Bélgica: Londres, Países Bajos y el Rhin

De Londres a los Países Bajos y la región del Rhin

explore Explorar circuito

Bélgica: Londres, Países Bajos y el Rhin

Duración Duración
8 días
Tipo de circuito Tipo de circuito
Circuito
De Londres a los Países Bajos y la región del Rhin
Un viaje a través de algunos de los paisajes más bonitos de Reino Unido, Países Bajos y Alemania que te invitan a navegar por ríos, canales y ¡hasta por el Canal de la Mancha! Descubrirás algunas de las ciudades más apasionantes de Europa. Apunta: Londres, Ámsterdam, Bruselas y La Haya (y no son todas). ¡Brújula al bolsillo, viajero!
Un completo recorrido por Europa que empieza en Londres

Tu viaje comenzará en una de las ciudades más divertidas, modernas y cosmopolitas de Europa: Londres. Durante tres días podrás recorrer la ciudad del Támesis con sus decenas de puentes, su Big Ben y sus inmensos parques verdes. Podrás callejear, ir de compras, pararte a comer en puestos callejeros y visitar lugares tan especiales como la Torre de Londres o el Museo Británico. ¿Sabes cómo pasarás de Gran Bretaña al continente? ¡A través del Canal de la Mancha en el Eurotúnel! Es el túnel que tiene el tramo submarino más largo del mundo. ¿Ya te lo estás imaginando?

“Después de Londres, llegarás a la Europa de los contrastes donde visitarás desde la bonita ciudad medieval de Brujas hasta la moderna Frankfurt."

Tras cruzar el Canal de la Mancha llegarás a Brujas, una de las ciudades medievales mejor conservadas del mundo, con un casco histórico que es Patrimonio de la Humanidad. De ahí a Bruselas, donde te encontrarás con centenares de viajeros, funcionarios, políticos y estudiantes en ruta por Europa. Has oído hablar de Rotterdam y La Haya, seguro, pero ¿te las imaginas? Te sorprenderán. Y qué decir de Ámsterdam, la ‘Venecia del Norte’, la ciudad de las miles de bicicletas donde pasarás dos noches. El viaje acabará en Alemania, primero para visitar la medieval Colonia y después la cosmopolita Frankfurt, a donde llegarás navegando por el río Rhin. ¿Cuándo empezamos la aventura, viajero?

