Viaje a Myanmar: Circuito Myanmar exótico

Duración 12 día/s, 9 noche/s
Desde 2.664 €
Ver disponibilidad
Gran Viaje: Myanmar exótico
DURACIÓN: 12 día/s, 9 noche/s
Desde 2.664 €
Ver disponibilidad
Te espera un viaje único por uno de los países más exóticos y amables del planeta

Prepárate para una experiencia única, viajero. Cuando llegues a Myanmar te encontrarás con un país sorprendentemente amable, rodeado de preciosos paisajes verdes y cuyo interior guarda auténticas bellezas arquitectónicas. Te enamorarás del estilo de vida de los lugareños y tu paladar disfrutará con los variados y deliciosos sabores de su gastronomía. Estás a punto de descubrir un país lleno de tesoros naturales y considerado uno de los rincones más espectaculares del mundo. ¡Myanmar te espera!

Itinerario

Día 1: España – Yangón. Myanmar te llama

RÉGIMEN Sin comidas
Transporte Vuelo

Te despiertas con una mezcla de nervios y tranquilidad. Nervios porque estás a punto de comenzar un viaje increíble a uno de tus destinos soñados: Myanmar. Pero tranquilidad porque te has preparado muy bien el viaje, así que seguro que no te olvidas ninguna de las cosas fundamentales para una experiencia de este tipo.

Quieres hacer muchas cosas y aprovechar cada minuto de este viaje. Ya te ves charlando animadamente con los birmanos, una gente cálida y acogedora que está deseando conocerte para mostrarte todas las maravillas que pueblan su país.

Por ejemplo, todas las pagodas que podrás visitar y los cientos de estupas entre las que te encantará perderte. Y también todas las costumbres nuevas que podrás aprender. Por no hablar de todos los sabores nuevos que te aguardan cuando te adentres en la deliciosa y sencilla gastronomía birmana. Te lo has preparado muy bien, pero aún así quieres que ese maravilloso país te ofrezca todas las sorpresas que tiene guardadas para ti.

Tienes ganas ya de llegar a la capital, Rangún. ¡Ay, no! Que ahora es Naipyidó. Y además Rangún ya no se llama así, ahora es Yangón. Pero es igual, sigue siendo un lugar encantador en el que disfrutar de unos días inolvidables y de un paisaje absolutamente extraño entre las capitales del sudeste asiático, ya que por sus calles no pasan riadas de motocicletas debido a que la Junta Militar birmana las prohibió.

Día 2: Yangón. ¡Hola Yangón!

RÉGIMEN Sin comidas
Transporte Autocar, minibús o van

Empieza un gran día porque hoy conocerás Yangón, la antigua Rangún. Y lo mejor es que podrás hacerlo al ritmo que tú te marques porque esta primera jornada tienes tiempo libre. El mejor plan es recorrer sus calles y comenzar a mezclarte con los habitantes de la ciudad, así que déjate llevar por tus instintos y disfruta de cada instante en esta capital.

Ahora tienes que decidir qué es lo que verás hoy. Un buen punto de partida es la Pagoda de Ngahtatgyi, muy conocida por la gran estatua de Buda sentado que alberga en su interior, con nada menos que 6 metros de alto. Y si te gustan las alturas, apuesta por la Torre Sakura. Desde su piso 20 tendrás unas vistas que quitan el hipo de toda la ciudad.

Y después, ¿por qué no conocer algo más de la historia de este país en el Museo Nacional? O tal vez un paseo por un parque, como el People’s Park, o por un mercado, visitando el más famoso de la ciudad, el de Bogyoke Aung San. Y si te gustan los trenes, en Yangón hay uno que hace un recorrido circular de 3 horas con el que llegarás a lugares que no te habías imaginado.

Después de un día de visitas diurnas, la noche toma el testigo. Es otra buena ocasión para saber cómo son y cómo viven los birmanos, así que déjate llevar por todos los puestecitos que verás en Chinatown y disfruta de la comida, la artesanía y, sobre todo de la compañía.

