Viaje a China: Gran Viaje China esencial y Osos Panda

Duración 14 día/s, 12 noche/s
  • AGO
  • SEPT
  • OCT
  • NOV
  • DIC
  • ENE
  • FEB
  • MAR
  • ABR
  • MAY
  • JUN
  • JUL
Completo
Gran Viaje: China esencial y Osos Panda
DURACIÓN: 14 día/s, 12 noche/s
Completo
Una aventura muy especial en un destino sin igual

Todo lo que hayas oído, todo lo que te hayan contado, todas las imágenes que hayas visto, toda la documentación que hayas leído… Todo, absolutamente todo, se quedará corto en cuanto pongas un pie en este maravilloso país llamado China. Los atractivos con los que cuenta este lugar son innumerables, así como las experiencias viajeras que te ofrece. ¡Adelante, viajero!

Itinerario

Día 1: España – Beijing. Siente cómo te invade la emoción del gran viaje

RÉGIMEN Sin comidas.
Transporte Vuelo

¡Llegó el gran día, viajero! Seguro que anoche, sabiendo que hoy empezaba tu aventura en el Lejano Oriente, te costó conciliar el sueño. Seguramente, las imágenes sacadas de guías y folletos, que guardas en tu memoria, se agolpaban en tu memoria.

Nuestro consejo es que te pongas en modo viajero, en cuanto te levantes de la cama, y que disfrutes de cada segundo y de cada detalle de tu primer día de viaje: desde el traslado al aeropuerto a la facturación del equipaje, desde el ojeo de una revista, a la espera para el embarque y, por supuesto, el deseado momento en que los motores del avión empiecen a rugir. En unos momentos podrás relajarte, ponerte cómodo y disfrutar del vuelo.

Antes de lo que crees, oirás la voz del comandante avisando a la tripulación que se prepare para el aterrizaje. Cuando llegue ese momento, habrás pasado la primera noche de tu gran viaje a China a bordo del avión. Seguro que has tenido tiempo suficiente para dormitar en tu asiento, para soñar con todo lo que tienes por delante, o para sacar de la mochila tus cuadernos de notas, tus mapas y tus guías y repasar una vez más los puntos clave de tu gran viaje por la República Popular China.

Día 2: Beijing. El primero de una larga lista de días inolvidables

RÉGIMEN Sin comidas.
Transporte Autocar, minibús o van
ALOJAMIENTO Hotel

Seguro que ayer, cuando dentro del avión imaginaste tu destino al otro lado del mundo, pensaste que el vuelo se te iba a hacer eterno. Después, pasaron las primeras horas, esas en las que la emoción por la nueva aventura es más intensa. Luego, después de leer un rato, de ver alguna película a bordo, de dormir y de soñar con tu apasionante destino, oíste anunciar al comandante, por la megafonía del avión, que estabais a punto de tomar tierra en el aeropuerto internacional de Beijing.

La ilusión y los nervios aumentaron en cuanto tomaste tierra y comenzaste a ver carteles escritos en caracteres chinos y a centenares de personas con los ojos rasgados que te miraban en los pasillos del aeropuerto. Y es que ¡ya estás aquí! ¡Ahora, por fin, ya estás en China!

Poco después de aterrizar en Beijing y de recuperar tu equipaje en la cinta del aeropuerto, te trasportarán hasta el hotel. Al llegar, podrás registrarte, subir a tu habitación y disfrutar de tiempo libre lo que queda de la jornada. Durante este tiempo, podrás descansar y recuperarte un poco del cambio horario, familiarizarte con el hotel y sus instalaciones, salir a dar un paseo o hacer cualquier otra cosa que te apetezca. ¡Bienvenido a Beijing!

Día 3: Beijing. Jornada de visitas únicas en la capital

RÉGIMEN Desayuno. Comida.
Transporte Autocar, minibús o van
Visitas Panorámica de Beijing
ALOJAMIENTO Hotel

Hoy será uno de esos días, viajero, que se quedarán grabados en tu memoria para siempre. Después de desayunar, empezarás un recorrido que te permitirá familiarizarte con el espíritu de Beijing, la capital del país. Por cierto, esta ciudad no está integrada en ninguna provincia, sino que depende directamente de la autoridad central de la República Popular China.

