Viaje a Myanmar: Circuito Myanmar al completo

Duración 16 día/s, 13 noche/s
Consultar precios
Ver disponibilidad
Gran Viaje: Myanmar al completo
DURACIÓN: 16 día/s, 13 noche/s
Consultar precios
Ver disponibilidad
Siente latir el corazón de la antigua Birmania

Tienes ante ti la posibilidad de emprender una aventura sin igual, un viaje inolvidable por toda la geografía de Myanmar, que te permitirá conocer en profundidad sus bulliciosas y sugerentes ciudades, sus encantadoras aldeas tradicionales, sus sobrecogedores espacios naturales y algunos de los templos más bellos y sorprendentes de toda Asia. ¿A qué estás esperando, viajero?

Itinerario

Día 1: España - Yangon. ¿Todo listo? Te vas a Myanmar

RÉGIMEN Sin comidas.
Transporte Vuelo

Ya estás a bordo, deseando que el avión se eleve y te lleve hacia el este, hacia uno de los países más exóticos de todo el sudeste asiático. Por fin, los motores empiezan a rugir y, enseguida, dejas atrás España.

¿Recuerdas cuándo empezaste a preparar este viaje?, te parecía que no iba a llegar nunca. Has leído libros, has mirado mil veces tus guías de viaje… Pues ahora, cierra los ojos, viajero, y sueña con los templos, los paisajes y las gentes que vas a conocer en unas horas.

Como sabes, Myanmar es la antigua Birmania, un país muy poco conocido, pero que encierra mil cosas que te parecerán mágicas. Procura pasar una buena noche a bordo para llegar a tu destino fresco y descansado y, así, no perderte ni un minuto de tu aventura asiática.

Día 2: Llegada Yangon. Una hermosa capital te espera

RÉGIMEN Sin comidas.
Transporte Autocar, minibús o van
ALOJAMIENTO Hotel

¿Has pasado una buena noche? Esperamos que sí. Seguramente, te habrá despertado el olor de café recién hecho, o el ruido de los carritos del desayuno… Pero, cuando mires por la ventanilla, el suelo que verás ya no es Europa. ¡Estás, por fin en Asia! Y lo que ahora ves, bajo el avión es el golfo de Bengala.

En unos minutos, el avión tomará tierra y, después de recuperar tu equipaje y pasar todos los necesarios trámites de inmigración, encontrarás a tu conductor, que te dará la bienvenida y te acompañará al hotel, donde te registrarás, dejarás tus cosas y, a partir de este momento, viajero, eres completamente libre para pasar el día como quieras.

Desde quedarte descansando en el hotel para acostumbrarte al cambio horario (algo más de cinco horas), hasta salir a la calle para empezar a tomar contacto con esta ciudad de más de cinco millones de habitantes. Viajero, hagas lo que hagas, al final del día volverás al hotel a pasar la noche.

Día 3: Yangon. Conociendo la antigua capital de Myanmar

RÉGIMEN Desayuno. Almuerzo. Cena.
Transporte Autocar, minibús o van
Visitas Mercado Local Visita templos y/o pagodas
ALOJAMIENTO Hotel

La jornada de hoy te va a permitir empezar a conocer la ciudad de Yangon, que, a pesar de que es, cada vez más, una ciudad que asume un interesante proceso de modernización, no por eso ha perdido sus tradiciones, lo que le confiere un encanto muy especial.

Lo primero que harás, después de desayunar, es ir a la estación central para montarte en el “Tren circular”. Desde el que tendrás una vista algo diferente de la ciudad. El llamado “tren circular” es una especie de tren de cercanías que une los barrios periféricos con el centro de Yangon.

Te bajarás del tren en la bonita estación de Kyee Myn Daine, de un llamativo color rojo. A continuación, darás un pequeño paseo subido en un trishaw, un vehículo típico de dos ruedas movido por un hombre que tira de él yendo a pie, o bien, dando pedales.

