Hungría: Budapest y Praga

Dos ciudades gemelas con distinta historia

explore Explorar circuito

Hungría: Budapest y Praga

Duración Duración
8 días
Tipo de circuito Tipo de circuito
Circuito
Dos ciudades gemelas con distinta historia
Praga y Budapest son dos ciudades encantadas bajo el mismo hechizo. Ambas son regadas por un caudaloso río que ha mantenido cada uno de sus márgenes con un temperamento completamente diferente, sus puentes son símbolos de unión y testigos de importantes momentos de su historia, y las dos ostentan colosales castillos que presiden la ciudad, y que han protagonizado algunos de los hitos más relevantes de sus vaivenes históricos. Estas son Praga y Budapest, dos destinos que conquistan sin quererlo y cuyas similitudes las mantienen conectadas a ojos del viajero.
En Praga y Budapest, la historia ha puesto de relieve las luces y las sombras de la humanidad

Esta deliciosa aventura comienza en Budapest, una ciudad bañada por el Danubio, cuyo inolvidable Puente de las Cadenas une las tradicionales ciudades de Buda y de Pest. En Buda, su bastión de los pescadores y el colosal Castillo de Buda, que podrás ver desde cualquier punto de la ciudad. En Pest, los balnearios, el mercado y los monumentos barrocos y art-decó. Más allá de las visitas obligadas, la capital húngara ofrece mil y un rinconcitos que no aparecen en las guías de viaje y que, sin embargo, constituyen la Budapest auténtica, con sus lugareños jugando al ajedrez, sus balnearios centenarios que aún están en pleno uso, sus monumentales avenidas y bulevares, sus áreas de shopping, sus restaurantes que ofrecen deliciosos platos a buen precio, su mercado de abastos central con su ambiente y sus docenas de puestecitos, y sus plazas y lugares de reuniones. El ambiente nocturno, las goulash-party y una amplísima oferta de ocio para todos los gustos la han convertido en los últimos años en un destino óptimo para la gente joven.

“Dos países con una cultura gastronómica envidiable. La cocina checa y la húngara han sabido fundir en sus menús las tradiciones culinarias de diferentes pueblos, que han influido en su historia y en su paladar”

Los art-lovers, los foddies, los aficionados al shopping y los amantes de la historia o de los lugares románticos, encontrarán en este precioso viaje inolvidables rincones donde perder la noción del espacio y del tiempo. Previo paso por los colosales Cárpatos y tras hacer una parada en Bratislava, seguiremos la aventura en Praga. La capital de la República Checa está bañada por el serpenteante río Modava, el Puente de Carlos conecta el barrio antiguo con la parte más moderna de la ciudad, y el castillo de Praga preside el centro antiguo de la ciudad. Sin embargo, aquí te resultará más complicado olvidarte de la hora, ya que el Reloj Astronómico te recordará en todo momento el pasar del tiempo. Al igual que en Budapest, Praga invita al viajero a perderse entre sus restaurantitos tradicionales, zambulléndote entre las alternativas culinarias que, sin duda, no defraudan y siempre dejan con ganas de querer probar más.

