Viaje a Japón: Circuito Japón de ensueño

Duración 12 día/s, 10 noche/s
Desde 3.117 €
Ver disponibilidad
Gran Viaje: Japón de ensueño
DURACIÓN: 12 día/s, 10 noche/s
Desde 3.117 €
Ver disponibilidad
El Japón más tradicional

Seguro que nada más llegar a Japón te embriagarás con los numerosos rituales centenarios que esta sociedad sigue perpetrando. Y es que este país no olvida nunca sus raíces. Los oriundos han hecho de su cultura y tradición uno de sus puntos fuertes y todos los que llegan hasta aquí gozan apreciando su meticulosidad en este campo. Pero también observarás el contraste cultural que se produce con su avanzada modernidad, las grandes ciudades, los transportes más actuales, la más pura tecnología que se supera día a día, minuto a minuto. Japón lo tiene todo. Además, si eres amante del manga o del sushi, en este país podrás vivir experiencias increíbles, adquirir figuritas de tus personajes favoritos y probar el auténtico pescado crudo en la lonja más importante de todo el territorio nipón. ¿A qué esperas?

Itinerario

Día 1: España – Tokio. Tocando Japón con la punta de los dedos

RÉGIMEN Sin comidas.
Transporte Vuelo

Japón siempre te ha llamado la atención. Todo lo que conoces lo ves desde un punto de vista muy occidental, es por eso que no puedes evitar sentir unas ansias infinitas de vivir la cultura japonesa in situ.

Ha llegado el gran día y te diriges al aeropuerto, volarás toda la noche hacia el país del sol naciente, en tu mente empiezas imaginar cómo será ver salir el astro rey desde la principal isla japonesa. Sabes que el viaje no te defraudará.

Descansas plácidamente en el avión, aunque tu mente no para de funcionar e imaginar los lugares que conocerás. Tu primera parada será Tokio, la capital. En esta megaurbe conviven más de trece millones de personas y su área metropolitana es la más poblada del mundo, con unos treinta y ocho millones de habitantes. Sabes que serás un puntito entre tantos japoneses y te encanta formar parte, por unos días, de su auténtica cultura. ¡A disfrutar!

Día 2: Tokio. Cálida acogida en Tokio

RÉGIMEN Sin comidas.
Transporte Transporte público o a pie
ALOJAMIENTO Hotel

Desde la ventanilla ya ves como el suelo japonés está más cerca que nunca, ahora sí, ya no puedes borrar la sonrisa de tu cara. ¡Tokio ya es tuya! Ahora no te queda más que adaptarte al ritmo de vida de esta frenética pero extremadamente bien organizada metrópoli, intuyes que no te será demasiado complicado, ya que, de antemano, amas cada uno de los detalles de la cultura japonesa.

La diferencia horaria y el tiempo que has pasado a bordo del avión puede que te hayan creado un jet lag considerable, así que durante esta jornada tendrás tiempo para reponerte y descansar para el próximo día, cuando el verdadero recorrido japonés tendrá su punto de partida. Hoy en transporte público realizarás tu traslado al hotel que te acogerá tras tu llegada a Japón y ya sentirás de cerca el calor y el respeto que trasmiten los tokiotas, tanto a los propios oriundos como a los visitantes como tu.

Día 3: Tokio. Tokio, la gran ciudad japonesa

RÉGIMEN Desayuno.
Transporte Transporte público o a pie
Visitas Panorámica de Tokyo
ALOJAMIENTO Hotel

A primera hora de la mañana ya estás a punto para devorar la capital japonesa, solamente tienes que esperar a tu guía para que el recorrido de hoy sea lo más provechoso posible. El binomio tradicional y moderno hará gala durante la jornada entera, así que toma fuerzas con un buen desayuno y prepárate para vivir Tokio al completo.

Tu recorrido empezará en el santuario Meiji Jingu, un lugar que transmite paz en cada esquina a pesar de estar construido en uno de los barrios más céntricos de la ciudad, el distrito de Shibuya. Este recinto sagrado se levantó para rendir homenaje al emperador Meiji y a su esposa. Los tokiotas, como comprobarás a lo largo de este recorrido, son muy fans de los jardines, tienen de muchos tipos y en todas las grandes ciudades y en sus santuarios más sagrados el jardín es una de las partes protagonistas del entorno. En el punto donde nos encontramos nos queda cerca uno de los favoritos de los oriundos, el Yoyogi, ideal para el paseo y un descanso en un entorno privilegiado.