Más tarde, irás al muelle de Yangon para visitar el Banana Market, un mercado popular lleno de color y de vida y en el que se venden cientos de plátanos de colores verdes y amarillos, al tiempo que compradores y vendedores están en continuo movimiento. Este lugar representa, sin lugar a dudas, una de las características más típicas de la ciudad.

Después, visitarás un comercio de té de la zona. En este sitio podrás admirar la cantidad de platos típicamente birmanos que se ofrecen al visitante. La vista de tanta y tan variada comida te recordará que es la hora de comer. Lo harás en un restaurante de la zona.

Cuando termines de comer, irás a conocer la parte religiosa del país. En primer lugar, conocerás la famosa pagoda (en birmano, se llama paya) “Chaukhtatgyi”, en la que podrás ver la estatua de Buda más grande de todo Myanmar. Se trata de un Buda tumbado, que mide la friolera de más de sesenta y cinco metros de largo. Impresionante, ¿verdad, viajero?

A continuación, conocerás un maravilloso enclave religioso, Shwedagon. En este lugar podrás admirar varios templos, más o menos grandes, y otros edificios, pero lo que verdaderamente llama la atención es la pagoda que da nombre al complejo.

Está recubierta de oro y tiene una altura de cien metros, pero lo que le da más importancia y la convierte en uno de los sitios más sagrados para los budistas, es que, dentro de ella, hay varias reliquias de Buda, como, por ejemplo, ocho pelos.

Viajero, en este lugar sagrado, podrás encender una vela de aceite, que, según dicen, da buena suerte.

Para terminar este interesante día, podrás degustar una estupenda cena de bienvenida, que te ofrecerán en un restaurante local. Al terminar, regresarás al hotel a disfrutar de una merecida noche de descanso.

Día 4: Yangon - Kyaikhtiyo. Descubriendo oro al borde de un acantilado.

RÉGIMEN Desayuno. Almuerzo.
Transporte Autocar, minibús o van
ALOJAMIENTO Hotel

Esta jornada te deparará una visita realmente impresionante. Cuando termines de desayunar, te despedirás de Yangon para ir hacia un pueblo llamado Kyaiktiyo (a unas 5 horas de Yangon), donde se encuentra un lugar muy especial para los budistas, la Roca Dorada. Prepara tu cámara de fotos, viajero, porque te va a hacer falta.

Antes de llegar a tu destino, harás una parada para comer y, después, cuando llegues a tu destino, continuarás dando una caminata de unos quince minutos, más o menos, hasta llegar a la Roca Dorada. Cuando la veas, seguro que te parecerá estar soñando, creerás que lo que ves no puede ser real, pero lo es.

Se trata de un gigantesco bloque de piedra, que está al borde de un acantilado, a una altura de unos mil cien metros, y que está recubierto de millares de láminas de oro. La Roca Dorada está situada de tal manera que parece que se pudiera precipitar al vacío de un momento a otro.

En lo alto de la roca hay una pagoda, que también es dorada. Viajero, hay una leyenda que dice que esta roca está puesta encima de un cabello de Buda. Esto es lo que hace a este lugar algo muy especial y es lugar de peregrinaje de los practicantes de la religión budista. Terminada esta magnífica visita, iremos al hotel de Kyaiktiyo a pasar la noche.


NOTA: La visibilidad de la Roca Dorada no está garantizada, dependerá de la climatología, siendo más complicada de junio a septiembre. No está permitido que las mujeres toquen la Roca Dorada, solo podrán situarse junto a la verja que protege el acceso al recinto.

Día 5: Kyaikhtiyo-Hpa-An. Una cueva con cientos de figuras de Buda

RÉGIMEN Desayuno. Almuerzo.
Transporte Autocar, minibús o van
Visitas Visita templos y/o pagodas
ALOJAMIENTO Hotel

Esta jornada te tiene preparadas un montón de cosas interesantes. En primer lugar, tómate un buen desayuno en el hotel. En cuanto termines, irás al punto de encuentro acordado para, desde allí, emprender camino a la capital de la región de Karen, la ciudad de Hpa-An, junto a la frontera del vecino país de Tailandia.

