Portugal: Lisboa y Madeira

Descubre dos ciudades atlánticas en Portugal

explore Explorar circuito

Portugal: Lisboa y Madeira

Duración Duración
6 días
Tipo de circuito Tipo de circuito
Circuito
Del Portugal más continental al insular, un viaje único
Bem-vindo a Portugal! En este viaje vas a poder sentir la magia de dos Portugales muy diferentes, el que se aferra al Viejo Continente, como último estado que mira hacia América, y aquel en medio del océano Atlántico, alejado del ajetreo. Tan diferentes entre ellos pero que comparten todo. Este viaje a Lisboa y Madeira te va a enamorar.
Saborea el bacalao a Bras, uno de los platos más típicos

Portugal, tan melancólico como sus fados pero lleno de vida y variedad en sus diferente ciudades y pueblecitos que recorren de norte a sur el estado. Este país que pone fin al continente europeo no se puede describir en unas cuantas frases, tiene tanto que ofrecer que se podrían escribir libros y libros sobre su cultura, tradiciones y raíces. En este viaje vas a conocer una de sus ciudades más maravillosas, su capital Lisboa y terminarás es una de sus islas, Madeira, una joya natural. Comienza en la ciudad lisboeta donde el sol casi siempre brilla y el olor a mar se adentra entre sus callejones. Las calles empinadas que van a Barrio Alto, te llamarán la atención pero espera, el tranvía con más de 50 años de existencia te llevará hasta el dicharachero distrito. Pero no solo conocerás esta urbe, las localidades de alrededor también. Como la bella Sintra, la glamurosa Cascais o Estoril.

Madeira tiene esa flora típica de una isla tropical, con un clima templado y húmedo durante todo el año. Esto propicia a que la naturaleza sea frondosa y colorida. De hecho la isla es conocida como ‘isla jardín’ ya que esta posee multitud de variedades de flores.

La segunda parte del viaje no tiene desperdicio. Vas a conocer Madeira, una isla alejada de todo, donde se respira tranquilidad. Esta pequeña isla fue formada por la erupción de un volcán hace siglos, por lo que su tierra oscura cubierta por frondosa naturaleza verde será el escenario más común. Tu estancia aquí se caracterizará por la paz que se respira y por la belleza de sus paisajes. Comenzarás en la capital, Funchal. Aquí tendrás tiempo libre para conocer su casco antiguo o tal vez su jardín botánico. Al otro lado de la isla, se encuentra Porto Moniz, un pueblecito pesquero donde tal vez puedas avistar ballenas, pero mientras esperas por qué no darte un baño en alguna piscina natural. Además de conocer sus lugares más importantes no olvides degustar su gastronomía sencilla pero exquisita.