Vive experiencias únicas

Descubre el itinerario

Plan de ruta
1 España – Budapest. El inicio de un viaje inolvidable
incluye
  • Cena.
Ciudades visitadas
  • Budapest
Iniciamos la aventura con destino a la capital húngara. Budapest será el destino de nuestro vuelo. Así que, como es habitual, tendremos que presentarnos 2 horas antes de la salida en el aeropuerto. Cuando lleguemos, un transferista nos recogerá para llevarnos al alojamiento donde descansaremos durante las próximas noches. Tendremos tiempo para acomodarnos, deshacer la maleta y realizar el primer contacto para descubrir esta hermosa ciudad. Para finalizar la primera jornada tendremos la cena en el hotel.\r\nLa identidad de Hungría como pueblo viene definida por su historia. Es conveniente hacer un repasito por la historia reciente del país para entender a dónde llegamos.
2 Budapest. Dos ciudades unidas por un río
incluye
  • Desayuno.Almuerzo.
Ciudades visitadas
  • Budapest
Visitas
  • Panorámica de Budapest
¡jó reggelt! (o “buenos días en húngaro). Ponte las botas para desayunar porque el dia será intenso. No te preocupes, nada que varios miles de turistas no hagan cada día… Pero bueno, la ciudad es grande y hoy el día comienza con una visita panorámica entre la plaza de los Héroes, que conmemora las 7 tribus originales de la actual Hungría, el puente de las Cadenas, el Bastión de los Pescadores y sus inmejorables vistas de Pest, y, por supuesto, el Castillo de Buda… Todo lo que podamos contarte de este enclave se queda corto. Es, sencillamente, magnífico. Budapest se ha ido esculpiendo y destruyendo, y levantando y destruyendo, y renaciendo… cual Ave Fénix, a través de sus siglos de historia. Por eso, para entender mejor la importancia de la historia en la ciudad que visitarás hoy día, te recomendamos unirte al circuito opcional “Budapest Histórica”, una ruta inolvidable entre las luces y las sombras de esta ciudad que llega al corazón. Y, ¿por la noche? No te pierdas esto, los dramas del pasado quedaron atrás porque hoy, Budapest es uno de los destinos más importantes para los amantes de una buena fiesta. Nuestra propuesta, te lleva a un inolvidable paseo por el Danubio, y disfrutar una Goulash Party, con comida, bebida y espectáculo. \r\nEntre goulash anda el juego (en húngaro “gulyás). Este guiso originario de Hungría y que ya ha llegado a restaurantes de prestigio de medio mundo es una exquisitez consistente a base de carne de vacuno, pimiento, pimentón húngaro y cebolla. “Gulyás” significa vaquero, el que pasea las vacas, por lo que la carne vacuna no puede faltar. Con las influencias de los países vecinos, se han ido añadiendo ingredientes al gusto de cada cual, pero el original, deber ser una receta sencilla y con sabor a comida casera.
3 Budapest. Piérdete entre sus platos típicos... como un auténtico foodie
incluye
  • Desayuno
Ciudades visitadas
  • Budapest
¡Qué rápido se pasa el tiempo cuando uno se lo está pasando bien! Toca quemar los últimos cartuchos. Puede que estés un poco cansado o tal vez con algo de resaca de la fiesta del goulash de anoche, pero no es momento para frenar. Aún estamos escribiendo el guión de esta aventura trepidante. Hoy puedes aprovechar para acercarte al mercado central, disfrutar del ambiente, comprar algún saquito de pimentón de recuerdo o de regalo, y, sin duda, subir a la tercera planta para comer algún (o varios) platos típicos cocinados de forma tradicional. Los alrededores del mercado y de la sinagoga también son buenas zonas para dejar que los sentidos disfruten.. Mejor no hagas planes y déjate llevar! En Budapest, sabes dónde y cuándo empiezas, pero no dónde y cuándo terminas. Pon atención a los vinos húngaros… se empieza por uno, o dos… hasta que se pierde la cuenta. Si viajas con todo incluido, tu cena estará incluida. \r\nNo te olvides del bañador para visitar el balneario de Széchenyi. Son los baños más grandes de Budapest y uno de los más grandes de Europa. El edificio central es un monumento neogótico, que fue inaugurado en el 1.913. En el interior del edificio y fuera de él, se cuentan hasta 15 piscinas, todas ellas con propiedades distintas. Las piscinas más divertidas son los 3 exteriores. Si vas en invierno, no te pierdas la experiencia de estar en un ambiente por debajo de cero grados, sumergido en una piscina a 37°C. ¡Es genial! Esta piscina, además de tener un ambiente joven estupendo, de sus fiestas veraniegas, y de los chorros relajantes, también tiene diversos tableros de ajedrez. Si conoces las reglas, cualquier húngaro que encuentres por allí estará encantado de aceptar el reto.
4 Budapest – Praga. Rumbo a la mágica ciudad de las cien torres
incluye
  • Desayuno.
Ciudades visitadas
  • Brno
  • Praga
Nuestro día se presenta emocionante. Después del desayuno, abandonaremos Budapest y nos dirigiremos a Brn0, sominada por el castillo de Spilberk, y Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. Tendremos tiempo libre para conocer las Plazas de Moravia y de la Libertad, el antiguo ayuntamiento, la catedral de San Pedro y San Pablo, la fuente de Parnaso, la columna de la Santísima Trinidad, etc\r\nPosteriormente, tras reanudar la ruta, viajaremos a Praga. Ya que dispones de tiempo libre, te proponemos pasear por esta mágica ciudad que es como un cuento de hadas, cruzar el famoso puente de Carlos o a asomarte sobre el río Moldava desde el castillo. Cena (Opción Todo Incluido) y alojamiento.\r\nEl puente de Carlos es otro de los imprescindibles en Praga. Sus treinta estatuas de bronce bien merecen un paseo sin prisas, descubriendo los detalles de cada una de ellas. Y, sobre todo, no te vayas sin buscar la estatua de San Juan Nepomuceno y frotar sus pies. ¡Da suerte!
