Italia: Italia "Economy"

Visita cuatro clásicos de Italia

explore Explorar circuito

Italia: Italia "Economy"

Duración Duración
7 días
Tipo de circuito Tipo de circuito
Circuito
Descubre los monumentos más impresionantes en la Italia más clásica
Italia tiene mucho que mostrar. De hecho es el país con más lugares considerados Patrimonio de la Humanidad por la Unesco y casi todos estos monumentos están en las ciudades que vas a poder visitar en este increíble circuito. Milán te dirá hola y te enseñará su famoso Duomo, Venecia te invitará a que navegues por sus canales en góndola, Florencia te dejará sin habla con su belleza y Roma te impresionará con su monumentalidad.
No te olvides de pedir un deseo en la Fontana di Trevi

Esta experiencia al más puro estilo italiano comienza en una de las ciudades más importantes del ‘País de la Bota’, Milán. La capital de la moda será donde aterrices y comiences esta vivencia que seguro querrás repetir. Conocerás esta primera ciudad a tu aire pero seguro que pasearás por la Galería de Vittorio Emanuele II, su famosa catedral y el Teatro de la Ópera de Milán. Después de esta visita te pondrás rumbo a la ansiada Venecia ¿será tan bella como te han contado? Antes de llegar harás un pequeño alto en el camino, en concreto en Padua para visitar una obra arquitectónica: la Basílica de San Antonio. Por fin llegarás a Venecia y su arquitectura barroca y renacentista veneciana te enamorarán. La plaza San Marcos con la basílica homónima donde su interior es de color dorado, será lo primero que conozcas, para luego seguir visitando esta coqueta ciudad.

“La ciudad de Roma, capital de Italia, es una de las urbes con más monumentos declarados Patrimonio de la Humanidad por la Unesco del mundo. Todo esto no es de extrañar, ya que esta ciudad fue capital del importante Imperio Romano. Su casco antiguo es donde residen casi todos los monumentos y muchos de ellos se conservan en muy buen estado”

Aún queda mucho viaje y es que dos ciudades muy importantes te están esperando, ni más ni menos que Roma y Florencia. ¿Sabías que el síndrome de Stendhal fue experimentado por primera vez en Florencia? y es que esta ciudad es tan bella, que el visitante no puede resistirse. Florencia la conocerás a través de una completa visita guiada donde la catedral de Santa María del Fiore, el Ponte Vecchio y el Palacio Vecchino serán los protagonistas. De Florencia partirás hacia Roma, la visita más esperada ya que aquí estarás unos cuantos días más. Conocerás la capital a través de visitas guiadas, opcionales y a tu aire. Esta ciudad es muy completa, tiene monumentos increíbles, como el Coliseo, la Basílica de San Pedro, la Fontana di Trevi, el Foro Romano y muchos lugares más que durante tus últimos días en la ciudad te sorprenderá.