Enseguida, tendrás oportunidad de ver grandes extensiones de arrozales, que es el cultivo número uno del país, y harás algunas paradas para visitar sitios verdaderamente especiales, como, por ejemplo, varias poblaciones, cuya economía se basa en la producción de este cereal. Y no solo verás arrozales, también, podrás visitar un lugar en el que hay una enorme cantidad de figuras de Buda, en todas las posturas que te puedas imaginar y de todos los tamaños imaginables. Se trata de la cueva Kaw Gun.

A continuación, pararás para comer en un restaurante de la zona y, al terminar, continuarás viaje hacia Hpa-An, aunque, antes de llegar a tu destino, visitarás uno de los santuarios budistas más especiales que hay en el mundo. Se trata de la pagoda Kyauk Kalap.

Esta pagoda está en lo alto de una roca en mitad de un lago artificial. Las vistas que podrás admirar desde arriba te dejarán con la boca abierta, viajero. Verás un panorama inigualable, imagínate: extensiones de arrozales a tus pies y, al fondo, normalmente brumosas, las montañas.

Después, será hora de que continúes hasta llegar a Hpa-An. Allí irás a tu hotel, te registrarás y te retirarás a tu habitación a recuperarte de las emociones del día y pasar la noche.

Día 6: Hp-An - Mawlamyine - Hpa-An. Hacia los túneles y templos de la cueva de Sadan

RÉGIMEN Desayuno. Almuerzo.
Transporte Autocar, minibús o van
Visitas Mercado Local Visita templos y/o pagodas
ALOJAMIENTO Hotel

Amanece un nuevo día de tu viaje en el que, después del desayuno, saldrás de Hpa-An para realizar las visitas programadas y, al final del día, volverás a tu hotel de la ciudad. La primera parada que harás, al salir de Hpa-An será la antigua ciudad de Moulmein, hoy conocida como Mawlamyine.

Esta ciudad, aproximadamente, a un para de horas de camino desde Hpa-An, es la capital de la región de Mon. Mawlamyine es una ciudad llena de vida con el ambiente especial que le confieren las edificaciones que conserva de la época en que era colonia británica. Una visita que no puedes perderte es el mercado, donde verás, entre otras cosas, que te llamarán poderosamente la atención, muchas frutas desconocidas para ti.

Conocerás el lugar donde se consagraron varias reliquias de Buda, como un cabello, efigies de oro y manuscritos de Tripitaka, llamado, también, el Canon Pali, que consiste en la colección de antiguos textos budistas escritos en “pali” y que son la base fundacional del budismo. Nos referimos a la pagoda de Kyaik Than Lan, del siglo IX, edificada en la cima de una colina, desde la que podrás contemplar un extraordinario paisaje de la ciudad y de sus alrededores.

¿Crees que con esto se acaban las visitas de hoy?, no. Todavía irás a conocer el monasterio que mandó edificar la última soberana de Mandalay y que es una réplica del que tenía en la propia ciudad de Mandalay.

Se trata del monasterio de Seindon Mibaya, que tiene más de cien años de antigüedad. A estas alturas del día, será hora de comer y lo harás en un restaurante de la zona. Cuando termines, nos pondremos de nuevo en camino, esta vez para volver a Hpa-An, pero, antes de llegar, conocerás la cueva de Sadan, que es una descomunal abertura que presenta una roca y en cuyo interior, podrás encontrar túneles, pagodas y templos. Myanmar cuenta con muchísimas cuevas que se pueden visitar, pero, posiblemente, la más impresionante de todas ellas es la Cueva de Sadan.

Cuando llegues a tu destino, irás a tu hotel de Hpa-An donde te retirarás a tu habitación a gozar de una bien ganada noche de descanso.