Ahora te espera uno de los barrios más antiguos y singulares de Tokio: Asakusa. El templo que visitaremos aquí es el llamado Senso-Ji, datado en el siglo VII y considerado el templo budista más antiguo de esta metrópoli. Podrás acceder al complejo, dedicado a Kannon, dios de la misericordia, por la gran puerta de Kaminarimon, que contiene un farolillo enorme de papel en su zona central. Aquí empieza una vía de unos 250 metros repleta de todo tipo de pequeños comercios, el lugar ideal para adquirir desde pequeños suvenires hasta auténticos kimonos japoneses. Al final de la llamada calle Nakamise-dori verás la puerta previa a la esplanada del propio templo, de características similares a la primera y que te dará acceso, ahora sí, a Senso-Ji.

Te toca cambiar de tercio por completo. Ahora conocerás uno de los lugares más singulares de Tokio: el barrio de Harajuku. Esta zona es considerada la meca de la cultura pop, aquí encontraras cientos de jóvenes disfrutando de la tendencia del cosplay, esto significa completamente caracterizados como personajes de anime (dibujos de animación), videojuegos y manga.

El día se acaba, pero no hay mejor forma de abrazar la noche que subiendo al Tokio Metropolitan Government Building. Desde su terraza gozarás de una panorámica sin igual de 360 grados de la ciudad y podrás ver como el sol desaparece en el horizonte entre los edificios.

Día 4: Tokio. Secretos de Tokio

RÉGIMEN Desayuno.
Transporte A tu aire
ALOJAMIENTO Hotel

Despiertas deseando saber más de Tokio, ¿por dónde empezarás? Como descubriste ayer, las zonas verdes de las ciudades son uno de los puntos más codiciados tanto por locales como por visitantes, por eso una buena opción puede ser seguir ahondando en su cultura paisajística y pasear por los jardines de Hama-rikyu, que contienen un estanque de agua salada muy característico que bebe directamente de la bahía de Tokio.

Si ya tienes ganas de hacer tus compras y empezar a atesorar recuerdos japoneses puedes adentrarte en el bullicioso mercado tradicional de la calle comercial de Ameyoko, en el barrio de Ueno. Un auténtico aire retro y decadente se apoderará de ti y al mismo instante que lo conozcas encontrarás en él un puntillo vibrante que no querrás que se te olvide jamás. Después de pasear entre artículos de todo tipo, puedes aprovechar y reponer fuerzas tomando algunos de los platos callejeros más típicos de la zona. ¡Toda una delicia!

Pero lo que no debes perderte por nada, sobre todo si eres un fan declarado del sushi, es la subasta que se lleva a cabo a la madrugada en el mercado de Tsukiji. Estas pujas son famosas en todo el mundo, y se han convertido en uno de los puntos que más visitantes atraen debido a su genuidad. Los profesionales son los primeros en llegar allí y, a partir de las cinco y media de la madrugada, los turistas pueden acceder a la zona. Es el lugar ideal para conocer de primera mano cómo trabajan los pescadores y los comerciantes en uno de los países del mundo que más pescado consume. En este lugar se mueven alrededor de 2.000 toneladas de pescado al día. Si quieres degustar la materia primera en este emblemático mercado podrás empezar tu jornada degustando un auténtico sushi. ¡Sí, incluso para desayunar podrás comer sushi!

Día 5: Tokio - Kanazawa. Un parque que enamora

RÉGIMEN Desayuno.
Transporte Tren bala
ALOJAMIENTO Hotel

Hoy cambiarás de rumbo, Tokio espera que vuelvas en un futuro, pero entiende que sea hora de explorar el país que la cobija un poco más a fondo. Lo harás subido en un tren bala que te llevará hasta la ciudad de Kanazawa, el trayecto durará unas dos horas y media. Por la tarde, después de llenar el estómago tendrás tiempo libre para conocer las singularidades de esta población. Así que disfruta del viaje y repón tus fuerzas para lo que viene.

El ‘Jardín de las seis cosas sublimes’, en japonés Kenrouku-en, es uno de los más impresionantes de todo el país y se emplaza en Kanazawa. Está construido en base a la teoría china que contempla todo lo que hace falta para diseñar un buen jardín: espacio, artificialidad, antigüedad, aislamiento, agua abundante y amplias vistas. Además, concretamente en este lugar, podrás apreciar más de 63 tipos diferentes de flores. ¿Te lo puedes imaginar?

El barrio de geishas de esta metrópoli es especialmente llamativo y ha sido declarado Patrimonio de la Humanidad por haber mantenido su esencia, por lo que visitarlo supone casi un viaje en el tiempo. El distrito lleva por nombre Higashi Chaya-gai y te transportará directo a 1800. Seguro que disfrutarás recorriendo sus calles e imaginando como era la vida antaño en este rincón nipón tan singular. Si te sientes cansado no desaproveches la oportunidad de relajarte en alguna de las casas que se encuentran repartidas por toda la ciudad.

