Rusia: Perlas del Báltico y Rusia Imperial

Un viaje para la experiencia

explore Explorar circuito

Rusia: Perlas del Báltico y Rusia Imperial

Duración Duración
13 días
Tipo de circuito Tipo de circuito
Circuito
Un viaje para la experiencia
“Los viajes en la juventud son una parte de educación y, en la vejez, una parte de experiencia”, avisaba Sir Francis Bacon. Así que, amigo viajero, tengas la edad que tengas quedas advertido: después de este recorrido de 13 días por las perlas del Báltico y Rusia Imperial te quedará un poso para toda la vida. Te empaparás del canto alegre de Helsinki, el halo mágico de la bella Tallin, los ‘Nobel’ de Estocolmo, las fachadas rojas de Porvoo, la cabeza de San Petersburgo y el corazón de Moscú. Y al volver ya nunca serás el mismo… ¿Preparado para ser más sabio?
¡Echa la brújula al bolsillo!

Visitar las perlas del Báltico y Rusia Imperial es hacer un viaje a las decenas de culturas que han ido haciendo de estas tierras su hogar. Esto no es un viaje, son muchas visitas en un recorrido sin retorno a algún lugar de tu alma. Echa la brújula al bolsillo, viajero con B, porque en este recorrido de 13 días no puedes perderte en la cosmopolita Estocolmo, con su casco histórico medieval y renacentista. Luego cogerás un crucero para llegar la inconfundible Helsinki, con sus tejados rojos, verdes y dorados por doquier, el puerto y sus calles animadas. Es la puerta a la Laponia finlandesa donde vive Papá Noel y la mejor excusa para darte un salto a la hermosa Tallin, la capital estonia, que posee uno de los cascos históricos medievales más espectaculares del mundo. Y cuando no te hayas dado cuenta, pasearás entre los edificios de madera de Porvoo, la segunda ciudad más antigua del país, donde no pararás de hacer fotos a sus preciosos almacenes rojos a los pies del río.

“Y si tienes suerte, cuando estés en Moscú, acabarás el día contemplando las noches blancas cuando cae el sol y una luz misteriosa envuelve toda la ciudad”

Y en el segundo tramo de tu viaje te meterás en un libro de Tolstoi o, si lo prefieres, de Dostoievski. Tutearás a San Petersburgo, porque a partir de ahora será Piter, como la llaman los lugareños. Te asomarás a la plaza Dvortsovaya para ver el increíble Palacio de Invierno, te quedarás ojiplático con la colección de arte europeo moderno del Hermitage y pasearás por los elegantes palacios y residencias nobles, que se extienden a orillas del Báltico entre una fabulosa red de canales que convierten a la capital cultural rusa en la Venecia del Norte. Cuando caiga la noche cogerás el tren nocturno para llegar hasta Moscú, donde te espera una de las ciudades más grandes del mundo, que combina su carácter urbanita con un corazón histórico especial. Irás al Kremlin, desde donde Lenin creó la dictadura del proletariado; la Plaza Roja, testigo de multitud de pasajes históricos; la catedral de San Basilio, el edificio más emblemático de Rusia o el Parque de la Victoria. Y si tienes suerte, podrás acabar el día contemplando las noches blancas cuando cae el sol y una luz misteriosa envuelve toda la ciudad.

