Crowne Plaza Kobe
Kobe-Shi, Japón

Ana Crowne Plaza Kobe

Miyako Hotel Kyoto Hachijo
Kyoto, Japón

Miyako Hotel Kyoto Hachijo

Monterey Grasmere Osaka
Osaka, Japón

Monterey Grasmere Osaka

La categoría de los hoteles es turista y turista superior

Kanazawa New Grand Annex
Kanazawa-Shi, Japón

Kanazawa New Grand Annex

Villa Fontaine Kobe Sannomiya
Kobe-Shi, Japón

Villa Fontaine Kobe Sannomiya

Sunshine City Prince Tokyo
Tokio, Japón

Sunshine City Prince Tokyo