Otras casas muy características de la zona son las de los famosos samuráis, las reconocerás por sus paredes arenosas, las grandes puertas de entrada y los tejados tradicionales. La visita que no puedes perderte si te llama la atención este tema es la residencia del samurái Nomura-ke, que en la actualidad se ha convertido en un museo. Aquí podrás aprender todo lo que desees sobre estos guerreros legendarios. El castillo de la localidad, el que fue la sede del poderoso clan Maeda, es otro de los indispensables. Aquí disfrutarás de una singular arquitectura a la vez que rememoras una época pasada en la que, los señores de Kaga, dominaron la zona desde el 1583 hasta el final del Período Edo.

Día 6: Kanazawa - Shirakawa-go – Takayama. Entre la naturaleza

RÉGIMEN Desayuno. Cena.
Transporte Bus Express
Visitas Shirakawago y una de sus típicas casas tradicionales
ALOJAMIENTO Hotel

¿Preparado para un día intenso? Hoy te toca conocer dos lugares diferentes pero que trasmiten a la perfección la esencia tradicional de Japón, siempre ligada al entorno natural más preciado para los locales.

La primera parada la harás en Shirakawa-go, una pequeña villa con las famosas casas tradicionales de madera, cubiertas con los típicos tejados inclinados hechos de paja. Caminar por sus calles no será demasiado cansado, ya que es un barrio pequeñito. La bucólica imagen que proporciona este lugar será seguro uno de tus tesoros fotográficos que jamás querrás borrar.

Ahora le toca el turno a tu segunda visita del día: en la región montañosa de Hida se alza la esplendorosa Takayama, una villa conocida como la ‘Kioto de los Alpes’. Este entorno bucólico y casi mágico es uno de los rincones favoritos de los locales. El centro histórico de la ciudad es el barrio Sanmachi-suji, el lugar ideal donde aprender cómo se elabora el famoso sake, ya que hay más de una fábrica donde esta bebida local es elaborada.

También te asomarás con cada uno de los santuarios y las casas del Período Edo que pueblan la zona. Y cuando estés cansado ya no queda más que recogerte en tu alojamiento y disfrutar de la amabilidad de los empleados locales que siempre te sorprenden con una sonrisa y una inclinación de respeto. ¡Konbanwa, o buenas noches!

Día 7: Takayama – Kobe. Camino a Kobe.

RÉGIMEN Desayuno.
Transporte Tren exprésTren bala
ALOJAMIENTO Hotel

Para conocer de cerca un territorio lo mejor es desplazase por carretera o en transporte férreo, y hoy vas a tener el día entero para gozar de una ruta que te dejará ver una parte considerable de la nación nipona.

Hoy pones rumbo a Kobe usando el sistema ferroviario local, del cual los locales están muy orgullosos y que cuenta con incontables fans que incluso coleccionan maquetas de sus trenes. Primero tomarás el exprés que cubre el camino entre Takayama y Nagoya, una ciudad que se ha convertido en una de las más importantes del país gracias a su puerto y su centro de negocios. Cuenta también con un castillo muy popular y una gastronomía muy bien valorada por todo el país, con numerosas izakayas, las famosas tabernas japonesas.

En esta última ciudad tomarás de nuevo el Shinkasnen o tren bala, símbolo de la modernidad japonesa, que te llevará directo hasta Kobe, donde pasarás la noche intentando reponer fuerzas, ya que aunque parezca que no hayas hecho mucho durante el día, el cansancio se acumula al desplazarse durante tantas horas.

Día 8: Kobe – Hiroshima. La singularidad de un barrio.

RÉGIMEN Desayuno.
Transporte Tren bala
ALOJAMIENTO Hotel

La visita de hoy te acercará un poco más al acontecimiento trágico que sufrió Japón hace ya más de medio siglo. Hoy llegarás hasta Hiroshima, pero solamente tras amanecer en Kobe y recorrer sus calles. Kobe es una de las ciudades más olvidadas de Japón, muchos visitantes pasan de este punto para centrarse en otros lugares. Aprovechando que tu ruta tiene parada en esta magnífica urbe puedes dedicar tus horas a conocer el pasado colonial de la metrópoli en el barrio de Kitano. Aquí se emplazan las grandes mansiones de las fortunas coloniales, que se vuelven todavía más bucólicas al situarse en pequeñas calles, muchas de ellas con un solo carril. Una de las más populares es la mansión Kazamidori, la antigua residencia del mercader alemán llamado Gottfried Thomas. ¿Te gustaría vivir allí?