Día 7: Hpa-an - Bago - Yangon. Conociendo el Buda reclinado Shwethalyaung

RÉGIMEN Desayuno. Almuerzo.
Transporte Autocar, minibús o van
Visitas Visita templos y/o pagodas
ALOJAMIENTO Hotel

En esta nueva jornada de viaje, te tendrás que despedir de Hpa-An para regresar a la capital, Yangon. Pero, como siempre, lo primero será tomar un buen desayuno para reponer fuerzas. Te advertimos que el viaje es un poco largo, pero no te preocupes, pararás en varios sitios a lo largo del camino.

Comerás en un restaurante de la zona y, después, harás una breve visita a la hermosa localidad de Bago, en la que los templos y las pagodas doradas se pueden ver a través de las copas de los árboles que rodean al pueblo. Además del Buda reclinado que se encuentra en el exterior de uno de los templos (Buddha Mya Tha Lyaung), cuenta con otro en el interior, llamado Shwethalyaung.

Este Buda reclinado es una enorme escultura de cincuenta y cinco metros de largo y dieciséis de alto. Esta escultura, del siglo X, fue destruida y la que podrás ver ahora, viajero, es de la época de la colonización británica. A continuación, seguirás ya hacia Yangon. Allí, irás a tu hotel para pasar la noche.

Día 8: Yangon-Bagan. El valle de los mil templos

RÉGIMEN Desayuno. Almuerzo.
Transporte Autocar, minibús o vanVuelo
Visitas Mercado Local Visita templos y/o pagodas
ALOJAMIENTO Hotel

Al terminar de desayunar, te llevarán al aeropuerto para tomar un avión que te llevará a la hermosa ciudad de Bagan, que conserva un gran patrimonio, tanto desde el punto de vista cultural, como artístico, ya que fue, antiguamente, la capital de algunos reinos de Birmania.

Está junto al río Ayeyarwady (Irrawaddy) y a ciento cuarenta y cinco kilómetros al suroeste de Mandalay. Bagan es un lugar impresionante, sobre todo por la increíble hermosura de los muchos templos que hay en ella (más de mil). Cuando llegues a tu destino, comenzarás una excursión que te llevará a conocer algunos de los lugares más emblemáticos de la ciudad.

Tu primera visita será a un concurrido y animado mercado. Visitarás la pagoda budista Shwezigon, del siglo XI. Se trata de un lugar sagrado, rodeado de más templos y donde acuden peregrinos de todo el país a rendir culto a las reliquias de Buda que contiene.

Irás a conocer el templo Htilominlo, mandado edificar por el Rey Nantong Ya en 1218. Es uno de los templos de Bagan más elegantes, más grandes, y mejor conservados. Mide casi cincuenta metros de alto y en él podrás contemplar unos fantásticos relieves hechos en yeso.

También, verás el hermoso monasterio de teca Nathaukkyaung, junto al río Ayeyarwady y que, en su decoración, cuenta con textos e imágenes de Buda. Seguirás al templo de Ananda, del siglo XI y con un estilo propio de la India, tiene forma de cruz y cuenta con varias terrazas sobre las que se alza una pagoda dorada. Se reconstruyó después del terremoto que asoló la región en 1975. Viajero, todavía te queda por conocer el templo más grande de Bagan, el Dhammayangyi, que tiene forma de pirámide y fue construido entre los años 1167 y 1170 y el templo Sulamani, del siglo XII, igual que el Htilominlo, que sirvió de modelo para construir el anterior.

Con las imágenes de todos estos inigualables templos, irás a un taller en el que se fabrican todo tipo de objetos de laca, que es uno de los tipos de artesanía más famosos de esta zona.