Vive experiencias únicas

Descubre el itinerario

Plan de ruta
1 España - Milan
incluye
  • Alojamiento
Ciudades visitadas
  • Milán
2 Milán – Padua – Venecia. Entrando en la maravillosa Italia
incluye
  • Desayuno.
Ciudades visitadas
  • Padua
  • Venecia
A lo largo de esta jornada, recorreremos el trayecto que nos llevará a Venecia, en Italia. Después de desayunar en el hotel nos adentraremos entraremos en territorio italiano. Desde Milán, una de las ciudades más importantes del país y, para muchos, la capital mundial de la moda. Dispondremos de tiempo libre para conocer los lugares más emblemáticos de la ciudad, como el Castello Sforzesco, una imponente fortaleza construida en el Siglo XIV, posteriormente destruida y levantada de nuevo en 1450. Se encuentra en el casco histórico de Milán y actualmente alberga varios museos en su interior. Al lado del castillo está el Parque Sempione, un auténtico oasis en medio de la ciudad, en el que a los milaneses les encanta sentarse a tomar el sol y relajarse. Dentro del parque está el Arco della Pace, cuyo gran tamaño permite verlo incluso desde el exterior del recinto. También tendremos la oportunidad de ver algunos de los espacios públicos más emblemáticos y transitados de Milán, como la Via Dante y la Plaza Cordussio, ambas repletas de edificios de gran belleza y valor arquitectónico, en los que se mezcla el barroco con otros estilos. Otros lugares que no deberíamos perdernos son la Galeria de Vittorio Emanuele II, una galería comercial del Siglo XIX cubierta por una bóveda de cristal y llena de tiendas de moda y complementos de las firmas más prestigiosas; la Piazza della Scala, en la que se halla el famosísimo Teatro de la Ópera de Milán, así como el monumento a Leonardo da Vinci, y la Piazza del Duomo, donde está la catedral, de estilo gótico y dimensiones descomunales. Quienes lo deseen, podrán culminar este paseo por la ciudad tomando un delicioso capuchino en alguno de los cafés del centro, como el Taveggia 1909, el Cova o el Zucca, todos ellos locales llenos de encanto que conservan la esencia de la época en que fueron abiertos, entre finales del Siglo XIX y principios del XX. Tras nuestro paso por Milán, nos dirigiremos a Padua, célebre por su impresionante Basílica de San Antonio. Este templo religioso, uno de los más importantes del norte de Italia, se empezó a construir en el Siglo XIII para albergar los restos mortales del santo que le da nombre, y las obras duraron alrededor de 70 años. En ella se puede ver cómo se combinan en armonía distintos estilos arquitectónicos, como el románico, el barroco o el gótico, y destaca por sus ocho impresionantes cúpulas, visibles desde casi cualquier punto de la ciudad. Dispondremos de tiempo libre suficiente para visitar esta basílica con calma. Después, continuaremos el viaje hacia la Región del Véneto, llegando finalmente a nuestro hotel en los alrededores de Venecia a tiempo de instalarnos y retirarnos a descansar.
3 Venecia – Florencia. Disfrutando a lo grande de la maravillosa Venecia
incluye
  • Desayuno.
Ciudades visitadas
  • Florencia
Visitas
  • Paseo en barco por la Laguna Veneciana
Amanece en Venecia, una de las ciudades más bellas y románticas de toda Italia, lo cual no es poco decir teniendo en cuenta que este país es famoso precisamente por su belleza y romanticismo… Después de desayunar, nos dirigiremos al corazón de Venecia a bordo de un barco privado, admirando las siluetas de los maravillosas edificios y disfrutando del entorno. Así, nos internaremos en la Venecia más auténtica, cuyo casco histórico fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1987. Tendremos la oportunidad de contemplar la cúpula de Santa María de la Salud, una basílica construida en el año 1631 para celebrar el fin de la epidemia de peste negra que azotó el Véneto durante largo tiempo. Dispondremos de tiempo libre suficiente para conocer los puntos clave de la ciudad, como el Palacio de los Dogos o Palacio Ducal, desde el que los distintos duques de Venecia gobernaron esta ciudad-estado a lo largo de casi diez siglos, o la Plaza de San Marcos, ubicada junto a la basílica del mismo nombre y al Palacio Ducal. Monumental y grandiosa, esta piazza se empezó a construir en el Siglo IX, en ella se concentran buena parte de los edificios más bonitos e importantes de la ciudad, y el mismísimo Napoleón Bonaparte la definió como “El salón más bello de Europa”. Quienes no deseen recorrer la ciudad por su cuenta, podrán contratar una excursión opcional, que consiste en un inolvidable paseo en góndola por los canales venecianos, una experiencia que todos deberíamos tener al menos una vez en la vida. Además, esta excursión incluye una visita al interior de la Basílica de San Marco y un recorrido que lleva por nombre “La Venecia Escondida”, y que consiste en dar un paseo con un guía local, recorriendo los puntos clave de la ciudad, algunos de ellos muy famosos y otros menos conocidos pero igualmente interesantes. Después de disfrutar a lo grande de Venecia, abandonaremos la ciudad y nos dirigiremos a Florencia, nuestro siguiente destino y cuna del Renacimiento Italiano. Al llegar, iremos directamente al hotel para ponernos cómodos y prepararnos para pasar la noche.
4 Florencia – Asís – Roma. Rumbo a la Ciudad Eterna
incluye
  • Desayuno
