Viaje a Canadá: Circuito Canadá Clásico

Duración 9 día/s, 7 noche/s
Desde 1.588 €
Ver disponibilidad
Gran Viaje: Canadá Clásico
DURACIÓN: 9 día/s, 7 noche/s
Desde 1.588 €
Ver disponibilidad
El este de Canadá en una semana.

La costa este de Canadá es muy famosa porque allí conviven algunas de sus ciudades más conocidas: la gigante Toronto, la moderna Montreal, la francesa Quebec y la capital, Ottawa. En este viaje de ocho días tendrás la oportunidad de conocerlas todas. También gozarás de una visita única a las cataratas del Niágara, las terceras cascadas más importantes del planeta. Sin olvidar un bonito crucero que vas a realizar por el archipiélago de las Mil Islas o tu visita a la estación de esquí más famosa de los montes Laurentinos, Mont Tremblant.

Itinerario

Día 1: España - Toronto. De camino a Toronto

RÉGIMEN Sin comidas.
Transporte Vuelo
ALOJAMIENTO Hotel

Sales de casa muy contento, compruebas que lo has metido todo en la maleta y te vas al aeropuerto en un taxi. Cuando hayas pasado el control de seguridad y de pasaportes te sientas a esperar la salida de tu vuelo a Toronto. ¡Queda muy poco para pisar suelo canadiense!

En Toronto empezará este viaje de ensueño, durante el que visitarás las cataratas del Niágara, así como las hermosas ciudades de Quebec o Montreal. Sentado en el avión revisas el itinerario día por día hasta que el sueño te vence y te quedas dormido. Una vez aterrices te vendrán a buscar al aeropuerto para llevarte al hotel. Podrás entrar en tu habitación a las 16:00 horas. Mientras tanto sal a dar una vuelta por la ciudad. La localidad más grande de Canadá te da la bienvenida con los brazos abiertos.

Día 2: Toronto - Niágara Falls. Un día en las cataratas del Niágara

RÉGIMEN Desayuno.
Transporte Autocar, minibús o vanFerry
Visitas Cataratas de Niágara Panorámica de Toronto
ALOJAMIENTO Hotel

Hoy te cuesta levantarte más de lo habitual. El cambio horario todavía te sigue afectando y no puedes evitar sentir sueño. Ve a probar el desayuno americano, tómate un café largo y ¡en marcha! Acompañado de un guía podrás ir a visitar lugares como el Toronto City Hall, un increíble rascacielos que data del año 1961 y que sirve como sede al ayuntamiento de Toronto. El guía también te explicará la arquitectura e historia del Parlamento de Ontario, un espectacular edificio de estilo richardsoniano.

Te adelantamos que este tipo de arquitectura proviene del arquitecto Henry Hobson Richardson, que se parece mucho al románico francés. Date una vuelta por el barrio de Yorkville, conocido por su eterna vida bohemia. También puedes ir a conocer el estadio de baseball, conocido como Rogers Center o Skydome, la Universidad y la torre de radiodifusión autoportante más alta de América, la torre CN. Aquí tendremos tiempo libre para subir a la torre si lo deseas (admisión no incluida).

Ahora ya conoces lo esencial de Toronto y es el momento de ir a cumplir un sueño. ¿Estás preparado para ver las cataratas del Niágara en vivo y en directo? Pero antes haremos un alto en el camino para conocer Niagara on the Lake.

Este pueblo, el más bonito de la región de Ontario, fue la capital del Alto Canadá entre los años 1792 y 1796. Sus calles llenas de historia te van a encandilar, al igual que sus casas típicas del siglo XIX. La localidad se mantiene perfectamente conservada a pesar del paso del tiempo. Allí siguen viviendo unos 20.000 habitantes. Tendremos tiempo libre para almorzar por nuestra cuenta. Ahora si, continuaremos nuestro recorrido por la ruta del vino, hasta llegar a las famosas Cataratas.

Conocerás su salto de agua de 54 metros desde el barco Hornblower, que te llevará justo a la caída del agua. ¡No te olvides de cubrirte con un chubasquero! Déjate llevar por el sonido del agua al caer y los colores del entorno. Tienes que estar muy presente para vivir esta experiencia con intensidad. ¡Así no se te borrará esta imagen nunca! Después nos iremos al hotel a descansar.

Día 3: Niagara Falls - 1000 Islas - Ottawa (Hull).

RÉGIMEN Desayuno.
Transporte Autocar, minibús o vanFerry
Visitas Crucero Rio St Lawrence
ALOJAMIENTO Hotel

Después de haber tomado nuestro gran desayuno Continental, tomaremos la autoruta Transcanadiense hasta llegar a Canadá. Haremos una parada para hacer un paseo en barco en esta hermosa región de veraneo del archipiélago de 1000 Islas, donde el lago Ontario se transforma en el río San Lorenzo.

