Viaje a Costa Rica: Circuito Costa Rica Playas y Volcanes

Duración 12 día/s, 10 noche/s
  • FEB
  • MAR
  • ABR
  • MAY
  • JUN
  • JUL
  • AGO
  • SEP
  • OCT
  • NOV
  • DIC
  • ENE
Desde 1.961 €
Ver disponibilidad
Circuito: Costa Rica Playas y Volcanes
DURACIÓN: 12 día/s, 10 noche/s
Desde 1.961 €
Ver disponibilidad
Disfruta de un viaje a tu aire

Disfruta de un viaje increíble a Costa Rica, un recorrido que combinará a la perfección el viajar a tu ritmo, pero con varios servicios organizados, pensado para tu comodidad. Aquí van las combinaciones que hemos preparado para ti:
Primero, comienza la experiencia. Deberás elegir el día de salida entre un miércoles o un domingo. Si eliges el miércoles la duración del viaje será de 11 noches, mientras que, si prefieres comenzar con la aventura un domingo, el viaje tendrá una duración de 10 noches.
Segundo, ¿solo o acompañado? Podrás elegir si ir acompañado de un grupo y un guía durante todo el recorrido en bus o minibús. O bien, alquilar un coche a partir del cuarto día e ir a tu ritmo, sin horarios.
Tercero, hora de descansar. Podrás elegir la categoría de alojamiento que más se adecúe a ti, entre la estándar y superior. Ten en cuenta, que cada una de las categorías vendrán con la opción con traslados o con coche de alquiler. Para que conozcas todos los hoteles que ponemos a tu disposición, aquí podrás consultar sus características, categoría, ver fotos y mucho más.

Itinerario

Día 1: España - San José. ¡A por todas!

RÉGIMEN Sin comidas.
Transporte Vuelo
ALOJAMIENTO Hotel

¿Cuánto hace que esperabas este momento? Mucho tiempo… ¡Al fin ha llegado! Has revisado varias veces tu documentación, tu equipaje, estás seguro de que te dejas algo… no, son los nervios. Y es que es normal estar nervioso antes de iniciar una experiencia como esta. Porque Costa Rica es toda una experiencia.

Ya estás en el avión. Has pasado el control y el personal de a bordo te está explicando dónde están las salidas de emergencia del aparato, pero tú no puedes prestarles atención. Tu mente ya está en Costa Rica, ha llegado antes que tú. Y es que resulta imposible pensar en otra cosa que no sea lo que vas a hacer durante los días que tienes por delante.

Sabes que lo has programado todo, pero el vértigo se apodera de ti y empiezas a dudar de que seas capaz de hacer todo lo que te habías propuesto… no te preocupes por eso. En Costa Rica tendrás tiempo de hacer todo lo que te apetezca. Te esperan unos días repletos de aventuras. Por ahora, limítate a descansar durante el viaje. Cuando aterricemos en San José te estará esperando un guía que te acompañará al hotel y te ayudará con todos los trámites.

Ya estás despierto. Justo al sobrevolar Costa Rica. Admiras el verde manto de bosque tropical que cubre todo el país. En breve estarás recorriendo esos estrechos senderos que ves a lo lejos. Unos senderos que te llevan a la aventura.

Día 2: San José - Volcán Arenal. ¡Vamos a un volcán!

RÉGIMEN Desayuno.
Transporte Autocar, minibús o van
ALOJAMIENTO Hotel

Hoy es tu primer día en Costa Rica. Te levantas de un salto de la cama y corres a preparar la maleta. La emoción se ha adueñado de ti. Estás a miles de kilómetros de casa y necesitas empezar a explorar la zona de inmediato. ¿Estás preparado? Pues más vale que cojas fuerzas con el desayuno del hotel porque hoy va a ser el primero de muchos días repletos de experiencias inolvidables. Hoy nos dirigiremos hacia el norte de Costa Rica, pasando por los pequeños poblados de San Ramón, Chachagua y La Fortuna de San Carlos.


Para los que hayan escogido la opción con traslados: Ya estás de camino. Como si fueses un colegial, miras por la ventanilla para no perderte nada y observas como en un abrir y cerrar los ojos el paisaje urbano va desapareciendo engullido por la abundante flora tropical que ya no te abandonará en todo el viaje. Te sientes como si te adentrases en lo desconocido.

Al poco tiempo el pequeño poblado de San Ramón sale a tu encuentro. Los pináculos de su iglesia surgen orgullosos entre las copas de los árboles del bosque que circunda el poblado. Con poco más de 8.000 habitantes, San Ramón se dedica principalmente al cultivo de plantas ornamentales, caña de azúcar y café. Pese a su pequeño tamaño, el pueblo cuenta con dos museos: el Museo Regional de San Ramón, destinado a la promoción de la cultura local y el Museo Histórico José Figueres Ferrer, dedicado a la figura de este ilustre personaje, fundador de la Segunda República y tres veces presidente de Costa Rica. San Ramón también es conocido por la bella cascada natural que se puede encontrar en el Balneario Las Musas.

Ya estás de nuevo en camino. San Ramón ha desaparecido entre la maleza tan rápido como apareció. Ahora nos acercamos a La Fortuna de San Carlos, pero antes de llegar otro pueblecito llama tu atención. Se trata de Chachagua, una pequeña población que se ha mantenido totalmente al margen de la actividad turística que envuelve la zona de la Fortuna. Sus habitantes viven principalmente del cultivo de yuca y caña de azúcar y su mayor atractivo son su original iglesia católica, auténtico centro neurálgico, y las rutas de senderismo que llevan a lo más profundo del bosque.

Una vez abandonas Chachagua te adentrarás en la provincia de La Fortuna, cuya capital, La Fortuna de San Carlos, aparece frente a ti en un emplazamiento estratégico: la pequeña ciudad de 15.000 habitantes conecta el Parque Nacional Volcán Arenal con el Bosque Nuboso de Monteverde y las tierras bajas del norte de Costa Rica. Esta situación, unida a la gran cantidad de servicios y actividades que ofrece, convierten a La Fortuna de San Carlos en uno de los destinos turísticos más importantes del país. En un lugar así la diversión está asegurada. Desde la ornitología o los balnearios de aguas termales a actividades deportivas como senderismo, pesca, canopy o rafting, sin olvidar la vida nocturna.

Pero sin duda por lo que La Fortuna de San Carlos es mundialmente conocida es por sus espectaculares vistas del impresionante volcán Arenal, cuya silueta observas con curiosidad e impaciencia entre la bruma del atardecer. Pero el día ha sido largo e intenso y el cansancio se adueña de ti. Te diriges al hotel a degustar un buen plato de cocina local. ¡Mañana te espera un volcán!


Para los que hayan escogido la opción con coche de alquiler: Recogida del vehículo en su hotel situado en San José y conducción hacia el Volcán Arenal, donde nos alojaremos. El coche dispondrá de GPS y de un móvil con un saldo de 60 minutos para llamadas locales.

Día 3: Volcán Arenal. Un icono de Costa Rica

RÉGIMEN Desayuno.
Transporte Coche de alquiler
ALOJAMIENTO Hotel

Para ambas opciones (traslados/coche de alquiler): Te despiertas en La Fortuna de San Carlos con la imagen del volcán que ayer solo pudiste entrever en la distancia. Y hoy es un día reservado exclusivamente para explorar el volcán Arenal y sus alrededores. Los nervios hacen que desayunes rápidamente y salgas del hotel para buscarlo de nuevo en el horizonte. El Arenal, con sus 1.670 metros de altitud y sus más de 7.000 años de antigüedad, se presenta majestuoso ante los visitantes. Su icónica silueta se ha convertido en uno de los principales símbolos de Costa Rica y le ha proporcionado su nombre: la lava se ha ido depositando en su falda en forma de arenas líticas, lo que le ha dado el aspecto de un Arenal.