Vive experiencias únicas

Descubre el itinerario

Plan de ruta
1 España – Londres. ¡Adelante, Londres nos espera!
incluye
  • Alojamiento
Ciudades visitadas
  • Londres
Después de planificarlo durante tanto tiempo, por fin ha llegado el momento: hoy comienza nuestro gran viaje. Tras recoger nuestro equipaje y asegurarnos de que no nos dejamos nada, pondremos rumbo al aeropuerto con, al menos, dos horas de antelación para evitar sorpresas desagradables. Una vez allí, tomaremos el vuelo que nos llevará hasta Londres, la capital del Reino Unido y, sin duda, una de las ciudades más importantes de toda Europa.\r\nYa en Londres, seremos trasladados al hotel y dispondremos de una tarde libre para dar nuestros primeros pasos, o para recordar experiencias, si ya hemos estado antes, por la ciudad británica. En ambos casos, serán magníficos planes. Como pasear por el Támesis, encaminarnos hacia las distinguidas Oxford Street o Knightsbridge Road (junto al Kensington Gardens), caminar por el gran Hyde Park, pasar unos momentos por el Soho (siempre de moda, y con especial culto a la música y el diseño), etc. Hay mucho que ver y disfrutar en Londres, como comprobaremos estos días y con ejemplos como la excursión opcional que permite realizar un paseo nocturno con una consumición en un típico pub incluida. Al final de la jornada, y de cara a reponer energías para la siguiente, nos espera nuestro hotel en la ciudad.
2 Londres. Un espectáculo de ciudad
incluye
  • Desayuno
Ciudades visitadas
  • Londres
Visitas
  • Panorámica de Londres
“He caminado por las calles de Londres durante los últimos treinta años, y encuentro algo nuevo cada día”… Así describía el historiador y escritor británico Walter Besant cómo Londres llega a sorprender no solo a sus visitantes, también a sus propios habitantes. De momento, empezaremos en nuestra visita panorámica por los enclaves más populares de la ciudad, después de haber disfrutado de nuestro primer desayuno en tierras británicas: nos esperan el Palacio de Westminster (House of the Parliament) y el Big-Ben. El primero de ellos es uno de los cuatro sitios declarados Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO en Londres, y todo un emblema de la vida política británica a lo largo de los últimos siglos, mientras que el segundo es una de las torres-reloj más famosas en todo el planeta. Un excepcional entorno en el que podremos contemplar otros hitos de la ciudad como la Abadía de Westminster, Trafalgar Square, el Palacio de Buckingham, el Royal Albert Hall… un ‘dream team’ de monumentos y lugares destacados. \r\nLa tarde libre nos permitirá disfrutar de cualquier de los numerosos atractivos de la ciudad, para lo que contaremos en todo momento con la asesoría de nuestros guías. En todo caso, se puede realizar, si se desea, una interesante excursión opcional, fuera de Londres, al Castillo de Windsor, el más grande y más antiguo de los castillos habitados de todo el mundo, una de las residencias oficiales la monarquía británica desde hace, nada más y nada menos, 900 años. Una incursión por la historia británica, con referencias indispensables como la Capilla de San Jorge (principios del siglo XVI), construida en estilo Tudor y que alberga los restos de 10 reyes de Inglaterra, como Enrique VIII y su tercera esposa Jane Seymour. Los Apartamentos de Estado, con obras de grandes artistas como, entre otros, Canaletto, Rembrandt y Rubens o un paseo por los jardines son otras dos recomendables opciones, antes de regresar Londres para un nuevo paseo por la ciudad antes de alojarnos en nuestro hotel.
3 Londres. Historia y cultura, en primera persona
incluye
  • Desayuno
Ciudades visitadas
  • Londres