Día 3: Yangón – Heho – Lago Inle. La vida sobre el agua

RÉGIMEN Desayuno y almuerzo
Transporte Autocar, minibús o vanVuelo
Visitas Visita templos y/o pagodas

Amanece en Yangón. Termina ya tu primera noche en Myanmar para dar paso a un día apasionante en el que volverás al aeropuerto para llegar a Heho y, de ahí, al lugar probablemente más fotografiado del país. Es el Lago Inle, un entorno único cargado de tradiciones y de bellas imágenes que llevarte a casa. Por ejemplo, la de los pescadores que reman con una pierna mientras mantienen el equilibrio con la otra y realizan sus labores de pesca con las manos.

Al llegar al lago podrás también visitar una aldea de casas flotantes, que no flotan sino que se mantienen lejos del agua gracias a unos palafitos que la protegen de las aguas y de la fauna que habita en este lugar. Sus gentes, además de pescar, elaboran numerosas artesanías, pero también se dedican al cultivo, pero al cultivo sobre el agua. Disfruta viendo la actividad agrícola más curiosa que verás ya que las frutas y hortalizas crecen sobre unas plataformas flotantes hechas con algas y cañas, que se sujetan al suelo con cañas de bambú.

Y no podía faltar la visita a un templo donde seguir contemplando la gran influencia que la religión tiene en este país. Se trata del monasterio Ngaphechaung donde hace tiempo se representaban unas curiosas actuaciones casi circenses con gatos amaestrados, aunque hace algunos años que dejaron de hacerse. Pero también ahí podrás ver una amplia colección de figuras de Buda procedentes de distintos lugares y épocas.

Siguiendo con el lado más religioso de Myanmar, toca ahora visitar la Pagoda Phaung Daw Oo. Allí podrás participar en una de las ceremonias más clásicas como es la ofrenda de finas láminas de oro a las estatuas de Buda que alberga. Pero sólo podrás hacerlo si eres hombre, porque las mujeres no pueden tomar parte en este gesto. Comprobarás además que las imágenes ya casi han perdido su forma original por la gran cantidad de oro que llevan encima.

Día 4: Lago Inle - In Thein - Lago Inle. El colorido paisaje del Lago Inle

RÉGIMEN Desayuno y almuerzo
Transporte Autocar, minibús o van
Visitas Visita templos y/o pagodas Paseo en barca

Te despiertas temprano y te encanta lo que ves. Ante tus ojos tienes el mágico amanecer del Lago Inle, uno de los paisajes más bellos de Myanmar. Después de desayunar te subirás a una barca que te llevará hasta el pueblo de In Thein (también conocido como Indein), una encantadora área situada a la orilla del lago y que reúne más de un millar de estupas que escoltan a la de Shwe Inn Thein Paya.

Después de esta maravillosa visita, será el turno de conocer las fantásticas telas artesanales que producen los lugareños de Inpawkhon, un pequeño pueblo edificado con casas de palafitos encima del lago. A la hora de fabricar estas telas, las mujeres de esta zona de Myanmar llevan a cabo un trabajo muy minucioso, y es que ellas mismas extraen las fibras que se encuentran dentro de los tallos de la flor de loto, los dejan secar y después elaboran las exquisitas telas de colores. Este tejido es una auténtica reliquia y se asemeja a la seda o el lino.

Tras estas fascinantes visitas podrás pararte a reponer fuerzas en uno de los restaurantes locales y disfrutar de la exquisita comida birmana. Por la tarde, dispondrás de tiempo libre para conocer esta interesante parte del mundo a tu aire.

Día 5: Lago Inle - Heho - Mandalay. Una ruta llena de tesoros

RÉGIMEN Desayuno y almuerzo
Transporte Autocar, minibús o vanVuelo
Visitas Visita templos y/o pagodas

Te despiertas con una sensación agridulce. Miras por la ventana de tu habitación y ves el increíble amanecer que vuelve a regalarte el Lago Inle. Es tu último día en esta zona, viajero, pero te aseguro que te espera un destino sorprendente: Mandalay, la capital cultural del país.