El interactivo Museo del Terremoto de Kobe está completamente dedicado a las más de 5.000 personas que perdieron su vida en 1995 durante el terremoto de Hanshin-Awaji. Su intención es recordar a las víctimas e informar sobre los devastadores efectos de los desastres naturales. En él podremos ver fotografías y vídeos donde se muestran los duros trabajos de recuperación, además de varias secciones sobre la prevención de futuros posibles desastres.

Antes de tomar el tren bala hacia Hiroshima des de la estación de Shin-Kobe y donde nos dejará el asistente, también te puedes decidir por subir al teleférico de Shin-Kobe y gozar de las vistas de la ciudad y su puerto además de gozar de la naturaleza de la ladera de la montaña. ¡Una grata experiencia!

Día 9: Hiroshima – Kioto. Sobreponerse a la tragedia

RÉGIMEN Desayuno.
Transporte Tren bala
ALOJAMIENTO Hotel

Ya has pasado una noche en Hiroshima, ahora toca sacarle partido a tus horas libres en esta ciudad. Como ya sabrás, esta urbe fue devastada por una bomba nuclear durante la Segunda Guerra Mundial. Para adentrarte en su historia puedes visitar el Parque de la Paz, el lugar exacto donde cayó el explosivo, en aquel momento el distrito financiero y político de la ciudad se ubicaba en esta zona. Actualmente se levanta un jardín conmemorativo y la Cúpula Genbaku o de la Bomba Atómica, será el recorrido ideal si quieres saber más sobre este pasado hecho histórico que tantas vidas destruyó y que conmocionó al mundo entero.

Si quieres conocer más sobre la arquitectura antigua de la ciudad y viajar hasta varios siglos atrás del desastre nuclear, puedes adentrarte en el Castillo de Hiroshima, también conocido como ‘La Carpa’. Este tesoro nacional fue construido en 1589, y aunque el edificio que verás no es el original debes de saber que se reconstruyo la torre tras ser afectada también por la bomba nuclear. Es el punto ideal para despedirte de la ciudad gozando de unas vistas increíbles desde lo más alto del castillo.

Puede que sientas pena al marcharte de este lugar, tanto por los sentimientos que se han despertado dentro de ti tras conocer la tragedia como por lo que has aprendido de los locales y su afán de superación. Pero debes saber que tu final de viaje será de lo más explosivo, porque todavía te queda Kioto por conocer, uno de los puntos más visitados por turistas de todo el mundo. De nuevo será el tren bala el encargado de llevarte hasta tu destino.

Día 10: Kioto. La moderna ciudad tradicional

RÉGIMEN Desayuno.
Transporte Transporte público o a pie
Visitas Panorámica de Kyoto
ALOJAMIENTO Hotel

Todo el recorrido por Japón ha sido asombroso hasta el momento, pero estas últimas jornadas aún te guardan algunas de las perlas del país. Hoy en concreto vas a conocer Kioto. Como son muchos los lugares que merecen ser descubiertos lo mejor será hacer la visita de la mano de un experto guía que te ayude a no perderte nada de lo imprescindible a la vez que te mezclas con la tradición cultural japonesa más arraigada.

Los templos llevan maravillándote desde que pisaste tierras niponas y hoy vas a continuar disfrutándolos adentrándote en un recinto religioso llamado Kiyomizu-dera. Es muy común probar el agua que cae de su cascada, además podrás observar el impresionante balcón principal sostenido por cientos de pilares y subir al mismo, desde donde tendrás una bella perspectiva de toda la metrópoli. Este lugar invita a la calma, así que ¡aprovecha para conectar contigo mismo!

Para conocer bien la ciudad seguirás tu ruta paseando por dos de las calles más emblemáticas de Kioto: Sannen-zaka y Ninen-zaka. No están demasiado lejos del templo y siguen también una arquitectura urbana tradicional, los lugareños han puesto mucho empeño en preservarlas. Las tiendecitas que salpican las dos vías están repletas de artesanías de todo tipo, además también podrás disfrutar de la mejor gastronomía de la ciudad con un servicio y un trato excelente por parte de los japoneses, ¡como siempre!

Seguidamente volverás a mezclarte con la parte más mística de la cultura local. En el bello templo Ryoan-ji sentirás la paz que trasmite tanto el edificio como su magnífico jardín seco. Milimetradamente compuesto por quince rocas aposentadas sobre sendos círculos de musgo, y todo ello rodeado de una arena perfectamente rastrillada. Dicen que las piedras pueden verse todas a la vez sin moverse, ¿lo conseguirás?