Un nuevo desayuno londinense precede a todo un día libre en la ciudad del Támesis. Entre las muchas posibilidades se puede optar por una visita al Museo Británico: con hitos como los frisos del Partenón, parte de una excelente sección de Egiptología, uno de los numerosos puntos de interés de este edificio abierto al público desde 1759 y que recibe cada año, gratuitamente, ¡y con más de siete millones de objetos! a más de cinco millones de visitantes. Después de un paseo por el centro de Londres, el ‘British’ aparece, con su imponente estructura neoclásica, ante los ojos del visitante… se necesitarían días para disfrutarlo en toda su amplitud, pero unos momentos en su interior suponen una gratificante experiencia.\r\nPodremos visitar, si lo deseamos, la Torre de Londres, conocida oficialmente como ‘Palacio Real y Fortaleza de su Majestad’ y declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1988. Pegada al río, con raíces en los comienzos del siglo XI, es uno de los símbolos de la ciudad y alberga una colección de más de 23.000 piezas, entre ellas la colección de joyas más valiosa de todo el mundo, las ‘Joyas de la Corona’, custodiadas, desde la misma puerta de entrada a la fortaleza, por los famosos ‘beefeaters’, activos desde el siglo XV y cuya misión era custodiar a los numerosos prisioneros del edificio. Otra inolvidable cita con la Historia, en este caso con la más pura tradición imperial británica, que precederá a nuestra vuelta al hotel.
4 Londres – Brujas – Bruselas. De Londres a Bruselas, con escala en Brujas
incluye
  • Desayuno. Cena.
Ciudades visitadas
  • Brujas
  • Bruselas
Nos despediremos de Londres para emprender ruta hacia Bélgica a bordo del shuttle que sale desde Folkestone para atravesar subterráneamente el Canal de la Mancha. y dirigirnos hacia Bélgica, donde realizaremos un recorrido por la región de Flandes, una de las tres regiones de Bélgica (supone un 60% de la población total), que nos ofrecerá bellos paisajes nada más llegar (es el mayor productor de azaleas del mundo). Naturaleza a ambos lados de nuestro camino hacia Brujas.\r\nBrujas, capital de la provincia de Flandes Occidental, es uno de los destinos más bellos de Europa Central. Conocida como ‘La Venecia del Norte’, por los canales que surcan la ciudad, cuenta con uno de los más bellos cascos históricos de estas latitudes, herencia de un asentamiento urbano desde principios del siglo XI. Podremos contemplar el Lago del Amor (en lo que fue el antiguo puerto); el Beaterio (Begijnhof), con raíces en el siglo XIII y que alojaba a las llamadas ‘beguinas’, las viudas y huérfanas de los cruzados. Más tarde, llegaremos hasta la Plaza Grote Market (Plaza del Mercado), que envuelve al casco histórico y cuenta con bellas casas de origen medieval, el Palacio Provincial, el Salón de los Tejidos, etc. Y cada miércoles y en ocasiones especiales, acoge mercados tradicionales con productos típicos de estas tierras, desde el mundialmente famoso chocolate belga a diversas especies de flores.\r\nY aún hay más: como la imponente Atalaya, o Campanario (Belfort), símbolo de la libertad y de la autonomía de Brujas, con 83 metros de altura y un carillón de 47 campanas; la Basílica de la Santa Sangre (data del siglo XII), situada en el fortín (Burg), donde se guarda la reliquia de la Santa Sangre de Jesucristo, etc. Una gran despedida de Brujas para continuar hacia Bruselas, donde nos esperan una reparadora cena y el alojamiento.
5 Bruselas – Rotterdam – La Haya – Ámsterdam. Un día inolvidable entre Bélgica y Holanda
incluye
  • Desayuno. Cena
Ciudades visitadas
  • Roterdam
  • La Haya
  • Ámsterdam
Visitas
  • Panorámica de Bruselas
Desayunaremos en Bruselas para dejar nuestro hotel con destino a una visita panorámica por la ciudad, que comenzará con la llegada a la Grand Place (Grote Markt en flamenco), una de las plazas más bellas de Europa, el corazón de la ciudad, en la que se encuentran enclaves como, por ejemplo, las Casas del Rey, de los Gremios y el Ayuntamiento (con una torre de 96 metros). La Catedral de San Miguel será otro de nuestros destinos, donde podremos contemplar este templo gótico que comenzó a construirse en el siglo XIII, además de otros de los emblemas populares de la ciudad, como el Mannenken Pis (que tiene 900 trajes en el Museo de la Ciudad), el Barrio de Sablon, el Palacio de Justicia, el Atomium, los comics (como Tintin y Los Pitufos) pintados en paredes en alguno de sus barrios, etc. Pronto llegaremos a Rotterdam, escenario de uno de los mayores puertos del mundo, con puntos de interés como su barrio marítimo, el barrio de Delfshaven y sus canales, la iglesia de los Padres Peregrinos o la torre Euromast. Después podremos disfrutar de unos momentos de tiempo libre en La Haya, en la