Algo en él resulta hipnótico y no puedes dejar de mirarlo. El volcán lleva años inactivo, pero desde 1964 hasta 2010 experimentó una serie de erupciones que arrojaron numeroso material piroclástico a cientos de kilómetros de distancia. Hasta 1964 estuvo dormido 500 años… ¿estará dormido 500 años más? Es imposible dejar de pensar en ello mientras observas la altura de su cráter e imaginas ríos de lava surgiendo de sus entrañas. Los indígenas locales aseguran que en su interior mora el dios del fuego… ¡Esperemos que siga dormido unos años más! Pero basta ya de mirarlo desde la distancia. Vamos a por él.

Para visitar el volcán Arenal lo mejor es practicar el Sky Tram y el Sky Trek. De esta manera podrás disfrutar de un tranquilo y panorámico ascenso en teleférico a lo alto de las montañas de la Reserva Natural Arenal y un vertiginoso descenso en tirolina. Durante la subida podrás admirar la sobrecogedora belleza de la reserva natural y como las explosiones volcánicas han dado forma al terreno circundante. Durante la vertiginosa bajada es posible que no puedas ver nada si no eres capaz de mantener los ojos abiertos.

Acabas de bajar en tirolina. La emoción de la visita te ha dejado terriblemente hambriento. Por suerte estás en La Fortuna de San Carlos y cuentas con numerosos restaurantes para disfrutar de la deliciosa cocina local. Si has sido capaz de subir a un volcán seguro que eres capaz de acabarte un nutritivo plato de casado, un plato típico costarricense compuesto de arroz, frijoles, plátano frito y carne de vacuno, cerdo, pollo o pescado que te ayudará a reponer fuerzas después de un día tan extenuante.

Si aún así tienes fuerzas para más aventuras y necesitas hacer bajar el plato de casado, en Fortuna de San Carlos dispones de varias posibilidades más: rafting o paseos en canoa a través de un río tropical, pesca deportiva o paseos a caballo son buenas opciones para acabar la jornada de la forma más divertida. Hoy ha sido un gran día… ¡Seguro que esta noche dormirás de un tirón!

Pero si has decidido que basta de emociones fuertes por hoy, nada como un reparador baño en sus aguas termales, situadas en pleno bosque virgen para disfrutar de la tranquilidad y el silencio, retomar fuerzas y finalizar un día irrepetible. Mucho mejor, ¿no?

Día 4: Volcán Arenal - Bosque Nuboso de Monteverde. Camino al cielo

RÉGIMEN Desayuno.
Transporte Autocar, minibús o van
ALOJAMIENTO Hotel

Te despiertas incrédulo. ¿De verdad estuviste ayer en un volcán? No te preocupes, es difícil de creer, pero sí, ayer estuviste en el gran volcán Arenal. Y hablando de sitios increíbles, hoy te diriges a un lugar que parece imposible. Imagina un bosque a más de mil metros de altura, cubierto por las nubes: el Bosque Nuboso de Monteverde.


Para los que hayan escogido la opción con traslados: Empiezas el recorrido a través de las montañas que componen la cordillera de Tilarán, de la que forma parte el volcán Arenal. Esta formación montañosa se extiende a lo largo de 75 kilómetros y alcanza una altura máxima de 1.800 metros. Durante el viaje podrás apreciar la inesperada presencia de modernos molinos de viento que aprovechan la presencia de los vientos elíseos que la atraviesan de este a oeste. Antes de proporcionar energía eólica, Tilarán ya proporcionaba riqueza a Costa Rica gracias a las antiguas minas que aprovechaban sus numerosas vetas de oro.

Pero lo que sin duda llamará tu atención será el imponente lago Arenal. El recorrido te permitirá apreciarlo en toda su inmensidad. Sus 30 kilómetros de largo y 5 de ancho, así como sus 66 metros de profundidad, lo convierten en el mayor lago de Costa Rica. Un alto en el camino te permite admirarlo al completo. Su intenso color azul contrasta con el verde del bosque que lo rodea, demostrando los grandes contrastes de Costa Rica.

Y hablando de contrastes, necesitas saber algo. El lago Arenal es un embalse artificial, creado para proporcionar electricidad a gran parte del país gracias a una presa construida en 1979 y encargada de extraer energía hidroeléctrica. En el fondo del lago residen dos antiguos poblados cuyos antiguos habitantes fueron reubicados en las cercanías, mientras que sobre sus aguas se practican numerosos deportes acuáticos como el kayak o el windsurf.

Observas el lago a medida que te alejas. Pronto queda oculto por la inmensidad del bosque que se abre ante ti. Sigues subiendo y subiendo… y empiezas a notar como empiezan a formarse ligeras neblinas en el camino, que te impiden ver con claridad en la lejanía. Todo empieza a ser difuso, como si te adentrases en un sueño. Estás llegando al Bosque Nuboso de Monteverde.

Lo habías imaginado, pero ahora lo tienes ante ti. La reserva biológica del Bosque Nuboso de Monteverde se extiende a lo largo de 10.500 hectáreas de bosque tropical en el que se agrupa una gran variedad de flora y fauna autóctonas. La condensación de las nubes debido a sus 1.300 metros de altitud sobre el nivel del mar propicia la formación de brumas que envuelven todo a la vista.

Oscurece. Te da la impresión de estar en un cuento de hadas… la magia del lugar te llama a perderte entre su maleza, pero el cansancio acumulado por el viaje te recomienda tomar una deliciosa cena en el hotel antes de dormir para reponer fuerzas. Mañana tendrás tiempo de perderte por los muchos senderos de este mágico lugar.


Para los que hayan escogido la opción con coche de alquiler: Se dirigiran hacia el Bosque Nuboso de Monteverde, ascendiendo por la cordillera de Tilarán, hata llegar a su alojamiento.

Día 5: Bosque Nuboso de Monteverde. Un bosque muy peculiar

RÉGIMEN Desayuno.
Transporte Coche de alquiler
ALOJAMIENTO Hotel

Para ambas opciones (traslados/coche de alquiler): Desayunas en el hotel mientras miras atento por la mañana. La neblina matinal empaña los cristales y te impide ver más allá de unos metros. Sales al exterior y contemplas la enormidad de la reserva natural, pero eres incapaz de ver el horizonte. Es imposible distinguir donde se supone que acaba el bosque y empieza el cielo. La niebla presente difumina el paisaje y lo convierte en el precioso decorado de un cuento de hadas.

El Bosque Nuboso de Monteverde no podría explicarse sin los húmedos vientos que azotan la zona, ya que la humedad que aportan y la consiguiente formación de la neblina permiten la preservación de la flora y fauna local. Y es que en las más de 10.500 hectáreas que componen el bosque se pueden encontrar más de 100 especies de mamíferos, 400 tipos de aves, 120 clases de reptiles y más de 3.000 tipos de plantas diferentes. Esta riqueza biológica es lo que llevó al gobierno costarricense a declarar al bosque nuboso reserva biológica en 1992.

Te adentras curioso por uno de sus senderos. La reserva natural dispone de nueve senderos de dificultad variable para explorar a fondo sus bosques. Los monos aulladores te siguen con la misma curiosidad, pero cuando intentas interactuar con ellos aúllan y se pierden entre la niebla. Sigues avanzando por el sendero y, cuando te adentras en la inmensidad y cruzas uno de los espectaculares puentes colgantes, miras hacia el abismo que se abre ante tus pies y tienes la sensación de estar en la cima del mundo.