Antes de llegar al aeropuerto te esperan rincones especiales y únicos dignos de conocer. Tu primera parada será en Maing Thauk, un pueblo situado a la orilla del lago y que está dividido en dos partes, una en tierra y otra encima del mar. Pero no te preocupes viajero, es muy fácil ir de una zona a otra, ya que ambas están unidas por un puente de madera de 450 metros.
Después de esta increíble experiencia te dirigirás rumbo al monasterio Taw ya, cuya estupa dorada guarda una estatua de Buda. El camino hasta este punto de Myanmar empieza por una zona de color verde intenso y en el que los campesinos siembran diversos cultivos. Te aseguro que la subida va a valer la pena, viajero, ya que una vez ahí podrás contemplar cómo es el día a día de los monjes que habitan en él, así como disfrutar de una preciosa vista al Lago Inle.

Tendrás la ocasión de reponer fuerzas y disfrutar de una sabrosa comida en uno de los establecimientos locales de la zona. Después será el turno de despedirte de este fascinante rincón de Myanmar para dirigirte hacia el aeropuerto y coger el vuelo que te llevará directo hasta Mandalay, una ciudad construida en el año 1859 por el rey Mingon y que sustituyó a la que hasta entonces había sido la capital, Amarapura.

Día 6: Mandalay - Amarapura - Ava - Mandalay. Una jornada inolvidable

RÉGIMEN Desayuno y almuerzo
Transporte Autocar, minibús o van
Visitas Visita templos y/o pagodas Paseo en coche de caballos

Te despiertas descansado y con ganas de aprovechar el día y conocer la increíble Mandalay, la capital cultural del país. Después de disfrutar de un exquisito desayuno birmano llega el momento de ponerse las pilas y empezar con la ruta que te espera hoy.

Tu primera parada será increíble, y es que vas a poder admirar el Buda Mahamuni, una de las figuras sagradas más respetadas del país. Tus ojos no sabrán lo que ven, viajero, ya que esta estatua tiene unos cuatro metros de altura y está recubierto por más de una tonelada de oro. Si ésta imagen ya te parece un tesoro en sí, todavía te parecerá más impresionante saber que los fieles van adosando a su cuerpo láminas de este elemento y que su corona está cubierta por piedras preciosas. ¡Una estatua que es toda una joya!

Después de esta interesante visita te dirigirás hacia Amarapura, un pueblo en el que estudian y pasan su día a día más de 1.000 monjes. Es en este enclave de Myanmar donde se encuentra el Puente de U-Bein, construido en el año 1851 sobre el lago Taungthaman. Se trata de una edificación espectacular, ya que está formado por más de 1.000 pilares y tiene una longitud de 1.200 metros. La historia que aguarda también es muy interesante, ya que se construyó con la madera que se rechazaba a la hora de levantar los palacios y templos de Amarapura, un material que también se utilizó para construir las vías del tren.

Cerca de este punto tan característico de Myanmar se encuentra el Monasterio de Mahagandayon, del 1942. Aquí podrás vivir en primera persona cómo es el día a día de los monjes que habitan en esta zona, así como también de las monjas que, aunque residan en el mismo complejo viven en zonas diferentes. Además, la vestimenta de unos y otros también es diferente, ya que ellas van de color rosa y ellos de color rojo. Una de las curiosidades, es que los monjes no pueden cocinar y cada mañana salen del Monasterio descalzos para recoger las ofrendas, en forma de comida, que les traen los lugareños.

Tras esta maravillosa experiencia te espera otra aventura increíble. Te pararás en Ava, antigua capital del imperio birmano entre el siglo XIV y XIX, aunque su nombre original era Ratanapura. Aquí podrás montar en un coche de caballos y descubrirás dos bellos monasterios: el de Me Un Oak Kyaung y el de Bagaya. El primero data del año 1822 y tiene siete alturas. Te va a sorprender su construcción ya que está hecho de ladrillo y piedra y decorado con mosaicos de cristal. Este templo honra a la reina Me Nu, que gobernó entre el año 1819 y 1837 y se hizo con el poder a causa del desinterés de su marido, el rey Bagyidaw.