5 Praga. En el corazón de su barrio histórico
incluye
  • Desayuno. Almuerzo.
Ciudades visitadas
  • Praga
Visitas
  • Panorámica de Praga
Esperamos que hayas descansado bien, porque hoy te va a tocar caminar. Praga es perfecta para perderse entre sus callecitas y miles de rincones mágicos y maravillosos. La ciudad tiene algo especial que te atrapa, sea la época del año que sea. Repón fuerzas en el desayuno, porque te van a hacer falta. La visita panorámica a la ciudad te va a llevar por los lugares imprescindibles para conocer una de las ciudades mejor conservadas del Europa del Este: su placita del barrio antiguo, su archi conocido Reloj Astronómico (te podrías quedar horas mirándolo), las iglesias de Santa María de Týn y San Nicolás, la Plaza de Wenceslao y el puente de Carlos (en checo, Karl?v most), el más viejo de Praga, que atraviesa el río Moldava de la Ciudad Vieja a la Ciudad Pequeña, entre muchos otros lugares inolvidables. Después de comer, podrás volver a perderte en los detalles del Reloj Astronómico o indagar otras caras de la ciudad. Nunca viene mal caminar por el barrio judío y sus diversas sinagogas. Si no eres especialmente sensible, te sugerimos dejarte caer por el cementerio judío, que recoge tantas históricas trágicas de miles de familias que vieron su destino frustrado por la historia. Acuérdate de no recogerte demasiado tarde, mañana Praga tiene mucho más que ofrecer. Pero esa ya es otra historia… ¡que descanses!
6 Praga. Un día entre castillos de princesas y relojes mágicos
incluye
  • Desayuno.
Ciudades visitadas
  • Praga
¡Dobré ráno (“buenos días” en checo)! Sin duda, viajero, las primeras pinceladas de esta acogedora y preciosa ciudad te habrán dejado con ganas de saber más, de ver más, de descubrir más… Hoy es el día perfecto para descubrir la ciudad por tu cuenta. El intrincado laberinto de callejuelas empedradas del Barrio Antiguo, sus plazuelas, sus puentes sobre el caudaloso río Moldava (entre los que destaca el Puente de Carlos con sus incontables estatuas), su magnífico reloj astronómico, sus incontables cafeterías de corte clásicas o las tradicionales cervecerías, te invitan a fundirte con los locales, elegantes y desenfadados al mismo tiempo. No hay una estación mejor que otra para visitar Praga, ya que la magia se extiende durante los 365 días del año. Si tiene la opción de Todo Incluido tendrá tendrá una excursión por la Praga Santa con el El Castillo de Praga, la Catedral de San Vito y el palacio Real Viejo, lugar donde prendió la chispa de la Guerra de los 30 Años tras la defenestración de los nobles o el Callejón de Oro entre otros. Si tiene la opción de Todo Incluido nos veremos en el almuerzo y la cena.
7 Praga. La ciudad balneario de la República Checa o la Marbella del siglo XIX
incluye
  • Desayuno.
Ciudades visitadas
  • Praga
¿Cómo estás? A este viaje todavía le quedan muchas sorpresas. Para el día de hoy puedes seguir descubriendo Praga y sus alrededores a tu ritmo, darle un chance a la comida checa, perder la cabeza entre la infinita variedad de cervezas locales o visitar algunos barrios de las afueras. En cambio también tendrás la opción de realizar una excursión opcional a la ciudad-balneario de la República Checa: Karlovy Vary. Las personalidades con mayor poder adquisitivo de toda Europa no dudaban en poner rumbo a esta hermosa ciudad para tratar sus males físicos o, simplemente, para dejarse ver. Las aguas termales de sus ríos subterráneos son conocidas por sus propiedades medicinales. El río Teplá, que cruza la ciudad, está flanqueado por inolvidables columnatas y construcciones de una belleza arquitectónica indescriptible. Todos sabes que estar cerca del agua da mucha hambre… pues, ¡perfecto! Porque vas a disfrutar de una comida con auténtico sabor checo. Tendrás bastante tiempo después del almuerzo para pasear por las calles y paseos de la ciudad… Pero no pierdas el sentido del tiempo, que hoy por la noche, podrás disfrutar de una última noche en Praga. Y, ya sabes, lo que pasa en Praga, se queda en Praga. Si tienes la opción de Todo Incluido disfrutarás del almuerzo y la cena sin coste adicional.\r\nSi bebes, no conduzcas… No te apures, en Praga no necesitas ni coche ni caminar demasiado, ya que su sistema de transporte público funciona bastante bien. Como visitante, hay tres estaciones de metro prioritarias: Staremesto, Malastranska (sabemos que vas a querer hacer alguna broma con este nombre) y Mustek. La primera será, con toda seguridad, tu parada más recurrente, porque es la más céntrica. No te hagas el pillo y asegúrate de comprar tu billete antes de montar. Aunque no hay torniquetes de acceso, los revisores pasan con frecuencia y, si no llevas tu billete, ni toda la gracia ibérica del mundo te va a salvar de una buena multa. Ah, otra cosa, cuando compres el billete, asegúrate de validarlo en las otras maquinitas que encontrarás en los andenes. Una cosa es comprar el ticket y otra validarlo, que es básicamente sellarlo con la información de cuándo y dónde has cogido comenzado tu recorrido.
8 Praga – España. ¡Buen viaje y hasta pronto!
incluye
  • Desayuno
Ciudades visitadas
  • Praga
Amanece en Praga el último día de esta gran aventura. Disfruta de las últimas horas en la ciudad, paseando por sus bellas avenidas, tomando fotos y haciendo las últimas compras. ¿Qué tal un café en la Plaza Vieja? Siéntate a disfrutar sin prisas del trasiego y de esa belleza innata de la ciudad que quedará para siempre contigo. Después, te trasladarás al aeropuerto para coger el vuelo de vuelta a casa. ¡Buen viaje y hasta pronto!