Vive experiencias únicas

Descubre el itinerario

Plan de ruta
1 Estocolmo. ¡A la conquista del Báltico!
incluye
  • Cena. Alojamiento.
Ciudades visitadas
  • Estocolmo
Prepara las maletas y no te olvides de la cámara de fotos –o de liberar espacio en la memoria de tu teléfono móvil- porque en este excitante viaje vas a descubrir el brillo de perlas del Báltico como Estocolmo, Helsinki o Tallin y conquistar la Rusia imperial, asaltando los palacios de San Petersburgo y desentrañando los secretos que se esconden tras las murallas del Kremlin de Moscú. Al menos dos horas antes preséntate con todo listo en el aeropuerto para poder facturar y obtener la tarjeta de embarque sin agobios. Disfruta del vuelo y cuando llegues a la capital sueca te estaremos esperando para llevarte al hotel. Y ahora, ¡al ataque! Date tu primer garbeo por Estocolmo paseando por las calles de su casco viejo, Gamla Stan, pica algo en sus variadas tiendas y escoge restaurante para la cena entre la amplia oferta de la zona.Cena\r\nPorque creemos que te va a gustar: da igual la época del año en que visites las grandes ciudades que se asoman al Báltico. Siempre hay algo mágico. La luz del invierno, la vitalidad del verano, la agitación de la primavera o la tranquilidad del otoño. Los palacios, iglesias y museos siempre están abiertos, la gastronomía tiene una oferta para dar y tomar y los paisajes muestran un inmenso catálogo de colores para ofrecerte.
2 Estocolmo. Intégrate en la efervescente Estocolmo
incluye
  • Desayuno. Almuerzo
Ciudades visitadas
  • Estocolmo
Visitas
  • Panorámica de Estocolmo
Abre los ojos, ponte calzado cómodo y desayuna con fuerza porque hoy te espera Estocolmo en plenitud. Seguro que sabes perfectamente que tienes mucho por descubrir en la capital sueca. Gracias a una visita guiada vas a poder visitar la concurrida Gran Plaza, centro neurálgico de la ciudad, verás la Catedral, construida en el siglo XIII, podrás admirar la grandeza del Palacio Real, con sus más de 600 habitaciones, pasearás por las callejuelas laberínticas del Gamla Stan y, desde varios puntos, podrás divisar la famosa y emblemática Torre del Ayuntamiento. Almuerzo y por la tarde tú eliges: seguir explorando por tu cuenta la ciudad o apuntarte a la visita opcional al Museo Vasa y el Ayuntamiento. En el primero, seguro que al cruzar sus puertas te vas a quedar impresionado: frente a ti se mostrará un enorme galeón real con una curiosa historia detrás. Nunca navegó porque un error de cálculo hizo que se hundiera el día de su botadura, en 1628. Pero se recuperó del fondo del mar, se restauró y ahora se muestra bajo unas condiciones especiales de temperatura y de luz. Después, en el Ayuntamiento, podrás colarte en el Salón Azul y el Salón Dorado, donde cada mes de diciembre se celebran el banquete y el baile de gala de la entrega de los Premios Nobel, respectivamente. ¿Notas la elegancia en el ambiente?\r\nEl mejor momento para viajar: lo fácil es recomendar que vayas en verano, porque hay más horas de sol, hace menos frío y hay mucho más ambiente. Pero si quieres vivir algo especial prueba a viajar en diciembre. El día 10 de ese mes se celebra la ceremonia de entrega de los premios Nobel y la ciudad se engalana de forma especial. Además podrás disfrutar de varios preciosos mercadillos navideños, entre los que destacan el de la Plaza Stortorget, cerca del Palacio Real, y el de Skansen. Otra buena opción es hacer coincidir nuestra visita a Estocolmo con la noche de Walpurgis –del 30 de abril al 1 de mayo-, en la que se celebra la llegada de la luz con una fiesta llena de hogueras.
3 Estocolmo - Helsinki. Escandinavia, a tu ritmo
incluye
  • Desayuno. Cena.
Ciudades visitadas
  • Helsinki