Te detienes en el puesto de observación ornitológica. La gran altitud del bosque la gran variedad de especies hacen de esta reserva natural un escenario ideal para la observación de aves. Tucanes, oropéndolas, colibríes… pero el auténtico premio es conseguir ver al célebre yigüirro, declarado ave nacional de Costa Rica, o al espectacular quetzal. Este pájaro de plumas azules tornasoladas y pecho rojo era considerado sagrado por los antiguos sacerdotes aztecas y tanto ellos como su familia real vestían las rizadas plumas de su cola como señal de dignidad.

El Bosque Nuboso de Monteverde te ofrece además la posibilidad de explorarlo mediante actividades mucho más movidas que un simple paseo contemplativo. Para empezar, puedes optar por un idílico paseo en caballo por sus senderos o bien algo más movidito como saltar en tirolina desde lo alto de la reserva. Esta actividad te garantiza observar el bosque desde una perspectiva privilegiada. Y siempre tendrás la posibilidad de ascender hasta el mirador “La Ventana” desde el que contemplar la inmensidad del bosque.

Vuelves entre la bruma por un sendero diferente. Ver y escuchar a la naturaleza a través de la bruma ha resultado una experiencia impresionante. Está anocheciendo. El bosque cambia y se convierte en un lugar surgido de uno de tus sueños. Bostezas. Estás agotado y empiezas a dudar. ¿Sigues despierto o estás soñando?

Día 6: Bosque Nuboso de Monteverde – Volcán Rincón de la Vieja. ¡A por tu segundo volcán!

RÉGIMEN Desayuno.
Transporte Autocar, minibús o van
ALOJAMIENTO Hotel

Para los que hayan escogido la opción con traslados: Te despides con tristeza del nublado paraíso del Bosque Nuboso de Monteverde. Poco a poco queda atrás, aunque sabes que lo llevarás siempre contigo. Te diriges hacia el noroeste del país, y poco a poco el clima va cambiando. Estás entrando en la provincia de Guanacaste, la más popular de Costa Rica debido al impresionante conjunto que componen sus paradisíacas playas, volcanes y selvas. Es el verdadero paraíso tropical costarricense. Y en Guanacaste está nuestra próxima parada: el Parque Nacional Rincón de la Vieja.

Este parque tiene una curiosa leyenda. Según cuentan los indígenas de la zona, hace siglos la hija de un jefe de tribu se enamoró del hijo del jefe de una tribu rival. Cuando el padre de ella se enteró, ordenó capturar al enamorado y lanzarlo a un volcán. Cuando ella se enteró, huyó de su padre y se instaló en el volcán donde había muerto su amado. Poco después dio a luz a un niño, al que arrojó al mismo volcán para que pudiese estar con su padre. Triste y sola acabó sus días junto al volcán, convirtiéndose en una vieja curandera en cuya casa atendía a los viajeros. Dicha casa recibía el nombre de Rincón de la Vieja, que posteriormente dio nombre al volcán y al parque que lo alberga.

El Parque Nacional Rincón de la Vieja destaca por su superficie accidentada y su actividad volcánica, factores que propician la existencia paralela de varios ecosistemas con diferente flora y fauna según su altitud, lo que supone una rica variedad biológica. Si relieve accidentado también favorece la existencia de ríos y arroyos ¡Podemos encontrar hasta 32 ríos en las 14.000 hectáreas del parque! Pero si hay algo que destaca entre toda la naturaleza salvaje de Rincón de la Vieja, es el majestuoso volcán del mismo nombre.

Has llegado a Rincón de la Vieja. Tu primera impresión de Guanacaste es la de estar en un mundo muy diferente a lo conocido hasta hoy. Pero ya te lo habíamos avisado. Costa Rica es un país lleno de contrastes. Y hablando de contrastes, te encuentras en una provincia costera. Como verás, eso se nota mucho en la gastronomía local. Aunque aquí podrás disfrutar de una gran variedad de pescado fresco, lo mejor para cenar será que te atrevas a probar el célebre ceviche de pescado local, todo un icono de la cocina nacional. Sin duda, una manera genial de acumular energías para el día que te espera.


Para los que hayan escogido la opción con coche de alquiler: Se pondrá rumbo a la zona del Volcán Rincón de la Vieja, uno de los volcanes más activos de Costa Rica y donde se encuentra las populares piscinas naturales de aguas termales. Llegaremos a nuestro alojamiento.

Día 7: Volcán Rincón de La Vieja. Paisajes de otro mundo

RÉGIMEN Desayuno.
Transporte Coche de alquiler
ALOJAMIENTO Hotel

Para ambas opciones (traslados/coche de alquiler): Lo mejor será que hoy te hayas levantado con energía. Y si no es así, te recomendamos que desayunes fuerte en el hotel. ¡No te olvides del café! Hoy necesitarás todas tus fuerzas, estás en Rincón de la Vieja, y aquí las posibilidades son casi infinitas.

Lo primero que te llamará la atención del parque son los enormes contrastes en su paisaje. Las diferencias en su altitud y relieve, unidos al volcanismo de la zona, hacen que en sus apenas 14.000 hectáreas sea posible la coexistencia de diferentes hábitats, por lo que en ocasiones te parecerá estar en un desierto de arena y al momento te introducirás en un húmedo y denso bosque tropical. Ése es uno de los principales encantos del Parque Nacional Rincón de la Vieja.

Esta presencia de diferentes hábitats hace posible la vida de una gran variedad de flora y fauna. Los monos, perezosos, jaguares, tapires y tucanes se ocultan entre los bosques de orquídeas y árboles de laurel y guanacaste. El parque cuenta con una serie de senderos para descubrir todos sus encantos. Algo que no debes perderte en ningún caso son las cascadas que aparecen como altos en el camino. Entre ellas destacan La Cangreja y Escondidas, ideales para hacer una refrescante pausa bañándose en sus cristalinas aguas.

Una buena opción para poder apreciar los contrastes del Parque Nacional Rincón de la Vieja es el sendero a Las Palias, un trayecto a través de bosques, ríos, puentes colgantes hasta las fumarolas del volcán. Estas formaciones volcánicas expulsan los gases y vapores del pequeño volcán llamado Volcanito. En ese momento habrás dejado atrás el frondoso paisaje del bosque tropical para adentrarte en lo que parece ser un paisaje desértico en el que encontrarás las famosas piscinas de barro del parque y continuar ascendiendo hasta uno de los siete cráteres del volcán Rincón de la Vieja. Estás ante un volcán en activo, por lo que es posible que dicho recorrido se halle cerrado debido a la actividad volcánica. Aun así serás capaz de apreciar la extraña belleza de un paisaje más propio de otro planeta que de un país caribeño.

Y entre ese paisaje de otro mundo surge como de un sueño la espectacular Laguna Jilgueros, un precioso lago de aguas turquesas nacido en otro de los cráteres del volcán. Un consejo: asegúrate de tener experiencia en excursionismo si decides llevar a cabo esta bonita excursión al centro de Rincón de la Vieja y, sobretodo, presta atención a los carteles informativos de la zona.

Otra opción para adentrarte en el parque es visitarlo a lomos de un caballo o bien atreverse a practicar el descenso de ríos y barrancos. Sin duda es una manera muy diferente de disfrutar de la visita. Y hablando de disfrutar, no te olvides de hacer una visita a alguno de los restaurantes de la zona. ¡Un buen plato de casado seguro que te proporciona toda la energía necesaria para acabar entero este día!

