Irlanda: Irlanda Fantástica y Sur

Cautiva a tus sentidos con la belleza única de la joya del norte

explore Explorar circuito

Irlanda: Irlanda Fantástica y Sur

Duración Duración
8 días
Tipo de circuito Tipo de circuito
Circuito
Cautiva a tus sentidos con la belleza única de la joya del norte
Bienvenido a Irlanda, un privilegiado rincón de la Tierra caracterizado por una belleza natural simpar, ricas ciudades que preservan sus raíces gaélicas y vikingas y amabilísimas gentes siempre dispuestas a compartir momentos con viajeros en torno a una buena pinta de cerveza. Prepárate porque, aunque sabes que la Isla Esmeralda es una joya como su nombre indica, sus dramáticos entornos salvajes y sus encantadoras urbes que suenan a folk nunca dejarán de sorprendente. Una isla separada por un agitado pasado reciente que supera sus diferencias y te hace sentir como en casa, vayas donde vayas.
Ocho días de ensueño para tus sentidos

Sumérgete en ocho días de ensueño que conquistarán tus sentidos. El recorrido de Irlanda Fantástica empieza, como no podía ser de otra manera, por su animada capital, Dublín. Famosa por su ambiente acogedor, disfrutarás saltando de pub en pub por Temple Bar como en su día lo hicieron los grandes escritores Oscar Wilde o Samuel Beckett, paseando por la universidad más importante del país, Trinity College, o visitando la catedral protestante en honor a su patrón, San Patricio. Cruzarás el condado de Limerick, entre otros tantos de paisajes sublimes, hasta llegar a Kerry para visitar los magníficos parajes del Parque Nacional de Killanery y la península de Dingle. Seguro que para entonces Irlanda ya te ha dejado sin habla. Prepárate, viajero, porque quedan muchos platos fuertes por visitar. Iniciarás entonces tu itinerario hacia el norte y, en esta etapa, los castillos, las fortalezas y los acantilados más escarpados serán los protagonistas.

“Querrás recorrer sus más de 8 kilómetros de paredes rocosas, que se elevan hasta los 200 metros y se funden con el Atlántico en una pelea eterna”

La verticalidad de los Acantilados de Moher que protegen las costas de Irlanda es absolutamente impresionante. Querrás recorrer sus más de 8 kilómetros de paredes rocosas, que se elevan hasta los 200 metros y se funden con el Atlántico en una pelea eterna. El precioso castillo de Bunratty, la animada urbe de Galway, el Parque Nacional de Connemara o el fiordo de Killary convertirán el itinerario en una delicia para todos los públicos. En la recta final del viaje, Irlanda del Norte se encargará de relatarte su pasado histórico y reciente, en ciudades como la amurallada Derry (Londonderry) o en Belfast, renovada y repleta de vitalidad. Y antes de viajar de nuevo a Dublín y despedirte de la isla, serás testigo de las 40.000 impresionantes columnas de basalto que el caprichoso destino (¿o fue el gigante?) quiso que se formaran a los pies del mar de Irlanda.

