Viaje a Nepal: Gran Viaje Nepal clásico

Duración 10 día/s, 7 noche/s
Desde 2.492 €
Ver disponibilidad
Gran Viaje: Nepal clásico
DURACIÓN: 10 día/s, 7 noche/s
Desde 2.492 €
Ver disponibilidad
En Nepal podrás sentir cómo late el corazón de la montaña

A los pies del Himalaya, la cordillera más alta del mundo, y enclavado justo entre los dos gigantes de Asia, China y la India, se encuentra Nepal, un país pequeño por su tamaño, pero enorme por su patrimonio cultural, por su belleza natural y por la amabilidad y simpatía de sus habitantes. Prepárate, viajero, aquí comienza una de las experiencias más fascinantes de tu vida.

Itinerario

Día 1: España - Katmandú. Aquí es donde empieza tu aventura

RÉGIMEN Sin comidas.
Transporte Vuelo

No te dejes llevar por el nerviosismo, viajero. Tendrás que ser paciente y esperar a que llegue la hora de ir al aeropuerto. Cuando sea el momento indicado, podrás coger tus maletas y dar el primer paso de lo que será un viaje inolvidable. La ilusión de saber que estás viviendo los primeros instantes de una aventura dibuja una sonrisa en tu rostro.

Se suceden las imágenes como si estuvieras viendo en una película: las maletas, la cola de facturación, los avisos por megafonía, un café rápido, la sonrisa de una azafata y… Por fin el motor del avión se pone a rugir, haciendo que tu espalda se pegue al respaldo del asiento. En pocos segundos, las ruedas se separan del suelo y tú te encuentras surcando el cielo con destino a la India. Tu gran viaje ya es una realidad.

El tiempo a bordo del avión pasa mucho más deprisa si lo dedicas a soñar, viajero. Da igual si lo haces mientras duermes o estando despierto, lo importante es que dejes volar tu imaginación, y permitas que te lleve a lugares mágicos, exóticos, misteriosos y llenos de emoción. Antes de que tengas tiempo de soñar con todos ellos, el tren de aterrizaje se habrá desplegado, y tus ojos ya habrán visto el primero de una larga lista de pedacitos de Nepal.

Día 2: Llegada a Katmandú. ¡Eso que ven tus ojos es el Himalaya, viajero!

RÉGIMEN Cena
Transporte Autocar, minibús o van

En realidad, este será el día que más lugares verás de todo tu viaje a Nepal. Eso sí, lo harás desde la ventanilla del avión, viajero. Cuando, por fin, llegues al Aeropuerto Internacional Tribhuvan de Katmandú, serás recibido con los brazos abiertos, y establecerás tu primer contacto con el fascinante país que vas a recorrer durante los próximos días.

Te trasladarán al hotel y podrás descansar para que mañana tus pilas estén cargadas a tope. ¡Bienvenido a Nepal, viajero!

Día 3: Katmandú. Bienvenido al país del Himalaya

RÉGIMEN Desayuno, almuerzo y cena
Transporte Autocar, minibús o van
Visitas Panorámica de Katmandú Bhaktapur Paseo en Rickshaw

Con tantas experiencias y tantas emociones es normal que te sientas confuso, viajero. Pero tranquilo, no estás soñando, estás en Nepal. Después de varios días conociendo lo mejor de la India, por fin has llegado a este nuevo país, que descansa sobre la base de las cumbres del Himalaya. Cuando termines de desayunar, pondremos rumbo a Bhaktapur, ciudad que no te dejará indiferente. Se encuentra a 14 kilómetros de la capital, y se considera la joya cultural de Nepal. Y no solo por su gran cantidad de templos y monumentos, sino también por su auténtico estilo indígena.

En Bhaktapur conocerás una nueva plaza llamada Durbar y algunos de los enclaves más representativos de la ciudad, como el Templo Nyatapola, el Palacio de las 55 ventanas, la Puerta Dorada y la Puerta de los Leones. Además Bhaktapur es conocida por su maravillosa artesanía y lo descubriremos durante una visita a un taller de cerámica local.

Después de tanta belleza, almorzaremos en un restaurante local para después regresar a Katmandú, donde podremos admirar la gran Plaza Durbar. Daremos un paseo en rickshaw por la plaza hasta llegar al popular barrio de Themel.

Para finalizar nuestra jornada, iremos a la stupa Swayambhunath, conocida como el Templo de los Monos. Después de una jornada tan intensa y tan llena de experiencias viajeras, volverás agotado al hotel, deseando cenar y coger la cama.

Día 4: Katmandú – Chitwan. Adelante, viajero, la naturaleza te espera

RÉGIMEN Desayuno, almuerzo y cena
Transporte Autocar, minibús o van
Visitas Parque Nacional de Chitwan

¿Cuál es tu animal favorito, viajero? Esperemos que no sea el león, porque es uno de los pocos que no viven en el Parque Nacional de Chitwan, el siguiente destino de tu gran aventura en Nepal. Hoy toca despedirse de Katmandú, que, aunque en la jornada de ayer te proporcionó un sinfín de emociones y experiencias inolvidables, ha de quedarse atrás para poder continuar el viaje.