costa del Mar del Norte, la sede del Gobierno de los Países Bajos (la ciudad no solo alberga los edificios Binnenhof, sede del parlamento holandés, también la Corte Internacional de Justicia de las Naciones Unidas y la Corte Penal Internacional). En La Haya podremos visitar, por ejemplo, De Passage, una galería comercial similar a la célebre Vittorio Emannuele II de Milán y el Parque de Madurodam, que reproduce un típico pueblo holandés a escala. La jornada termina con la esperada llegada a Ámsterdam, uno de los destinos turísticos más visitados en Europa. En la ciudad de los canales podremos realizar, opcionalmente, un inolvidable paseo en lancha que nos permitirá descubrir la ciudad el Barrio Rojo, el Canal de los Príncipes (enclave en el que se pueden ver la Iglesia del Oeste y la Casa de Ana Frank), el Canal de los Señores, el popular Puente Delgado sobre el rio Amstel, el complejo Stopera (con el ayuntamiento, la Ópera, la sede del Ballet Nacional de Holanda), etc. Después de esta ruta opcional, o del plan que se haya dispuesto a lo largo y ancho de la ciudad, llegará el momento de degustar la cena que nos espera y de aprovechar el descanso en nuestro alojamiento.
6 Ámsterdam. Recorriendo lo mejor de la capital holandesa
incluye
  • Desayuno
Ciudades visitadas
  • Ámsterdam
Visitas
  • Panorámica de Ámsterdam
Nuestro desayuno en el hotel de Amsterdam nos dejará listos para disfrutar del excelente recorrido que acometeremos con una visita panorámica de la ciudad del Dam. La Torre de la Moneda se encuentra entre los canales Singel y Amstel, pegada a la popular calle comercial Kalverstraat y punto de destino hacia el barrio de Rokin y el mercado flotante de flores, en plataforma y barcazas, y como tributo a la larga tradición de este país en el cultivo de flores. Después de disfrutar de este espectáculo multicolor, nos dirigiremos a la Plaza Dam, la más importante de la ciudad y en la que se instaló la primera presa del río Amstel en el siglo XIII. En su centro se encuentra el Monumento Nacional, un obelisco de 22 metros como homenaje a los soldados holandeses caídos en la II Guerra Mundial, y el Palacio Real domina, espectacular, la Plaza, con su estilo neoclásico. La ruta continuará por el edificio de la Bolsa de Berlage, utilizado desde 1988 como activo centro artístico y cultural, y de ahí nos dirigiremos a conocer otros recomendables destinos, como la Estación Central, la Iglesia de San Nicolás y el barrio judío (con el popular mercado de Waterlooplein, la plaza Rembrandtplein y la casa de Ana Frank. La visita incluye el paso por una fábrica de tallado de diamantes, en la que nos explicarán todo el proceso, desde la extracción del cristal en bruto a la conversión en brillante. Tendremos el resto del día libre, con la opción de apuntarnos a una interesante excursión que nos llevará hacia parajes de la Holanda más tradicional. La jornada podrá terminar con unas horas de paseo por la que será inolvidable Ámsterdam o por los destinos incluidos en la excursión opcional. Entre ellos destaca Marken, una población pesquera de larga tradición protestante (fue una isla, que se unió a tierra por un dique) y Volendam, católica, donde, podremos comprar algún recuerdo dela zona y degustar algún bocado del pescado característico de la región. Casa de madera, molinos, zuecos y trajes típicos… sabor holandés antes de volver a nuestro alojamiento en el hotel.
7 Ámsterdam – Paseo en barco por el Rhin – Colonia – Frankfurt. Cita en Colonia, con un paseo en barco por el Rhin, destino Frankfurt
incluye
  • Desayuno
Ciudades visitadas
  • Colonia
  • Frankfurt
Visitas
  • Crucero por el Rhin