Vive experiencias únicas

Descubre el itinerario

Plan de ruta
1 España – Dublín. ¡Adelante, Irlanda nos espera!
incluye
  • Cena.
Ciudades visitadas
  • Dublin
La emocionante cuenta atrás para el comienzo de cada gran viaje llega a su fin… Ya estamos en el ‘día D’ de nuestro vuelo a Irlanda, con Dublín, su capital, como primer destino. Hora de repasar que no nos olvidemos nada y de prepararnos para pisar, en solo unas horas, suelo irlandés. Ya en el avión, somos conscientes de que comprobaremos en primera persona todo lo leído, visto y escuchado de este gran país, nuestro hogar en los próximos días.\r\nPoco después de aterrizar en el aeropuerto de Dublín, nos recogerán y nos acompañarán hasta el hotel, donde podremos registrarnos antes de disfrutar de unas horas libres para dar una vuelta en los alrededores, tomar el primer contacto con los mundialmente famosos pubs del lugar o cualquier otra cosa que nos apetezca. Al final del día, nos reuniremos de nuevo en el hotel para pasar la noche.
2 Dublín – Condado de Galway. Recorriendo la capital irlandesa
incluye
  • Desayuno. Almuerzo. Cena.
Ciudades visitadas
  • Galway
Visitas
  • Panorámica de Dublín
El día comenzará, como no podía ser de otro modo, con un buen desayuno irlandés en el hotel. Después, dará comienzo una visita panorámica de Dublín que nos permitirá conocer, por ejemplo, uno de los lugares más visitados de la ciudad, el parque de Merrion Square. Está situado en un distinguido entorno, cerca del Parlamento y de diversos museos, y en él se encuentra la popular estatua de Oscar Wilde sentado sobre una roca. Los cercanos Museo de Historia Natural (inaugurado en 1857 y, por lo tanto, de los pocos de estilo victoriano que quedan en el mundo) y el imponente Palacio de Justicia (conocido como Four Courts) también formarán parte de nuestro recorrido por la ciudad.\r\nNuestro tour continuará en Phoenix Park, el parque urbano más grande de Europa, con 700 hectáreas de superficie. Creado como reserva de ciervos en 1662 (aún se puede ver alguno de ellos), está abierto al público desde 1745 y acoge puntos de interés como la residencia oficial del presidente del gobierno; Papal Cross, la cruz que rememora la misa celebrada por el Papa en 1979; el Zoo de Dublín (inaugurado en 1830)… Muchos sitios para ver en pleno contacto con la naturaleza. De ahí nos dirigiremos a otro toque de distinción dublinés, el Barrio de las Embajadas, Ballsbridge, una exclusiva zona residencial en la que el legado histórico vuelve a estar presente, ya que varias de sus calles tienen nombres de héroes militares.\r\nLa mañana se puede completar, si se desea, con una visita opcional a populares enclaves del Dublín histórico, como es el caso del Trinity College y de la Catedral de San Patricio, dos lugares muy unidos a la historia y tradición de Irlanda. En el caso del primero, se construyó sobre lo que fue un monasterio en 1592, y permite contemplar el ajetreo de estudiantes y visitantes, mientras que la excepcional catedral, el mayor templo de todo el país, nos permitirá evocar los tiempos de su fundación, hacia el 450 d.C. \r\nA continuación, será el momento de almorzar y de abandonar Dublín para dirigirnos a Clomacnoise, junto al río Shannon, donde visitaremos las ruinas del monasterio y mausoleo de los reyes de Connacht y de Tara, Monumento Nacional de Irlanda desde 1877. Una extraordinaria confluencia de historia y naturaleza, de tradición y leyenda, que viviremos en primera persona. Al final de la tarde llegaremos a otro de los excepcionales destinos de este gran viaje, el Condado de Galway. Una reparadora cena y un acogedor alojamiento nos prepararán para la siguiente jornada.
3 Condado de Galway. Visitando el Parque Nacional de Connemara
incluye
  • Desayuno. Almuerzo. Cena.
Ciudades visitadas
  • Galway
Después de disfrutar de nuestro desayuno, nos espera el Parque Nacional de Connemara, uno de los destinos más visitados de todo el país. Tierra de exuberante dominio del verde, de raíces gaélicas, vistas espectaculares, definida por Óscar Wilde como de “belleza salvaje”… Un perfecto escenario para la fabulación en libros, películas y series, y objeto de cientos de documentales por su despliegue de encantos naturales, con hitos como Diamond Hill, el monte desde el que se divisa una espectacular panorámica.