Día 8: Volcán Rincón de La Vieja - Playa de Tamarindo. Hacia el mar

RÉGIMEN Desayuno.
Transporte Coche de alquiler
ALOJAMIENTO Hotel

Te despiertas todavía incrédulo. Esta noche has repasado mentalmente los diferentes lugares que has conocido hasta ahora: ciudades, poblados, volcanes, bosques nubosos, desiertos volcánicos… y ¿sabes que hoy acabarás el día en la playa? Ya te advertimos que Costa Rica te sorprendería por la riqueza y contraste de sus paisajes.


Para los que hayan escogido la opción con traslados: Hoy pones rumbo a la vecina playa de Tamarindo, situada en la costa noroeste, en la misma provincia de Guanacaste. Tamarindo se destaca por ser la viva imagen del paraíso tropical que seguro que imaginas: aguas turquesas, blancas arenas, palmeras y mucha tranquilidad.

Esta idílica playa se abre al océano Pacífico, cuyos vientos la hacen ideal para la práctica de deportes acuáticos como el windsurf. Se encuentra junto al pueblecito costero del mismo nombre, que hasta los años 80 estaba dedicado exclusivamente a la pesca. Fue en esa década cuando fue descubierto por los surfistas, lo que hizo que Tamarindo se convirtiese en un destino turístico de primer orden. Hoy en día dispone de una importante y extensa oferta de ocio para el visitante. Ya sabes. Puedes quedarte tostándote al sol en la arena o atreverte con los retos que te plantea Tamarindo… ¡Si tienes fuerzas!

Y aunque parezca imposible, junto a la playa se alza el Parque Nacional Marino las Baulas de Guanacaste – Tamarindo, dedicado a la preservación de la naturaleza local y, en especial, al cuidado de las especies en peligro de extinción.

Mientras pensabas qué vas a hacer durante estos días de playa ya has llegado a Tamarindo. El sol luce en el cielo, el suave murmullo del océano Pacífico llega a tus oídos y notas como se te pone piel de gallina al sentir el calor del sol del trópico. Necesitas una ración de playa de inmediato. Impaciente, dejas tu equipaje en el hotel, te despides con prisa, corres a la playa y te zambulles sin pensártelo. Te quedas flotando en las cristalinas aguas, mirando al cielo y cierras los ojos. Silencio. Es cierto. Esto es el paraíso.


Para los que hayan escogido la opción con coche de alquiler: Se dirigirán hacia la playa Tamarindo, recorriendo paisajes de ensueño hasta llegar a su alojamiento.

Día 9 a 11 : Playa de Tamarindo. Surcando las olas

RÉGIMEN Desayuno.
Transporte Coche de alquiler
ALOJAMIENTO Hotel

Para ambas opciones (traslados/coche de alquiler): Te despiertas en la habitación del hotel. Pero mantienes tus ojos cerrados. ¿Ese sonido es el mar? Te pones de pie de un salto, tomas un buen desayuno en el hotel, agarras el bañador y la toalla y sales corriendo hacia la playa.

Tamarindo es una caja de sorpresas. Parece un pequeño pueblo pesquero de tan solo 2.000 habitantes, pero existen cientos de posibilidades para un viajero inquieto como tú. Antes de nada sales a conocer el pueblecito. Los lugareños te miran y te sonríen. Paseas entre los puestecillos de fruta fresca, entras en un establecimiento y pides uno de los helados de elaboración local. De paso entras en la panadería francesa para comprar uno de esos croissants recién hechos que has visto en el escaparate. El día va a ser largo y necesitarás provisiones.

Llegas a la playa y te tumbas en la arena. Piensas quedarte aquí todo el día. Cierras los ojos y en las siguientes dos horas solo los abres para dirigirte al agua y nadar hacia el horizonte. Entonces es cuando lo ves. Un grupo de personas se pierde entre las rocas haciendo esnórquel. De inmediato vuelven a ti tus ganas de aventuras. Y, aunque no lo parezca, Tamarindo es el lugar ideal para aventureros.

Puedes adentrarte en sus aguas y explorar los corales que encuentran su hogar entre las rocas, así como admirar la rica fauna marina de Guanacaste. Sin salir del agua puedes realizar un cursillo de surf o darte un paseo en canoa alrededor de la costa. Otra opción es salir del agua y conducir un quad por la arena o realizar una excursión a la reserva protegida de Tamarindo. De esta manera podrás explorar la frondosa vegetación tropical y tropezarte con alguno de los monos aulladores que sueles oír a lo lejos de vez en cuando.

Se acaba el día mientras observas la puesta de sol desde la playa. Respiras hondo. Este es uno de esos momentos en la vida en los que te sientes en comunión con la naturaleza. Ahora te diriges al hotel a disfrutar de una deliciosa cena compuesta de pescado fresco local. Quien te lo iba a decir, pensabas que hoy no harías absolutamente nada en todo el día ¡y estás más hambriento que nunca!

Día 12: Playa de Tamarindo - San José - España.

RÉGIMEN Desayuno.
Transporte Vuelo
Transporte Autocar, minibús o van

Para los que hayan escogido la opción con traslados: Nunca empezar a hacer el equipaje había sido tan triste. Tantos lugares mágicos, tantas experiencias increíbles... Pero cuando empiezas a llenar la maleta la sonrisa vuelve a tu rostro. Doblas con mimo la camiseta que compraste ayer en Tamarindo, guardas con cuidado la figurita del quetzal que encontraste en aquella pequeña tienda del Bosque Nuboso de Monteverde, el sombrero de Rincón de la Vieja, y las chocolatinas de café que te volvieron loco en San Ramón. Te das cuenta que no dejas nada atrás. Todos esos lugares mágicos, todas esas experiencias increíbles te las llevas contigo. En tu memoria y en tu corazón.

Te diriges a San José. Poco a poco el verde del bosque da lugar a las primeras viviendas y, de pronto, ya estás en el aeropuerto. Miras con mimo a tu maleta repleta de recuerdos mientras se aleja por la cinta de facturación y subes al avión. Como es un vuelo nocturno vas a aprovechar para dormir y llegar fresco a casa. Además así podrás soñar con todo lo que has hecho estos días.

Te acomodas en tu asiento y miras por la ventanilla. Quieres disfrutar de Costa Rica hasta el último segundo. El avión se eleva. Sigues mirando hacia abajo, y ves como el verde de todo un país desaparece bajo las nubes. Ese momento te recuerda, por alguna razón, a tu ascenso al Bosque Nuboso de Monteverde. Y sonriendo, te quedas dormido. ¡Hasta la próxima, Costa Rica!


Para los que hayan escogido la opción con coche de alquiler: Deberán realizar su devolución en el Aeropuerto Internacional de San José, antes de las 14 horas, donde realizaremos los trámites de embarque en el vuelo que nos llevará de regreso a España. Noche a bordo.


Deberán tener en cuenta que el recorrido desde Playa Tamarindo hasta el Aeropuerto Internacional de San José tiene una duración de unas 4 horas y media. La hora de presentación en el aeropuerto debe ser, al menos, de 3 horas antes de la salida de vuelo para rellenar los trámites migratorios y de embarque.

Día 1: España - San José. ¡A por todas!

RÉGIMEN Sin comidas.
Transporte Vuelo
ALOJAMIENTO Hotel

¿Cuánto hace que esperabas este momento? Mucho tiempo… ¡Al fin ha llegado! Has revisado varias veces tu documentación, tu equipaje, estás seguro de que te dejas algo… no, son los nervios. Y es que es normal estar nervioso antes de iniciar una experiencia como esta. Porque Costa Rica es toda una experiencia.

Ya estás en el avión. Has pasado el control y el personal de a bordo te está explicando dónde están las salidas de emergencia del aparato, pero tú no puedes prestarles atención. Tu mente ya está en Costa Rica, ha llegado antes que tú. Y es que resulta imposible pensar en otra cosa que no sea lo que vas a hacer durante los días que tienes por delante.