Después, comerás en un restaurante de la zona y, más tarde, tendrás la oportunidad única de admirar uno de los paisajes más hermosos de todo el país. Verás, desde la cima de una colina, como el sol va desapareciendo, al tiempo que da un color dorado a los templos hasta que, por fin, cae la noche. Entonces, irás al hotel a descansar. ¡Que duermas bien, viajero!

Día 9: Bagan. Una puesta desde el río

RÉGIMEN Desayuno. Almuerzo.
Transporte Autocar, minibús o van
Visitas Visita templos y/o pagodas Paseo en barca
ALOJAMIENTO Hotel

Desayuna bien porque hoy también te espera una jornada llena de visitas y experiencias únicas. Cuando termines, seguirás conociendo, un poco más, la historia de Bagan, la antigua capital histórica de Birmania.

Empezarás conociendo la pagoda Lawkananda, construido en el siglo XI sobre la cima de una colina cercana al río y, desde la que podrás admirar, un paisaje impresionante. Cuando entres en ella, encontrarás una copia de un diente de Buda. Visitarás el templo Nagayon, también del siglo XI, con unos estupendos murales y el templo de Payathonezu.

Comerás en un restaurante de la zona y después, verás la forma de vivir de las personas que habitan en esta parte del país visitando un pueblo llamado Minanaru. Lo que estás a punto de vivir es algo inolvidable: te montarás en un barco, pasearás a lo largo del río mientras el sol se va poniendo y experimentarás la forma en que los colores van cambiando conforme avanza la tarde.

Después de este mágico paseo, será hora de que regreses al hotel. Allí podrás retirarte a tu habitación y gozar de una noche de descanso a fin de estar listo para lo que te deparará el día de mañana.

Día 10: Bagan - Heho - Pindaya - Lago Inle. Miembros de la etnia Shan te esperan, viajero

RÉGIMEN Desayuno. Almuerzo.
Transporte Autocar, minibús o vanVuelo
Visitas Cuevas de Pindaya
ALOJAMIENTO Hotel

Hoy vas a seguir adelante para conocer otros lugares, no menos interesantes que los que has visto hasta ahora. Después de desayunar, te trasladarán al aeropuerto, donde dirás adiós a Bagan para volar a Heho, la principal puerta de entrada a las zonas turísticas, como, por ejemplo, el Lago Inle.

Heho es la provincia más grande de Myanmar y sus habitantes son, mayormente, de la etnia shan. El primitivo pueblo se convirtió en ciudad en los años veinte. Cuando llegues al aeropuerto y desembarques del avión, te dirigirás hacia Pindaya, junto al lago Botoloke.

En esta ciudad, destacan, principalmente, sus cuevas y una en particular, ya que, debido a que los peregrinos comenzaron a llevar figuras de Buda desde el siglo XI, en ella podrás ver más de ocho mil efigies, realizadas en alabastro, en madera, en mármol… y, no solo eso, sino que tienen tamaños y formas de lo más variado. Esta cueva es un lugar para poder meditar.

Es el momento de tomar una buena comida, viajero. Si te apetece, puedes probar la ensalada de hojas de té de Pindaya, que, según parece, es de las más buenas que podrás degustar en todo el mundo. Cuando termines de almorzar, seguirás adelante hasta llegar al Lago Inle.

Día 11: Lago Inle - Indein - Lago Inle. Todo un día disfrutando de los paisajes del lago

RÉGIMEN Desayuno. Almuerzo.
Transporte LanchaAutocar, minibús o van
Visitas Mercado Local Visita templos y/o pagodas
ALOJAMIENTO Hotel

Terminado tu desayuno en el hotel, pasarás el día recorriendo el Lago Inle y descubriendo sus paisajes, templos, pagodas y pueblos. Este lago tiene una extensión de quinientos kilómetros cuadrados y, a lo largo y ancho de sus orillas, podrás ver y experimentar un buen número de cosas, cuanto menos, sorprendentes.

Los habitantes del lago, de la etnia Intha, se dedican, en su mayor parte, a la pesca. Lo más llamativo es que han hecho sus viviendas, algunas, incluso, con jardines, sobre las aguas del lago poniéndolas sobre altos pilotes de madera.