La primera parada del recorrido será en la Ciudad Prohibida. Este impresionante complejo palaciego fue mandado construir por el emperador Yong Le en 1406, y fue la residencia oficial de un total de 24 emperadores hasta 1911. Este enorme conjunto de edificios, en realidad, se llama Museo del Palacio Imperial, pero todo el mundo le conoce como Ciudad Prohibida.

La razón del sobrenombre es que solo la familia imperial y los miembros de la corte podían acceder a ella. El resto de los mortales lo tenían prohibido, a menos que tuvieran un permiso especial. Cuando usamos adjetivos como ‘gigantesca’ o ‘impresionante’ para referirnos a la Ciudad Prohibida, no exageramos. El conjunto palaciego ocupa una superficie de 72 hectáreas y contiene 980 edificios y más de 9.000 habitaciones. De todas esas construcciones, las más populares y llamativas son el Salón de la Armonía Conservada, el Salón de la Armonía Suprema y el Salón de la Armonía Central.

El siguiente punto de interés en tu recorrido será la Plaza de Tiananmen. Este colosal espacio ocupa una superficie de 44 hectáreas, y es el centro, tanto geográfico como político, de Beijing. Su nombre significa “Plaza de la Puerta de la Paz Celestial”, ya que ese es el nombre de la gran puerta que comunica la plaza con el Palacio Imperial. En el pasado, Tiananmen siempre fue un lugar importante en la vida social y política de la ciudad, pero cuando Mao Zedong eligió este lugar para proclamar la República Popular China.

La plaza se convirtió definitivamente en el lugar más destacado de la ciudad. En la Plaza de Tiananmen se encuentran algunos de los edificios y construcciones más importantes de la capital. Entre ellos están el Mausoleo de Mao Zedong, el Gran Palacio del Pueblo, que es la sede de la Asamblea Nacional Popular, la Torre de Tiananmen., el Museo Nacional de Historia y de la Revolución y el Monumento a los Héroes del Pueblo.

La siguiente parada del día la haremos en el Palacio de Verano, un bonito conjunto arquitectónico que, durante siglos, fue lugar de descanso de la familia imperial. Este singular complejo, fue mandado construir en 1750, y en 1998 fue calificado como Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. En total, ocupa una superficie de 300 hectáreas, repletas de jardines, puentes, pabellones, y teatros. Antes de regresar al hotel para pasar la noche, podrás asistir si así lo deseas, a un original y entretenido espectáculo de acrobacias chinas que pondrá broche de oro a una jornada inolvidable.

Día 4: Beijing. A las afueras de Beijing para visitar la Gran Muralla

RÉGIMEN Desayuno. Comida. Cena de pato laqueado.
Transporte Autocar, minibús o van
Visitas La Gran Muralla
ALOJAMIENTO Hotel

¿Te gustan los acertijos, Viajero? Ahí va uno: ¿Qué tienen en común Chichén Itzá, en México, el Coliseo de Roma, Machu Picchu, en Perú, la ciudad de Petra, en Jordania, el Taj Mahal de la India, y la estatua del Cristo Redentor de Río de Janeiro? Como sin duda habrás respondido, todos esos lugares están incluidos, al igual que la Gran Muralla China, en la lista de las Siete Maravillas del Mundo Moderno. Así pues, desayuna con calma en el hotel y prepárate para vivir una de las experiencias más extraordinarias de todo tu gran viaje. Pocas veces en la vida se puede visitar un sitio tan especial.

La Gran Muralla la levantaron los chinos hace mas de 2000 años para protegerse de las incursiones de mongoles y manchúes, pueblos bárbaros que vivían al norte de su territorio. La muralla fue declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO desde 1987. Se estima que llegó a medir 21.196 kilómetros, pero en la actualidad solo quedan en pie alrededor de 10.000. Precisamente al lado de Beijing, a tan solo unos pocos kilómetros al norte de la ciudad, se encuentra uno de los fragmentos más impresionantes y mejor conservados de la muralla. Como ya habrás adivinado, viajero, esta sección es la que visitarás hoy.