Sabes que lo has programado todo, pero el vértigo se apodera de ti y empiezas a dudar de que seas capaz de hacer todo lo que te habías propuesto… no te preocupes por eso. En Costa Rica tendrás tiempo de hacer todo lo que te apetezca. Te esperan unos días repletos de aventuras. Por ahora, limítate a descansar durante el viaje. Cuando aterricemos en San José te estará esperando un guía que te acompañará al hotel y te ayudará con todos los trámites.

Ya estás despierto. Justo al sobrevolar Costa Rica. Admiras el verde manto de bosque tropical que cubre todo el país. En breve estarás recorriendo esos estrechos senderos que ves a lo lejos. Unos senderos que te llevan a la aventura.

Día 2: San José - Volcán Arenal. ¡Vamos a un volcán!

RÉGIMEN Desayuno.
Transporte Autocar, minibús o van
ALOJAMIENTO Hotel

Hoy es tu primer día en Costa Rica. Te levantas de un salto de la cama y corres a preparar la maleta. La emoción se ha adueñado de ti. Estás a miles de kilómetros de casa y necesitas empezar a explorar la zona de inmediato. ¿Estás preparado? Pues más vale que cojas fuerzas con el desayuno del hotel porque hoy va a ser el primero de muchos días repletos de experiencias inolvidables. Hoy nos dirigiremos hacia el norte de Costa Rica, pasando por los pequeños poblados de San Ramón, Chachagua y La Fortuna de San Carlos.


Para los que hayan escogido la opción con traslados: Ya estás de camino. Como si fueses un colegial, miras por la ventanilla para no perderte nada y observas como en un abrir y cerrar los ojos el paisaje urbano va desapareciendo engullido por la abundante flora tropical que ya no te abandonará en todo el viaje. Te sientes como si te adentrases en lo desconocido.

Al poco tiempo el pequeño poblado de San Ramón sale a tu encuentro. Los pináculos de su iglesia surgen orgullosos entre las copas de los árboles del bosque que circunda el poblado. Con poco más de 8.000 habitantes, San Ramón se dedica principalmente al cultivo de plantas ornamentales, caña de azúcar y café. Pese a su pequeño tamaño, el pueblo cuenta con dos museos: el Museo Regional de San Ramón, destinado a la promoción de la cultura local y el Museo Histórico José Figueres Ferrer, dedicado a la figura de este ilustre personaje, fundador de la Segunda República y tres veces presidente de Costa Rica. San Ramón también es conocido por la bella cascada natural que se puede encontrar en el Balneario Las Musas.

Ya estás de nuevo en camino. San Ramón ha desaparecido entre la maleza tan rápido como apareció. Ahora nos acercamos a La Fortuna de San Carlos, pero antes de llegar otro pueblecito llama tu atención. Se trata de Chachagua, una pequeña población que se ha mantenido totalmente al margen de la actividad turística que envuelve la zona de la Fortuna. Sus habitantes viven principalmente del cultivo de yuca y caña de azúcar y su mayor atractivo son su original iglesia católica, auténtico centro neurálgico, y las rutas de senderismo que llevan a lo más profundo del bosque.

Una vez abandonas Chachagua te adentrarás en la provincia de La Fortuna, cuya capital, La Fortuna de San Carlos, aparece frente a ti en un emplazamiento estratégico: la pequeña ciudad de 15.000 habitantes conecta el Parque Nacional Volcán Arenal con el Bosque Nuboso de Monteverde y las tierras bajas del norte de Costa Rica. Esta situación, unida a la gran cantidad de servicios y actividades que ofrece, convierten a La Fortuna de San Carlos en uno de los destinos turísticos más importantes del país. En un lugar así la diversión está asegurada. Desde la ornitología o los balnearios de aguas termales a actividades deportivas como senderismo, pesca, canopy o rafting, sin olvidar la vida nocturna.

Pero sin duda por lo que La Fortuna de San Carlos es mundialmente conocida es por sus espectaculares vistas del impresionante volcán Arenal, cuya silueta observas con curiosidad e impaciencia entre la bruma del atardecer. Pero el día ha sido largo e intenso y el cansancio se adueña de ti. Te diriges al hotel a degustar un buen plato de cocina local. ¡Mañana te espera un volcán!


Para los que hayan escogido la opción con coche de alquiler: Recogida del vehículo en su hotel situado en San José y conducción hacia el Volcán Arenal, donde nos alojaremos. El coche dispondrá de GPS y de un móvil con un saldo de 60 minutos para llamadas locales.

Día 3: Volcán Arenal. Un icono de Costa Rica

RÉGIMEN Desayuno.
Transporte Coche de alquiler
ALOJAMIENTO Hotel

Para ambas opciones (traslados/coche de alquiler): Te despiertas en La Fortuna de San Carlos con la imagen del volcán que ayer solo pudiste entrever en la distancia. Y hoy es un día reservado exclusivamente para explorar el volcán Arenal y sus alrededores. Los nervios hacen que desayunes rápidamente y salgas del hotel para buscarlo de nuevo en el horizonte. El Arenal, con sus 1.670 metros de altitud y sus más de 7.000 años de antigüedad, se presenta majestuoso ante los visitantes. Su icónica silueta se ha convertido en uno de los principales símbolos de Costa Rica y le ha proporcionado su nombre: la lava se ha ido depositando en su falda en forma de arenas líticas, lo que le ha dado el aspecto de un Arenal.

Algo en él resulta hipnótico y no puedes dejar de mirarlo. El volcán lleva años inactivo, pero desde 1964 hasta 2010 experimentó una serie de erupciones que arrojaron numeroso material piroclástico a cientos de kilómetros de distancia. Hasta 1964 estuvo dormido 500 años… ¿estará dormido 500 años más? Es imposible dejar de pensar en ello mientras observas la altura de su cráter e imaginas ríos de lava surgiendo de sus entrañas. Los indígenas locales aseguran que en su interior mora el dios del fuego… ¡Esperemos que siga dormido unos años más! Pero basta ya de mirarlo desde la distancia. Vamos a por él.

Para visitar el volcán Arenal lo mejor es practicar el Sky Tram y el Sky Trek. De esta manera podrás disfrutar de un tranquilo y panorámico ascenso en teleférico a lo alto de las montañas de la Reserva Natural Arenal y un vertiginoso descenso en tirolina. Durante la subida podrás admirar la sobrecogedora belleza de la reserva natural y como las explosiones volcánicas han dado forma al terreno circundante. Durante la vertiginosa bajada es posible que no puedas ver nada si no eres capaz de mantener los ojos abiertos.

Acabas de bajar en tirolina. La emoción de la visita te ha dejado terriblemente hambriento. Por suerte estás en La Fortuna de San Carlos y cuentas con numerosos restaurantes para disfrutar de la deliciosa cocina local. Si has sido capaz de subir a un volcán seguro que eres capaz de acabarte un nutritivo plato de casado, un plato típico costarricense compuesto de arroz, frijoles, plátano frito y carne de vacuno, cerdo, pollo o pescado que te ayudará a reponer fuerzas después de un día tan extenuante.

Si aún así tienes fuerzas para más aventuras y necesitas hacer bajar el plato de casado, en Fortuna de San Carlos dispones de varias posibilidades más: rafting o paseos en canoa a través de un río tropical, pesca deportiva o paseos a caballo son buenas opciones para acabar la jornada de la forma más divertida. Hoy ha sido un gran día… ¡Seguro que esta noche dormirás de un tirón!

