Viaje a Japón: Circuito Japón y la Ruta de Kumano

Duración 10 día/s, 8 noche/s
  • MAY
  • JUN
  • JUL
  • AGO
  • SEP
  • OCT
  • NOV
  • DIC
  • ENE
  • FEB
  • MAR
  • ABR
Gran Viaje: Japón y la Ruta de Kumano
DURACIÓN: 10 día/s, 8 noche/s
Sumérgete en la tradición de un país inigualable

¿Te animas a vivir la experiencia de un país que ha sabido combinar como ninguno las tradiciones y la vida moderna? En Japón conviven dentro de la misma ciudad barrios antiguos, en los que degustar comidas tradicionales y conocer su folklore, y la más rabiosa modernidad, representada por sus letreros de neón y sus vecinos disfrazados al estilo manga. Este completo viaje te llevará también al corazón de la naturaleza y de la espiritualidad de las creencias tradicionales de Japón. Sin olvidar la exquisita gastronomía y el fascinante y amable carácter de sus habitantes.

Itinerario

Día 1: España - Osaka. ¡En marcha camino a Japón!

RÉGIMEN Sin comidas.
Transporte Vuelo
ALOJAMIENTO Hotel

No hay tiempo que perder. Tras una última revisión del equipaje y la documentación, pones rumbo al aeropuerto. La aventura ya ha empezado así que es hora de tomar asiento, ponerse cómodo y relajarse.

Siempre puedes aprovechar el vuelo para repasar aquellas expresiones que sí o sí vas utilizar durante tu viaje: un «gracias» o un «lo siento» pronunciado en japonés siempre será muy bien aceptado por los locales, que lo interpretarán como muestra de respeto hacia su cultura.

Después de pasar tu primera noche en el aire, desembarcarás en Osaka, la principal ciudad de la región de Kansai. Además de sus atracciones, te sorprenderá el carácter desenfadado de sus gentes así como el gusto por el buen comer.

Día 2: Osaka - Kyoto. Osaka, punto de partida.

RÉGIMEN Sin comidas.
Transporte Transporte público o a pie
ALOJAMIENTO Hotel

Tras aterrizar en Japón dispondrás de la ayuda de un asistente que habla español. Te estará esperando para facilitarte el traslado hasta Kioto en transporte público. Aprovecha este momento para hacerle cualquier consulta, sobre todo de tipo logístico ya que Japón a veces puede resultar algo lioso en este aspecto.

Al llegar al hotel puedes descansar o salir a dar tus primeros pasos por la ciudad. ¡Ojo al cambio horario! Intenta adaptarte lo antes posible, ya que arrastrar el jet lag puede restarte algún minuto de disfrute. ¡Bienvenido a Japón, viajero!

Día 3: Kioto. Una visita de la mano de tu guía

RÉGIMEN Desayuno. Comida.
Transporte Transporte público o a pie
Visitas Panorámica de Kyoto
ALOJAMIENTO Hotel

Los templos y santuarios antiguos, el distrito de las geishas y la rica gastronomía típica de la zona de Kansai hacen de Kioto un excelente ejemplo del Japón más tradicional. De hecho, se trata de una ciudad con mucho encanto que te ofrece la ocasión de ver imponentes templos y recorrer apacibles jardines mantenidos con el cuidado primoroso típico de Japón. Tienes por delante un recorrido apacible y, sin embargo, cargado de ricas experiencias.

Hoy tu primera parada estará en Kiyomizu-dera, un recinto religioso que alberga templos de construcción espectacular. El lugar más conocido de Kiyomizu-dera es el salón principal, donde se encuentra el balcón Okonoin. Este balcón, construido sobre 139 pilares, sobresale de la roca de modo impresionante. Desde Kiyomizu-dera se tienen unas vistas espectaculares de la ciudad de Kioto, que ayudan a acentuar la sensación de tranquilidad que se respira en el templo del agua, su significado literal.

Cerca del recinto de Kiyomizu-dera están las calles de Sannen-zaka y Ninen-zaka. Se ubican en la zona de Kioto que mejor ha conservado un gran número de construcciones antiguas. En sus suaves cuestas encontrarás casitas representativas de la encantadora arquitectura tradicional. Esta zona tiene lugares donde comprar artesanía, recuerdos, cerámica… No olvides hacer una parada y comer algún aperitivo típico japonés.



