Circuitos y viajes Valle del Rhin

Descubre los mejores circuitos y viajes a Valle del Rhin

Déjate cautivar por los paisajes más hermosos a orillas del río Rhin. Con estos viajes organizado por el Rhin podrás recorrer Alemania subido a un barco, disfrutando de las mejores vistas y parando en las ciudades más espectaculares de la zona. Más de 800 kilómetros navegables donde la Alemania más auténtica te muestra lo mejor de ella desde otra perspectiva.

CIRCUITOS
1 circuito
Bélgica: Bruselas, Ámsterdam y el Rhin

Bélgica, 5 días

Visitando: Bruselas, Amsterdam, La Haya, Rotterdam, Colonia, Frankfurt

Descubre el norte de Europa en tres de sus mejores países: Bélgica, Holanda y Alemania. Conoce uno de los símbolos de Bruselas el Manneken Pis, pasea en bicicleta por Ámsterdam y surca las aguas del famoso río Rhin.

Navega entre castillos y valles de ensueño

Hay un río que cruza prácticamente toda Alemania. Unos 1.200 kilómetros de recorrido donde los paisajes más románticos se entremezclan con los que poseen una naturaleza frondosa. Goza de un viaje a la Alemania más romántica, siguiendo el cauce del río Rhin, una experiencia única repleta de agradables sorpresas.

Las aguas tranquilas del Rhin llevan siglos y siglos realizando el mismo recorrido, empapando las mismas orillas y viendo como poco a poco la ribera va cambiando al compás de los nuevos tiempos. Sus aguas nacidas del deshielo de los Alpes y que acaban descansando en el inmenso Mar del Norte, han sido utilizadas desde los comienzos de la civilización como medio de transporte, para el cultivo y para abastecer a las pequeñas poblaciones que iban creciendo a su alrededor. Pero actualmente estas aguas se utilizan para algo más hedonista. Y es que este afluente es perfecto para conocer la Alemania más auténtica subido a un barco y sin hacer nada, simplemente disfrutar de las vistas, gastronomía y cultura del país. Durante este recorrido pasarás por regiones muy bellas y especiales. Una de estas es el Valle del Rhin, también conocida con el evocador nombre de la Ruta Romántica. Esta región comprende el valle superior del medio Rhin y ha sido declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco por su belleza natural, patrimonial y por su importancia estratégica a lo largo de la Historia. La Ruta Romántica abarca aproximadamente unos 65 kilómetros en los que predominan los castillos de la Edad Media, los viñedos, los pueblecitos más bien pequeños y los bosques verdes y frondosos.
Además de la naturaleza, el Valle del Rhin posee ciudades con un interesante legado histórico que hay que conocer. Una de estas urbes es Colonia. Esta ciudad suele ser el comienzo de los cruceros por la Ruta Romántica o bien una de las paradas estrella, primero porque es una de las urbes más grandes de la región (sin contar Frankfurt, que también suele ser el pistoletazo de salida) y segundo por la cantidad de patrimonio que acoge. Además de historia, la ciudad es vanguardia y modernidad por lo que hay una mezcla perfecta entre tradición e innovación en sus edificios y calles. Rüdesheim am Rhein es otra de las paradas obligatorias. El porqué reside en lo interesante de su gastronomía, sobre todo de sus vino. Esta región es famosa por el cultivo de la vid y de la producción de los que tal vez sean los mejores vinos del país. Gracias a su clima templado y la calidad del agua del río, la uva crece con unas características únicas que luego se ven representadas en los vinos. Worms, a muy pocos kilómetros de Rüdesheim, también es una de esas paradas que no hay que dejar escapar. La torre del agua, la catedral y Puente de los Nibelungos son algunos ejemplos de lo que la ciudad ofrece. La ruta, si se empieza por el norte suele acabar en Francia, en la ciudad cercana a Alemania, Estrasburgo, el mejor adiós al mejor crucero.