Hoy eliges tú. Levántate y decide mientras desayunas qué hacer en esta completa jornada libre para seguir recorriendo Estocolmo. Ya conoces los principales puntos de interés, así que puedes volver a ellos para verlos con más tranquilidad o lanzarte a explorar nuevos rincones. La capital sueca cuenta con una larga nómina de museos, así que una excelente opción es seleccionar alguno en función de tus gustos. Si sueles tararear Waterloo o Dancing Queen, no lo dudes: tu sitio está en el museo dedicado a Abba. Y si viajas con niños (o conservas en tu interior ese niño que fuiste), no te pierdas el Skansen, el primer museo del mundo al aire libre. Allí encontrarás animales tradicionales del país como alces o renos, especies exóticas, casas tradicionales, talleres, exposiciones, juegos, actividades musicales… Puedes pasar el día entero y no te aburrirás. Hoy también es un buen día para tomar un barco y recorrer el bello archipiélago de Estocolmo. Y como el mar suele abrir el apetito, puedes probar alguna de las especialidades de la cocina sueca como las albóndigas, los arenques o la carne de alce en cualquiera de los variados restaurantes con los que cuenta la ciudad. Si buscas algo animado y típico a la vez ve al mercado de Östermalms Saluhall. Por la tarde no te despistes y vuelve al hotel para coger las maletas porque el viaje continúa, esta vez en barco. Desde el puerto iniciarás un animado crucero donde vas a probar una cena buffet típica escandinava y dormir en un camarote. Próximo destino: Helsinki.\r\nConsejo del Buen Viajero: si eres una de las miles de personas que han leído los libros de la saga Millenium, este día libre es una excelente oportunidad para seguir los rastros de Mikael Blomkvist y Lisbeth Salander. El Museo de la Ciudad de Estocolmo los organiza en varios idiomas –también en español, aunque hay que reservar previamente-, con 90 minutos recorriendo varios de los lugares de la ciudad que aparecen en los libros, como Götgatan, donde está el despacho de Blomkvist o Kvarnen, un famoso sitio de bebidas en Södermalm, frecuentado por Salander.
4 Helsinki. La fusión perfecta con el Báltico
incluye
  • Desayuno.
Ciudades visitadas
  • Helsinki
Visitas
  • Panorámica de Helsinki
Lo podrás ver desde tu crucero: pocas ciudades se fusionan tan bien con su entorno marítimo como Helsinki. Las calles y plazas de la capital finlandesa se entremezclan con las aguas del mar Báltico en una integración perfecta. Antes de bajar del barco para conocer la ciudad tomarás el desayuno para llegar con fuerzas, porque te espera una ciudad activa y dinámica. Visita panorámica que como casi en todas las ciudades finlandesas, Helsinki se organiza en torno a la plaza del Mercado que está situada junto al puerto, donde los pescadores venden los productos que acaban de desembarcar. En este punto comenzará tu recorrido guiado por el centro de la capital que te va a permitir descubrir la catedral luterana de San Nicolás y la catedral ortodoxa Uspenski, situadas una frente a la otra. También caminarás por la Plaza del Senado y te enamorarás del bulevar Esplanadi y la bella zona verde en honor del compositor Jean Sibelius; recorreremos la Mannerheimintie, la más larga y famosa avenida de Helsinki, donde se encuentran entre otros el Museo Nacional o la Casa de la Ópera. Después de sacarle todo el jugo a la capital finlandesa nos dirigiremos al hotel para que descanses en tu habitación… O te lances de nuevo a la calle para seguir el proceso de inmersión en la ciudad. ¡Tú eliges!\r\nPara viajeros ‘foodies’: después de dejar las maletas en el hotel tienes una buena oportunidad para dar un tranquilo paseo por Helsinki y entrar en alguno de sus restaurantes a probar alguna de las especialidades del país. Patatas con arenques, carne de reno marinado, pasteles salados y dulces con épicos nombres, pastas de cangrejo, salchichas a la brasa… Y de postre, según la temporada, tarta de arándanos o queso chillón finlandés, traducción literal del nombre que recibe una tarta de queso deliciosa. Y un par de curiosidades: no dejes de probar el Salmiakki, un regaliz salado al que casi todos los finlandeses son adictos, y el delicioso chocolate Fazer Blue.
5 Helsinki (Opcional a Tallin). Métete en un cuento de hadas
incluye
  • Desayuno.
Ciudades visitadas
  • Helsinki