Después de almorzar, regresarás a la ciudad para ver los exteriores de algunos de los edificios que se construyeron con motivo de los Juegos Olímpicos de Beijing 2008. Uno de los más notables es el Estadio Nacional, más conocido como “Nido de Pájaro”. Esta increíble construcción, que estuvo en el centro de la actividad deportiva durante los juegos, recibe ese nombre por el colosal enrejado de acero que rodea el edificio y que le da el aspecto de un nido.

Otro de los edificios singulares es el Centro Acuático Nacional, apodado “Cubo del Agua”. Fue diseñado por el estudio PTW Architects, y su aspecto exterior es el de una caja formada por miles de burbujas. Antes de regresar al hotel, podrás asistir a una cena de bienvenida, en la que la principal atracción culinaria será el pato laqueado al estilo pequinés.

Día 5: Beijing – Xi’an. Saliendo de Beijing con rumbo a Xi’an

RÉGIMEN Desayuno. Comida.
Transporte Tren Alta Velocidad
Visitas Templo del Cielo
ALOJAMIENTO Hotel

El poder pisar la Gran Muralla fue un punto sobresaliente de tu viaje ¿verdad, viajero?, pero no te apenes. Todavía te quedan por conocer, a lo largo de los días que tienes por delante, un montón de cosas apasionantes, que no te defraudarán, te lo aseguramos. De hecho, hoy viajarás a una ciudad que guarda un increíble tesoro. Verás, con tus propios ojos, uno de los lugares más famosos del mundo: el ejército de terracota.

Sabemos que estarás impaciente, pero la visita tendrá que esperar hasta mañana. Hoy, aún en Beijing, desayunarás en el hotel y después irás a admirar otro de los sitios imprescindibles de esta apasionante ciudad: Al sur de la Ciudad Prohibida y declarada por la UNESCO Patrimonio Mundial de la Humanidad en 1998, se encuentra el Templo del Cielo. Este formidable edificio, edificado en 1420,nos ayuda a comprender el memorable pasado de Pekín durante la época del imperio.

El Templo del Cielo es el mayor de toda la República Popular China y está formado por varios pabellones, de los que el más hermoso y conocido es el de la Oración de la Buena Cosecha. Al terminar la visita, tendrás la oportunidad de descansar mientras tomas el almuerzo.

Después de almorzar, irás a la estación para tomar un tren de alta velocidad que te llevará a Xi’an. En la actualidad, esta preciosa ciudad es la capital de la región de Shaanxi, en centro-este del país, perro antiguamente, fue capital de China durante su imperio, y era el lugar de donde salía la Ruta de la Seda, La historia de Xi´an se remonta a tres mil años.

Por si esto fuera poco, en Xi’an está el conocidísimo ejército de figuras de terracota y, por si esto no fuera suficiente, Xi´an también encierra otras muchas cosas magníficas. Todo esto será tu programa de mañana, porque, al llegar a Xi’an, solo te quedará tiempo para registrarte en el hotel, ponerte cómodo en tu habitación y disponerte a descansar.

Día 6: Xi’An. El ejército más antiguo que has visto jamás

RÉGIMEN Desayuno. Comida.
Transporte Autocar, minibús o van
Visitas Museo de Guerreros y Corceles de terracota Panorámica de Xi'an
ALOJAMIENTO Hotel

Empieza esta nueva y apasionante jornada con un estupendo desayuno en tu hotel. Tanto tu mente, como tu cuerpo, necesitarán que estés en plena forma para apreciar, sin perderte detalle, lo que vas a conocer hoy. ¿Nos ponemos en marcha? En cuanto termines la primera comida del día, irás a un sitio tan impresionante que te quedará grabado para siempre.

Nos referimos al Museo de Guerreros y Corceles de Terracota. La terracota no es otra cosa que barro cocido. El museo está solo a treinta y cinco kilómetros, aproximadamente, de Xi’an. Este escalofriante lugar fue declarado Patrimonio de la Humanidad en 1987.

