Grecia: Grecia Clásica y Crucero de 4 días

Grecia, una gran historia que contar

explore Explorar circuito

Grecia: Grecia Clásica y Crucero de 4 días

Duración Duración
12 días
Tipo de circuito Tipo de circuito
Circuito
Grecia, una gran historia que contar
Querido viajero, bienvenido al viaje más completo. Primero, Atenas y su fabulosa Acrópolis. Después, un recorrido por los grandes lugares más clásicos de Grecia, ésos que van a contarte la mejor de las historias: el Canal de Corinto, Epidauro, Micenas, Olimpia, Delfos y Meteora. Y como guinda del pastel, un crucero de cuatro días por las grandes islas del Egeo, desde Mykonos hasta Creta pasando por Santorini o Patmos. ¿Te apuntas?
No te dejes nada en el tintero y explora Grecia al completo

Grecia tiene una gran historia que contarte. ¿Estás listo para escucharla? Pues prepara tu equipaje y echa la brújula al bolsillo porque llega el momento de que te pongas rumbo a Atenas. Allí vas a hacer una ruta guiada por sus principales monumentos: el Parlamento, el Estadio, la Academia, la Biblioteca Nacional o el Arco de Adriano, antes de cruzar la puerta Propileos y adentrarnos en una de las grandes maravillas del mundo, la Acrópolis. Y seguidamente, ¡en marcha, querido viajero! Arranca tu ruta por los puntos fundamentales de la Grecia clásica. Justo antes de llegar al Peloponeso, detente en el Canal de Corinto y observa la colosal obra de ingeniería que conecta dos mares. Tu siguiente parada será Epidauro, una ciudad espléndida, enclavada en un entorno lleno de vegetación donde te espera el teatro mejor conservado de la antigüedad. ¿Sabes que si tiras una moneda en el centro del escenario se escucha en la última fila? ¡Atrévete a comprobarlo! Seguidamente, dirígete hasta Micenas, donde tras cruzar la Puerta de los Leones te adentrarás en la ciudad rica en oro, como la definió Homero.

“Ponte las zapatillas de deporte y echa unas carreras en el estadio de Olimpia. Si te fijas, encontrarás hasta las marcas originales de la salida y meta de la carrera de 120 metros

Tu ruta continúa en Olimpia. Ponte las zapatillas de deporte y echa unas carreras en el estadio. Si te fijas, encontrarás hasta las marcas originales de la salida y meta de la carrera de 120 metros… Posteriormente, te espera una cita en el centro del mundo. Así consideraban los antiguos griegos a Delfos, la ciudad levantada en las faldas del monte Parnaso. Pregúntale al oráculo de Apolo por tu futuro, pasea por la Vía Sacra y piérdete en su impresionante museo, que incluye piezas tan espléndidas como el Auriga de bronce. Tu recorrido por la Grecia más clásica concluye en un paisaje único, Meteora. Fabulosas montañas coronadas por monasterios bizantinos que parecen suspendidos en el aire. ¿Te lo imaginas? Pues los tendrás delante al llegar a Kalambaka. Después de visitar algunos de los cenobios, vuelve a Atenas porque tienes una cita con las islas más espectaculares del Egeo. Broncéate a babor en un crucero de cuatro días que te llevará, en primer lugar, a la estilosa Mykonos. Seguidamente, date un salto a Turquía para visitar Éfeso y Patmos. Y, tras realizar una visita de la isla de Rodas, ¡rumbo a Creta! Tu crucero concluye en Santorini, una de las islas más bellas del Mediterráneo.