Vive experiencias únicas

Descubre el itinerario

Plan de ruta
1 España-Lisboa. Un país que suena a fado
incluye
  • Cena.
Ciudades visitadas
  • Lisboa
Llegó el día de partir a Portugal, la ciudad que suena a fado. Coge tus maletas, comprueba que llevas la documentación identificativa y vete al aeropuerto dos horas antes de la hora del vuelo. Cuando llegues a Lisboa, un autobús te estará esperando para llevarte al hotel, donde podrás dejar el equipaje en la habitación y aprovechar al máximo el tiempo libre para lanzarte a conocer la capital portuguesa. Primera parada… el tranvía. Busca la línea número 28 en el Largo Maritim Moniz o la Baixa y súbete para experimentar las graciosas sacudidas del vagón. Es la mejor ruta de la ciudad y te ahorrará las tortuosas cuestas de sus siete colinas. Bájate en el Largo da Graça y luego recorre a tu ritmo el Mirador de la Señora de Monte, el Mirador de Gracia, los hermosos azulejos de la Iglesia de São Vicente de Fora y el interesante Panteão Nacional. Camina directo hasta el castillo. Luego baja por las empinadas callejuelas hasta el Mirador de Santa Luzia. Llegarás a la animada Alfama, en busca del alma del fado y luego hasta la iglesia de Santo Antonio hasta alcanzar la fachada manuelina de la Praça do Comércio. ¿Te ha entrado el hambre? Pues date un salto al Barrio de Belém para probar los divinos pastéis de crema en uno de sus acogedores cafés. ¡Hasta Madona se rindió a la delicia de este típico dulce! . Cena
2 Lisboa-Estoril-Cascais-Sintra-Lisboa. Un boomerang indispensable
incluye
  • Desayuno.
Ciudades visitadas
  • Cascais
  • Sintra
  • Lisboa
Visitas
  • Panorámica de Lisboa
  • Sintra con entradas
Abres los ojos en Lisboa deseoso de agotar cada rincón en este día. Tras el suculento desayuno, tendrás toda la mañana para recorrerla a través de un completo circuito panorámico por sus joyas. No te encariñes mucho con la bella ciudad de las siete colinas porque llega el momento de seguir conociendo otros enclaves sin igual de Portugal. ¿Qué te parece si nos acercamos hasta Estoril, con su playa, su glamuroso casino y su inconfundible elegancia? Quizá la Praia de Tamariz sigue siendo el mejor lugar de la ciudad, con su animado paseo marítimo. Y hablando de playas, hay que poner rumbo a una pintoresca localidad de pescadores que mantiene toda su esencia marinera: Cascais. Es un buen lugar para comprar algunos regalos y artesanía. A continuación, la ruta portuguesa te llevará hasta la imprescindible Sintra, un pueblo tranquilo con palacios, bosques cubiertos de niebla (en invierno) y las ruinas de un escarpado castillo árabe. Puede que este lugar te inspire tanto como lo hizo a Lord Byron, que escribió su poema épico de viajes Las peregrinaciones de Childe Harold. Además de extraños castillos, mansiones y jardines, Sintra tiene un centro histórico declarado Patrimonio Mundial. Así que ponte a caminar para descubrir sus encantos. Pero antes, hay que visitar su Palacio Nacional, refugio de verano de la realeza portuguesa, con sus chimeneas blancas, su decoración fastuosa y sus fastuosas capillas. ¿Estás cansado? Pues recupera fuerzas de vuelta a Lisboa porque toca despedirse de ella y hacer las últimas fotos y, de forma opcional, asistir a una cena con comida típica de Portugal mientras escuchas la saudade melancólica del fado. No te puedes ir de Lisboa sin escuchar la música de Portugal. “Ni triste ni alegre”, como decía el gran Pessoa.\r\nPistas viajeras: Estoril inspiró a Ian Fleming para escribir Casino Royale. Además, durante la II Guerra Mundial, la ciudad fue guarida de exiliados y espías, entre ellos Grahan Greene.\r\nPistas viajeras: Cuando estés en la capilla palatina del Palacio Nacional de Sintra, que data del siglo XIV pero se modificó en el siglo XV, fíjate en los techos decorados y la alfombra de cerámica que refleja su influencia islámica. Se cree que en el pasado la capilla cristiana fuera una mezquita.
3 Lisboa – Funchal. Una escapada a la Europa más exótica
incluye
  • Desayuno
Ciudades visitadas
  • Funchal
«El mejor destino de Europa» o «la mejor isla del mundo» son solo algunos de los calificativos que recibe Madeira, el centro de este viaje. Los World Travel Awards, unos de los premios más prestigiosos del sector turístico, han elegido esta hermosa isla volcánica como el mejor destino insular del mundo, y en tres intensos días vamos a sentir por qué. Hasta Madeira volaremos desde Lisboa, tras un apetitoso desayuno.\r\nFunchal es nuestro destino, la capital de la isla de Madeira y la ciudad más importante del archipiélago portugués. Fundada en el siglo XV, se convirtió en centro económico por la fertilidad de sus suelos volcánicos, su posición central y las buenas condiciones de su puerto. Más tarde, en el siglo XIX, buena parte de la aristocracia europea eligió este enclave como lugar de descanso por su clima agradable y su exuberante naturaleza.\r\nTras instalarnos en nuestro hotel, tendremos el resto del día libre para entablar un primer contacto con las calles de Funchal, una hermosa ciudad de casas blancas, y perdernos por sus plazas y callejones para dejarnos sorprender por el mercado de Lavradores, en pleno casco antiguo, o el Monte Palace Tropical Garden, un delicioso jardín de flores, plantas y árboles exóticos. Nuestro hotel nos aguardará para relajarnos tras esta primera jornada.
