Circuitos Chile

Descubre los mejores circuitos y viajes a Chile

Chile es un país sudamericano con una increíble geografía y una larga longitud, ideal para todos aquellos que tienen un espíritu aventurero. En estos circuitos organizados encontrarás la oportunidad de disfrutar de su costa; su paisaje montañoso en los imponentes Andes; dunas en desiertos; frondosos bosques; glaciares gigantes y espectaculares fiordos. Además, los viajes que te presentamos a continuación te mostrarán también joyas culturales como las de la capital, Santiago de Chile, o Valparaíso con sus cerros, su arquitectura y sus casas de colores.

CIRCUITOS
2 circuitos
Chile: Contrastes de Chile

Chile, 12 días

Visitando: Santiago de Chile, San Pedro de Atacama y Puerto Natales

Siente el poder de la naturaleza en este completo recorrido por Chile. Visita los géisers de Tatio en Atacama, asciende la cordillera de los Andes hasta la laguna Miscanti y navega hasta el glaciar Serrano.

Chile: Chile Infinito

Chile, 16 días

Visitando: Santiago de Chile, Valparaíso, Viña del Mar, San Pedro de Atacama, Puerto Varas y Puerto Natales

Déjate fascinar por uno de los destinos más interesantes del mundo ¡bienvenidos a Chile! Navega por el lago de Todos los Santos, pasea por el mercado de marisco de Puerto Varas y admira el atardecer en el Valle de la Luna.

Chile, el paraíso de los aventureros

De norte a sur y de sus escasos este a oeste, Chile es un país sorprendente, de variedad infinita y de una multiculturalidad única. Un destino que desborda parajes naturales tan diferentes entre ellos que es imposible encontrar un rincón igual. Desierto en el norte, iceberg en el sur, ciudades cosmopolitas, localidades rurales y auténticas ¿se le puede pedir más a un destino? Descubre las regiones más hermosas de Chile.

Chile es un hermoso país situado en el cono sur de Latinoamérica que tiene una costa de 6.435 km de longitud bañada por el océano Pacífico. Cuenta con más de 19 millones de habitantes donde casi la mayoría habitan en su capital, Santiago de Chile. Bajo la mirada de la imponente cordillera de los Andes, se encuentra su gran variedad natural. Desde zonas desérticas con cactus, dunas y vegetación esclerófila en un norte, donde predomina un clima seco y cálido, pasando por la zona central donde destacan la vida urbana y la agricultura junto a la espectacular selva valdiviana, hasta llegar al húmedo y lluvioso sur con sus frondosos bosques. Sin embargo, además de esta gran riqueza debida a la diversidad de flora y fauna, Chile posee un precioso patrimonio cultural con sabor a vino, de lo que, por cierto, es productor mundial. En el panorama urbano, además de la gran metrópolis de Santiago también encontramos preciosas localidades como es el caso de Valparaíso o Concepción. Por otra parte, en la misma línea también caben destacar los emblemáticos moáis, unas curiosas estatuas monolíticas que se pueden encontrar a lo largo de la isla de Pascua.

Sin lugar a dudas, el viaje a Chile siempre viene motivado por la espectacular naturaleza que posee el país. Entre los rincones más maravillosos se encuentra el extraordinario desierto de Atacama, el más árido del mundo. En esta zona, el norte chileno, uno es capaz de ver lugares que parecen de ciencia ficción, gracias a una increíble orografía que alberga planicies con blancos salares, montañas y volcanes de más de 6.000 metros de altura, aguas termales e impresionantes géiseres. Asimismo, hay otros lugares de ensueño como es el inmenso lago Llanquihue con sus espectaculares vistas y la famosa catedral de Mármol, una formación de carbonato de calcio con bellas formas causadas por la erosión de las aguas del lago.

La capital, Santiago de Chile, con sus casi 7 millones de habitantes y los Andes de fondo, alberga rincones encantadores que conservan la herencia de los tiempos coloniales y gigantescos rascacielos que demuestran el centro económico en que se ha convertido la urbe. De entre las principales atracciones cabe mencionar el parque público del Cerro Santa Lucía, lugar estratégico de los conquistadores españoles desde donde observaban los indígenas Mapuches, el histórico palacio de la Moneda, la plaza de Armas junto a su catedral y los museos de alrededor, el mercado central y el Costanera Center, donde destaca la Gran Torre Santiago con sus 300 metros de altitud, el edificio más alto de toda Sudamérica. Pero no solo es Santiago, sino que también se encuentran más tesoros urbanos como, por ejemplo, Valparaíso, Patrimonio Cultural de la Humanidad y principal puerto de Chile. Esta ciudad es conocida por sus cerros, su particular arquitectura y las casas coloridas construidas en las laderas acompañados por un agradable ambiente. Chiloé, un fantástico archipiélago, con sus casas construidas sobre el agua a base de pilotes y sus curiosas iglesias de madera hechas entre los siglos XVIII y XIX es otra región totalmente recomendable.