Vive experiencias únicas

Descubre el itinerario

Plan de ruta
1 España – Atenas. Bienvenido, viajero, a la Grecia Clásica
incluye
  • Alojamiento.
Ciudades visitadas
  • Atenas
Prepárate para conocer Grecia. Haz tus maletas, echa la brújula al bolsillo y acude al aeropuerto al menos dos horas antes de la salida de tu vuelo para poder facturar y obtener la tarjeta de embarque con tranquilidad. En menos que canta un gallo te plantarás en Atenas, donde un representante de la organización te estará esperando para llevarte hasta tu hotel. Deja tus maletas en la habitación y camina por las calles para darte tu primer paseo por la capital griega. Disfruta de las vistas de la Acrópolis, sumérgete en las calles de Pláka y prueba algún plato tradicional de la cocina local. ¡Bienvenido al bienvivir! Para los viajeros ‘foodies’. En Grecia no tendrás que hacer demasiados esfuerzos para adaptar tu horario de comidas habitual al nuevo país. Primero, porque se parece más al español que en otros países; y después, porque en las tabernas y restaurantes suele haber bastante margen, normalmente desde las 13 hasta las 15 horas para comer y de las 20 a las 23 horas para cenar. Y en sitios turísticos el horario es incluso más amplio.
2 Atenas. Toda la capital a tus pies
incluye
  • Desayuno.
Ciudades visitadas
  • Atenas
Visitas
  • Acrópolis con entrada
  • Panorámica de Atenas
Ha llegado el momento de descubrir los secretos que esconde Atenas, de explorar la Acrópolis, de perderse por sus animadas calles. ¿Estás listo? Pues echa la brújula al bolsillo, desayuna con energía e inicia una completa visita panorámica por sus principales puntos de interés. Acércate hasta la Plaza Syntagma para ver de cerca el Parlamento y contemplar a la Guardia Nacional patrullando constantemente alrededor de la Tumba del Soldado Desconocido. Contempla la Biblioteca Nacional, la Universidad y la Academia, fotografía el Estadio Panatenaico, donde se celebraron los primeros Juegos Olímpicos de la era moderna y contempla el Arco de Adriano, entre otros muchos restos arqueológicos. Y por supuesto, adéntrate en la Acrópolis para pasear por el lugar más famoso de Atenas. Por fin vas a poder verle la cara a las Cariátides que sujetan el Templo Erecteion, por fin cruzarás la histórica Puerta Propileos, por fin contemplarás el Templo de Atenea Niké… ¿Y qué decir del Partenón, querido viajero? La mejor foto para tus redes sociales lo tendrá como fondo. Por la tarde tú eliges el plan, porque tendrás tiempo libre para seguir recorriendo la capital a tu aire. Baja de la Acrópolis y piérdete por las animadas calles de Pláka o, si te has quedado con ganas de más Grecia clásica, entra en el espectacular Museo de la Acrópolis. Al atardecer, ¿qué te parece coger el funicular y ver las vistas del Monte Licabeto? Y si hace sol, puedes incluso plantearte ir a la playa, porque la tienes apenas a 20 kilómetros, así que siempre puedes cogerte un taxi y darte un chapuzón antes de volver al hotel a descansar. Para los viajeros ‘foodies’. ¿Sabías que el café frappé es un invento griego? Este café frío batido es casi la bebida nacional griega en la época en que hace calor –o sea, buena parte del año- y en Atenas encontrarás muchos lugares donde pedirte uno y refrescarte.
3 Canal de Corinto – Epidauro – Micenas - Olimpia. Inicia una ruta con final olímpico
incluye
  • Desayuno.Cena.
Ciudades visitadas
  • Epidavros
  • Olimpia
Visitas
  • Micenas con entradas
  • Visita Epidauro
Esto acaba de empezar, querido viajero. Después de conocer los principales rincones de Atenas, llega el momento de ponerte en marcha y visitar los grandes atractivos turísticos del Peloponeso. Para ello, después de desayunar iniciarás tu ruta en el canal de Corinto, que conecta el golfo de Corinto con el mar Egeo y evita a los barcos dar un rodeo de 400 kilómetros. ¿Sabías que Nerón comenzó su construcción aunque las obras definitivas no terminaron hasta finales del siglo XIX? Después de una breve parada para que puedas hacer unas cuantas fotos, seguirás tu recorrido con dirección a Epidauro, una de las ciudades de reposo más conocidas de la antigua Grecia. Allí vas a disfrutar de un entorno único y comprobarás la excepcional acústica de su famoso teatro, rodeado de colinas llenas de pinares. La siguiente parada de tu recorrido es Micenas, donde conocerás sus impresionantes restos arqueológicos. Cruzarás la famosa puerta de los Leones para adentrarte en la ciudadela y poder visitar el yacimiento, donde destacan el palacio de Agamenón, construido en torno al Gran Patio, la Puerta del Postigo, las murallas, la cisterna secreta o el Tesoro del Atreo. Por la tarde, continuará nuestra ruta atravesando el Peloponeso central hasta llegar a Olimpia, donde cenarás y pasarás la noche. Mañana te espera una jornada olímpica… Para los viajeros más curiosos. Homero dijo que Micenas era “la rica en oro” y la cantidad de tesoros que se encontraron en la ciudad han confirmado sus palabras. Hay armas, joyas, objetos rituales y todo tipo de enseres hechos con oro, muchas veces importado o ‘incautado’ en las constantes guerras y en otras ocasiones extraído de las minas locales.