Como te he comentado, también visitarás el monasterio de Bagaya, construido en el siglo XVI solo con madera de teka. No obstante, fue víctima de un incendio en el año 1821, por lo que se tuvo que volver a construir en un lugar diferente, donde está ahora. Actualmente este templo es un museo, pero también es la escuela de los niños que viven en las aldeas cercanas.

Después de estas interesantes visitas regresarás a Mandalay para disfrutar de la sabrosa comida en uno de sus restaurantes locales. Tras reponer fuerzas te irás hacia la Pagoda Kuthodaw, donde podrás ver el libro más grande del mundo. Después de esta interesante ruta llegará el momento de despedir el día y lo harás de la mejor manera posible, ya que te subirás a la colina de Mandalay Hill para presenciar la mágica puesta de sol de Myanmar.

Día 7: Mandalay - Monywa. Monywa, la joya de Myanmar

RÉGIMEN Desayuno y almuerzo
Transporte Autocar, minibús o van
Visitas Visita templos y/o pagodas

Te levantas, te vistes y te vas a desayunar…. ¡Cómo te gusta la comida birmana, viajero! Estás emocionado porque hoy vas a conocer una de las maravillas de Mandalay, el monasterio de madera de Shwenandaw. El complejo religioso fue construido en el siglo XIX solo con madera de teka, tiene cuatro niveles y dota de una gran riqueza ornamental y de un tejado asombroso distribuido en cuatro niveles. Este recinto es lo único que queda del Palacio Dorado de Mandalay, ya que durante la II Guerra Mundial las bombas japonesas castigaron duramente este enclave.

Después de esta visita te subirás al vehículo que te llevará a Monywa. Será aquí donde podrás ver la Pagoda de Thanbode, también conocida como Thanboddhay, la única del país que se construyó con una base cuadrada de 50 metros a cada lado. Está protegida por muchísimas estupas y frente a su puerta hay dos inmensas figuras de elefantes blancos. Este recinto es muy especial, ya que en su interior acoge a más de 500.000 figuras de buda de tamaños diversos.

También descubrirás el templo Maha Bodhi Ta Htaung y sus dos impactantes figuras de Buda. Una de ellas tiene unos 1.000 metros de longitud y está reclinada, mientras que la otra es la segunda estatua más grande del mundo de Buda con 129 metros de alto. El interior del templo cuenta con 31 pisos y cada uno de ellos representa un plano diferente de la existencia según el budismo. Te aseguro, viajero, que recordarás este día toda tu vida.

Día 8: Monywa - Bagan. Las cuevas de Buda

RÉGIMEN Desayuno y almuerzo
Transporte Autocar, minibús o van
Visitas Cuevas sagradas de Buda

Te levantas emocionado porque quieres exprimir al máximo tu penúltimo día en Myanmar. Por eso te vistes rápido y vas corriendo a degustar el sabroso desayuno birmano. Después será el momento de conocer un enclave religioso dotado de una gran belleza, las cuevas de Powintaung, que fueron excavadas hace alrededor de 700 años por el hombre en piedra arenisca y, según cuenta la leyenda, antiguamente era la morada de U Po Win, un alquimista muy poderoso.

Su interior acoge miles de estatuas de Buda de diferentes tamaños y pintadas en la pared. Pero tienes que saber que no vas a poder entrar en todas las cuevas, ya que algunas de ellas están reservadas exclusivamente para los fieles que profesan el budismo, siendo la más conocida la Cueva del Laberinto. Tienes que saber que esta visita cuenta con una sorpresa muy agradable, ya que su exterior es el hogar de cientos de monos que, cuando ven gente alrededor de la cueva se acercan curiosos a ver qué pasa.

A pesar de lo gracioso que te pueda parecer el momento en que se acercan los monos, tienes que tener cuidado y tener bien vigiladas tus pertenencias, ya que se sienten atraídos por todo lo que sobresale, así que mantén tu móvil dentro de la maleta bien cerrada.
Después de esta visita te irás hacia Bagan, donde descubrirás los verdaderos orígenes de la actual Myanmar en los más de 2.000 templos que descansan en esta zona.