\r\nEl paso por Connemara nos permitirá disfrutar de la vida a un ritmo lento, pausado, por carreteras que no permiten las prisas ni urgencias, en el mismo entorno en el que John Wayne y Maureen O´Hara interpretaron su inolvidable historia de amor en ‘El hombre tranquilo’ de John Ford (un excepcional cineasta que, por cierto, tenía sangre irlandesa). Si todo viaje supone una evasión personal, una desconexión de lo cotidiano, en este caso lo seguiremos sintiendo al visitar el fiordo de Killary, el único de Irlanda, que se puede disfrutar desde la carretera y también, como así haremos, en barco. Una espectacular ruta entre montañas, en aguas tranquilas y silencio natural que precederá a la visita a otro hito en la jornada: la llegada a la Abadía de Kylemore, en su origen un convento de monjas benedictinas asentado sobre lo que fue la base del castillo del mismo nombre.\r\nTodo este desfile de maravillas naturales nos hará disfrutar del almuerzo en una zona ya sellada en nuestros recuerdos. A continuación, regresaremos al Condado de Galway para cenar y descansar tras otro excepcional día en tierras irlandesas.
4 Galway – Condado de Kerry. Los impresionantes acantilados de Moher
incluye
  • Desayuno. Cena.
Ciudades visitadas
  • Kerry
Hoy, después del desayuno, tendremos que despedirnos de Galway para viajar hasta Moher, por un camino en el que disfrutaremos de la belleza de los paisajes de la región de Burren. En esta zona predomina el suelo rocoso, y se encuentra el Burren National Park. Poco después, llegaremos a uno de los lugares más destacados del viaje por su impactante estampa natural: Moher y sus acantilados, The Cliffs of Moher, conocidos en todo el mundo por su espectacularidad. Una cita con un prodigio al aire libre, que nos permitirá asomarnos, con precaución a este impresionante contacto entre tierra y mar. Ocho kilómetros de balcón natural al Atlántico, las islas de Arán, las montañas de Connemara, la bahía de Galway… Merece, y mucho, la pena.\r\nLa siguiente parada será en Bunratty, después de pasar por Ennis, la capital del condado de Clare a orillas del río Fergus. Una vez en Bunratty, visitaremos su famoso castillo del siglo XV, de arquitectura normanda, construido en 1425 y donde podremos contemplar la Colección Gort, obra del lord del mismo apellido que comenzó a aportar, desde 1954, todo tipo de objetos artísticos y de época para lo que es, en la actualidad, uno de los lugares más visitados en Irlanda.\r\nMuy cerca nos espera Limerick, en el Condado de Clare, la tercera ciudad con mayor población del país y con reminiscencias del paso de los vikingos (siglo IX) y normandos por la zona, además de ser evocada en el best seller mundial ‘Las cenizas de Ángela’ (de hecho, hay un museo dedicado al escritor). La siguiente escala será en Adare y su abadía medieval, antes de llegar al Condado de Kerry. Una vez allí, existe la posibilidad de contratar una actividad opcional que consiste en asistir a un espectáculo de música folclórica tradicional irlandesa. Al final de la jornada, nos instalaremos cómodamente en el hotel del Condado de Kerry, disfrutaremos de la cena y nos prepararemos para una plácida noche de descanso.
5 Condado de Kerry. Paseando por el Parque Nacional de Killarney
incluye
  • Desayuno. Cena.
Ciudades visitadas
  • Kerry
Hoy disfrutaremos de una excursión de día completo en la Península de Dingle, con Killarney y su Parque Nacional como protagonistas indiscutibles. Nos dirigiremos allí en cuanto terminemos de desayunar. Dingle supone un encuentro a lo grande con Irlanda, y allí estaremos, viajando por sus impresionantes paisajes, entre pueblos cargados de historia en los que no faltan los típicos pubs… Un excepcional punto de encuentro con Killarney, que sin duda nos sorprenderá muy gratamente.\r\nEl Parque Nacional de Killarney (“Cill Arney” en gaélico), el primero en considerarse como tal en toda Irlanda, nos deparará todo tipo de gratas experiencias, en entornos como sus grandes bosques o los enormes lagos Muckross Lake (con el Castillo de Ross), Leane Lough y Upper Lake, que coinciden en el denominado ‘Meeting of the Waters’ (‘Encuentro de las aguas’), la cascada de Torc, etc. Es imposible visitar todo en un día, pero nos haremos una buena idea, y completaremos la actividad con un inolvidable paseo en coche de caballos por estos bucólicos parajes.\r\nDespués de esta nueva experiencia en pleno contacto con la naturaleza, llegará el momento de regresar al hotel. Una allí, podremos elegir entre disfrutar de la asistencia (opcional) a un espectáculo de música folclórica tradicional irlandesa o emplear ese tiempo como mejor nos parezca. Al final de la jornada, nos esperan la cena y el descanso en nuestro hotel de esta excepcional región irlandesa. ¡Felices sueños, que aún quedan días por disfrutar!
6 Condado de Kerry – Condado de Cork. Hacia el este para conocer la ciudad de Cork
incluye
  • Desayuno. Almuerzo. Cena
Ciudades visitadas
  • Cork