Después de nuestro desayuno en Amsterdam, iremos hasta Colonia. Una de las principales ciudades alemanas, de fundación romana, en la que destaca su catedral de estilo gótico (el ‘Kölner Dom’), con 156 metros en su parte más elevada, lo que le otorgó durante muchos años la condición de edificio más alto del mundo. Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO, es uno de los monumentos más visitados de toda Alemania. Después de pasar por ella, podremos dar una vuelta por el casco histórico, pasear por sus grandes plazas, como la Alter Markt y la Heumarkt, pasar por las orillas del Rhin y por el puente de Hohenzollern… Una buena mañana en la gran Colonia. Ya por la tarde, llegará la hora de una placentera experiencia más, la del embarque para realizar un agradable paseo fluvial por el Rhin, el río que nace en los Alpes y desemboca en el mar del Norte, mientras contemplamos poblaciones, viñedos y castillos característicos de la región de Renania. Un extraordinario entorno natural. Lo habremos visto en la televisión, o en libros, o en consultas en internet, pero las vistas que podremos contemplar nos sorprenderán aún más cuando seamos protagonistas de esta travesía, antes de seguir nuestra ruta hacia Frankfurt. Después de desembarcar, ya nos quedará menos para llegar hasta Frankfurt, la capital financiera de Alemania y, durante dos siglos, lugar de coronación de los emperadores del Sacro Imperio Romano Germánico. Nos quedarán unas horas de tiempo libre en la que podremos tener una primera toma de contacto con la ciudad, paseando por ejemplo por Römerberg (centro del casco antiguo), con sus casas patricias del s. XV y donde se encuentra el Römer (Ayuntamiento), con la Gerechtigkeitsbrunnen o Fuente de la Justicia, en el centro. Tiempo para degustar en la plaza o alrededores una cerveza, un vino de la tierra, unas salchichas, un poco de bethmännchen, el dulce tradicional de la ciudad hecho con mazapán y adornado con almendras o avellanas… Un gratificante paseo que nos conducirá hasta nuestro hotel para descansar de cara a la siguiente jornada.Después de nuestro desayuno en Amsterdam, iremos hasta Colonia. Una de las principales ciudades alemanas, de fundación romana, en la que destaca su catedral de estilo gótico (el ‘Kölner Dom’), con 156 metros en su parte más elevada, lo que le otorgó durante muchos años la condición de edificio más alto del mundo. Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO, es uno de los monumentos más visitados de toda Alemania. Después de pasar por ella, podremos dar una vuelta por el casco histórico, pasear por sus grandes plazas, como la Alter Markt y la Heumarkt, pasar por las orillas del Rhin y por el puente de Hohenzollern… Una buena mañana en la gran Colonia. Ya por la tarde, llegará la hora de una placentera experiencia más, la del embarque para realizar un agradable paseo fluvial por el Rhin, el río que nace en los Alpes y desemboca en el mar del Norte, mientras contemplamos poblaciones, viñedos y castillos característicos de la región de Renania. Un extraordinario entorno natural. Lo habremos visto en la televisión, o en libros, o en consultas en internet, pero las vistas que podremos contemplar nos sorprenderán aún más cuando seamos protagonistas de esta travesía, antes de seguir nuestra ruta hacia Frankfurt. Después de desembarcar, ya nos quedará menos para llegar hasta Frankfurt, la capital financiera de Alemania y, durante dos siglos, lugar de coronación de los emperadores del Sacro Imperio Romano Germánico. Nos quedarán unas horas de tiempo libre en la que podremos tener una primera toma de contacto con la ciudad, paseando por ejemplo por Römerberg (centro del casco antiguo), con sus casas patricias del s. XV y donde se encuentra el Römer (Ayuntamiento), con la Gerechtigkeitsbrunnen o Fuente de la Justicia, en el centro. Tiempo para degustar en la plaza o alrededores una cerveza, un vino de la tierra, unas salchichas, un poco de bethmännchen, el dulce tradicional de la ciudad hecho con mazapán y adornado con almendras o avellanas… Un gratificante paseo que nos conducirá hasta nuestro hotel para descansar de cara a la siguiente jornada.
8 Frankfurt – España. Llegó la hora de decir adiós
incluye
  • Desayuno
Ciudades visitadas
  • Frankfurt
Ha llegado el último día de nuestro gran viaje, así que no nos queda más remedio que recoger nuestras pertenencias, despedirnos de esta maravillosa ciudad y de todas las demás que hemos visitado, y volver a casa. Antes de partir, podremos disfrutar de un último desayuno en el hotel, y después tendremos tiempo libre hasta que llegue la hora acordada. Entonces, nos recogerán en el hotel y nos trasladarán al aeropuerto, donde nos estará esperando el avión que nos conducirá de vuelta a España. Ahora, ya solo queda decir “¡Hasta la vista!”.