Ciudades visitadas
  • Asís
  • Roma
Visitas
  • Panorámica de Florencia
Una nueva jornada comienza en nuestro gran viaje por lo mejor de Italia, y esta tiene a Florencia como escenario de excepción. Para conocer los lugares más emblemáticos de la ciudad, emprenderemos una visita panorámica después del desayuno, que nos permitirá admirar el Duomo de Santa Maria del Fiore, que no es otra cosa que la catedral de Florencia. Construida en el Siglo XIII y proyectada por el arquitecto Arnolfo di Cambio, es uno de los templos católicos más grandes del mundo. Los elementos más característicos de la catedral son su enorme cúpula, de más de 110 metros de altura y construida un siglo después que el resto del templo por Filippo Brunelleschi, y el campanario o campanile, de una altura similar y diseñado por el gran Giotto. Aquí van dos curiosidades viajeras que enriquecerán la visita a la catedral de Florencia: bajo su superficie hay una pequeña cripta en la que está enterrado el mismísimo Brunelleschi, y que permaneció oculta durante años. Por otro lado, resulta interesante el hecho de que los arquitectos de San Pedro del Vaticano, entre los que estaban Miguel Ángel y Bernini, se inspiraron en la gigantesca e imponente cúpula del Duomo de Santa Maria del Fiore. Enfrente de la catedral de Florencia se encuentra el Baptisterio, considerado el edificio más antiguo de la Piazza del Duomo. Su exterior, al igual que el de la catedral, está revestido de mármol blanco y verde, y de las tres puertas que dan acceso al edificio destaca la llamada Puerta del Paraíso. Se trata de una obra maestra de Lorenzo Ghiberti, compuesta de varios paneles de bronce con escenas del Antiguo Testamento. Otros lugares clave de la geografía florentina que veremos a lo largo de nuestra visita panorámica son el Ponte Vecchio, todo un símbolo de la ciudad con sus tiendas y casas colgantes, y considerado el puente de piedra más antiguo del continente europeo; y la Piazza della Signoria, un auténtico museo al aire libre en el que se puede contemplar la Fuente de Neptuno, la estatua ecuestre de Cosme I, la Logia dei Lanzi y el maravilloso Palazzo Vecchio, a cuya entrada están las esculturas de Adán y Eva y una copia del David de Miguel Ángel. Tras la visita panorámica, dejaremos atrás la bella Florencia y nos dirigiremos a Asís, una pequeña localidad de la provincia de Perugia famosa por ser el lugar donde nació San Francisco de Asís. Al llegar, tendremos tiempo libre para visitar las dos basílicas de la ciudad: la de San Francisco y la de Santa Clara. La primera data del Siglo XIII, fue declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en el año 2000 y en su interior se hallan los restos del santo que le da nombre. Además, cabe destacar que cuenta con varios frescos de Giotto, de un valor artístico incalculable, que muestran escenas de la vida de San Francisco. Después de la interesante parada en Asís, continuaremos el trayecto hasta Roma. Llegaremos bien entrada la tarde y, quien lo desee, podrá contratar una actividad opcional muy divertida e interesante. Se trata de una visita nocturna a las plazas y fuentes más famosas, bellas y representativas de Roma. El recorrido pasará, entre otros lugares, por la Piazza Navona, por la Fontana de Trevi o por la Piazza del Panteón. Finalmente, iremos al hotel para ponernos cómodos, relajarnos y dormir plácidamente.
5 Roma. Una jornada inolvidable recorriendo la capital italiana
incluye
  • Desayuno.
Ciudades visitadas
  • Roma
Visitas
  • Panorámica de Roma
Hoy será un día muy especial. Después de desayunar en el hotel, dará comienzo una inolvidable visita panorámica por la ciudad. Estaremos acompañados en todo momento por un guía local que nos explicará, de forma amena y didáctica, todos los detalles significativos de los lugares por los que vayamos pasando. Recorreremos la orillas del río Tíber -Tevere en italiano- y la Avenida de los Foros, que comunica la Plaza de Venecia con el Coliseo, y conoceremos varios de los puntos clave de la ciudad. Por ejemplo, la Piazza Venezia, un impresionante espacio abierto donde se encuentra el Monumento a Víctor Manuel II, el primer rey de Italia tras la unificación del país. Esta construcción también es conocida como Altar de la Patria o, cariñosa y coloquialmente, “la Máquina de Escribir”. Se trata de un enorme edificio construido a principios del Siglo XX y realizado en mármol blanco, que alberga en su interior el Museo de la Unificación de Italia y en su exterior la famosa Tumba del Soldado Desconocido. También veremos, por fuera, el Coliseo, todo un símbolo de la Ciudad Eterna. Es un anfiteatro que data del Siglo I, y que en tiempos del Imperio Romano era el lugar donde se celebraban todo tipo de espectáculos públicos, fundamentalmente peleas de gladiadores. En la actualidad, ostenta la categoría de Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO y forma parte de la selecta lista de las Siete Maravillas del Mundo Moderno, junto con la Gran Muralla China, el Cristo Redentor de Río de Janeiro, el Taj Mahal, Machu Picchu, Chichén Itzá y la ciudad de Petra, en Jordania. Pasaremos también por el Circo Máximo, donde se celebraban las carreras de cuadrigas en la antigüedad. A lo largo del resto de la jornada, dispondremos de tiempo libre para recorrer Roma a nuestro ritmo y disfrutar