Conoce un poco más de Hungría y República Checa

Indispensables para tu viaje
Documentación necesaria
Como país miembro de la Unión Europea o del Acuerdo Schengen, pacto por el que se suprimen los controles de aduanas en las fronteras comunes, los ciudadanos que pertenezcan a algún país de la Unión Europea solo necesitan llevar consigo el DNI o el pasaporte en vigor. Los menores deberán viajar obligatoriamente con su propia documentación. Se recomienda no viajar con una documentación que pierda su validez antes de tres meses desde la entrada del país. Otras nacionalidades, rogamos consulten en las embajadas y consulados en sus países de origen los requisitos actuales de entrada al país. Los viajeros que quieran viajar con su propio coche o si tienen previsto alquilar uno, deberán viajar con el carnet de conducir y la Carta Verde.
Moneda
La moneda oficial de República Checa es la corona checa y en Hungría es el Forinto, divisa cuya abreviatura es HUF. Numerosos comercios turísticos aceptan euros, pero suelen aplicar cambios desfavorables.
Tarjetas de crédito

Los cajeros automáticos se encuentran sin problemas por todos los países y aceptan tarjetas de crédito de uso más común (Visa, MasterCard, Maestro, Cirrus, American Express, etc.). También en la mayoría de los establecimientos, restaurantes y hoteles suelen permitir el pago con tarjetas de crédito y débito. En zonas rurales o enclaves especialmente pequeños, es aconsejable disponer de dinero en efectivo. Recuerde que para alquilar un coche se necesita presentar siempre una tarjeta de crédito en vigor.