Lo ordenó construir, en el siglo III antes de Cristo, el emperador Qinshihuang, para que fuera su lugar de enterramiento y quiso que le acompañara al otro mundo un ejército formado por más de siete mil soldados pertrechados con sus armas, sus carros y sus caballos. Todos ellos hechos a tamaño natural. De forma inexplicable, esta atípica y sobrecogedora tumba cayó en el olvido y no volvió a salir a la luz hasta el año 1974, cuando unos obreros la encontraron, por pura casualidad.

Podrás visitar el museo para ver, de cerca, algunas de las piezas más interesantes (soldados, caballos y demás pertrechos de guerra). Pero también podrás acercarte a la zona de las excavaciones, que están protegidas por un inmenso hangar y donde, por el momento, los expertos no desechan la posibilidad de encontrar más soldados.

Todavía impresionado por lo que acabas de ver, irás a comer y a descansar durante un rato. Una vez listo, seguirás adelante para visitar otros lugares sumamente atractivos de la ciudad. La primera parada de la tarde, la haremos en el Templo Jianfu, el más importante de Xi’an, ¿por qué?, pues porque en el interior de este santuario budista podremos contemplar la Gran Pagoda de la Oca Silvestre, que tiene sesenta y cuatro metros de alto.

Tu última parada de este día la harás en la Gran Mezquita, en el barrio de los musulmanes. Data del siglo VIII y, con sus casi trece mil metros cuadrados, es una de las mayores del país. ¿Cansado, viajero? Después de esta última visita, será la hora de volver al hotel de la ciudad para dormir.

Día 7: Xi’an – Chengdu. Llegó la hora de decirle adiós a los guerreros de Xi’an

RÉGIMEN Desayuno.
Transporte Tren Alta Velocidad
ALOJAMIENTO Hotel

¡Cuántas cosas maravillosas has visto y vivido hasta este momento en China! Sin ir más lejos, sabemos que la jornada de ayer, en Xi’an fue irrepetible, ¿verdad? Pero, como todo se termina, también lo hace esta etapa del viaje y es hora de seguir adelante.

Te espera una nueva ciudad con muchas cosas que ofrecerte: Chengdu. Cuando termines tu desayuno, te acompañarán a la estación de trenes para viajar hasta la sensacional capital de la región de Sichuan. La hermosa ciudad de Chengdu es conocida, principalmente, porque en ella se encuentra el Centro de Cría del Oso Panda. Es la única reserva de todo el mundo que está ubicada en un área metropolitana.

Cuando llegues a Chengdu, aún no será el momento de conocer a los graciosos osos que viven en el Centro de Cría. Esta visita tendrá que esperar hasta la próxima jornada.

Día 8: Chengdu. En el santuario de los osos panda

RÉGIMEN Desayuno. Comida.
Transporte Autocar, minibús o van
Visitas Centro de cría del Oso Panda con guía local de habla inglesa
ALOJAMIENTO Hotel

Mientras tomas, tranquilamente, tu desayuno en el hotel, seguro que eres consciente de que nunca hubieras imaginado que, en unas pocas horas, estarías viendo, de cerca, un numeroso grupo de pandas. Va a ser otro día para el recuerdo, de eso estamos seguros. Bien, pues en cuanto hayas desayunado y cogido tu máquina de fotos, saldrás hacia el Centro de Cría del Oso Panda de Chengdú, a unos escasos diez kilómetros del centro urbano. El hecho de que esta fantástica reserva se encuentre dentro de un área metropolitana, la hace ser un lugar único en todo el mundo.

Este centro de cría, con una extensión de más trescientos setenta kilómetros cuadrados, se dedica, única y exclusivamente, a la defensa del panda gigante, que, como sabes, está en peligro de desaparecer. Se estima que, en todo el planeta, solo hay poco más de mil animales. Por eso es tan importante que los promotores de la idea se hayan esforzado al máximo para crear un entorno que reproduzca, lo más fielmente posible, el ambiente natural de los pandas. Te encantará observar cómo se alimentan, juegan y se comunican estos curiosos mamíferos. Además, visitarás el Museo del Panda Gigante y verás otros animales que viven junto a ellos, por ejemplo, la grulla de cuello negro o la cigüeña.