Pero si has decidido que basta de emociones fuertes por hoy, nada como un reparador baño en sus aguas termales, situadas en pleno bosque virgen para disfrutar de la tranquilidad y el silencio, retomar fuerzas y finalizar un día irrepetible. Mucho mejor, ¿no?

Día 4: Volcán Arenal - Bosque Nuboso de Monteverde. Camino al cielo

RÉGIMEN Desayuno.
Transporte Autocar, minibús o van
ALOJAMIENTO Hotel

Te despiertas incrédulo. ¿De verdad estuviste ayer en un volcán? No te preocupes, es difícil de creer, pero sí, ayer estuviste en el gran volcán Arenal. Y hablando de sitios increíbles, hoy te diriges a un lugar que parece imposible. Imagina un bosque a más de mil metros de altura, cubierto por las nubes: el Bosque Nuboso de Monteverde.


Para los que hayan escogido la opción con traslados: Empiezas el recorrido a través de las montañas que componen la cordillera de Tilarán, de la que forma parte el volcán Arenal. Esta formación montañosa se extiende a lo largo de 75 kilómetros y alcanza una altura máxima de 1.800 metros. Durante el viaje podrás apreciar la inesperada presencia de modernos molinos de viento que aprovechan la presencia de los vientos elíseos que la atraviesan de este a oeste. Antes de proporcionar energía eólica, Tilarán ya proporcionaba riqueza a Costa Rica gracias a las antiguas minas que aprovechaban sus numerosas vetas de oro.

Pero lo que sin duda llamará tu atención será el imponente lago Arenal. El recorrido te permitirá apreciarlo en toda su inmensidad. Sus 30 kilómetros de largo y 5 de ancho, así como sus 66 metros de profundidad, lo convierten en el mayor lago de Costa Rica. Un alto en el camino te permite admirarlo al completo. Su intenso color azul contrasta con el verde del bosque que lo rodea, demostrando los grandes contrastes de Costa Rica.

Y hablando de contrastes, necesitas saber algo. El lago Arenal es un embalse artificial, creado para proporcionar electricidad a gran parte del país gracias a una presa construida en 1979 y encargada de extraer energía hidroeléctrica. En el fondo del lago residen dos antiguos poblados cuyos antiguos habitantes fueron reubicados en las cercanías, mientras que sobre sus aguas se practican numerosos deportes acuáticos como el kayak o el windsurf.

Observas el lago a medida que te alejas. Pronto queda oculto por la inmensidad del bosque que se abre ante ti. Sigues subiendo y subiendo… y empiezas a notar como empiezan a formarse ligeras neblinas en el camino, que te impiden ver con claridad en la lejanía. Todo empieza a ser difuso, como si te adentrases en un sueño. Estás llegando al Bosque Nuboso de Monteverde.

Lo habías imaginado, pero ahora lo tienes ante ti. La reserva biológica del Bosque Nuboso de Monteverde se extiende a lo largo de 10.500 hectáreas de bosque tropical en el que se agrupa una gran variedad de flora y fauna autóctonas. La condensación de las nubes debido a sus 1.300 metros de altitud sobre el nivel del mar propicia la formación de brumas que envuelven todo a la vista.

Oscurece. Te da la impresión de estar en un cuento de hadas… la magia del lugar te llama a perderte entre su maleza, pero el cansancio acumulado por el viaje te recomienda tomar una deliciosa cena en el hotel antes de dormir para reponer fuerzas. Mañana tendrás tiempo de perderte por los muchos senderos de este mágico lugar.


Para los que hayan escogido la opción con coche de alquiler: Se dirigiran hacia el Bosque Nuboso de Monteverde, ascendiendo por la cordillera de Tilarán, hata llegar a su alojamiento.

Día 5: Bosque Nuboso de Monteverde. Un bosque muy peculiar

RÉGIMEN Desayuno.
Transporte Coche de alquiler
ALOJAMIENTO Hotel

Para ambas opciones (traslados/coche de alquiler): Desayunas en el hotel mientras miras atento por la mañana. La neblina matinal empaña los cristales y te impide ver más allá de unos metros. Sales al exterior y contemplas la enormidad de la reserva natural, pero eres incapaz de ver el horizonte. Es imposible distinguir donde se supone que acaba el bosque y empieza el cielo. La niebla presente difumina el paisaje y lo convierte en el precioso decorado de un cuento de hadas.

El Bosque Nuboso de Monteverde no podría explicarse sin los húmedos vientos que azotan la zona, ya que la humedad que aportan y la consiguiente formación de la neblina permiten la preservación de la flora y fauna local. Y es que en las más de 10.500 hectáreas que componen el bosque se pueden encontrar más de 100 especies de mamíferos, 400 tipos de aves, 120 clases de reptiles y más de 3.000 tipos de plantas diferentes. Esta riqueza biológica es lo que llevó al gobierno costarricense a declarar al bosque nuboso reserva biológica en 1992.

Te adentras curioso por uno de sus senderos. La reserva natural dispone de nueve senderos de dificultad variable para explorar a fondo sus bosques. Los monos aulladores te siguen con la misma curiosidad, pero cuando intentas interactuar con ellos aúllan y se pierden entre la niebla. Sigues avanzando por el sendero y, cuando te adentras en la inmensidad y cruzas uno de los espectaculares puentes colgantes, miras hacia el abismo que se abre ante tus pies y tienes la sensación de estar en la cima del mundo.

Te detienes en el puesto de observación ornitológica. La gran altitud del bosque la gran variedad de especies hacen de esta reserva natural un escenario ideal para la observación de aves. Tucanes, oropéndolas, colibríes… pero el auténtico premio es conseguir ver al célebre yigüirro, declarado ave nacional de Costa Rica, o al espectacular quetzal. Este pájaro de plumas azules tornasoladas y pecho rojo era considerado sagrado por los antiguos sacerdotes aztecas y tanto ellos como su familia real vestían las rizadas plumas de su cola como señal de dignidad.

El Bosque Nuboso de Monteverde te ofrece además la posibilidad de explorarlo mediante actividades mucho más movidas que un simple paseo contemplativo. Para empezar, puedes optar por un idílico paseo en caballo por sus senderos o bien algo más movidito como saltar en tirolina desde lo alto de la reserva. Esta actividad te garantiza observar el bosque desde una perspectiva privilegiada. Y siempre tendrás la posibilidad de ascender hasta el mirador “La Ventana” desde el que contemplar la inmensidad del bosque.

Vuelves entre la bruma por un sendero diferente. Ver y escuchar a la naturaleza a través de la bruma ha resultado una experiencia impresionante. Está anocheciendo. El bosque cambia y se convierte en un lugar surgido de uno de tus sueños. Bostezas. Estás agotado y empiezas a dudar. ¿Sigues despierto o estás soñando?

Día 6: Bosque Nuboso de Monteverde – Volcán Rincón de la Vieja. ¡A por tu segundo volcán!

RÉGIMEN Desayuno.
Transporte Autocar, minibús o van
ALOJAMIENTO Hotel

Para los que hayan escogido la opción con traslados: Te despides con tristeza del nublado paraíso del Bosque Nuboso de Monteverde. Poco a poco queda atrás, aunque sabes que lo llevarás siempre contigo. Te diriges hacia el noroeste del país, y poco a poco el clima va cambiando. Estás entrando en la provincia de Guanacaste, la más popular de Costa Rica debido al impresionante conjunto que componen sus paradisíacas playas, volcanes y selvas. Es el verdadero paraíso tropical costarricense. Y en Guanacaste está nuestra próxima parada: el Parque Nacional Rincón de la Vieja.