Después de desayunar en el hotel, emprenderás el camino hacia el sur, donde te espera un lugar muy especial. Se trata del Parque Nacional de Chitwan, fundado en 1973 y declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1984. Esta reserva natural tiene casi 1.000 kilómetros cuadrados de extensión, y puede presumir de que en sus terrenos 50 especies de mamíferos, 55 de anfibios y reptiles y 525 de aves.

Además, la variedad de plantas y árboles es tal, que las autoridades del parque no se atreven a dar una cifra exacta sobre el número de especies vegetales que existen en la reserva. Para llegar a este lugar, tendrás que internarte en la región de Terai, en centro-sur de Nepal, hasta alcanzar una llanura subtropical que se encuentra a los pies del Himalaya.

Una vez que estés en el Parque Nacional de Chitwan, y hayas hecho el check in en el lodge, podrás disfrutar de un inolvidable almuerzo rodeado de un escenario salvaje. Después darás un paseo para conocer el pueblo local de los Tharu. Más tarde será la hora de cenar y retirarte a la habitación.

Día 5: Chitwan. Aventuras en plena naturaleza

RÉGIMEN Desayuno, almuerzo y cena
Transporte Autocar, minibús o van
Visitas Parque Nacional de Chitwan

¿Oyes eso que suena al otro lado de la ventana de tu habitación? Es el canto de una de las miles de aves que habitan en el Parque Nacional de Chitwan, que te da los buenos días y te invita a continuar con tu aventura en Nepal. Lo mejor será que hagas caso al pájaro, sea el que sea, y bajes a disfrutar de un desayuno muy especial en el lodge.

En cuanto termines de dar buena cuenta de la primera -y más importante- comida del día, empezarán las actividades programadas para esta jornada. Estando donde estás, todas ellas tendrán una relación muy directa con la naturaleza, como es lógico. Con toda seguridad verás monos, garzas, pavos reales y multitud de roedores y aves multicolores pero, con un poco de suerte, alcanzarás a divisar algún que otro ciervo, varanos, gaviales, serpientes como la pitón de la India o la cobra real, antílopes asiáticos, bisontes indios, tigres, elefantes salvajes y el favorito de los visitantes de Chitwan: el rinoceronte asiático de un solo cuerno.

Por la tarde, asistiremos a un espectáculo de danza cultura de los Tharu.


Nota: Durante los meses de monzón de junio a septiembre/octubre, el Parque Nacional de Chitwan permanecerá cerrado por lo que la visita al parque se sustituirá por un paseo en bicicleta por el bosque cercano y realizaremos diferentes actividades en la zona, como un safari en jeep y un paseo para la observación de aves. Alojamiento en el lodge.

Día 6: Chitwan – Pokhara. Hasta luego, rinocerontes. Hola, cumbres del Himalaya

RÉGIMEN Desayuno, almuerzo y cena
Transporte Autocar, minibús o van

Un nuevo día amanece en tu gran viaje a Nepal, y este estará marcado por la triste despedida de los monos, serpientes, ciervos, elefantes y rinocerontes que conociste en el Parque Nacional de Chitwan. Pero ya sabes lo que dicen, viajero, cuando se cierra una puerta se abre una ventana. Así que, cuando termines de desayunar, te dirigirás hacia el norte, porque en este caso la ventana que se abre para ti es la de Pokhara. Abandonarás la región de Terai por carretera, y fijarás tu objetivo en la tercera ciudad más grande del país, después de Katmandú y Lalitpur.

Pokhara tiene una población de alrededor de 200.000 habitantes, y gracias a su ubicación privilegiada a los pies del Himalaya, es el punto de partida de numerosas expediciones de aficionados al alpinismo y al trekking. Esta circunstancia la ha convertido en una de las ciudades más modernas de Nepal, en la que bulle la actividad comercial y el turismo ha pasado a formar parte de la vida cotidiana de sus habitantes.

Debes tener en cuenta, viajero, que desde Pokhara se puede alcanzar, recorriendo pocos kilómetros, la base de tres de los picos más altos del Himalaya y, por tanto, del mundo: el Annapurna, el Dhawalagiri y el Manaslu. Cuando llegues a esta ciudad, será la hora de disfrutar de un estupendo almuerzo. A continuación, dispondrás de tiempo libre durante toda la tarde hasta la hora de cenar. Descansar en el hotel, salir de compras o ir a dar un paseo será una decisión que solo tú deberás tomar.

Día 7: Pokhara. Asómate al balcón de Sarangkot

RÉGIMEN Desayuno, almuerzo y cena
Transporte Autocar, minibús o van
Visitas Panorámica de Pokhara Paseo en Barco por el Lago Phewa Excursión a Sarangkot

Lo que te espera hoy no se puede describir con palabras, viajero. Vas a vivir una de las experiencias más cautivadoras y memorables que se pueden tener. Por la mañana muy temprano, te dirigirás a Sarangkot, un asentamiento que pertenece a Pokhara y que se sitúa en la cresta de una montaña a 1.592 metros de altitud. Desde este lugar podrás disfrutar de unas vistas que están al alcance de muy pocas personas: las nieves perpetuas de las cumbres del Himalaya están ahí, tan cerca que parece que puedes tocarlas, pero tan lejos que necesitarías un avión para aproximarte de verdad.