Visitarás un mercado matutino, cerrado los días de luna llena y luna nueva, que se lleva a cabo en barcas repletas de todo lo necesario para los habitantes de esta zona tan especial de Myanmar. Luego, en una lancha, irás hasta Indein, una aldea a la que se accede por uno de los pequeños canales con que cuenta en Lago Inle.

En este lugar, darás un paseo para conocer, un poco, cómo viven sus habitantes. Seguro que te resultará muy curioso, pero lo que, verdaderamente, te llamará la atención será la visión de una colina, en cuya cima hay cientos de pagodas, que, con el tiempo, han sido “invadidas” por la vegetación y que producen una sensación muy especial.

Comerás en un restaurante de la zona y, después, te dirigirás a la pagoda de Phaung Daw Oo, un monasterio de madera que posee una impresionante colección de imágenes de Buda. Los pedestales, construidos para las imágenes y decorados con mosaicos, son de hace más de cien años.

Te sorprenderá ver que algunas de las figuras han perdido su forma original, ya que están cubiertas con una cantidad enorme de pequeñas láminas de oro. Visitarás, así mismo, el monasterio de madera de Ngaphechaung, construido sobre pilotes, en el lago Inle hace unos doscientos años. Se le considera el monasterio más antiguo y más grande de la región del Lago Inle y está situado entre jardines flotantes.

Al final del día, y después de un día tan interesante, regresarás al hotel para gozar de una merecida noche de descanso.

Día 12: Lago Inle - Heho - Mandalay. Hacia Mandalay, la espléndida antigua capital de Myanmar

RÉGIMEN Desayuno. Almuerzo.
Transporte Autocar, minibús o vanVuelo
ALOJAMIENTO Hotel

La jornada de hoy, la emplearás, principalmente, en viajar desde el Lago Inle a la antigua capital del país. Después de desayunar, visitarás una viña y conocerás un orfanato, cerca del lago. Comerás en un restaurante de la zona y, por la tarde, viajero, dirás adiós al lago y a sus habitantes para ir a Heho, en cuyo aeropuerto cogerás un avión que te llevará, en un corto vuelo, hasta Mandalay, la segunda mayor ciudad de Birmania.

En ella viven cerca de un millón de personas y es la antigua capital real de Birmania. Se encuentra junto al río Irawadi. Mandalay se encuentra en el centro de la zona seca de Birmania.

En cuanto tomes tierra en Mandalay y recuperes tu equipaje, te llevarán al hotel para, una vez registrado convenientemente, podrás retirarte a descansar.

Día 13: Mandalay - Mingun - Mandalay. Hacia la zona arqueológica de Mingun

RÉGIMEN Desayuno. Almuerzo.
Transporte Autocar, minibús o vanBarco
Visitas Visita templos y/o pagodas
ALOJAMIENTO Hotel

¿Has pasado una buena noche? Cuando abras los ojos, tal vez te encuentres un poco desorientado y te preguntes dónde estás. Tranquilo. Estás en la mítica Mandalay, una ciudad llena de ricos palacios y magníficos templos y que guarda, todavía, el sabor de su época dorada.

Desayuna bien antes de encarar la intensa jornada que te espera. Lo primero que harás hoy será embarcarte para llegar a Mingun, a través del río Irawadi, el que tiene el curso más largo del país. Admira los preciosos paisajes de verdor y del agua del río corriendo hacia su final, mientras el sol se refleja en él, y observa el modo de vida de los comerciantes y pescadores que viven a lo largo de sus márgenes.

Al llegar a la ciudad de MIngun, lo primero que harás, es visitar el principal emblema de la ciudad, que no es otro, sino la pagoda inacabada (El Mingun Pahtodawgyi), un monumento gigantesco inacabado, a la orilla del río Irrawaddy.