Tu siguiente parada es el templo Ryoan-ji. Aquí será divertido intentar ver a la vez las 15 rocas que decoran su jardín seco. Las rocas descansan sobre círculos de musgo y están rodeadas de grava esmeradamente rastrillada. El complicado diseño en que se disponen no permite que sean abarcadas en una sola mirada. El templo de Ryoan-ji fue construido en 1450, pero no está clara la fecha de creación de su genial jardín seco.

Continuarás tu recorrido por Kioto en el bellísimo templo Kinkaku, más conocido en Occidente como el Pabellón Dorado. Recibe este nombre porque las dos plantas superiores están recubiertas con pan de oro. Este lujo pasmoso queda acentuado por la vegetación del jardín que rodea el templo y el estanque en que se refleja, ofreciendo una visión de cuento de hadas.

La última etapa de este genial día en Kioto te llevará al barrio de Gion. Allí podrás contemplar a las geishas, que se apresuran yendo de un lugar a otro para llegar a tiempo a todos sus compromisos o fiestas. Llaman la atención el elaborado y perfecto maquillaje que usan, sus coloridos y exquisitos kimonos y los breves pasos que las caracterizan. Gion también te permitirá parar en las tiendas de calzado, maquillaje y ornamentos tan típicos en Kioto.

Día 4: Kioto. Día libre en una ciudad llena de tradiciones

RÉGIMEN Desayuno.
Transporte A tu aire
ALOJAMIENTO Hotel

Kioto te mostró ayer su cara más tradicional, la de una ciudad que ha sabido preservar con mucho esmero la arquitectura antigua de Japón. Hoy tendrás tiempo para sumergirte también en todos los aspectos de la cultura típicamente japonesa.

Una buena idea para saborear esta etapa a tu aire es alquilar una bicicleta y recorrer los principales templos de la ciudad, por ejemplo el Ginkakuji o templo de plata. En principio debía estar recubierto de plata y ser el ‘hermano pequeño’ del Pabellón de Oro. A pesar de nunca llegar a recibir el precioso metal, mantuvo el nombre de templo de plata. Merece la pena visitarlo, no solo por el edificio en sí sino porque sus jardines están entre los más bonitos de la ciudad.

Otra exelente opción puede ser relajarte en un sento. Los sento son unos baños públicos muy típicos de Japón, compuestos de piscinas con agua a varias temperaturas, así como saunas y baños turcos. Esta es una actividad fabulosa para hacer en pareja porque existen baños mixtos, adaptados a los turistas. Si lo prefieres, puedes bañarte como los japoneses: hombres y mujeres por separado.

Para aquellos que quieran sumergirse por completo en la cultura nipona es interesante participar en una ceremonia del té, asistir a una obra de teatro o danza tradicionales de Japón o un concierto con instrumentos típicos. Entre las artes más típicamente niponas están las detallistas y sesudas composiciones florales. Cualquiera que sea el plan que elijas te ayudará a conocer la rica cultura de este asombroso país.

Día 5: Kioto – Kumano – Kawayu Onsen. Templos, peregrinación y aguas termales

RÉGIMEN Desayuno. Cena.
Transporte Autocar, minibús o van
Visitas Camino de Kumano, templo Kumano Hongu y Torii Oyunohara
ALOJAMIENTO Hotel

Hoy pasarás del bullicio de la gran ciudad al camino sagrado de peregrinación: la ruta de Kumano. Este camino discurre entre un paisaje de espectacular belleza jalonado de santuarios. Desde hace más de 1.000 años este camino, hoy declarado Patrimonio de la Humanidad, ha sido una ruta de peregrinaje espiritual. Hoy es visitado por multitud de turistas y peregrinos que contemplan, entre otros monumentos el Takijiri-oji, uno de los cinco principales templos de Oji que hay en Japón. Aquí se inicia el paso por las montañas sagradas, que es considerada por los japoneses la entrada a la morada de los dioses. Como ves, esta ruta cumple cualquier expectativa de disfrute espiritual.

Largas escaleras y el salón del tesoro que alberga a Yatagarasu, el cuervo sagrado de tres patas símbolo de Kumano, te esperan en el Kumano Hongu. Es este uno de los tres grandes santuarios que conforman la red de caminos de peregrinación y está considerado el corazón de la ruta de Kumano Kodo.