La vida está llena de decisiones que tenemos que tomar, también en los viajes, pero tranquilo, da por seguro que hagas lo que hagas, habrás acertado. Por un lado, puedes quedarte a pasar un día libre completo en Helsinki paseando por sus parques, visitando sus museos, probando más platos típicos, disfrutando de sus animadas cafeterías, o dándote una auténtica sauna finlandesa. Y por el otro, puedes apuntarte a la excursión opcional que abrirá las puertas de una de las ciudades medievales mejor conservadas de Europa, el casco histórico de Tallin. Sin duda una gran oportunidad para ampliar tu colección de ciudades y países visitados. El centro de la capital de Estonia está considerado por la Unesco como uno de los lugares Patrimonio de la Humanidad. Lo confirmarás a pie de calle o desde lo alto del Ayuntamiento. Entra en una de las farmacias más antiguas de Europa, visita la iglesia de San Olaf y la catedral de Nevsky, no te pierdas el castillo de Toompea y, sobre todo, pasea por sus calles y fíjate bien porque encontrarás multitud de bellos rincones para fotografiar y montones de bares para probar un típico vino especiado caliente. A la hora indicada vuelve al puerto para subirte al ferry y recorrer los animados 85 kilómetros hasta Helsinki. Pistas viajeras: ¿te apasiona la Navidad? ¿Eres de los que tararean villancicos en agosto? Entonces Helsinki tiene la tienda ideal para ti. Se llama Kankurin Tupa y está en el número 35 de Pohjoisesplanadi. En su planta baja siempre es Navidad (en la de arriba venden recuerdos típicos del país): suenan villancicos finlandeses y hay todo tipo de objetos para decorar la casa y los árboles en Navidad. No olvides que Santa Claus es finlandés…
6 Helsinki-Porvoo- San Petersburgo. ¡En marcha hacia la Rusia Imperial!
incluye
  • Desayuno. Cena.
Ciudades visitadas
  • Porvoon
  • San Petersburgo
Mira por la ventana y observa el mar Báltico. Disfruta del paisaje mientras dejas atrás Helsinki para dirigirte hacia San Petersburgo. En tu ruta harás un alto en el camino en Porvoo, la segunda ciudad más antigua de Finlandia, que se fundó en 1346. Allí tendrás tiempo libre para pasear a tu aire entre las idílicas casas de madera –muchas de ellas pintadas de un llamativo color rojo- que forman su casco histórico medieval. Si tienes gazuza aprovecha para comer algo, porque es una de las localidades con mejor fama gastronómica del país –y atención, golosos, famosa por sus chocolates-. Después de caminar por esta armónica ciudad costera toca volver al autobús. ¡Próxima parada, San Petersburgo! Antes de llegar la ciudad fundada por Pedro el Grande, como es lógico, hay que pasar los trámites aduaneros en la frontera entre Finlandia y Rusia, así que tómatelo con calma e incluso disfruta de una experiencia poco común en los tiempos de Schengen… Y poco después estarás en San Petersburgo, la capital imperial rusa hasta 1918, la ventana del país hacia Europa, la ciudad de los palacios, la Venecia del Norte… Fotografía la ciudad iluminada, repón fuerzas con tu primera cena en Rusia y descansa en tu habitación porque mañana tienes una larga lista de lugares que visitar.
7 San Petersburgo. Ciudad de Zares
incluye
  • Desayuno. Almuerzo.
Ciudades visitadas
  • San Petersburgo
Visitas
  • Panorámica de San Petersburgo
Tenemos un maravilloso día por delante para disfrutar de una ciudad maravillosa que se la puede considerar un museo al aire libre. Tendremos una visita panorámica a esta ciudad con nuestro guía, el cual nos descubrirá la ciudad fundada por Pedro el Grande en 1703, declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco. Empezaremos por recorrer la belleza del Palacio de Invierno y su impresionante plaza, descubrir la avenida Nevsky con la catedral de Nuestra Señora de Kazán, recorrer el Almitantazgo... Almorzaremos y te ofreceremos continuar con nosotros para visitar la Fortaleza de Pedro y Pablo, la cual alberga la catedral en la que reposan los restos de la dinastía Romanov y La Catedral de San Isaac. Esta visita estará incluida para la opción Todo Incluido. Después te ofreceremos la posibilidad de un paseo en barco por los canales de la ciudad, y para terminar el día, podrás disfrutar de cena en el caso de opción Todo Incluido.