Día 9: Bagan. Un recorrido por los orígenes de Birmania

RÉGIMEN Desayuno y almuerzo
Transporte Autocar, minibús o van
Visitas Mercado Local Visita templos y/o pagodas

Te despiertas en la habitación de tu hotel. Abres la ventana de tu habitación. Hoy el paisaje es diferente al de ayer, y aunque las vistas no son las mismas también son espectaculares. Te gusta lo que ves y se te dibuja una sonrisa en la cara.

Después de un buen desayuno conocerás el mercado de Nyaung Oo, uno de los mercadillos tradicionales del país y en que se pueden ver lugareños haciendo sus compras. Te encantará mirar los productos expuestos por los vendedores y ver cómo interactúan con sus clientes. Después de esta visita conocerás la majestuosa Pagoda Shwezigon con una estupa dorada, una auténtica belleza construida en el siglo XI rodeada de pequeños templos y santuarios. También conocerás el templo Htilominlo, construido en el siglo XIII. Este recinto es uno de los mejores conservados de todo el recinto y fue construido por el rey homónimo con la intención de dedicarlo a la diosa de la fortuna. Además, también descubrirás la belleza que esconde el monasterio de Nat Taung Kyaung, fabricado con madera de teka y con una espectacular riqueza ornamental.

Tu ruta continuará por el Templo de Ananda, también llamado Ananda Paya. Este recinto es uno de los más bonitos de Bagan y reúne una colección única del arte artesano de los locales, ya sea con la piedra, la madera, el vidrio o el estuco. Además, se considera que este templo es una fascinante obra maestra de la arquitectura de la etnia Mo, el colectivo que dio a Myanmar su escritura y religión budistas. Cuando pongas tus pies en este enclave, tienes que saber que estarás en uno de los complejos más sagrados del lugar, ya que aguarda cuatro enormes estatuas doradas de Buda de casi 10 metros. Es más, el Ananda Paya significa ‘Templo de la felicidad Suprema’ en sánscrito y está dedicado al primo de Buda, Ananda.

Los últimos templos que visitarás serán el Sulamani Pahto, del siglo XII, y el templo Dhammayangyi, el más grande de Bagan y del siglo XII. Éste último está construido en piedra de color rojo y cuenta con una estructura en forma de pirámide. Según la leyenda, fue el rey Narathu quien mandó a construir este templo con la intención de expiar sus pecados, ya que obtener el trono asesinó a su padre y a su hermano, así como a una de sus esposas. Sin embargo, el arrepentimiento sólo era aparente, ya que el rey castigaba a los obreros que no trabajaban correctamente apuntandoles un brazo. Si al recorrer sus pasillos ves que están llenos de escombros es porque los obreros los colocaron ahí para vengarse del cruel rey, quién, por cierto, también murió asesinado. ¡Una historia estremecedora, viajero!

Después de estas increíbles visitas será el momento de que conozcas un auténtico arte local: el lacado birmano, conocido como Pan Yun y cuyo origen podría estar en Chiang Mai, una región de Tailandia. Te gustará saber que el barniz con el que se lacan las piezas se produce en la planta Melanorrhoea usitata que crece en los bosques del país. En un principio presenta un color claro, pero cuando entra en contacto con el aire, oscurece rápidamente.

Este intenso y maravilloso día terminará con una espectacular puesta de sol desde uno de los templos de Bagan, Sin duda alguna, tu primer día en Bagan has sido legendario, viajero.

Día 10: Bagan - Yangón. Imprescindibles de Yangón

RÉGIMEN Desayuno, almuerzo y cena
Transporte Vuelo
Visitas Mercado Local Visita templos y/o pagodas

Te despiertas con una sensación agridulce. Es tu último día entero en Myanmar. Te encanta este país y te gustaría quedarte más tiempo. Pero no desesperes, viajero, siempre puedes volver a este maravilloso rincón del planeta, aunque yo te recomiendo que disfrutes de tu jornada, pongas la mente en blanco y te dejes llevar.