Esta visita te llevará toda la mañana. Después, llegará el momento de tomar una estupenda comida y, con las fuerzas otra vez a tope, irás a ver la efigie de Buda, hecha en piedra, más grande del mundo. Es el Gran Buda de Leshan, que data de hace más de mil doscientos años y es verdaderamente impresionante: esculpida en la pared de un acantilado, tiene una altura de setenta y un metros y la rodea una espesa vegetación. En 1996, la UNESCO la declaró Patrimonio de la Humanidad.

Día 9: Chengdu – Hangzhou. Despídete de los osos panda, te esperan en Hangzhou

RÉGIMEN Desayuno.
Transporte Vuelo
ALOJAMIENTO Hotel

Estamos seguros de que todo lo que has hecho en Chengdu se habrá quedado grabado en tu memoria, viajero. Pero, aún te quedan muchas cosas apasionantes y sorprendentes que conocer. Hoy, en cuanto desayunes, dirás adiós a la interesantísima capital de Sichuan para volar a Hangzhou, que es la próxima ciudad que conocerás.

Hangzhou, en la parte este del país, y el área urbana que la rodea, tiene una población de más de seis millones de habitantes. La ciudad está situada al lado del Gran Canal de China, junto al estuario del Qiantang. Debido a la hermosura de sus bonitos parques, al precioso Lago del Oeste y a sus santuarios, a Hangzhou se la conoce como “el Paraíso en la Tierra”.

Entre sus templos, podemos destacar, por ejemplo, el Templo Yue Fei, el Templo de las Almas Escondidas y la Pagoda de las Seis Armonías, que han contribuido a dar a la ciudad una bien merecida fama. Incluso un viajero, igual que tú, Marco Polo, dijo de Hangzhou que era la ciudad más espléndida y lujosa de todas las que había visitado.

En cuanto llegues a Hangzhou, te estarán esperando para trasladarte al hotel. Una vez allí, después de registrarte y que te asignen tu habitación, podrás dejar tus cosas y dormir, tranquilamente, para estar listo de cara a lo que te espera la próxima jornada.

Día 10: Hangzhou. Una visita a la ciudad del Lago Oeste

RÉGIMEN Desayuno. Comida.
Transporte Autocar, minibús o van
Visitas Panorámica de Hangzhou
ALOJAMIENTO Hotel

¿Cómo estás hoy, viajero? Seguro que todo lo que has visto hasta ahora no ha hecho más que estimular tus deseos de seguir conociendo China. En tu gran aventura por este país fabuloso no puede faltar una visita a Hangzhou, una ciudad tan bella que, a lo largo de los siglos, ha sido llamada “el Paraíso en la Tierra”.

Durante la jornada de hoy descubrirás un montón de rincones con encanto y los diferentes lugares que le han dado fama mundial. No en balde, ya en el siglo XIII Marco Polo dijo de Hangzhou que era “la ciudad más suntuosa y elegante de las que había conocido”.

La primera parada de tu recorrido por Hangzhou será el Lago del Oeste, un extraordinario espacio natural que forma parte indisociable de la esencia de la ciudad y que en 2011 fue declarado por la UNESCO Patrimonio de la Humanidad. Sobre las aguas del lago se encuentran, como si flotaran, una serie de pabellones, pasarelas, islas artificiales y otras construcciones, que dan lugar a un paisaje de ensueño. Mientras tanto, en sus orillas transcurre buena parte de la vida social de la ciudad.

A continuación, te llevarán a conocer la Pagoda de las Seis Armonías y el Templo de las Almas Escondidas, los dos santuarios más importantes de la ciudad. Ambos edificios son de una gran belleza y parecen rodeados de un aura casi mágica. Dentro del recinto del Templo de las Almas Escondidas, uno de los templos budistas más grandes de China, podrás admirar miles de esculturas de Buda talladas en la roca y varias pagodas muy hermosas.

Después de la visita, regresarás al hotel para descansar. Mañana te espera otra intensa jornada llena de visitas únicas y de experiencias inolvidables.