8 San Petersburgo. Una jornada llena de lujo y arte
incluye
  • Desayuno.
Ciudades visitadas
  • San Petersburgo
Después de desayunar, tú eliges. Por un lado, puedes echar la brújula al bolsillo y lanzarte a recorrer por tu cuenta la ciudad. Por el otro, puedes unirte a la excursión opcional al palacio donde veraneaba Pedro el Grande. Petrodvorest, conocido como el Versalles ruso, te aguarda con los sensacionales salones del palacio y sus fascinantes fuentes cuyos chorros de agua desafían las leyes de la gravedad. Cuando pasees por el enorme complejo de lujosos edificios y bellos jardines te costará imaginar que todo empezó en 1703 con una pequeña casita de veraneo construida a la orilla del mar… Por la tarde te espera otra de las visitas fundamentales de San Petersburgo: el Museo Hermitage. Hablamos de una de las colecciones más impresionantes del mundo, con más de tres millones de piezas de las que solo se expone al público una quinta parte… ¡Y eso que ocupa seis edificios! Y no son pequeños, porque solo el Palacio de Invierno cuenta con más de 1.000 salas… La ingente exposición del Hermitage permite hacer un recorrido completo por la historia del arte occidental europeo a través de la obra de autores como Velázquez, Rafael, Miguel Ángel, Leonardo Da Vinci, Caravaggio, el Greco, Rembrandt, Rubens, Van Dyck, Cézanne, Monet, Renoir, Van Gogh, Picasso, Matisse o Kandinski (la visita del Hermitage está incluida en la opción Todo Incluido). Cena en el hotel para la opción Todo Incluido.\r\n\r\nPara viajeros ‘foodies’: Si te gusta el dulce tienes una parada obligatoria en la pastelería Sever, en el número 44 de la Avenida Nevsky. Está considerada la mejor de la ciudad desde antes de la Revolución Rusa, cuando los habitantes de la ciudad hacían largas colas para comprar su típica tarta rusa. Ojo, porque quizá peque de grasienta y dulzona, así que la mejor opción es dejarse aconsejar y probar otras especialidades como por ejemplo, los pónchiki –unas deliciosas rosquillas fritas-.
9 San Petersburgo – Moscú. Un viaje de ensueño por el corazón de Rusia
incluye
  • Desayuno.
Ciudades visitadas
  • Moscú
En este día de nuestro recorrido nos despedimos de San Petersburgo pero solo después de haber gozado una jornada más de sus encantos. Después de desayunar dispondremos de un día libre para seguir paseando por la capital cultural rusa o, si así lo deseamos, apuntarnos a la visita opcional al Palacio Yusupov. Es uno de los más bellos de la ciudad gracias a sus lujosas estancias y su teatro dorado, aunque ha pasado a la historia por ser el lugar donde fue asesinado Rasputín. Después de la cena para aquellos que tengan el Todo Incluido, haremos las maletas para subirnos al tren nocturno que nos llevará a Moscú. Desde nuestro compartimento cuádruple –con opción triple, doble o individual- podremos disfrutar de un viaje de ensueño por el corazón de Rusia.\r\nA los pasajeros que opten por el tren diurno, se les recogerá a la hora indicada para el traslado. Llegada a Moscú y alojamiento en el hotel. Incluiremos la cena para la opción Todo Incluido.
10 Moscú. Atrapa los encantos de la capital Rusa
incluye
  • Desayuno. Almuerzo.
Ciudades visitadas
  • Moscú
Visitas
  • Panorámica de Moscú
Después de pasar una noche mágica a bordo del tren, desayunaremos antes de llegar a Moscú, donde nos reuniremos con el resto de viajeros que optaron por hacer el recorrido en tren de alta velocidad diurno. Comenzará entonces una jornada dispuesta para zambullirnos en los encantos de la capital rusa gracias a una visita panorámica por los principales puntos de interés. Recorreremos la avenida Novy Arbat y visitaremos los muelles del impresionante río Moskova antes de llegar a la mítica Plaza Roja, en cuyo extremo sur se alza el edificio más emblemático de Rusia: la catedral de San Basilio. Nos empaparemos de cultura en la plaza de los teatros, donde se erige, entre otros, el legendario Bolshoi, y en el metro de la ciudad, un auténtico museo subterráneo. Antes del almuerzo nos sorprenderemos con el impresionante monolito del Parque de la Victoria, un extenso complejo en recuerdo de la Segunda Guerra Mundial. Después de comer dispondremos de una tarde libre para seguir disfrutando de otros puntos de la ciudad, como por ejemplo el monasterio Novodévichi, uno de los más bellos de la capital. Al caer el sol, podremos realizar una visita nocturna por Moscú antes de la cena. La visita y la cena las tendremos incluidas si hemos elegido la opción Todo Incluido.