4 Funchal. Seducidos por la exuberancia de Madeira
incluye
  • Desayuno. Almuerzo
Ciudades visitadas
  • Funchal
Visitas
  • Excursión a Porto Moniz
Es imprescindible coger fuerzas en el desayuno, porque hoy nos aguarda una intensa jornada. Vamos a realizar una excursión de día completo a Porto Moniz, uno de los lugares más pintorescos de la isla de Madeira.\r\nDejarnos llevar por las vistas del camino es una experiencia viajera en sí misma: atravesaremos los paisajes de Ribeira Brava y sus plantaciones de azúcar; las irresistibles playas de Ponta de Sol, el lugar más soleado del archipiélago; las plantaciones bananeras de Madalena do Mar y la sorprendente planicie de Paul da Serra.\r\nLlegamos a Porto Moniz, al noroeste de la isla, llamada así en homenaje a su descubridor, Francisco Moniz. Su puerto es, sin duda, uno de los principales reclamos y el lugar más fotografiado de la población, especialmente al atardecer, que deja una estampa idílica sobre el océano. Pero antes de llegar a ese momento repondremos energías con un delicioso almuerzo y descubriremos la magia de las piscinas naturales, formadas con lava y llenas de agua de mar cristalina.\r\nContinuamos nuestra ruta hacia la costa Norte de la isla y descubrimos la costa rocosa de Seixal y la magia de San Vicente, un pueblecito de casas blancas oculto en el hueco de un acantilado. A lo lejos nos sorprende el bosque indígena de Laurisilva, que se remonta al Período Terciario de la Tierra y es Patrimonio Mundial Natural de la Humanidad por la Unesco. Es una auténtica reliquia natural por su exuberante vegetación con especies únicas, como el laurel, el viñático, el tilo o el barbusano. Así llegamos a Encumeada, un mirador situado a más de 1.000 metros sobre el nivel del mar, que en días claros ofrece unas vistas impresionantes tanto de la costa norte como de la costa sur de la isla. \r\nTambién nos cautivarán los paisajes que descubriremos desde el cabo Girao, el acantilado más alto de toda Europa y el segundo más alto del mundo. Desde allí se puede visualizar todo el archipiélago y dejarse seducir por las distintas tonalidades que atesora la vegetación de la isla de Madeira: verdes en toda su escala, amarillos de la flora subtropical… y todo en contraste con el intenso azul del océano.\r\nY así, con la vista y las cámaras llenas de preciosas postales vivas, volvemos a nuestro hotel para descansar de este intenso día.
5 Funchal. El placer de perderse entre lugares mágicos
incluye
  • Desayuno
Ciudades visitadas
  • Funchal
Uno de los placeres más intensos del viajero es olvidarse del reloj y de las guías y perderse por las ciudades para sentirse un lugareño más. Y eso es precisamente lo que podremos disfrutar hoy, en una jornada libre para sentir la vida de Funchal.\r\nTras el desayuno se abre ante nosotros un amplio abanico de opciones: un paseo por sus playas, donde dejarse bañar por el sol o atreverse con los deportes acuáticos; una visita al puerto de Funchal, elemento icónico de la isla, que durante años fue el único que recibía cruceros de muchos lugares del mundo; el mercado de Lavradores, donde la profusión de mercancías adquiere vida gracias a la alegría y al vaivén de compradores y vendedores; las bodegas, especialmente la Old Blandy’s Wine Lodge, ubicada en un antiguo monasterio y cuyo olor a madera transporta otras épocas; y, cómo no, la exquisita gastronomía de la isla. Entre los platos más populares no podemos dejar de probar la espetada, una brocheta de carne de vaca asada en una rama de laurel y con una guarnición de maíz frito, además del bocadillo de carne de vinha-d’alhos, con cerdo marinado. Pero, claro está, el pescado tiene especial protagonismo, con platos deliciosos elaborados con pez sable, atún y pulpo. Y no nos olvidamos de la fruta, que en Madeira nos sorprende con un sinfín de variedades tropicales, desde los plátanos a las papayas, pasando por los aguacates o las chirimoyas.\r\nEn nuestro paseo también podremos descubrir las famosas quintas, casas señoriales rodeadas de jardines que en los siglos XVIII y XIX sirvieron de retiro a aristócratas y personalidades europeas. Y así, después de disfrutar de la esencia de Madeira, llegamos al final del día, con el merecido descanso en nuestro hotel.
6 Funchal - España. La escapada toca a su fin
incluye
  • Desayuno
Ciudades visitadas
  • Funchal
Llegamos al final de nuestra escapada por uno de los rincones más exóticos de la Europa ultraperiférica. Tras el desayuno dispondremos de unas horas para hacer nuestras últimas compras en Funchal antes de desplazarnos hasta el aeropuerto para tomar nuestro vuelo de vuelta a casa.