La sensación de plantarse delante de esas montañas inmensas, rodeadas de leyenda y cubiertas de una nieve que nunca se derrite, es indescriptible. En el momento exacto en que divises los picos del Annapurna, el Manaslu y el Dhawalagiri, sabrás que esa imagen no se borrará jamás de tu memoria.

Cuando consigas recuperar el aliento, podrás volver al hotel para desayunar. Todavía con las siluetas de las cumbres nevadas en la retina,dedicaremos el resto del día a visitar la ciudad. A lo largo de esta actividad, tendrás la oportunidad de conocer los enclaves más representativos de la ciudad, como el puente Ki Singh, las cataratas Devis, la garganta Seti o el Templo Binda Vasini.

El día terminará con un paseo en barco por el lago Phewa al atardecer y, a continuación, una cena en el hotel y una mullida cama en la que soñar con las nieves del Himalaya.

Día 8: Pokhara – Katmandú. Regreso a la capital

RÉGIMEN Desayuno, almuerzo y cena
Transporte Autocar, minibús o van

Tras las experiencias vividas ayer en Sarangkot, viajero, no sería extraño que te hubieras pasado toda la noche soñando con las cumbres del Himalaya. Lástima que haya llegado el momento de abandonar Pokhara para volver de nuevo a Katmandú. Hay dos formas de hacerlo: la primera, por carretera, con una duración de seis horas aproximadamente y almuerzo en ruta incluido. La segunda, en avión desde el aeropuerto de Pokhara. Esta segunda opción tiene un coste adicional, pero te permitirá ahorrar mucho tiempo, ya que la duración del vuelo es de 30 minutos.

Sea cual sea el medio de transporte que elijas, cuando llegues a la capital dispondrás de tiempo libre hasta la hora de la cena. ¿Piensas que te quedaron cosas por ver en Katmandú en la primera jornada? Este es tu momento de salir a visitarlas. ¿Estás cansado de tanto desplazamiento y te apetece quedarte en el hotel descansando? Perfecto, haz de tu habitación un santuario de paz y tranquilidad.

¿Prefieres ir de compras por la ciudad? Todavía mejor: Katmandú pone a tu disposición un millón de tiendas y puestos callejeros en los que adquirir regalos, souvenirs y todo tipo de prendas de ropa, artículos de montaña, utensilios de cocina, objetos religiosos y productos gastronómicos, sobre todo en el cosmopolita barrio de Thamel. La cena será en un restaurante local donde disfrutaremos de una cena amenizada con un espectáculo de danza cultural nepalí.

Día 9: Salida Katmandú por vuelo. Todo lo bueno termina, viajero

RÉGIMEN Desayuno
Transporte Vuelo

Llega el momento de tomar tu último desayuno en suelo nepalí, viajero. Cuando sea la hora convenida, irán a buscarte al hotel para llevarte al aeropuerto internacional de Katmandú para que puedas coger el avión de regreso a España. Cuando estés desayunando, de camino al aeropuerto o a bordo del avión, no olvides dirigir una última mirada a todo lo que has conocido a lo largo de estos últimos días: las calles de Katmandú, la estupa de Swayambhunath, la encantadora ciudad de Bhaktapur, el Templo Boudhanath Pashupatinath y las cumbres nevadas del Himalaya.

Así te asegurarás de que su imagen se queda grabada para siempre en tu memoria.

Una aventura se termina, viajero, pero seguro que la siguiente está a punto de comenzar…


NOTA: Según el horario del vuelo seleccionado, el regreso puede ser el mismo día o al día siguiente, manteniéndose el mismo número de noches en destino.

Día 10: De vuelta a casa

RÉGIMEN Según itinerario
Transporte Vuelo

Toca despedirse. Hoy vuelves tu hogar. Ya es hora de reunirte con los tuyos y que les cuentes las anécdotas y les enseñes las fotografías. Esperamos que hayas pasado unas vacaciones fantásticas. ¡Feliz viaje de vuelta!

Alojamientos previstos o similares

Los hoteles previstos según la categoría seleccionada serán los siguientes:

Categoría B

Aloft Kathmandu Thamel
Katmandú, Nepal

Aloft Kathmandu Thamel

Tigerland Safari Resort
Chitwan, Nepal

Tigerland Safari Resort

Atithi Resort & SPA
Pokhara, Nepal

Atithi Resort & SPA

Categoría A

Crowne Plaza Kathmandu-Soaltee
Katmandú, Nepal

Crowne Plaza Kathmandu-Soaltee

Radisson Kathmandu
Katmandú, Nepal

Radisson Kathmandu

Tigerland Safari Resort
Chitwan, Nepal

Tigerland Safari Resort

Temple Tree Resort & Spa
Pokhara, Nepal

Temple Tree Resort & Spa