Este parque tiene una curiosa leyenda. Según cuentan los indígenas de la zona, hace siglos la hija de un jefe de tribu se enamoró del hijo del jefe de una tribu rival. Cuando el padre de ella se enteró, ordenó capturar al enamorado y lanzarlo a un volcán. Cuando ella se enteró, huyó de su padre y se instaló en el volcán donde había muerto su amado. Poco después dio a luz a un niño, al que arrojó al mismo volcán para que pudiese estar con su padre. Triste y sola acabó sus días junto al volcán, convirtiéndose en una vieja curandera en cuya casa atendía a los viajeros. Dicha casa recibía el nombre de Rincón de la Vieja, que posteriormente dio nombre al volcán y al parque que lo alberga.

El Parque Nacional Rincón de la Vieja destaca por su superficie accidentada y su actividad volcánica, factores que propician la existencia paralela de varios ecosistemas con diferente flora y fauna según su altitud, lo que supone una rica variedad biológica. Si relieve accidentado también favorece la existencia de ríos y arroyos ¡Podemos encontrar hasta 32 ríos en las 14.000 hectáreas del parque! Pero si hay algo que destaca entre toda la naturaleza salvaje de Rincón de la Vieja, es el majestuoso volcán del mismo nombre.

Has llegado a Rincón de la Vieja. Tu primera impresión de Guanacaste es la de estar en un mundo muy diferente a lo conocido hasta hoy. Pero ya te lo habíamos avisado. Costa Rica es un país lleno de contrastes. Y hablando de contrastes, te encuentras en una provincia costera. Como verás, eso se nota mucho en la gastronomía local. Aunque aquí podrás disfrutar de una gran variedad de pescado fresco, lo mejor para cenar será que te atrevas a probar el célebre ceviche de pescado local, todo un icono de la cocina nacional. Sin duda, una manera genial de acumular energías para el día que te espera.


Para los que hayan escogido la opción con coche de alquiler: Se pondrá rumbo a la zona del Volcán Rincón de la Vieja, uno de los volcanes más activos de Costa Rica y donde se encuentra las populares piscinas naturales de aguas termales. Llegaremos a nuestro alojamiento.

Día 7: Volcán Rincón de La Vieja. Paisajes de otro mundo

RÉGIMEN Desayuno.
Transporte Coche de alquiler
ALOJAMIENTO Hotel

Para ambas opciones (traslados/coche de alquiler): Lo mejor será que hoy te hayas levantado con energía. Y si no es así, te recomendamos que desayunes fuerte en el hotel. ¡No te olvides del café! Hoy necesitarás todas tus fuerzas, estás en Rincón de la Vieja, y aquí las posibilidades son casi infinitas.

Lo primero que te llamará la atención del parque son los enormes contrastes en su paisaje. Las diferencias en su altitud y relieve, unidos al volcanismo de la zona, hacen que en sus apenas 14.000 hectáreas sea posible la coexistencia de diferentes hábitats, por lo que en ocasiones te parecerá estar en un desierto de arena y al momento te introducirás en un húmedo y denso bosque tropical. Ése es uno de los principales encantos del Parque Nacional Rincón de la Vieja.

Esta presencia de diferentes hábitats hace posible la vida de una gran variedad de flora y fauna. Los monos, perezosos, jaguares, tapires y tucanes se ocultan entre los bosques de orquídeas y árboles de laurel y guanacaste. El parque cuenta con una serie de senderos para descubrir todos sus encantos. Algo que no debes perderte en ningún caso son las cascadas que aparecen como altos en el camino. Entre ellas destacan La Cangreja y Escondidas, ideales para hacer una refrescante pausa bañándose en sus cristalinas aguas.

Una buena opción para poder apreciar los contrastes del Parque Nacional Rincón de la Vieja es el sendero a Las Palias, un trayecto a través de bosques, ríos, puentes colgantes hasta las fumarolas del volcán. Estas formaciones volcánicas expulsan los gases y vapores del pequeño volcán llamado Volcanito. En ese momento habrás dejado atrás el frondoso paisaje del bosque tropical para adentrarte en lo que parece ser un paisaje desértico en el que encontrarás las famosas piscinas de barro del parque y continuar ascendiendo hasta uno de los siete cráteres del volcán Rincón de la Vieja. Estás ante un volcán en activo, por lo que es posible que dicho recorrido se halle cerrado debido a la actividad volcánica. Aun así serás capaz de apreciar la extraña belleza de un paisaje más propio de otro planeta que de un país caribeño.

Y entre ese paisaje de otro mundo surge como de un sueño la espectacular Laguna Jilgueros, un precioso lago de aguas turquesas nacido en otro de los cráteres del volcán. Un consejo: asegúrate de tener experiencia en excursionismo si decides llevar a cabo esta bonita excursión al centro de Rincón de la Vieja y, sobretodo, presta atención a los carteles informativos de la zona.

Otra opción para adentrarte en el parque es visitarlo a lomos de un caballo o bien atreverse a practicar el descenso de ríos y barrancos. Sin duda es una manera muy diferente de disfrutar de la visita. Y hablando de disfrutar, no te olvides de hacer una visita a alguno de los restaurantes de la zona. ¡Un buen plato de casado seguro que te proporciona toda la energía necesaria para acabar entero este día!

Día 8: Volcán Rincón de La Vieja - Playa de Tamarindo. Hacia el mar

RÉGIMEN Desayuno.
Transporte Coche de alquiler
ALOJAMIENTO Hotel

Te despiertas todavía incrédulo. Esta noche has repasado mentalmente los diferentes lugares que has conocido hasta ahora: ciudades, poblados, volcanes, bosques nubosos, desiertos volcánicos… y ¿sabes que hoy acabarás el día en la playa? Ya te advertimos que Costa Rica te sorprendería por la riqueza y contraste de sus paisajes.


Para los que hayan escogido la opción con traslados: Hoy pones rumbo a la vecina playa de Tamarindo, situada en la costa noroeste, en la misma provincia de Guanacaste. Tamarindo se destaca por ser la viva imagen del paraíso tropical que seguro que imaginas: aguas turquesas, blancas arenas, palmeras y mucha tranquilidad.

Esta idílica playa se abre al océano Pacífico, cuyos vientos la hacen ideal para la práctica de deportes acuáticos como el windsurf. Se encuentra junto al pueblecito costero del mismo nombre, que hasta los años 80 estaba dedicado exclusivamente a la pesca. Fue en esa década cuando fue descubierto por los surfistas, lo que hizo que Tamarindo se convirtiese en un destino turístico de primer orden. Hoy en día dispone de una importante y extensa oferta de ocio para el visitante. Ya sabes. Puedes quedarte tostándote al sol en la arena o atreverte con los retos que te plantea Tamarindo… ¡Si tienes fuerzas!

Y aunque parezca imposible, junto a la playa se alza el Parque Nacional Marino las Baulas de Guanacaste – Tamarindo, dedicado a la preservación de la naturaleza local y, en especial, al cuidado de las especies en peligro de extinción.

Mientras pensabas qué vas a hacer durante estos días de playa ya has llegado a Tamarindo. El sol luce en el cielo, el suave murmullo del océano Pacífico llega a tus oídos y notas como se te pone piel de gallina al sentir el calor del sol del trópico. Necesitas una ración de playa de inmediato. Impaciente, dejas tu equipaje en el hotel, te despides con prisa, corres a la playa y te zambulles sin pensártelo. Te quedas flotando en las cristalinas aguas, mirando al cielo y cierras los ojos. Silencio. Es cierto. Esto es el paraíso.


Para los que hayan escogido la opción con coche de alquiler: Se dirigirán hacia la playa Tamarindo, recorriendo paisajes de ensueño hasta llegar a su alojamiento.