4 Olimpia – Delfos ¿Quieres ser un campeón olímpico?
incluye
  • Desayuno. Cena.
Ciudades visitadas
  • Delfos
Hoy tienes que desayunar con energía, querido viajero, porque vas a afrontar una jornada olímpica. Y nunca mejor dicho porque te encuentras en Olimpia, la cuna de los primeros Juegos Olímpicos de la historia. Acompañado de un guía local te adentrarás en el yacimiento, uno de los mejor conservados y más interesantes de toda Grecia. Lo primero que te encontrarás será el gimnasio, del siglo II a. C. Después verás la palestra o escuela de lucha, el theokoleon o casa de los sacerdotes y el taller de Fidias. ¿Sabías que allí se esculpió la descomunal estatua de Zeus en oro y marfil, considerada como una de las siete maravillas del mundo antiguo? Esta obra de arte estaba situada en el templo de Zeus, donde verás una columna restaurada que te permitirá darte cuenta del enorme tamaño que tenía. Podrás contemplar también el Altar de los Juramentos, donde los atletas prometían obedecer las reglas dictadas por el Senado olímpico, el templo de Hera o el ninfeo. Y por supuesto, te adentrarás en el Estadio: pasarás por debajo del arco y verás de cerca las líneas de salida y llegada de la carrera de velocidad que aún se conservan y los asientos de los jueces. Seguidamente, te acercarás al Museo Arqueológico de Olimpia, donde podrás disfrutar de los frontones del templo, de la maqueta del santuario de Zeus y de la famosa estatua de Hermes, esculpida por Praxíteles. Y al terminar, ¡brújula al bolsillo y otra vez en marcha! Toca ponerse de nuevo en ruta. En tu camino hasta Delfos pasarás por la ciudad de Patras y atravesarás el estrecho de Rion por el puente colgante más largo del mundo, el Chariláos Trikoúpis. Para los viajeros más curiosos. El puente Chariláos Trikoúpis, bautizado así en honor de un antiguo presidente griego, se inauguró el 7 de agosto de 2004 y tiene 2.252 metros de longitud, lo que lo convierte en el más largo de su tipo del mundo. ¡Mide como 25 campos de fútbol!
5 Delfos - Kalambaka. Mira a tu alrededor ¡Estás en el centro del Mundo!
incluye
  • Desayuno.Cena.
Ciudades visitadas
  • Kalambaka
Visitas
  • Panorámica de Kalambaka
  • Olympia y Delfos con entradas
Después de pasar la noche en Delfos, seguramente ya habrás sentido la fuerte espiritualidad que flota en el ambiente de esta ciudad. ¿Sabes que los antiguos la consideraban el centro del mundo? Según cuenta la leyenda, aquí se cruzaron las dos águilas que Zeus lanzó al vuelo desde dos puntos distantes de la tierra y aquí, Apolo instauró su casa terrenal después de derrotar a la serpiente que vivía a los pies del monte Parnaso. Por eso Delfos se convirtió enseguida en un centro político, religioso y económico de su época, ya que miles de peregrinos buscaban en la ciudad la respuesta a las dudas de su futuro en las crípticas respuestas del oráculo. Hoy vas a poder conocer el santuario donde se colocaba para responder entre vapores a las preguntas de los visitantes procedentes de toda Grecia e incluso de Persia, que traían regalos y tesoros para ganarse su favor. Estaban colocados en la Vía Sacra, que hoy recorrerás en tu paseo guiado por la ciudad, que también te permitirá conocer el teatro, el estadio, el gimnasio, el ágora romano o el santuario de Atenea Pronaia, entre otros puntos de interés. Además, te adentrarás en el museo de la ciudad, donde podrás ver de cerca la impresionante Esfinge de los Naxianos, las metopas del tesoro de los atenienses, la famosa Auriga de bronce y el ónfalo, la piedra de mármol que marcaba el centro del mundo. Concluida la visita, toca ponerse de nuevo en marcha atravesando pequeños pueblos tradicionales en dirección al norte hasta llegar a Kalambaka. Antes de cenar y dormir escoltados por las impresionantes montañas de Meteora, podrás visitar su fabulosa catedral del siglo XII. Para los viajeros más curiosos. Seguro que te impresiona el Auriga de Delfos. ¡Es que mide 180 centímetros! Es la única estatua que se conserva de un conjunto que, se supone, tenía que contar con una cuadriga, varios caballos y al menos un guerrero. Y aun así, te dejará con la boca abierta. ¿Sabes que es una de las pocas esculturas originales en bronce que se conservan del mundo griego?