Conoce un poco más de Portugal

Indispensables para tu viaje
DOCUMENTACIÓN NECESARIA
Como país miembro de la Unión Europea o del Acuerdo Schengen, pacto por el que se suprimen los controles de aduanas en las fronteras comunes, los ciudadanos que pertenezcan a algún país de la Unión Europea solo necesitan llevar consigo el DNI o el pasaporte en vigor. Los menores deberán viajar obligatoriamente con su propia documentación. Se recomienda no viajar con una documentación que pierda su validez antes de tres meses desde la entrada del país. Otras nacionalidades, rogamos consulten en las embajadas y consulados en sus países de origen los requisitos actuales de entrada al país. Los viajeros que quieran viajar con su propio coche o si tienen previsto alquilar uno, deberán viajar con el carnet de conducir y la Carta Verde.
Aduanas
En caso de necesitar información o para consultar sobre el transporte de productos especiales, pueden dirigirse a la Agencia Nacional de Aduanas del país o consultando el portal de la Unión Europea.
MONEDA
La moneda oficial es el euro(€). Puede que al retirar efectivo se le aplique alguna comisión bancaria. Antes de viajar, le recomendamos consultarlo con su entidad.
Tarjetas de crédito

Los cajeros automáticos se encuentran sin problemas por todos los países y aceptan tarjetas de crédito de uso más común (Visa, MasterCard, Maestro, Cirrus, American Express, etc.). También en la mayoría de los establecimientos, restaurantes y hoteles suelen permitir el pago con tarjetas de crédito y débito. En zonas rurales o enclaves especialmente pequeños, es aconsejable disponer de dinero en efectivo. Recuerde que para alquilar un coche se necesita presentar siempre una tarjeta de crédito en vigor.

Para evitar problemas desagradables, lo mejor es apuntar en un papel o en el móvil los teléfonos de las entidades emisoras de tus tarjetas de crédito. Así, si se da el caso de que pierdas o te roben alguna, podrás llamar inmediatamente a tu banco y pedir que la bloqueen.

SALUD

No hay ninguna vacuna que sea necesaria. Antes de realizar el viaje, se recomienda contratar un seguro privado. Los ciudadanos de la Unión Europea que dispongan de la Tarjeta Sanitaria Europea (TSE) expedida por las autoridades sanitarias de cada país tienen derecho a una asistencia médica imprescindible, y la compañía de seguros no pagará el coste que supere el límite de esta asistencia imprescindible. Si el viajero debe ir al hospital, se recomienda acudir siempre con el pasaporte, la Tarjeta Sanitaria Europea (TSE) y las tarjetas de crédito. Si necesita más información puede ponerse en contacto con los servicios de la Seguridad Social o seguro médico privado de su país. Si requiere viajar o comprar algún medicamento, intente viajar siempre con el embalaje y la receta original expedida por su médico.

Los extranjeros quizá tengan que pagar por adelantado algún tratamiento médico que, posteriormente, les reembolsaran su compañía sanitaria ya sea pública o privada. Para ello, es necesario guardar toda la documentación y facturas originales.

INFORMACIÓN GENERAL
Idioma
El idioma oficial en Portugal y en Madeira es el portugués.
Corriente eléctrica
La corriente eléctrica es de 230/400 voltios a 50 Hz. Los enchufes son de tipo F (de clavijas redondas), iguales que en España.
WiFi
Casi todos los hoteles y muchos bares, cafeterías y centros comerciales, y centros públicos como bibliotecas o zonas del centro de ciertas ciudades ofrecen conexión gratuita a Internet (WiFi) de alta velocidad. Además, se puede visitar algún cibercafé o las oficinas de correos que disponen de servicio Netpost.
Hora local
La hora oficial es GMT+0, es decir, una hora menos que en la España peninsular y Baleares.
Clima

El tiempo en Portugal varía notablemente de una región a otra, aunque la cercana presencia del Oceáno Atlántico aporta suavidad y humedad al clima del país durante casi todo el año. En el norte y en el interior, los inviernos son más fríos y los veranos bastante calurosos, mientras que en el sur, especialmente en la zona del Algarve, los inviernos son suaves y hace bastante buen tiempo durante todo el año.

Debido a su orografía montañosa, Madeira tiene varios microclimas que permiten que, en algunas épocas el año, haya nieve en las montañas mientras al lado de la playa haga sol y una temperatura por encima de los 20 grados centígrados. En general, Madeira goza de un clima excelente, casi ideal, en el que el calor no es sofocante y sólo llueve de vez en cuando.

Tasas

En Lisboa(Portugal) y en Santa Cruz(Madeira) hay una tasa municipal de alojamiento de un euro por persona y día que debe ser abonada por los clientes directamente en los hoteles.

Divisas

Es obligatorio hacer una declaración si se entra en Portugal o en Madeira con 10.000 euros o más.

right2
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Pulsando Acepto consideramos que aceptas su uso.