11 Moscú. La conexión definitiva con la capital Rusa
incluye
  • Desayuno.
Ciudades visitadas
  • Moscú
Después de desayunar tendrás ante ti toda una jornada completa para seguir recorriendo por libre nuevos rincones de Moscú. Hay múltiples opciones: visitar el mausoleo de Lenin, entrar en alguno de sus museos o simplemente coger el metro e ir parando en las bellas estaciones decoradas como palacios. Y si quieres seguir descubriendo más cosas de la fascinante Rusia, visita uno de los monumentos más emblemáticos del país, el Kremlin, la sede de las coronaciones de los zares y del poder político ruso desde tiempos inmemoriales. Iván el Terrible, Napoleón, Lenin, Stalin o Gorbachov son algunos de los estadistas que han protagonizado la historia del complejo donde aún hoy trabaja el presidente ruso y que se ha convertido en sinónimo del Gobierno del país. ¿Sientes el poder que transmiten sus muros? Pues cruza la muralla y explora esta mini ciudad, con una plaza con tres catedrales juntas, curiosidades como el cañón gigante del Zar Pushka o la campana del Zar -la mayor del mundo- (la visita del Kremlin y el Almuerzo está incluida en la opción T.I.). Para rematar la intensa jornada, antes de la cena tienes la opción de asistir a un espectáculo en directo de música y folclore tradicionales rusos. ¿Qué mejor opción que acabar el día al son de la música, los coloridos trajes y la historia sobre un escenario? Cena en el hotel para la opción Todo Incluido.\r\nPara los viajeros más curiosos: el Kremlin más famoso es el de Moscú. De hecho, la palabra ya se ha convertido en sinónimo internacional para designar al poder político ruso. Pero en Rusia podrás encontrar más de 20 kremlins, la mayoría en antiguas ciudades medievales –Kremlin significa ciudad fortificada o fortaleza- que después fueron creciendo y expandiéndose fuera de los muros.
12 Moscú. Un día inolvidable
incluye
  • Desayuno.
Ciudades visitadas
  • Moscú
Esta jornada en Moscú se presenta con una doble posibilidad. Por un lado, puedes seguir visitando por tu cuenta la capital para descubrir nuevos rincones, como la calle Ulitsa Arbat, llena de pintores de retratos al momento, malabaristas y otros espectáculos callejeros. Y por el otro, podrás hacer una incursión en el llamado Anillo de Oro, formado por varias de las ciudades más antiguas de Rusia y que tuvieron una relevancia notable en la forja del país. La excursión (incluida en la opción Todo Incluido) te llevará hasta la capital religiosa de Rusia, Sérguiev Posad, lugar donde nació San Sergio, el patrón de la nación. Allí se erige el monasterio de la Trinidad, un lugar de peregrinación ortodoxa desde el siglo XIV que incluye las catedrales de la Trinidad y de la Asunción. Además alrededor del monasterio podrás pasear por varias calles llenas de encanto y puestecitos de artesanía. La excursión, comida y cena estarán incluidas, para los que elijáis la opción Todo Incluido.
13 Moscú - España. Volveremos a Rusia
incluye
  • Desayuno.
Ciudades visitadas
  • Moscú
Es el momento de hacer las maletas para volver a casa. A la hora que indique la organización, ten todo preparado y aguarda en el hotel para subirte al autobús que te llevará al aeropuerto. Hasta entonces, si el horario del vuelo lo permite, contarás con tiempo libre para tomar las últimas fotos de Moscú, añadir algún recuerdo más a tu equipaje o sentarte en uno de los bares de la animada calle Ulitsa Arbat para regresar a casa con el mejor sabor de boca.