Día 9 a 10 : Playa de Tamarindo. Surcando las olas

RÉGIMEN Desayuno.
Transporte Coche de alquiler
ALOJAMIENTO Hotel

Para ambas opciones (traslados/coche de alquiler): Te despiertas en la habitación del hotel. Pero mantienes tus ojos cerrados. ¿Ese sonido es el mar? Te pones de pie de un salto, tomas un buen desayuno en el hotel, agarras el bañador y la toalla y sales corriendo hacia la playa.

Tamarindo es una caja de sorpresas. Parece un pequeño pueblo pesquero de tan solo 2.000 habitantes, pero existen cientos de posibilidades para un viajero inquieto como tú. Antes de nada sales a conocer el pueblecito. Los lugareños te miran y te sonríen. Paseas entre los puestecillos de fruta fresca, entras en un establecimiento y pides uno de los helados de elaboración local. De paso entras en la panadería francesa para comprar uno de esos croissants recién hechos que has visto en el escaparate. El día va a ser largo y necesitarás provisiones.

Llegas a la playa y te tumbas en la arena. Piensas quedarte aquí todo el día. Cierras los ojos y en las siguientes dos horas solo los abres para dirigirte al agua y nadar hacia el horizonte. Entonces es cuando lo ves. Un grupo de personas se pierde entre las rocas haciendo esnórquel. De inmediato vuelven a ti tus ganas de aventuras. Y, aunque no lo parezca, Tamarindo es el lugar ideal para aventureros.

Puedes adentrarte en sus aguas y explorar los corales que encuentran su hogar entre las rocas, así como admirar la rica fauna marina de Guanacaste. Sin salir del agua puedes realizar un cursillo de surf o darte un paseo en canoa alrededor de la costa. Otra opción es salir del agua y conducir un quad por la arena o realizar una excursión a la reserva protegida de Tamarindo. De esta manera podrás explorar la frondosa vegetación tropical y tropezarte con alguno de los monos aulladores que sueles oír a lo lejos de vez en cuando.

Se acaba el día mientras observas la puesta de sol desde la playa. Respiras hondo. Este es uno de esos momentos en la vida en los que te sientes en comunión con la naturaleza. Ahora te diriges al hotel a disfrutar de una deliciosa cena compuesta de pescado fresco local. Quien te lo iba a decir, pensabas que hoy no harías absolutamente nada en todo el día ¡y estás más hambriento que nunca!

Día 11: Playa de Tamarindo - San José - España.

RÉGIMEN Desayuno.
Transporte Vuelo
Transporte Autocar, minibús o van

Para los que hayan escogido la opción con traslados: Nunca empezar a hacer el equipaje había sido tan triste. Tantos lugares mágicos, tantas experiencias increíbles... Pero cuando empiezas a llenar la maleta la sonrisa vuelve a tu rostro. Doblas con mimo la camiseta que compraste ayer en Tamarindo, guardas con cuidado la figurita del quetzal que encontraste en aquella pequeña tienda del Bosque Nuboso de Monteverde, el sombrero de Rincón de la Vieja, y las chocolatinas de café que te volvieron loco en San Ramón. Te das cuenta que no dejas nada atrás. Todos esos lugares mágicos, todas esas experiencias increíbles te las llevas contigo. En tu memoria y en tu corazón.

Te diriges a San José. Poco a poco el verde del bosque da lugar a las primeras viviendas y, de pronto, ya estás en el aeropuerto. Miras con mimo a tu maleta repleta de recuerdos mientras se aleja por la cinta de facturación y subes al avión. Como es un vuelo nocturno vas a aprovechar para dormir y llegar fresco a casa. Además así podrás soñar con todo lo que has hecho estos días.

Te acomodas en tu asiento y miras por la ventanilla. Quieres disfrutar de Costa Rica hasta el último segundo. El avión se eleva. Sigues mirando hacia abajo, y ves como el verde de todo un país desaparece bajo las nubes. Ese momento te recuerda, por alguna razón, a tu ascenso al Bosque Nuboso de Monteverde. Y sonriendo, te quedas dormido. ¡Hasta la próxima, Costa Rica!


Para los que hayan escogido la opción con coche de alquiler: Deberán realizar su devolución en el Aeropuerto Internacional de San José, antes de las 14 horas, donde realizaremos los trámites de embarque en el vuelo que nos llevará de regreso a España. Noche a bordo.


Deberán tener en cuenta que el recorrido desde Playa Tamarindo hasta el Aeropuerto Internacional de San José tiene una duración de unas 4 horas y media. La hora de presentación en el aeropuerto debe ser, al menos, de 3 horas antes de la salida de vuelo para rellenar los trámites migratorios y de embarque.

Alojamientos previstos o similares

Los hoteles previstos según la categoría seleccionada serán los siguientes:

Los hoteles de categoría estándar corresponden a hoteles turista y turista superior. En esta opción dispondrás de un coche de alquier tipo 4x4, SUV o similar.

Monteverde Country Lodge
Monteverde, Costa Rica

Monteverde Country Lodge

Park Inn by Radisson San José
San José, Costa Rica

Park Inn by Radisson San José

Magic Mountain
La Fortuna, Costa Rica

Magic Mountain

Buena Vista Lodge & Adventure
Guanacaste, Costa Rica

Buena Vista Lodge & Adventure

Wyndham Tamarindo
Tamarindo, Costa Rica

Wyndham Tamarindo

Los hoteles de categoría superior corresponden a una tipologia de hoteles de mayor calidad basada en hoteles de primera y primera superior . En la zona de playa podrás elegir el hotel que más se ajuste a tus necesidades mejorando la opción inicial. Todos los traslados serán en bus o minibus durante todo el recorrido.

Borinquen Mountain Resort & Spa
Guanacaste, Costa Rica

Borinquen Mountain Resort & Spa

Barceló San José
San José, Costa Rica

Barceló San José

El Establo
Monteverde, Costa Rica

El Establo

Arenal Manoa & Hot Springs Resort
Arenal, Costa Rica

Arenal Manoa & Hot Springs Resort

Tamarindo Diria Beach Resort
Tamarindo, Costa Rica

Tamarindo Diria Beach Resort

Los hoteles de categoría estándar corresponden a hoteles turista y turista superior. En la zona de playa podrás elegir el hotel que más se ajuste a tus necesidades mejorando la opción inicial. Todos los traslados serán en bus o minibus durante todo el recorrido.

Magic Mountain
La Fortuna, Costa Rica

Magic Mountain

Park Inn by Radisson San José
San José, Costa Rica

Park Inn by Radisson San José

Wyndham Tamarindo
Tamarindo, Costa Rica

Wyndham Tamarindo

Monteverde Country Lodge
Monteverde, Costa Rica

Monteverde Country Lodge

Buena Vista Lodge & Adventure
Guanacaste, Costa Rica

Buena Vista Lodge & Adventure

Los hoteles de categoría superior corresponden a una tipologia de hoteles de mayor calidad basada en hoteles de primera y primera superior . En la zona de playa podrás elegir el hotel que más se ajuste a tus necesidades mejorando la opción inicial. En esta opción dispondrás de un coche de alquier tipo 4x4, SUV o similar desde el día 4 al final del viaje.

Tamarindo Diria Beach Resort
Tamarindo, Costa Rica

Tamarindo Diria Beach Resort

Arenal Manoa & Hot Springs Resort
Arenal, Costa Rica

Arenal Manoa & Hot Springs Resort

Borinquen Mountain Resort & Spa
Guanacaste, Costa Rica

Borinquen Mountain Resort & Spa

El Establo
Monteverde, Costa Rica

El Establo

Barceló San José
San José, Costa Rica

Barceló San José