Día 11: Hangzhou – Suzhou. Del paraíso en la tierra a la “Venecia de Oriente”

RÉGIMEN Desayuno. Comida.
Transporte Tren
Visitas Panorámica de Suzhou
ALOJAMIENTO Hotel

¿Verdad que ayer entendiste la razón de que a la ciudad de Hangzhou se la llame “El Paraíso en la Tierra”? No puede ser de otra manera, dada las maravillas que encierra. Pues, te aseguramos que también vas a comprender, perfectamente, en cuanto la veas, el porqué del apelativo que se le da a tu próximo destino: “La Venecia de Oriente”.

En este décimo día de viaje, irás desde Hangzhou a Suzhou, sin duda, una de las ciudades más hermosas del país. En esta ocasión el medio de transporte para ir de una ciudad a otra, será el ferrocarril de alta velocidad o el autobús, dependiendo de en qué sitio se encuentre tu hotel. Suzhou, situada en la desembocadura del Yangtsé, está llena de riachuelos y pequeñas lagunas que le dan un encanto especial y la convierten en una verdadera Venecia china.

¿Cuál es la razón de tanta agua?, Suzhou, además de que, como hemos dicho, está junto a la desembocadura del Yangtsé, las aguas del Lago Tai están presentes en toda la ciudad y está atravesada por el Gran Canal de China. Además de la cantidad de agua que verás por todas partes, te maravillará la visión de sus maravillosas construcciones típicas.

Esta zona de China es famosa por sus típicos parques, que se proyectaron entre el siglo XI y el XIX. Lo que se proponían hacer sus constructores era conseguir que, en un mismo entorno, hubiera panoramas distintos. Un consejo, si nos lo permites: no te vayas de Suzhou sin acercarte a conocer el Jardín del Pescador, sin duda el más hermoso de todos. Es un lugar precioso, aunque no es grande, tiene solo media hectárea, pero es de una hermosura y una armonía increíbles. El Jardín del Pescador es el más famoso de los jardines de Suzhou, a pesar de que esta ciudad ha tenido, a lo largo de los años, más de doscientos parques similares y que varios de ellos han sido declarados, por la UNESCO, Patrimonio de la Humanidad.

Antes de retirarte a tu hotel, todavía te queda una visita a uno de los lugares más interesantes de Suzhou. Hablamos de la Colina del Tigre, una curiosa loma que hay en el mismo corazón de la ciudad y en cuya cumbre podrás admirar la Pagoda de Yunyan, del siglo X, cuarenta y siete metros de alto y, que, lo mismo que la Torre de Pisa, en Italia, se ha ido torciendo conforme pasan los años.

Día 12: Suzhou – Shanghai. Rumbo a la ciudad más poblada de China

RÉGIMEN Desayuno. Comida.
Transporte Tren
Visitas Panorámica de Shanghai
ALOJAMIENTO Hotel

Shanghai será la última etapa de tu viaje, pero no te preocupes. Hasta ahora has aprovechado todos y cada uno de los momentos que has vivido en este fantástico país y Shanghai, una de las urbes más alucinantes de China, no va a ser menos.

Empezarás este día, como siempre, con un estupendo desayuno-buffete en Suzhou. Después, en un ferrocarril de alta velocidad, o quizás en autobús, dependiendo de la ubicación de tu hotel, saldrás camino de la ciudad mayor y con más número de habitantes de la República Popular China. Según Naciones Unidas, Shanghai, con más de veinte millones de personas viviendo en sus calles, es la segunda ciudad del mundo en población, solo por detrás de Tokio, la capital de Japón. Shanghai no depende de ninguna región, sino que, junto con Tianjin, Chongqing y Beijing, lo hace, directamente, del gobierno de la nación. Esta ciudad que vas a conocer, se encuentra en el estuario que forma el Yangtsé, el más largo de Asia, cuando se encuentra con el mar.

Al llegar a Shanghai, lo primero que harás será tomar una buena comida para, a continuación, dirigirte a visitar una serie de lugares, que son de los más interesantes y representativos de la ciudad. Empezarás yendo hacia el norte de Shanghai, a los Jardines Yuyuan, un lugar precioso, construidos durante la dinastía Ming, en el siglo XVI.

