Compartir:

¿Qué ver en Irlanda en 5 días?

Irlanda es un país que necesita tiempo para ser recorrido al completo, descubriendo con calma todos sus encantos. Pero a veces solo disponemos de unos cuantos días, por lo que debemos exprimirlos al máximo. Si estás pensando en viajar a Irlanda y es tu caso, sigue leyendo, ya que en Muchoviaje queremos asesorarte sobre qué ver en Irlanda en 5 días.

Cómo abarcar la totalidad del país en tan poco tiempo es casi imposible, vamos a centrarnos en Dublín y la parte Norte. El Sur, también increíblemente bello, lo dejamos para otro viaje.

Por cierto, no dejes de echar un vistazo a nuestros Viajes y circuitos por Irlanda, así como a nuestra oferta hotelera.

¿Qué ver en Irlanda en 5 días?

Dublín

Empezamos, como no podía ser de otra forma, por la capital de la República de Irlanda. Viajar a Dublín es muy cómodo, ya que existe una gran oferta de vuelos de distintas aerolíneas desde las principales ciudades de España.

Sin duda, hay muchas cosas que ver en Dublín, pero organizándonos bien, en un par de días podremos ver lo más importante y llevarnos una buena idea de la ciudad.

La zona más turística de la ciudad es la situada al sur del río Liffey. Grafton Street es la calle peatonal por excelencia de Dublín, siempre llena de transeúntes, músicos, actores, mimos, estatuas vivientes, marionetas, etc. Aquí se ubica la estatua de Molly Malone, símbolo de la ciudad.

Las cercanas calles de Temple Bar, llenas de pubs y locales de ocio, gozan de una gran animación por las noches y sobre todo los fines de semana.

Una visita imprescindible es el Trinity College, fundado en 1592 por la Reina Isabel I. Del edificio isabelino original ya no queda nada, la construcción que vemos hoy es el resultado de la renovación realizada en el siglo XVII. Se trata, por tanto, de un ejemplo de arquitectura georgiana. Merece la pena acercarse después al cercano St. Stephen’s Green Park, un parque rico en bellos y relajantes rincones, todo un oasis en medio de Dublín.

Los amantes de la cerveza no pueden dejar de visitar la Fábrica y Museo de la Guinness, que es prácticamente una de las señas de identidad del país.

Otras paradas obligatorias en Dublín son el Castillo, la Catedral de San Patricks y la Catedral Christ Church, así como el Museo Nacional de Irlanda y el Museo de Arte Moderno.

Belfast

Desde Dublín, lo mejor es alquilar un coche para llegar a Belfast, y así poder ir parando en el camino para descubrir lugares tan pintorescos como Monasterboice, Roche Castle o el Ballykeel Dolmen.

Lo más sorprendente de Belfast son, sin duda, sus murales. La avenida Shankill, en la que tuvo lugar en 1993 un atentado de la IRA Provisional, es la más popular para ir a admirarlos. Pero no sólo ésta, sino prácticamente todas las calles cuentan con murales que plasman la historia reciente, tan terrible y sangrienta, de Irlanda del Norte. Hay más de 2000 murales repartidos por toda la ciudad.

Una atracción reciente es el espectacular edificio del Titanic Belfast, el centro interactivo dedicado íntegramente a todo lo relacionado con este barco, construido alrededor de los astilleros.

Otro imprescindible es pasear por la zona del Ayuntamiento, un edificio bonito y elegante, situado en el centro de Donegall Square, que vale la pena rodear para apreciarlo bien.

También de visita obligada es el pub The Crown (46 Great Victoria St), a 5 minutos andando de la plaza del Ayuntamiento. Es lo que conoce como un gin palace tradicional inglés, nada que ver con el típico pub irlandés que todos conocemos.

Ruta Costera de Antrim o de la Calzada del Gigante

Esta espectacular ruta, que une las ciudades de Belfast y Derry Londonderry, es una de las mejores rutas por carretera del mundo y un imprescindible a la hora de viajar a Irlanda. Hay tantos paisajes fantásticos a lo largo de la misma, que varios de estos lugares han sido seleccionados para rodar escenas de la exitosa serie de HBO, Juego de Tronos.

Algunas de estas paradas fundamentales son los nueve valles llamados Glens of Antrim, las Cuevas de Cushendun, el puente colgante de Carrick-a-rede, los Dark Hedges o el Puerto de Ballintoy.

Pero la joya de la corona nos espera al final de la ruta, la Calzada del Gigante, declarada patrimonio de la humanidad por la UNESCO con sus 40.000 columnas de basalto moldeadas por lava fundida y enfriada, hasta formar unos escalones hexagonales de piedra oscura. Recibe su nombre de la leyenda que cuenta que el gran guerrero celta Finn McCool construyó esta calzada de basalto hasta Escocia para retar al gigante Benandonner.

Y hasta aquí nuestras recomendaciones de qué ver en Irlanda en 5 días. Sin duda, es un país con mucho por visitar que seguro os enamorará.

Anterior Qué comprar en Jordania
Siguiente Mejores Playas de Francia

Ofertas Relacionadas

Todo Irlanda

8 noches
Desde 1.512 €
Consultar

Lo mejor de Irlanda (Semana Santa)

7 noches
Desde 1.597 €
Consultar

Todo Irlanda II

7 noches
Desde 1.345 €
Consultar