También vas a poder fotografiar el Oyunohara, el torii (arco tradicional japonés, situado a la entrada de los templos) más grande del mundo, por sus más de 34 metros de alto. Está ubicado en medio de unos campos de arroz, pero antiguamente se encontraba aquí la entrada al santuario. Oyunohara simboliza el paso de lo profano a lo sagrado.

Esta noche te alojarás en un ryokan, un establecimiento tradicional japonés. Dormirás sobre un tatami en una habitación de austera decoración típicamente japonesa. Podrás completar este día redondo con un baño purificador y relajante en las aguas del onsen, el baño tradicional japonés con aguas termales volcánicas.

Día 6: Kawayu Onsen – Monte Koya. Toda la espiritualidad monástica del Monte Koya

RÉGIMEN Desayuno. Cena vegetariana.
Transporte Bus Express
Visitas Okuno-in, Templo Kongobuji y Pagoda Konpon Daito
ALOJAMIENTO Hotel

La excursión en el Monte Koya te permitirá recorrer esta enorme zona sagrada que es el centro de koyasan shingon, una tendencia del budismo japonés. En primer lugar, podrás contemplar el cementerio Okunoin Gobyo. Aquí se encuentra el mausoleo de Kobo Daishi, el monje, ingeniero y calígrafo japonés que fundó el budismo shingon hace más de 1.200 años. También se atribuye a Kobo Daishi la creación del alfabeto kana, que todavía se usa para escribir el japonés. Este es un lugar para el rezo y la meditación. ¡Déjate envolver por su misticismo!

Siguiendo la ruta llegarás al templo de Kongobuji, el actual centro del budismo shingon. Es el punto de partida y de llegada del camino de peregrinación y, como muchos edificios antiguos de Japón, ha sufrido varias construcciones y reconstrucciones a lo largo de su historia. El templo Kongobuji está rodeado por un hermoso jardín seco que se creó en 1984. Las rocas de granito sobresalen entre un impoluto mar de grava blanquísima, representando el lomo de dos grandes dragones que surcan un cielo nublado.

El final de la jornada te conducirá a la pagoda Konpon Daito de estilo tahoto y que se empezó a construir en el año 816 a iniciativa de Kobo Daishi, aunque la obra no quedó acabada hasta 70 años después, ya en época de los sucesores del sacerdote. Este espectacular edifico de color rojo vivísimo tiene 45 metros de altura y se distribuye en dos plantas cubiertas con los tejados curvados tan característicos de las pagodas japonesas. En el interior de Konpon Daito descansa el Buda Cósmico (Dainichi Nyorai), cuya estatua y las pinturas y demás figuras que la rodean forman un mandala tridimensional, que representa el cosmos.

El final de esta jornada verdaderamente mágica y llena de buenas vibraciones seguirá cuidando tu cuerpo y espíritu gracias a una cena de estilo monástico, es decir vegetariana, con arroz, verduras, setas y legumbres exquisitamente preparados.

Día 7: Monte Koya – Osaka. Combinación de tranquilidad y bullicio

RÉGIMEN Desayuno vegetariano. Comida.
Transporte Transporte público o a pieTren exprés
Visitas Panorámica Osaka
ALOJAMIENTO Hotel

La espiritualidad, el misticismo, la paz y sosiego del Monte Koya van a despedirse de ti completando esta inmersión en el budismo japonés. Por la mañana temprano asistirás a una ceremonia en el monasterio. En el desayuno que seguirá a esta celebración volverás a degustar la saludable cocina vegetariana de los monjes, antes de ponerte en marcha camino a Osaka.

El viaje a Osaka se realizará en transporte público y de la mano de un experto guía. Así, vivirás una más de las experiencias típicamente japonesas que te depara este viaje. Una vez que llegues a esta animada ciudad, la tercera de Japón por su tamaño, visitarás el imponente Castillo de Osaka.