Están repletos de distintas habitaciones y pequeñas lagunas de una gran belleza. La siguiente visita, será más educativa: Conocerás un impresionante templo budista, el del Buda de Jade, en el que se encuentran dos efigies de Buda, una en posición sedente y la otra inclinada, ambas de un llamativo color verde.

Tu última visita de la jornada, será el malecón, llamado Bund para que aprecies la diferencia entre el Shanghai de las típicas edificaciones de la época colonial y la ciudad que se extiende al otro lado del río y que ofrece unas impresionantes vistas del Pudong, con su horizonte de altísimos edificios donde se lleva a cabo toda la actividad económica y comercial de la ciudad.

Día 13: Shanghai. La fascinante Shanghai, escenario de tu día libre

RÉGIMEN Desayuno.
Transporte A tu aire
ALOJAMIENTO Hotel

Hoy tienes todo Shanghai para ti. Imagínate, una ciudad como esta, corazón de la economía y el comercio de un país como China, uno de los puertos con más tráfico de todo el mundo y, por si esto fuera poco, una gran urbe siempre viva, alucinante y genuina.

Bien, pues todo esto, está a tu alcance, te está esperando. ¿Qué puedes hacer?, ¿quieres alguna sugerencia? Ahí van algunas: irte de compras por alguno de los cientos de centros comerciales que hay en la ciudad, regresar a alguno de los sitios en los que estuviste ayer y que te dejaron con ganas de más, volver a recorrer el malecón o, ¿por qué no?, quedarte en el hotel a descansar.

También tienes la opción de lanzarte a visitar algunos de los interesantísimos lugares que te ofrece esta inigualable ciudad: Puedes darte una vuelta por el fascinante barrio francés, visitar el Gran Teatro de la ciudad, el Museo de Shanghai, el Museo de Arte o el Centro de Exposiciones de Urbanismo de Shanghai o ir al área de Xintiandi, que está repleta de sitios para tomar algo a la hora de la comida, o para hacer un alto y tomar un café, además de admirar las típicas edificaciones que hay en la zona.

Día 14: Shanghai – España. Vaya, parece que tu gran viaje toca a su fin…

RÉGIMEN Desayuno.
Transporte Vuelo

Cuando acabes tu desayuno en el hotel, a la hora que te hayan citado, te irán a buscar para llevarte al aeropuerto y, desde allí, poner rumbo al oeste, dirás adiós a China y, en unas horas, aterrizarás en España.
No tenemos ninguna duda de que todas las ciudades que has ido conociendo a lo largo de estos días, te habrán dejado una señal en el alma imborrable.

Beijing, Xi'an, Chengdu, Hangzhou, Suzhou, Shanghai… Seguro que ninguna te habrá decepcionado y que te llevas unos maravillosos recuerdos de todas y cada una de ellas. Pero, todo lo que empieza, acaba en algún momento, viajero. Este episodio de tu vida ha terminado, pero te llevas en el alma y en la maleta una parte de China.

Hemos pasado contigo unas jornadas magníficas que no olvidaremos. Te recomendamos que, una vez en tu asiento del avión, empieces a planear dónde nos encontraremos en un futuro que, esperamos, no sea muy lejano.

Alojamientos previstos o similares

Los hoteles previstos según la categoría seleccionada serán los siguientes:

La categoría de los hoteles es primera y primera superior.

V-continent Beijing Parkview Wuzhou
Beijing, China

V-continent Beijing Parkview Wuzhou

Wanda Realm Beijing
Shijingshan, China

Wanda Realm Beijing

Prime Hotel Beijing
Beijing, China

Prime Hotel Beijing

Swisstouches Hotel Xi An
Xi An, China

Swisstouches Hotel Xi An

Crowne Plaza Chengdu
Chengdu, China

Crowne Plaza Chengdu

Zhejiang International Hangzhou
Hangzhou, China

Zhejiang International Hangzhou

Grand Mercure Shanghai Century Park
Shanghai, China

Grand Mercure Shanghai Century Park

Grand Mercure Hongqiao
Shanghai, China

Grand Mercure Hongqiao