de la ciudad sin horarios ni visitas concertadas. Aún así, existen dos actividades opcionales a disposición de los viajeros para conocer mejor la capital italiana de la mano de un profesional. La primera de ellas consiste en visitar la Basílica de San Pedro y los Museos Vaticanos. Se trata de un plan verdaderamente recomendable, ya que el interior de la basílica es una maravilla repleta de obras de arte, entre las que destacan La Piedad de Miguel Ángel y la estatua de San Pedro, considerado el primer papa de la historia, sentado en su trono. Tiene capacidad para un máximo de 20.000 fieles, y sus dimensiones son realmente colosales: la nave principal mide casi 200 metros de largo y 46 de alto, y la cúpula exterior alcanza los 136 metros de altura. Este templo es el más importante del catolicismo, por ser el lugar donde da misa el Santo Pontífice y por albergar los restos mortales de todos los papas. En lo que respecta a los Museos Vaticanos, hay que reconocer que se trata de una visita casi obligada para cualquier viajero que va a Roma por primera vez. El recorrido pasa por una serie de museos bien diferenciados, en los que se pueden admirar miles de obras de arte de todas las épocas y de todas las procedencias, desde el Antiguo Egipto hasta el Imperio Romano, pasando por la India, el Tíbet o el África subsahariana. El colofón final de esta visita es el acceso a la Capilla Sixtina, un espacio único en el mundo que tiene la capacidad de dejar con la boca abierta incluso a los viajeros más experimentados. La otra actividad opcional que se puede contratar por la tarde consiste en visitar el interior del Coliseo, cuyo exterior ya vimos en el tour panorámico. Por dentro, este anfiteatro romano del Siglo I es aún más imponente, ya que no cuesta mucho trabajo imaginarse a los gladiadores peleando a muerte en la arena, bajo la atenta mirada de los patricios y del mismísimo César… La actividad opcional no termina aquí, sino que a continuación está programado un recorrido por el divertido y animado barrio del Trastévere, junto a un guía local que nos acompañará y nos mostrará los rincones más pintorescos, las calles más transitadas y los monumentos más importantes de la zona. Este barrio es famoso por su ambiente joven, moderno y bohemio, y está repleto de cosas que ver y que hacer. Al final de la jornada, volveremos a nuestro hotel para disfrutar de una merecida noche de sueño reparador.
6 Roma. Tiempo libre en la Ciudad Eterna… ¡O no!
incluye
  • Desayuno.
Ciudades visitadas
  • Roma
En cuanto acabemos de desayunar dispondremos de tiempo libre durante todo el día, para llevar a cabo cualquier plan que nos apetezca. Desde quedarnos descansando en el hotel hasta ir en busca de los mejores rincones para hacer fotos, pasando por recorrer las fuentes de Bernini o ir a conocer algunas de las cientos de iglesias que hay repartidas por toda la geografía romana: Santa María del Popolo, San Juan de Letrán, Santa María la Mayor, San Pablo Extramuros, San Pietro in Vincoli, Santa María in Cosmedin… También existe la posibilidad de contratar una excursión opcional que nos permitirá explorar los más bellos lugares de la región italiana de Campania. Esta apasionante actividad comenzará con una visita a Pompeya y a los restos arqueológicos de la antigua ciudad romana que, en el año 79, fue devastada por la erupción del cercano volcán Vesubio. Hoy en día, se pueden ver los vestigios de aquella ciudad, como el foro, varios templos y algunas calles pavimentadas y construcciones en ruinas, que nos dan una idea de cómo vivían los habitantes de este lugar antes de la catástrofe. Pompeya fue declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1997. A continuación, esta excursión opcional incluye una visita panorámica por las calles de Nápoles, lo que nos permitirá conocer algunos de los puntos clave de esta fascinante ciudad, cuyo centro histórico fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1995. De este modo, podremos ver con nuestros propios ojos los contrastes que hacen tan especial a la capital de Campania. Por último, iremos navegando a la isla de Capri, un rincón paradisíaco que flota en el Mediterráneo unos pocos kilómetros al sur de Nápoles. Además de las espectaculares vistas del Mar Tirreno y de la belleza natural de la isla, Capri alberga varios restos arqueológicos de villas romanas, y todo su territorio está impregnado de glamour y exclusividad. Esto se debe a que, a lo largo de su historia, este lugar ha sido destino vacacional y residencia de verano de los personajes más ricos y poderosos, desde reyes y príncipes hasta actores de Hollywood y cantantes de ópera. Tanto si elegimos contratar la excursión opcional como si decidimos quedarnos en Roma aprovechando el día libre, al final de la jornada volveremos al hotel para pasar la noche.
7 Roma - España. ¡Feliz vuelta a casa!
incluye
  • Desayuno.
Ciudades visitadas
  • Roma
Después de disfrutar de un último desayuno Llegó el fin de nuestro viaje… A lo largo de los últimos días, hemos descubierto lugares maravillosos, conocido monumentos únicos y vivido experiencias inolvidables. Ahora, por desgracia, ha llegado el momento de despedirnos de esta aventura irrepetible y de echar un último vistazo a todo lo que ha pasado por delante de nuestros ojos durante estas jornadas.