Todavía te falta uno de los puntos fuertes de Kioto, el afamado Pabellón Dorado. Seguro que has oído hablar de él en más de una ocasión, así que aprovecha para quedarte con cada detalle de su visita, ¡seguro que no querrás que se te olvide jamás! Como su nombre indica, se llama así porque tiene los dos pisos de arriba cubiertos de pan de oro. Además de eso, su belleza y su brillo se ven doblemente representados ya que el estanque situado frente al templo, siempre en calma, consigue un reflejo del edificio casi perfecto. ¡Otra postal para tu memoria!

Día 11: Kioto – Nara – Kioto. Binomio de despedida

RÉGIMEN Desayuno.
Transporte Tren exprésTransporte público o a pie
ALOJAMIENTO Hotel

Tu primera parada de la última jornada será en Nara, ciudad a la que llegarás a bordo del tren exprés. Esta urbe fue la capital del Japón medieval, aunque por poco tiempo, y hoy acoge a cientos de ciervos que viven en semilibertad. El templo Todai-ji y el santuario Kasuga te dejarán sin habla. El primero de ellos está considerado la construcción de madera más grande del mundo y posee una puerta de entrada que llega hasta los veinte metros de altura. Una escultura de Buda tallada en bronce preside su salón principal. ¿Una foto para la posteridad? El santuario sintoísta Kasuga te impresionará por igual, es el más antiguo de todo al país dedicado a esta religión. Además, es conocido por sus más de 2.000 lámparas de piedra que se encuentran en el camino al templo y las 1.000 bellas lámparas de bronce que se pueden ver una vez allí.

Una vez conocidos los musts de Nara regresarás a Kioto haciendo una parada muy especial. Tendrás la gran suerte de conocer Fushimi-Inari. Un enclave repleto de senderos sobre los cuales se levantaron miles de toriis rojos. Podrás pasear bajo el pasadizo que forman estas construcciones características de Japón y que establecen un clara separación entre lo sagrado y lo profano. El monte Inari se puede coronar si sigues los cinco kilómetros de recorrido entre los senderos. Puede que te impresione la gran cantidad de toriis que vas a ver, por eso quizá te gustará saber que la mayoría de ellos fueron ofrendas de comerciantes para que sus negocios prosperaran.

Día 12: Kioto – Osaka – España. Sayonara, baby...

RÉGIMEN Desayuno.
Transporte Transporte público o a pieVuelo

Aunque no te apetezca abandonar Japón, sabes que ha llegado la hora de cerrar tus maletas. El tiempo se escurre y ya no te queda más que llegar con puntualidad japonesa al lugar indicado para tu traslado al aeropuerto de Osaka en transporte público sin el asistente. Durante este trayecto, un puro trámite, puedes aprovechar para revisar las fotos de tu cámara y acordarte de cada uno de los momentos que has vivido en el país del sol naciente. Si prefieres no perderte nada de lo que te envuelve, lo mejor será que pegues tu cabeza a la ventanilla y observes como vas dejando atrás un paisaje que has hecho un poco más tuyo durante este viaje. Cuando por fin llegas al aeropuerto sientes, en el fondo de tu corazón, que esto no es un adiós para siempre, sino un hasta luego.

Alojamientos previstos o similares

Los hoteles previstos según la categoría seleccionada serán los siguientes:

La categoría de los hoteles es turista

Granvia Hiroshima
Hiroshima, Japón

Granvia Hiroshima

Metropolitan Tokyo Ikebukuro
Tokio, Japón

Metropolitan Tokyo Ikebukuro

Kanazawa Tokyu
Kanazawa-Shi, Japón

Kanazawa Tokyu

Ana Crowne Plaza Kobe
Kobe-Shi, Japón

Ana Crowne Plaza Kobe

Ryokan Hoshokaku
Takayama-Shi, Japón

Ryokan Hoshokaku

Miyako Hotel Kyoto Hachijo
Kyoto, Japón

Miyako Hotel Kyoto Hachijo

La categoría de los hoteles es turista y turista superior

Kanazawa New Grand Annex
Kanazawa-Shi, Japón

Kanazawa New Grand Annex

Villa Fontaine Kobe Sannomiya
Kobe-Shi, Japón

Villa Fontaine Kobe Sannomiya

Sunshine City Prince Tokyo
Tokio, Japón

Sunshine City Prince Tokyo

Ryokan Hoshokaku
Takayama-Shi, Japón

Ryokan Hoshokaku