El rey Bodawpaya ordenó su construcción en 1790, pero su edificación tuvo que ser detenida antes de que pudiera completarse. El rey llegó a mandar construir una residencia a orillas del río para supervisar el proyecto cada día. Si se hubiera llegado a terminar el monumento, se habría convertido en la mayor estupa del mundo.

Te preguntarás la razón por la que no se terminó. Fue a consecuencia de una profecía que aseguraba que, en cuanto se terminase, el rey moriría. Leyendas aparte, parece ser que no se terminó por falta de obreros. El rey mandó construir, en 1.808, una enorme campana, de noventa toneladas, que se colocaría en la parte superior de la estupa.

Conocerás, también, una de las pagodas más extrañas del país, la pagoda Myatheindan, pintada completamente de color blanco y que está construida a imitación de la montaña santa para los budistas, el Monte Meru.

Cuando termines de ver estas maravillas, regresarás a Mandalay, donde comerás en un restaurante de la zona y, a continuación, irás a conocer algún taller de artesanía local.

A continuación, quedarás maravillado cuando conozcas la pagoda Kuthodaw, al norte del centro de Mandalay y que se construyó en 1868 bajo el reinado de Mindon Min. Es un complejo formado por el templo principal de color dorado y 729 pequeñas estructuras que contienen el auténtico tesoro de este templo: el Libro más grande del Mundo. Sí, viajero, en estas estructuras, están cada una de las páginas del libro, esculpidas, en grandes bloques de mármol, todas las reglas y doctrinas del budismo (el llamado Tipitaka).

Pero aquí no termina todo, también irás a visitar el Monasterio del Palacio Dorado, hecho con madera de teca. Por último, para poner un broche de oro a las visitas de hoy, verás la puesta de sol desde lo alto del monte de Mandalay. Con este imborrable recuerdo, volverás al hotel donde disfrutarás de una buena noche de descanso.

Día 14: Mandalay - Amarapura – Sagaing – Ava - Mandalay. Conociendo una antigua estatua de Buda

RÉGIMEN Desayuno. Almuerzo.
Transporte Autocar, minibús o van
Visitas Paseo en coche de caballos
ALOJAMIENTO Hotel

Hoy, después de desayunar y, antes de salir de Mandalay para visitar algunas cosas muy interesantes de sus alrededores, irás al Templo Mahamuni, en el que se encuentra una de las estatuas de Buda más adoradas y más antiguas de todas las que existen.

Es una efigie muy especial porque, según dicen, esta estatua se construyó cuando Buda aún estaba vivo y antes de llegar a alcanzar la espiritualidad, por lo que se la puede considerar la única copia auténtica que existe. Es una estatua hecha en bronce, pero cubierta de una capa de oro de una tonelada, mientras que, tanto en la corona que la adorna, como en el pecho, tiene un sin número de joyas.

Luego, te dirigirás a Amarapura, a once kilómetros al sur de Mandalay. Amarapura significa “Ciudad de la Inmortalidad” o “Ciudad de los Dioses” y fue fundada, en 1783 por el rey Bodawpaya, que la convirtió en capital de su reino, cuya capitalidad perdió entre 1841 y algún año entre 1853 y 1857, cuando el rey Mindon Min comenzó la construcción de la nueva capital en Mandalay.

En Amarapura verás que hay infinidad de templos, viajero, en los que se calcula que viven cerca de un millar de monjes. Uno de sus lugares más hermosos es la colina Sagaing, entre cuyos bosques podrás distinguir más de setecientos templos, unos blancos y otros dorados. Ni que decir tiene, que, desde la cima, tendrás unas vistas espectaculares.

Después de visitar la colina Sagaing, irás a algún obrador donde se fabrican diversos productos de la zona. Comerás en un restaurante local y, más tarde, irás a otra antigua capital, Ava.