Conoce un poco más Italia

Indispensables para tu viaje
DOCUMENTACIÓN NECESARIA
Como país miembro de la Unión Europea o del Acuerdo Schengen, pacto por el que se suprimen los controles de aduanas en las fronteras comunes, los ciudadanos que pertenezcan a algún país de la Unión Europea solo necesitan llevar consigo el DNI o el pasaporte en vigor. Los menores deberán viajar obligatoriamente con su propia documentación. Se recomienda no viajar con una documentación que pierda su validez antes de tres meses desde la entrada del país. Otras nacionalidades, rogamos consulten en las embajadas y consulados en sus países de origen los requisitos actuales de entrada al país. Los viajeros que quieran viajar con su propio coche o si tienen previsto alquilar uno, deberán viajar con el carnet de conducir y la Carta Verde.
Aduanas
En caso de necesitar información o para consultar sobre el transporte de productos especiales, pueden dirigirse a la Agencia Nacional de Aduanas del país o consultando el portal de la Unión Europea.
MONEDA
La moneda oficial es el euro(€). Puede que al retirar efectivo se le aplique alguna comisión bancaria. Antes de viajar, le recomendamos consultarlo con su entidad.
Tarjetas de crédito

Los cajeros automáticos se encuentran sin problemas por todos los países y aceptan tarjetas de crédito de uso más común (Visa, MasterCard, Maestro, Cirrus, American Express, etc.). También en la mayoría de los establecimientos, restaurantes y hoteles suelen permitir el pago con tarjetas de crédito y débito. En zonas rurales o enclaves especialmente pequeños, es aconsejable disponer de dinero en efectivo. Recuerde que para alquilar un coche se necesita presentar siempre una tarjeta de crédito en vigor.

Para evitar problemas desagradables, lo mejor es apuntar en un papel o en el móvil los teléfonos de las entidades emisoras de tus tarjetas de crédito. Así, si se da el caso de que pierdas o te roben alguna, podrás llamar inmediatamente a tu banco y pedir que la bloqueen.

SALUD

No hay ninguna vacuna que sea necesaria. Antes de realizar el viaje, se recomienda contratar un seguro privado. Los ciudadanos de la Unión Europea que dispongan de la Tarjeta Sanitaria Europea (TSE) expedida por las autoridades sanitarias de cada país tienen derecho a una asistencia médica imprescindible, y la compañía de seguros no pagará el coste que supere el límite de esta asistencia imprescindible. Si el viajero debe ir al hospital, se recomienda acudir siempre con el pasaporte, la Tarjeta Sanitaria Europea (TSE) y las tarjetas de crédito. Si necesita más información puede ponerse en contacto con los servicios de la Seguridad Social o seguro médico privado de su país. Si requiere viajar o comprar algún medicamento, intente viajar siempre con el embalaje y la receta original expedida por su médico.

Los extranjeros quizá tengan que pagar por adelantado algún tratamiento médico que, posteriormente, les reembolsaran su compañía sanitaria ya sea pública o privada. Para ello, es necesario guardar toda la documentación y facturas originales.

INFORMACIÓN GENERAL
Idioma
El idioma oficial en Italia es el italiano.
Corriente eléctrica
La corriente eléctrica es de 220 voltios a 50 Hz. Los enchufes son de tipo europeo (de clavijas redondas), iguales que en España.
WiFi
Todos los hoteles y la mayoría de restaurantes y bares ofrecen conexión gratuita a Internet (WiFi) de alta velocidad
Clima
Continental en el norte y mediterráneo en las costas, caluroso en verano, sobre todo en el sur de la Península, con altas temperaturas nocturnas. En el norte, los inviernos son más fríos y húmedos.
Hora local
La hora oficial de Roma es GMT+1, es decir, la misma que en España peninsular y Baleares.

Tasas

Un gran número de ayuntamientos italianos aplican tasas de alojamiento que deben ser abonadas por los clientes directamente en los hoteles.

Divisas

No existen restricciones a la importación de moneda, sea local o extranjera.

right2
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Pulsando Acepto consideramos que aceptas su uso.