Después de almorzar (no incluido) continuaremos camino hacia Ottawa. Entramos a la ciudad pasando por la granja experimental y recorriendo el pintoresco Canal Rideau y sus hermosos barrios residenciales. Haremos un tour de orientación de la ciudad antes de entrar en el hotel. Alojamiento.

Día 4: Ottawa - Mt. Tremblant. La gran estación de esquí

RÉGIMEN Desayuno.
Transporte Autocar, minibús o van
Visitas Panorámica de Ottawa
ALOJAMIENTO Hotel

Cuando hayas terminado de degustar el sabroso desayuno tradicional dirás adiós a Ottawa. Cogerás carretera y notarás cómo vas ganando altitud. Te encuentras de camino a los montes Laurentinos, una cadena de montañas en las que hay muchas estaciones de esquí de prestigio. Hoy conocerás la mas famosa de todas ellas, Mont Tremblant, ¡con la friolera de 96 pistas! Este pueblo es muy pintoresco. Te van a encantar sus bonitas casas de colores. Y, si lo visitas en temporada alta, vas a gozar de la experiencia de ver su paisaje nevado.

No tienes ninguna actividad prevista para la tarde. Te toca relajarte y conocer a tu antojo este importante destino deportivo. Pero si eres de aquellos que no pueden estarse quietos, Mont Tremblant tiene muchas cosas que ofrecerte. Por ejemplo, puedes ir a hacer rafting o kayak. También puedes ir a dar algunos golpes en el campo de golf. Por la noche disfruta del hotel, el Marriott Residence Inn. ¡Felices sueños entre montañas, viajero!

Día 5: Mt. Tremblant - Quebec. Un agradable paseo por Quebec

RÉGIMEN Desayuno.
Transporte Autocar, minibús o van
Visitas Panorámica de Québec
ALOJAMIENTO Hotel

Dices adiós a Mont Tremblant desde la ventanilla del automóvil. Tu viaje por carretera empieza otra vez y poco a poco vas descendiendo de las montañas. Durante el recorrido harás un alto en el camino para ver cómo se fabrica el sirope de arce. Quebec es una región en la que proliferan las llamadas cabañas de azúcar. Son granjas donde se produce este manjar parecido a la miel. ¿Sabes de dónde viene el sirope de arce? De la savia de los árboles.

En las cabañas aprenderás cómo se hace y además podrás degustarlo. ¡No te vayas sin una botellita de recuerdo! Así podrás dejar que lo prueben tus amigos a la vuelta. Prepárales unas ricas tortitas. Tras esta parada sentirás tu paladar más dulce que antes y, en poco tiempo, estarás entrando en la ciudad de Quebec. Enseguida empezarás el tour panorámico que recorre, para empezar, el parque urbano de los Campos de Batalla. Ahora los locales disfrutan allí de su tiempo libre pero hace mucho sirvió de escenario para la batalla de las Llanuras de Abraham.

Con este tour irás a conocer también el promontorio de cabo Diamante o los jardines de Juana de Arco, diseñados por el arquitecto paisajístico Louis Perron en el año 1938. Recorre una de las principales arterias de Quebec, la Grande Allee, una calle de vida en las que te encontrarás con altos y verdes árboles, además de terrazas llenas de lugareños relajándose con un snack. El puerto viejo también te va a encantar, ya que en este pintoresco enclave te encontrarás con una mezcla de residentes y turistas que pasean sin rumbo fijo y se dejan llevar por el mágico espíritu que impregna esta zona.

Después de estas paradas, llegará uno de los momentos más importantes de la jornada. Te adentrarás en la única ciudad amurallada que queda en Norteamérica. Disfruta de este viaje en el tiempo y conoce la fortificación de la Citadelle, un precioso emplazamiento que fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en el año 1985.

¡Cuántas emociones en un solo día! Tu cuerpo te pide descanso así que regresas al hotel. Hoy dormirás plácidamente en el hotel Le Classique Quebec. Mañana tendrás el día libre completo para seguir descubriendo esta ciudad, considerada como la de mayor aires franceses de Canadá.

Día 6: Quebec. Horas libres en Quebec

RÉGIMEN Desayuno.
Transporte A tu aire
ALOJAMIENTO Hotel

¡Qué bien! Una jornada entera descubriendo Quebec sin prisas. Hoy te permites levantarte un poco más tarde. También pierdes un ratito más en el desayuno. ¿Cuántas tortitas caerán esta vez? Cuando lo consideres puedes salir a recorrer la ciudad. Quebec tiene todavía mucho que mostrarte. Puedes volver a los lugares que más te gustaron de ayer, o ir a ver otros nuevos. Por ejemplo, es interesante conocer el Châteu Frontenac. Desde su levantamiento en el siglo XIX siempre ha sido un hotel de categoría. Te impactará su estructura en forma de castillo. Un hecho muy curioso es que aquí fue donde se rodó la película Yo confieso de Alfred Hitchcock. ¿Lo sabías?