Para evitar problemas desagradables, lo mejor es apuntar en un papel o en el móvil los teléfonos de las entidades emisoras de tus tarjetas de crédito. Así, si se da el caso de que pierdas o te roben alguna, podrás llamar inmediatamente a tu banco y pedir que la bloqueen.

Divisas
En República Checa no existen restricciones a la importación de moneda, sea local o extranjera. Hungría presentan la condición obligatoria de hacer una declaración si se entra en ellos con 10.000 euros o más.
Tasas
En Praga y Budapest se aplican tasas turísticas de alojamiento que se pagan en el hotel.
Salud

No hay ninguna vacuna que sea necesaria. Antes de realizar el viaje, se recomienda contratar un seguro privado. Los ciudadanos de la Unión Europea que dispongan de la Tarjeta Sanitaria Europea (TSE) expedida por las autoridades sanitarias de cada país tienen derecho a una asistencia médica imprescindible, y la compañía de seguros no pagará el coste que supere el límite de esta asistencia imprescindible. Si el viajero debe ir al hospital, se recomienda acudir siempre con el pasaporte, la Tarjeta Sanitaria Europea (TSE) y las tarjetas de crédito. Si necesita más información puede ponerse en contacto con los servicios de la Seguridad Social o seguro médico privado de su país. Si requiere viajar o comprar algún medicamento, intente viajar siempre con el embalaje y la receta original expedida por su médico.

Los extranjeros quizá tengan que pagar por adelantado algún tratamiento médico que, posteriormente, les reembolsaran su compañía sanitaria ya sea pública o privada. Para ello, es necesario guardar toda la documentación y facturas originales.

Información general
Idioma
El idioma oficial en República Checa es el checo y en Hungría es el húngaro aunque en el sector turístico suele hablarse el inglés y el alemán.
Corriente eléctrica
La corriente eléctrica es de 220 voltios a 50 Hz. Los enchufes son de tipo F (de clavijas redondas), iguales que en España.
WiFi
Casi todos los hoteles, cafeterías y centros comerciales, y centros públicos como bibliotecas o zonas del centro de ciertas ciudades ofrecen conexión gratuita a Internet (WiFi) de alta velocidad. Además, se puede visitar algún cibercafé.
Hora local
La hora oficial es GMT+1, es decir, la misma que en España peninsular y Baleares.
Clima

República Checa

El clima está condicionado por la posición geográfica del país. Al estar enclavado por barreras montañosas, tiene un carácter continental, aunque en la zona oeste es más moderado. Las estaciones están muy marcadas en la República Checa. La primavera suele ser fría con apenas diez grados centígrados hasta finales de mayo. Los veranos son bastante calurosos, con temperaturas medias de 17 grados centígrados, que se prolongan en agradables otoños. En septiembre aún hay clima caliente pero en octubre suelen bajar a 10 grados centígrados por las lluvias y las primeras heladas. El invierno ocupa prácticamente desde diciembre a febrero con temperaturas por debajo de cero.

Hungría

El tiempo en Hungría es variable como consecuencia de la situación geográfica del país, colocado en el punto de encuentro de los climas continental euro-oriental, del oceánico euro-occidental y del subtrópico mediterráneo. Lo normal es que en invierno haga mucho frío y haya pocas horas de luz, mientras que en verano es habitual el calor intenso, con máximas por encima de los 30 grados e incluso a veces alcanzando los 40. En esta época del año, amanece muy pronto –en torno a las cinco de la mañana- y anochece más pronto que en España –sobre las 20.30 horas-. Las precipitaciones son, en general, escasas y están concentradas sobre todo al final de la primavera y a principios del verano.

right2
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Pulsando Acepto consideramos que aceptas su uso.