Es un edificio de líneas elegantes que empezó a construirse en 1583, siendo entonces el mayor castillo de Japón. El Castillo de Osaka también ha ido pasando por diferentes etapas, en las que se han sucedido destrozos, reconstrucciones y remodelaciones, que no le impiden mantener un aspecto compacto y armonioso. Está rodeado por un foso y unos preciosos jardines llenos de cerezos, más de 600, que en primavera florecen ofreciendo a los locales y visitantes una de las imágenes más típicas y maravillosas de Japón. Es costumbre entre los japoneses hacer picnics en las épocas de floración de su árbol más representativo.

El Castillo de Osaka ha sido una transición romántica entre la naturaleza sosegada el Monte Koya y la excitación de la gran ciudad. Así que prepárate para sumergirte en el distrito de Dotonbori. Los azules, rojos, verdes, rosas chillones de sus carteles de neón forman la estampa típica que tenemos de una moderna ciudad nipona. Aprovecha también para degustar el plato más típico de la gastronomía de Osaka, el okonomiyaki. Hay quien lo llama la pizza japonesa. Se trata de una masa cocinada a la plancha y a la que le añaden ingredientes muy variados, desde calamar hasta queso pasando por la cebolleta. Una cena ideal tras este día de grandes y emocionantes contrastes.

Día 8: Osaka – Kinosaki Onsen. 7 tipos de baños termales a elegir

RÉGIMEN Desayuno. Cena.
Transporte Tren
Visitas Baños termales

El Den Den Town te espera, con sus tiendas de cómics, establecimientos atendidos por camareras disfrazadas de colegialas salidas de un manga. Además hay multitud de tiendas dedicadas al anime, donde comprar figuras, películas, camisetas o disfraces de recuerdo y para regalar. Den Den Town también se llama Nipponbashi y es un barrio relativamente pequeño, lo que te permitirá no perderte ni uno de sus peculiares y extravagantes rincones.

Habrás acordado una hora para reunirte con el guía y tomar el tren exprés que te llevará hasta Kinosaki Onsen. Deja atrás las deslumbrantes luces de neón para dirigirte a la villa termal que dispone de siete tipos de aguas termales. Cenarás y pasarás la noche de nuevo en un ryokan, los alojamientos típicamente japoneses, en su trato y decoración. El plan que te espera en Kinosaki no puede ser más genial. Puedes visitar spas donde relajarte, disfrutar de las saunas y del lujo terapéutico de siete tipos de baños termales con aguas de origen volcánico.

Día 9: Kinosaki Onsen - Tokio. Una experiencia en el tren bala

RÉGIMEN Desayuno.
Transporte Tren exprésTren bala
ALOJAMIENTO Hotel

El desayuno y los baños termales te han dado todas las energías necesarias para poner rumbo a la capital de Japón: Tokio. El primer paso será tomar el tren exprés que te conducirá desde Kinosaki Onsen hasta Shin Osaka. La frecuencia de trenes es constante, no íbamos a esperar menos del excelente transporte público japonés, y la estación se encuentra en el centro de la ciudad en un edificio de la década de los 60 y diseño funcional.

Shin Osaka va a ser tu punto de partida hacia Tokio y tu medio de transporte el tren bala. Los trenes de alta velocidad de Japón se llaman Shinkansen. Pueden alcanzar una velocidad de 320 km/h, así que se recorren en dos horas y media los 397 km que separan a ambas ciudades.

Hoy ya pasarás la noche en la capital del país. Una ciudad de más de 9 millones de habitantes y que reúne todos los neones, jardines ideales, arquitectura vanguardista y edificios antiguos que forman la esencia de Japón.

Cuando llegues a la ciudad, el traslado al hotel será por tu cuenta.

Día 10: Tokio. Intenso recorrido del Tokio antiguo y moderno

RÉGIMEN Desayuno. Comida.
Transporte Transporte público o a pie
Visitas Panorámica de Tokyo
ALOJAMIENTO Hotel

La visita a Tokio va a estar acompañada por un guía de habla hispana. Podrás pasear por esta magnífica urbe, que seguro te dejará sin palabras. Va a ser un final de viaje memorable, sin duda alguna.
Por la mañana, tras el desayuno, te dirigirás al santuario sintoísta de Meiji Jingu. Sus techos verdes y muros de madera consiguen un equilibrio perfecto entre arquitectura austera y elaborada artesanía.