Conoce más de Inglaterra, Alemania, Países Bajos y Bélgica

Indispensables para tu viaje
Documentación necesaria

Como países miembros de la Unión Europea o del Acuerdo Schengen, pacto por el que se suprimen los controles de aduanas en las fronteras comunes, los ciudadanos que pertenezcan a algún país de la Unión Europea solo necesitan llevar consigo el DNI o el pasaporte en vigor. Los menores deberán viajar obligatoriamente con su propia documentación. Se recomienda no viajar con una documentación que pierda su validez antes de tres meses desde la entrada del país. Otras nacionalidades, rogamos consulten en las embajadas y consulados en sus países de origen los requisitos actuales de entrada al país. Los viajeros que quieran viajar con su propio coche o si tienen previsto alquilar uno, deberán viajar con el carnet de conducir y la Carta Verde.

Inlgaterra

Por el momento y hasta que los términos definitivos del Brexit no se decidan, los ciudadanos de la Unión Europea solo necesitan llevar consigo el DNI o el pasaporte en vigor para viajar a Inglaterra y Escocia. Aunque como el Reino Unido no forma parte del espacio Schengen, tendrán que pasar por los controles fronterizos correspondientes. Otras nacionalidades, rogamos consulten en las embajadas y consulados en sus países de origen los requisitos actuales de entrada al país.
Moneda
La moneda oficial en Inglaterra es la libra esterlina y en Alemania, Bélgica y Países Bajos es el euro y puede que al retirar efectivo se le aplique alguna comisión bancaria. Antes de viajar, le recomendamos consultarlo con su entidad.
Tarjetas de crédito

Los cajeros automáticos, llamados ATMs o Cash Machines, están en todo el país y casi todos aceptan tarjetas de crédito de uso más común (Visa, MasterCard o Cirrus). En la pantalla de los cajeros aparecerán los logos de las distintas tarjetas que acepta cada uno. También en la mayoría de los establecimientos, restaurantes y hoteles suelen permitir el pago con tarjetas de crédito y débito. En zonas rurales o enclaves especialmente pequeños, es aconsejable disponer de dinero en efectivo.

Para evitar problemas desagradables, lo mejor es apuntar en un papel o en el móvil los teléfonos de las entidades emisoras de tus tarjetas de crédito. Así, si se da el caso de que pierdas o te roben alguna, podrás llamar inmediatamente a tu banco y pedir que la bloqueen.

Divisas

En Inglaterra no existe restricciones a la importación de moneda de países de la Unión Europea como el euro. Sin embargo, aquellas personas que viajen de países no miembros de la UE, deberán declarar toda cantidad superior al equivalente de 10.000 euros. Los viajeros podrán cambiar moneda extranjera en bancos, oficinas de correos, agencias de viajes y casas de cambio.

Salud

Inglaterra

No hay ninguna vacuna obligatoria ni recomendada para viajar a Escocia o Inglaterra. Los ciudadanos de la Unión Europea que dispongan de la Tarjeta Sanitaria Europea (TSE) expedida por las autoridades sanitarias del cada país, tienen derecho a una asistencia a un costo reducido e incluso gratis. Las condiciones sanitarias son muy buenas. Es aconsejable contratar un seguro de viaje lo más amplio posible antes de entrar en el país.