Visitarás la zona en un coche de caballos y verás los monasterios de Okkyaung, del siglo XIX y el de Bargayar, que está edificado sobre casi trescientos pilares de madera de teca. Antes de abandonar Amarapura, irás al puente U Bein, un puente hecho, completamente, con madera de teca. Mide más de mil doscientos metros, es el más largo del mundo y se construyó, sobre el lago Taung Thaman, en el año 1851.

Terminada la jornada, volverás a Mandalay a pasar tu última noche en Mandalay.

Día 15: Mandalay – España. Es hora de despedirte de Myanmar

RÉGIMEN Desayuno.
Transporte Vuelo

Cuando te levantes hoy y te pongas a recoger todas tus cosas, antes de desayunar, sentirás que los días han pasado demasiado rápidos, que te gustaría tener más tiempo para seguir explorando este fantástico país.

Recordarás, perfectamente, todos y cada uno de los maravillosos lugares y monumentos que has recorrido en estas dos semanas. Has conocido un país en el que se conjugan, por un lado, la modernidad y, por otro, las más antiguas tradiciones.

Has visto panoramas de ensueño entre montañas, ríos y bosques y has conocido ciudades y palacios inolvidables. Estás seguro de que no podrás, ni, por supuesto, querrás olvidar nunca estas experiencias, realmente, únicas. Esperabas mucho de esta aventura, pero estamos seguros de que lo que has vivido las ha colmado con creces.

Antes de que vengan a recogerte para ir al aeropuerto, aún tendrás algo de tiempo libre, y tal vez, te apetezca dar un pequeño paseo para impregnarte aún más del ambiente de la ciudad.

A la hora que te hayan citado, te llevarán al aeropuerto para volar, esta vez, hacia el oeste, hacia casa. Una vez en el avión, te recomendamos que no te dejes llevar por la nostalgia, sino que empieces a planear cuál será tu próxima aventura. Decidas lo que decidas, te estaremos esperando para compartir contigo miles de experiencias nuevas. ¡Hasta la próxima!

Día 16: De vuelta a casa

RÉGIMEN Sin comidas.
Transporte Vuelo

Ya es hora de reunirte con los tuyos y que les cuentes las anécdotas y les enseñes las fotografías. Esperamos que hayas pasado unas vacaciones fantásticas. ¡Feliz viaje de vuelta!

Alojamientos previstos o similares

Los hoteles previstos según la categoría seleccionada serán los siguientes:

La categoría de los hoteles es semilujo y lujo.

Zwekapin Valley Resort & Spa
Hpa-An, Myanmar

Zwekapin Valley Resort & Spa

Amazing Bagan Resort
Bagan, Myanmar

Amazing Bagan Resort

Paramount Inle Resort
Nyaungshwe, Myanmar

Paramount Inle Resort

Mercure Mandalay Hill Resort
Mandalay, Myanmar

Mercure Mandalay Hill Resort

La categoría de los hoteles es primera y primera superior.

Best Western Green Hill Hotel
Yangon, Myanmar

Best Western Green Hill Hotel

 My Hpa An Residence by Amata
Hpa-An, Myanmar

My Hpa An Residence by Amata

Zwekapin Valley Resort & Spa
Hpa-An, Myanmar

Zwekapin Valley Resort & Spa

Amazing Bagan Resort
Bagan, Myanmar

Amazing Bagan Resort

Amazing Inlay Resort
Nyaungshwe, Myanmar

Amazing Inlay Resort

La categoría de los hoteles es turista y turista superior

Bagan Wynn Hotel
Nyaungshwe, Myanmar

Bagan Wynn Hotel

Nyaung Shwe City Inle
Nyaungshwe, Myanmar

Nyaung Shwe City Inle

Amazing Nyaung Shwe
Nyaungshwe, Myanmar

Amazing Nyaung Shwe

Paramount Inle Resort
Nyaungshwe, Myanmar

Paramount Inle Resort

Amazing Mandalay
Mandalay, Myanmar

Amazing Mandalay