Visitas
  • Panorámica de Cork
Poco después de desayunar nos encontraremos con otra vivencia para el recuerdo: conocer el Anillo de Kerry. Esta ruta circular, en la Península de Iveragh, en nuestro caso comenzará en Killorglin y nos volverá a ofrecer vistas impresionantes, espectaculares estampas a pie de costa, pueblos con sabor 100% irlandés… Una magnífica oportunidad de seguir seducidos por estas latitudes, como sucederá a nuestra llegada a la Bahía de Kells, por Cahersiveen, donde nació el líder patriótico Daniel O’Connell.\r\nLa temperatura media más alta del país y uno de los aires más puros nos acompañarán en nuestro recorrido: dejaremos el pequeño pueblo de Cahersiveen para viajar hasta la localidad costera de Waterville. Un nuevo encuentro, en tierras regadas por el río Currane, con el espectáculo de la naturaleza en un extraordinario enclave, con Lough Currane al Este y la bahía de Ballinskelligs al oeste. Después, llegaremos a Kenmare, a poco más de 30 kilómetros desde Killarney, entre las penínsulas de Iveragh y Beara, donde dispondremos de tiempo libre (en el que por ejemplo, podremos pasear por Main Street), antes del sabroso almuerzo previo a nuestra salida hacia Cork.\r\nUna vez en Cork, podremos disfrutar de una visita panorámica para contemplar todo lo que puede ofrecer este enclave urbano situado sobre una isla en el río Lee. Una pequeña ciudad con grandes atractivos para el visitante, desde el núcleo urbano, su interesante programación cultural, sus típicos pubs… Algunos de los lugares que conoceremos son Gran Parade, St. Patrick’ s Street y la Catedral de la ciudad. Una vez terminado este gratificante recorrido, nos dirigiremos a nuestro hotel del Condado de Cork para disfrutar de la cena y del descanso previo a la siguiente jornada.
7 Condado de Cork – Dublín. Regresamos a la capital
incluye
  • Desayuno. Almuerzo.
Ciudades visitadas
  • Dublin
Una vez que hayamos terminado de dar buena cuenta del desayuno en el hotel del Condado de Cork, pondremos rumbo a Kilkenny, la capital del condado del mismo nombre. Se trata de una de las ciudades más pequeñas del país, y el condado en el que se halla es el único que no tiene costa. Kilkenny es conocida como Marble City, o “Ciudad del mármol”, por la abundancia de este material (en este caso de color negro), en sus alrededores, que sirvió para la construcción de cientos de viviendas. Kilkenny es uno de los principales destinos turísticos de toda Irlanda, y no solo para los extranjeros, sino también para los propios irlandeses. \r\nSabor a tradición -su origen se remonta a finales del Siglo XII- en una ciudad animada de día y de noche, que cuenta entre sus atractivos con su gran castillo, en el que, además de la belleza de su exterior, cabe destacar que en su sótano alberga la Butler Gallery, con todo tipo de muestras de arte irlandés e internacional. Tendremos tiempo libre para poder disfrutar del castillo, de sus jardines, de la Catedral de Saint Mary -un claro ejemplo del gótico inglés, en este caso para un templo de culto católico-, y de las encantadoras calles de Kilkenny, siempre adornadas con flores de todos los colores.\r\nA continuación, volveremos a Dublín, donde podremos almorzar antes de dedicar la tarde a seguir explorando la ciudad. Podremos hacerlo libremente, visitando sus lugares más emblemáticos a nuestro ritmo, o ir a ver cualquiera de sus monumentos y museos (como el dedicado a la emigración irlandesa), fotografiar los puentes sobre el río Liffey, ir de tiendas para comprar algún recuerdo… O, si lo preferimos, podremos contratar una visita opcional a la mundialmente famosa factoría Guinness de St. James's Gate. En ella se produce la cerveza elaborada por primera vez por Arthur Guinness en 1759. Toda una atracción turística que atrae a miles y miles de visitantes, que pueden conocer mejor esta popular bebida a través de experiencias interactivas en la que, de paso, se hace un recorrido por la historia de Irlanda y que termina con una pinta en el popular Gravity Bar. \r\nTras este maravilloso día, tan placentero como los anteriores, llegará la hora de instalarnos cómodamente en el hotel y de tomar posesión de nuestras habitaciones para pasar la noche.
8 Dublín - España ¡Feliz vuelta a casa!
incluye
  • Desayuno.
Ciudades visitadas
  • Dublin
Después de esta escapada de ensueño, toca pensar en volver. Hay que cerrar la maleta y guardar todos los recuerdos y preciosos momentos pasados durante estas jornadas. Si no has comprado algún detalle, todavía puedes hacerlo. A la hora acordada, el transporte te esperará en el punto de encuentro para ir al aeropuerto. ¡Feliz viaje!