Conoce un poco más de Rusia y Escandinavia

Indispensables para tu viaje
Documentación necesaria

Escandinavia

Como país miembro de la Unión Europea o del Acuerdo Schengen, pacto por el que se suprimen los controles de aduanas en las fronteras comunes, los ciudadanos que pertenezcan a algún país de la Unión Europea solo necesitan llevar consigo el DNI o el pasaporte en vigor. Los menores deberán viajar obligatoriamente con su propia documentación. Se recomienda no viajar con una documentación que pierda su validez antes de tres meses desde la entrada del país. Otras nacionalidades, rogamos consulten en las embajadas y consulados en sus países de origen los requisitos actuales de entrada al país. Los viajeros que quieran viajar con su propio coche o si tienen previsto alquilar uno, deberán viajar con el carnet de conducir y la Carta Verde.

Rusia

El visado es obligatorio para poder entrar en la Federación Rusa y debe gestionarse antes de partir, porque no se otorga en el control fronterizo. Quien no tenga visado, será devuelto a su país en el siguiente vuelo de la compañía aérea con la que viajó. El visado es una etiqueta que normalmente suele ir pegada en una página del pasaporte. No hay que confundir la invitación para la solicitud del visado –que se puede comprar en agencias de viajes o por internet u pedir al hotel donde nos vayamos a alojar- con el visado en sí. Una vez obtenido éste, conviene revisar que todos los datos son correctos.

Asimismo, es recomendable revisar el estado del pasaporte porque, según alertan desde el Consulado ruso en España, en los últimos años los pasaportes españoles pueden venir con un defecto de fábrica que hace que las tapas se despeguen y, si eso sucede, no le dejarán entrar en la Federación Rusa. Compruebe que el pasaporte esté bien pegado abriendo varias veces con un giro de 180 grados las tapas y las páginas centrales. Además, el pasaporte debe tener una foto actualizada y tiene que estar vigente hasta un mínimo de seis meses después de la finalización del visado.

MONEDA
Las monedas oficiales son diferentes según el país en el que nos encontremos. En Finlandia usan el euro, en Rusia el rublo mientras que Islandia, Noruega, Suecia y Dinamarca tienen su propia moneda, la corona de cada país. No es raro que algunos grandes centros comerciales acepten euros.
Tarjetas de crédito

Los cajeros automáticos están en todo el país y casi todos aceptan tarjetas de crédito de uso más común (Visa, MasterCard, Maestro, Cirrus, American Express, etc.).