Alemania

No hay ninguna vacuna que sea necesaria. Antes de realizar el viaje, se recomienda contratar un seguro privado. Los ciudadanos de la Unión Europea que dispongan de la Tarjeta Sanitaria Europea (TSE) expedida por las autoridades sanitarias de cada país tienen derecho a una asistencia médica imprescindible, y la compañía de seguros no pagará el coste que supere el límite de esta asistencia imprescindible. Si el viajero debe ir al hospital, se recomienda acudir siempre con el pasaporte, la Tarjeta Sanitaria Europea (TSE) y las tarjetas de crédito. Si necesita más información puede ponerse en contacto con los servicios de la Seguridad Social o seguro médico privado de su país. Si requiere viajar o comprar algún medicamento, intente viajar siempre con el embalaje y la receta original expedida por su médico.

Los extranjeros quizá tengan que pagar por adelantado algún tratamiento médico que, posteriormente, les reembolsaran su compañía sanitaria ya sea pública o privada. Para ello, es necesario guardar toda la documentación y facturas originales.

Países Bajos y Bélgica

Si bien no es necesaria ninguna vacuna para viajar, la Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda que todo viajero esté vacunado contra la difteria, el tétanos, el sarampión, las paperas, la rubéola y la polio, independientemente de su destino.
Información general
Idioma
El idioma oficial predominante en los Países Bajos es el neerlandés pero en general, la mayoría de personas habla y entiende inglés. En Bélgica también se habla el neerlandés aunque como oficiales además encontramos el francés y el alemán. El idioma oficial en Inglaterra es el inglés y en Alemania es el alemán.
Corriente eléctrica
En Inglaterra la corriente eléctrica es de 220/240 voltios a 50 Hz. Los enchufes son diferentes a los españoles, ya que tienen tres clavijas rectangulares, por lo que será necesario un adaptador.

La corriente eléctrica en Alemania es de 220 voltios a 50 Hz y en Bélgica y Países Bajos es de 220/230 a 50Hz. Los enchufes son de tipo europeo (de clavijas redondas), iguales que en España.

WiFi
La gran mayoría de los lugares de alojamiento ofrecen conexión gratuita a Internet (WiFi) de alta velocidad. Además, se puede conseguir conexión en muchos cafés, centros públicos y atracciones turísticas.
Hora local
La hora oficial de Escocia e Inglaterra es GMT, es decir, una hora menos que en la España peninsular y Baleares. En Berlín, Ámsterdam y Bruselas la hora oficial es GMT+1, es decir, la misma que en España peninsular y Baleares.
Clima

Inglaterra

El clima de Inglaterra es bastante variable e impredecible, por lo que se recomienda estar preparado para todo en cualquier época del año. Si visitamos Londres durante el verano, es muy probable que necesitemos un jersey gordo o una cazadora y, lo que nunca puede faltar es un impermeable. Por otro lado, el clima no es extremo. Las temperaturas oscilan entre un mínimo de -10 grados en invierno y hasta 30 grados en verano. Son más bajas en el norte, donde las nevadas son habituales en invierno, y más suaves en el sur. En el oeste del país llueve más que en la zona este.

Alemania

El clima puede variar según la región. Las zonas más calurosas se encuentran en el valle del Rin. En el este y en el sur es donde más bajan las temperaturas y donde suele haber más variaciones entre las diferentes estaciones del año. De hecho, en el este el mercurio suele alcanzar las temperaturas mínimas y, por el contrario, en verano puede hacer mucho calor. En el norte y noroeste llueve en todas las estaciones y los veranos suelen ser suaves.

Países Bajos y Bélgica

Estos países se encuentran muy influenciados por los vientos del Atlántico. El aire sopla constante del oeste, trayendo humedad y lloviznas durante todo el año.

Por tanto, debemos hablar de un clima templado y húmedo:

- El invierno es suave; el mes más frío es enero, con temperaturas medias en torno a los 4 °C. A menudo las temperaturas se ponen bajo cero y, en los inviernos más fríos, se llegan a congelar los canales.

- El verano es templado y agradable. Los termómetros marcan medias de 20 °C, pero no es raro llegar a los 30 °C los días más calurosos de julio y agosto.

right2
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Pulsando Acepto consideramos que aceptas su uso.