Otra buena opción para esta jornada es que recorras la atractiva Terrasse Dufferin. Se trata de un bonito paseo junto al río San Lorenzo desde donde tendrás unas vistas espectaculares. Este lugar se construyó en el año 1838 y posteriormente fue ampliado, en concreto en el año 1854 y 1879. ¡Saca tu cámara fotográfica y empieza a capturar las hermosas instantáneas que tendrás ante tus ojos!
Otra buena alternativa para continuar con tu ruta es que aproveches el resto de las horas libres para ir de compras. Es un buen momento para encontrar algunos regalos para tu familia y amigos, así que ve en busca de recuerdos tradicionales. ¡Seguro que los sorprenderás!

La mejor forma de finalizar con la jornada es con una rica cena tradicional antes de ir a tu hotel a descansar. Te conviene dormir bien porque mañana te espera otra jornada llena de experiencias inolvidables. ¡Dulces sueños!

Día 7: Quebec - Montreal. La ciudad a la vanguardia

RÉGIMEN Desayuno.
Transporte Autocar, minibús o van
Visitas Panorámica de Montreal
ALOJAMIENTO Hotel

Con algo de pena te despides de Quebec. Es una ciudad que te ha enamorado. En unas tres horas estarás ya en Montreal, una moderna urbe ubicada sobre una isla entre el río San Lorenzo y la Rivière des Prairies. Notarás que aquí se respira otro ambiente. La moda, la gastronomía y la cultura están presentes en el día a día de esta localidad, que apuesta por las últimas tendencias.

Pero además de modernidad, en esta parda en Montreal descubrirás lugares con mucha historia como la basílica neogótica de Notre Dame, que data del año 1824. Este edificio religioso fue creado por el arquitecto James O'Donnell y es la primera iglesia de estilo neogótico de todo el país, además de ser la más importante de esta localidad.

También caminarás por la plaza de Armas, escenario de varios sucesos militares y donde actualmente se respira un entorno lleno de animación y de vida. Te encantará descubrir la plaza Cartier y el monumento que descansa en ella, la popular Columna de Nelson, que rinde honor al almirante Horatio Nelson. El puerto viejo de la ciudad te va a resultar encantador y el ayuntamiento de la ciudad, una impactante obra creada entre los años 1872 y 1878 por los arquitectos Henri – Maurice Perrault y Alexander Cowper Hutchison.

No debes olvidarte de ir hacia el estadio creado para los Juegos Olímpicos del año 1976. De este sale la torre inclinada más alta del mundo, con 165 metros. El barrio francés de Montreal también te va a fascinar por su arquitectura de herencia colonial, al igual que la zona residencial de la Milla Cuadrada de Oro.

Por la tarde, ¿qué te parece la idea de ir a conocer la “ciudad subterránea”? Descenderás bajo tierra a la RÉSO, la red de este tipo más extensa del mundo, con 30 kilómetros. Puedes comer en alguno de sus restaurantes o encontrar algún capricho en sus tiendas. Recuerda que allí tienen todos los servicios, desde centros comerciales a universidades. Este lugar, creado en el año 1962 y salva la vida a los montrealeses cada frío invierno.

Tras esta maravillosa jornada puedes continuar con las vivencias por esta bella ciudad, aunque en este caso te espera una experiencia gastronómica. Degusta tu última cena tradicional y ve a descansar a la habitación de tu hotel. Mañana tendrás que regresar a tu casa, así que te conviene estar bien descansado.

Día 8: Montreal - España.

RÉGIMEN Desayuno.
Transporte Vuelo

Como en todo viaje, llegó el final. Hoy es tu último día al otro lado del Atlántico. En pocas horas estarás volando de vuelta a casa. No das crédito a lo rápido que ha pasado todo, pero estás contento porque el viaje ha superado tus expectativas. ¿Qué te parece si empiezas a pensar en una nueva visita a Canadá? Todavía te quedan muchos lugares por descubrir de este fascinante país.

Poco a poco te vas quedando dormido y te despiertas cuando el avión aterriza. Solamente te queda cruzar la puerta de llegadas. ¡Adivina quién ha venido a buscarte!

Día 9: España.

RÉGIMEN Sin comidas.
Transporte Vuelo

Hogar, dulce hogar. Ya estás en casa con ganas de re-encontrarte con los tuyos y contarles las fantásticas historias que has vivido en tu viaje.

Alojamientos previstos o similares

Los hoteles previstos según la categoría seleccionada serán los siguientes:

La categoría de los hoteles es turista y turista superior

Days Inn at the Falls
Niagara Falls, Estados Unidos

Days Inn at the Falls

Marriott Residence Inn Mont Tremblant
Mont Tremblant, Canadá

Marriott Residence Inn Mont Tremblant

Le Nouvel Hotel & Spa
Montreal, Canadá

Le Nouvel Hotel & Spa

Best Western Plus Gatineau-Ottawa
Gatineau, Canadá

Best Western Plus Gatineau-Ottawa

Capital Hill Hotel & Suites Ottawa
Ottawa, Canadá

Capital Hill Hotel & Suites Ottawa