Conoce un poco más de Irlanda

Indispensables para tu viaje
DOCUMENTACIÓN NECESARIA
La República de Irlanda e Irlanda del Norte pertenece a la Unión Europea. Los ciudadanos de la Unión Europea (UE) que quieran viajar a la Isla Esmeralda solo necesitan llevar consigo el DNI o el pasaporte en vigor. Los menores deberán viajar obligatoriamente con su propia documentación. Otras nacionalidades, rogamos consulten en las embajadas y consulados irlandeses en sus países de origen los requisitos actuales de entrada al país.
Aduanas

Tanto la República de Irlanda como Irlanda del Norte cuentan con una aduana doble, una para bienes libres de impuestos adquiridos fuera de la Unión Europea y otra para bienes comprados en algún país miembro de la Unión Europea donde se pagan impuestos. En caso de necesitar más información o para consultar sobre el transporte de productos especiales, pueden dirigirse a la Agencia Nacional de Aduanas del país o consultando el portal de la Unión Europea.

Moneda
La moneda oficial en la República de Irlanda es el euro. El devenir histórico del país hace que los condados del Ulster que conforman Irlanda del Norte usen la libra esterlina. Podrás encontrar cajeros automáticos en los principales pueblos y ciudades del país que suelen aceptar las tarjetas de crédito de uso más común. Los logotipos en el cajero indican las tarjetas de crédito con las que se puede operar. Puede que al retirar efectivo se le aplique alguna comisión bancaria.
Divisas
Conforme a la normativa de la UE, las cantidades de dinero en efectivo que superen los 10.000 euros deberán ser declaradas a las autoridades aduaneras.
Salud
Irlanda es uno de los países más seguros de Europa. No hay ninguna vacuna obligatoria para viajar a Irlanda. Antes de realizar el viaje, se recomienda contratar un seguro privado. Los ciudadanos de la Unión Europea que dispongan de la Tarjeta Sanitaria Europea (TSE) expedida por las autoridades sanitarias de cada país tienen derecho a una asistencia médica imprescindible, y la compañía de seguros no pagará el coste que supere el límite de esta asistencia imprescindible. Si el viajero debe ir al hospital, se recomienda acudir siempre con el pasaporte, la Tarjeta Sanitaria Europea (TSE) y las tarjetas de crédito. Si necesita más información puede ponerse en contacto con los servicios de la Seguridad Social o seguro médico privado de su país. Si requiere viajar o comprar algún medicamento, intente viajar siempre con el embalaje y la receta original expedida por su médico. Los extranjeros quizá tengan que pagar por adelantado algún tratamiento médico que, posteriormente, les reembolsaran su compañía sanitaria ya sea pública o privada. Para ello, es necesario guardar toda la documentación y facturas originales.
Información general
Idioma
El inglés y el gaélico (conocida localmente como Gaelige o irlandés) son las dos lenguas oficiales de la República de Irlanda y, en Irlanda del Norte, podrás escuchar también el suave acento del Ullans. El gaélico se habla sobre todo en enclaves de la Irlanda rural conocidos como gaeltacht.
Corriente eléctrica
La corriente eléctrica es de 230 voltios a 50 Hz.
WiFi
Casi todos los hoteles irlandeses ofrecen conexión a Internet (WiFi) para conectarse desde el ordenador, el móvil o la tableta. En los principales restaurantes y bares se suele ofrecer WiFi gratis. La mayoría de los hoteles suelen tener ordenadores con conexión a Internet para uso de sus clientes tras el pago de una tarifa por minutos.
Hora local
En invierno, Irlanda está en la hora del meridiano de Greenwich (GMT), como el Reino Unido. En verano, el reloj pasa a marcar GMT+1. Irlanda tiene el mismo horario que las Islas Canarias y una hora menos que la España peninsular y las Islas Baleares.
Clima
En Irlanda el tiempo puede ser cambiante, aunque no suele registrar temperaturas excesivamente extremas. Influenciado por el océano Atlántico, la climatología en la Isla Esmeralda, con una temperatura media de unos 10º C, se caracteriza por tener temperaturas más suaves que las que registran otras localidades situadas en latitudes similares. Una situación a la que también contribuyen los montes y montañas que rodean las abruptas costas y que sirven para mitigar los fuertes vientos que entran desde el océano. Mientras en primavera la media de temperaturas máximas ronda los 12º C, el verano esta media puede llegar hasta los 20º C. En los meses estivales, el país cuenta con hasta 18 horas de luz solar, pudiendo oscurecer en torno a las 23.00 horas. Por su parte, en otoño la media de temperaturas máximas puede llegar hasta los 18º C. Los meses más fríos del invierno suelen ser enero y febrero cuando las temperaturas pueden bajar de los 0º C.
right2
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Pulsando Acepto consideramos que aceptas su uso.