Para evitar problemas desagradables, lo mejor es apuntar en un papel o en el móvil los teléfonos de las entidades emisoras de tus tarjetas de crédito. Así, si se da el caso de que pierdas o te roben alguna, podrás llamar inmediatamente a tu banco y pedir que la bloqueen.

Divisas

En Escandinavia no existen restricciones a la importación de moneda, sea local o extranjera mientras que en Rusia la entrada o salida de importantes cantidades de dinero está limitada. La suma va variando, aunque actualmente se puede entrar con hasta 10.000 dólares (Unos 8.900 euros) sin declararlo. Al regresar, puede salirse con hasta 3.000 dólares (Unos 2.680 euros) y, si la cantidad está entre los 3.000 y los 10.000 dólares, es obligatorio declararlo.

Tasas
No se aplican tasas de alojamiento.
SALUD

No hay ninguna vacuna que sea necesaria. Antes de realizar el viaje, se recomienda contratar un seguro privado. Los ciudadanos de la Unión Europea que dispongan de la Tarjeta Sanitaria Europea (TSE) expedida por las autoridades sanitarias de cada país tienen derecho a una asistencia médica imprescindible, y la compañía de seguros no pagará el coste que supere el límite de esta asistencia imprescindible. Si el viajero debe ir al hospital, se recomienda acudir siempre con el pasaporte, la Tarjeta Sanitaria Europea (TSE) y las tarjetas de crédito. Si necesita más información puede ponerse en contacto con los servicios de la Seguridad Social o seguro médico privado de su país. Si requiere viajar o comprar algún medicamento, intente viajar siempre con el embalaje y la receta original expedida por su médico.

Los extranjeros quizá tengan que pagar por adelantado algún tratamiento médico que, posteriormente, les reembolsaran su compañía sanitaria ya sea pública o privada. Para ello, es necesario guardar toda la documentación y facturas originales.

INFORMACIÓN GENERAL
Idioma
El idioma oficial varía en función del país: sueco en Suecia, danés en Dinamarca, etc. Ahora bien, es muy habitual que cualquiera se maneje con soltura en un inglés excelente. En Rusia, el idioma oficial es el Ruso.
Corriente eléctrica
La corriente eléctrica es de 220 voltios a 50 Hz y los enchufes son de tipo europeo (de clavijas redondas); es decir, todo igual que en España. Aunque en Rusia puede haber lugares que persista la antigua corriente (127V)
WiFi
La conexión inalámbrica está muy extendida, más incluso que en España, así que no habrá problema para conectarse a internet en bares, hoteles y restaurantes e incluso en amplias zonas de varias ciudades.
Hora local

Escandinavia

Escandinavia abarca varios husos horarios. Dinamarca, Suecia y Noruega tienen la misma hora que en la España peninsular y Baleares, es decir, GMT +1, mientras que Finlandia tiene una hora más y las Islas Feroe, una menos. Islandia nunca cambia la hora, así que según la época del año puede tener una o dos horas menos que en España.

Rusia

Desde Kamchatka, en extremo asiático, hasta Kaliningrad, al oeste, la hora local en Rusia abarca una horquilla de diez horas alrededor de la hora oficial calculada desde Moscú. La hora oficial de la capital es GMT+3, es decir, una hora más que en la Península y Baleares.
Clima

Escandinavia

Depende de la zona y de la época del año, pero en general estamos ante un clima frío. En la zona más al sur, los veranos van de templados a cálidos y el invierno es frío, y cuanto más al norte, más frío tendremos tanto en verano como en invierno hasta llegar a zonas de clima polar. Vayamos en la fecha que vayamos, conviene no olvidar prendas de abrigo acorde a la temporada.

Rusia

El invierno en Rusia hace honor a su fama, es largo y muy frío. Además, la primavera y el otoño no le van a la zaga, con temperaturas frescas. En verano suele hacer bastante calor.
right2
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Pulsando Acepto consideramos que aceptas su uso.