Tu último día no puede empezar mejor, ya que desayunarás con las maravillosas vistas de Bagan. Saboreas lentamente el almuerzo birmano y aprecias cada uno de los sabores que se funden en tu paladar. Cuando termines te irás hacia el aeropuerto, ya que allí te estará esperando el avión que te llevará hasta tu próximo destino: Yangón.

Cuando llegues a esta vibrante ciudad, inmediatamente irás a conocer el mercado de Bogyoke Aung San, también llamado Scott Market. Se trata de un colorido mercadillo tradicional que te dará la oportunidad de interactuar con los lugareños del país y con los comerciantes birmano. Además, es el sitio ideal para comprarte algún recuerdo típico del país, de esos que al mirarlos logran dibujarte una alegre y nostálgica sonrisa en la cara.

Después de degustar la comida típica birmana en uno de los restaurantes locales visitarás la pagoda Chauk Htat Gyi, un espectacular monumento de seis metros de altura. Además, es uno de las más características de Yangón, ya que acoge a una enorme estatua de Buda reclinado de unos 60 metros de largo. La historia que esconde esta figura religiosa es de lo más curiosa, ya que la estatua original fue construida en el año 1907, pero las autoridades locales, en el año 1966, tomaron la decisión de destruirla y construir una nueva porque consideraban que irrespetuoso mantener una estatua de Buda en mal estado.

Tu último día en Myanmar terminará con una visita muy especial: la Pagoda Shwedagon. Se trata de uno de los patrimonios más valiosos de la ciudad y también una de las más grandes de Asia. Su enorme estupa central, de unos 100 metros de altura y el hecho de que esté bañada en oro, ha provocado que sea uno de los edificios más emblemáticos de Yangón. A pesar de que no existe una fecha exacta para situar el momento de su construcción, se cree que la Pagoda Shwedagon puede tener aproximadamente unos 2.500 años. Además, te gustará saber que este templo es el más sagrado de Myanmar porque contiene algunas reliquias del propio Buda, como por ejemplo ocho pelos y un trozo de tela.

Día 11: Yangón - España. Despedirse de Myanmar

RÉGIMEN Desayuno
Transporte Vuelo

Aún no te lo puedes creer, pero sí, el viaje ha terminado y llega el momento de despedirse de Myanmar. Percibes una sensación agridulce en tu interior. Tienes que dejar este país, al menos por un tiempo, pero sientes la gran alegría de todo lo vivido, de todas las experiencias que has compartido con tus compañeros de viaje, que ya son mucho más, ahora son amigos.

Entre todos vais recordando los momentos más divertidos de este periplo por Myanmar, con risas y con mucha emoción. Termina una etapa de tu vida, pero ahora se abren muchas posibilidades. Con todo lo que te ha enseñado Myanmar, ¡prepárate para tu próxima aventura, viajero!

Día 12: ¡Feliz viaje de vuelta!

RÉGIMEN Según itinerario
Transporte Vuelo

Hogar, dulce hogar. Es hora de volver a casa, enseñar las fotografías de los rincones por los que has estado, contar las experiencias que has vivido… Te deseamos un buen viaje de vuelta y ya sabes que si quieres repetir, puedes contar con nosotros.

Alojamientos previstos o similares

Los hoteles previstos según la categoría seleccionada serán los siguientes:

La categoría de los hoteles es semilujo y lujo.

Mercure Mandalay Hill Resort
Mandalay, Myanmar

Mercure Mandalay Hill Resort

Amazing Bagan Resort
Bagan, Myanmar

Amazing Bagan Resort

Paramount Inle Resort
Nyaungshwe, Myanmar

Paramount Inle Resort

La categoría de los hoteles es primera y primera superior.

Amazing Bagan Resort
Bagan, Myanmar

Amazing Bagan Resort

Best Western Green Hill Hotel
Yangon, Myanmar

Best Western Green Hill Hotel

Amazing Inlay Resort
Nyaungshwe, Myanmar

Amazing Inlay Resort