Meiji Jingu está situado en pleno centro de Tokio, en el distrito de Shibuya y a poca distancia del parque Yoyogi. Fue construido en conmemoración del emperador Meiji y su esposa la Emperatriz Shoken, en el año 1921. El santuario está rodeado de un parque que cuenta con más de 120.000 árboles, donados por el pueblo de Japón para crear este hermoso lugar de paz en el centro de Tokio.

El itinerario te llevará ahora al barrio de Asakusa, donde se encuentran el templo Senso-ji y la famosa calle Nakamise-dori. En el barrio de Asakusa llaman la atención las típicas construcciones de gran tamaño, tejas negras y paredes de color rojo oscuro intenso. ¡Imposible imaginar un escenario más típicamente japonés!

Estas edificaciones forman parte del templo Senso-ji, de gran antigüedad, ya que se construyó en el siglo VII. De hecho, está considerado el templo más antiguo de Tokio. La entrada al templo es a través de la gran puerta Kaminarimon, cuyo enorme farolillo de papel es uno de los símbolos más reconocibles del barrio de Asakusa. Esta entrada da acceso a la calle Nakamise-dori, un lugar ideal para las compras de última hora o seguir degustando la rica cocina japonesa.

Tu última parada en la capital nipona estará en el barrio de Harajuku, lleno de arte callejero, ropa vintage y multitud de propuestas extravagantes, pero también boutiques exclusivas. Entre los espectáculos que sin duda llamarán tu atención está el cosplay, una afición extendida entre algunos jóvenes japoneses. Consiste en introducirse en un perfecto disfraz de algunos de los personajes de sus series de anime favoritas e imitarlo lo mejor que se pueda.

Al final de tu recorrido se encuentra el Metropolitan Government Building, que va a ofrecerte la más fascinante despedida de Tokio y de Japón que puedas imaginar: una vista de vértigo desde 202 metros de altura. Las torres de esta imponente estructura gris constituyen un espectáculo en sí mismas y te brindan la oportunidad de abrazar con la vista y despedirte de Japón en un modo insuperable.

Día 11: Tokio – España. Despedida del magnífico país del sol naciente

RÉGIMEN Desayuno.
Transporte Vuelo

La despedida de Japón, desde su capital Tokio, será seguro un “hasta la próxima”. Camino del aeropuerto rememoras los templos, la naturaleza, las luces de neón, las exquisitas comidas, los baños relajantes y tantas y tantas diversiones que te ha proporcionado este cautivador país. ¡Matta ne, Japón!

Día 12: España. Vuelta a casa

RÉGIMEN Sin comidas.
Transporte A tu aire

Vuelta a casa. Deshaces tu equipaje y puedes ver y tocar de nuevo todos los hermosos objetos que has traído como recuerdo de tu viaje a Japón. Las espectaculares y coloridas imágenes se guardan en tu mente y, afortunadamente, también en tu cámara de fotos. La despedida ha sido triste porque Japón y sus gentes te han atrapado.

Ha sido un destino que reúne todo lo que podías desear: comida excelente, monumentos perfectamente conservados, ciudades ultra modernas y gente con aficiones muy diversas. Seguro que recordarás este viaje con mucho cariño, pero puedes ir buscando nuevos destinos que explorar. Volver a Japón siempre será también una excelente idea.

Alojamientos previstos o similares

Los hoteles previstos según la categoría seleccionada serán los siguientes:

La categoría de los hoteles es turista

Monasterio Shojoshinin
Koya-Cho, Japón

Monasterio Shojoshinin

Metropolitan Tokyo Ikebukuro
Tokio, Japón

Metropolitan Tokyo Ikebukuro

Miyako Hotel Kyoto Hachijo
Kyoto, Japón

Miyako Hotel Kyoto Hachijo

Ryokan Kawayu Onsen Fujiya
Wakayama-Shi, Japón

Ryokan Kawayu Onsen Fujiya

Monterey Grasmere Osaka
Osaka, Japón

Monterey Grasmere Osaka

La categoría de los hoteles es turista y turista superior

Monasterio Shojoshinin
Koya-Cho, Japón

Monasterio Shojoshinin

Ryokan Kawayu Onsen Fujiya
Wakayama-Shi, Japón

Ryokan Kawayu Onsen Fujiya

Sunshine City Prince Tokyo
Tokio, Japón

Sunshine City Prince Tokyo