6 Kalambaka – Monasterios de Meteora - Atenas. Bienvenido a uno de los parajes más espectaculares del mundo
incluye
  • Desayuno.
Ciudades visitadas
  • Atenas
Visitas
  • Visita Monasterios de Meteora
Hoy has dormido rodeado de unas montañas únicas en toda Europa. Seguro que anoche, antes de irte a la cama, ya hiciste alguna foto… Y es que el paisaje que conforma Meteora es absolutamente excepcional: montañas, valles, bosques, gargantas… y todo ello coronado por seis monasterios bizantinos situados en lo más alto, en zonas difícilmente accesibles por motivos defensivos, y con una larga historia detrás. Después de desayunar, harás una visita guiada por algunos de los cenobios más representativos de la zona para adentrarte en sus claustros, sus celdas y sus iglesias, además de para disfrutar de unas excepcionales vistas de la región de Tesalia. ¡NO te olvides la cámara de fotos y disfruta de la bendita brisa! Al terminar, súbete de nuevo al autobús para volver hacia el sur de vuelta a Atenas. Antes de llegar, harás un alto en el camino en las Termópilas, el lugar donde 300 espartanos liderados por Leónidas consiguieron frenar a un enorme ejército invasor persa. Y finalmente, llegarás a la capital griega, donde toca descansar porque mañana… ¡empieza tu crucero por el Egeo! El mejor momento para viajar. Meteora es un paisaje natural que siempre es espectacular, así que da igual en qué época lo visites. Ahora bien, siempre hay matices. En verano, como es normal, hay más visitantes, pero el buen tiempo está asegurado –de hecho, suele hacer bastante calor-. Y en invierno, los termómetros suelen bajar de cero grados, aunque la afluencia de visitantes es mucho menor y las vistas tienen otro aire más próximo al nombre originario del lugar: templos flotando en el aire.
7 Atenas. Segundas partes sí son buenas en Atenas
incluye
  • Desayuno.
Ciudades visitadas
  • Atenas
Seguro que te quedaste con ganas de más Atenas, ¿a que sí? Pues ya estás de nuevo en la capital griega, que te espera durante la jornada de hoy para que vuelvas a recorrer sus calles en busca de nuevos rincones para disfrutar. Después de desayunar, hoy cuentas con un día libre al completo para que diseñes tu propia aventura por la principal ciudad de Grecia. Seguro que en tu anterior visita no te dio tiempo a ver alguno de los fabulosos museos capitalinos, como el Arqueológico Nacional, el Benaki o el de la Acrópolis, por ejemplo. Seguro que te quedaste con ganas de darte una vuelta más por las animadas calles del centro y bucear entre tiendas y cafeterías. Y qué decir de esa taberna con tan buena pinta donde podrás degustar alguno de los deliciosos platos tradicionales de Grecia. Y si te apetece tirarte a la bartola, ¿qué te parece cogerte un taxi o el tranvía y acercarte hasta alguna de las playas próximas a la ciudad? Si viajas con niños, puedes visitar el Museo Infantil, el Planetario o el Parque Zoológico del Ática. Y al caer la tarde, nada mejor que subir hasta alguna de las colinas que rodean la ciudad para contemplar unas espléndidas vistas. Por ejemplo, puedes ascender en funicular hasta el Monte Licabeto donde, además, encontrarás varios restaurantes de moda para cenar antes de volver al hotel.
8 Atenas – Mykonos. Siéntete un vip en la isla con más glamour
incluye
  • Desayuno. Almuerzo. Cena.
Ciudades visitadas
  • Mykonos
Visitas
  • Crucero por el Egeo
Hoy es el momento de decirle adiós a Atenas. Ya has explorado sus rincones y has visto de cerca el rostro de las Cariátides ¡Es el momento de broncearse a babor! En cuanto acabes de desayunar, dirígete al puerto del Pireo para iniciar tu crucero por las principales islas del Egeo. Tu primera escala será Mykonos, la isla con más glamour de las Cícladas. Después de almorzar a bordo, llegarás por la tarde a tu destino y dispondrás de tiempo libre para conocer la isla. Podrás perderte en el centro de la capital, Hora, entre los laberínticos callejones que serpentean entre muros encalados, bucear en sus múltiples tiendas y tomar algo en alguno de sus variados bares. Si te gusta la playa, coge el bañador y la toalla y elige entre las múltiples opciones que te plantea la isla: ¡casi todas te aseguran una espectacular arena dorada y aguas transparentes! Incluso puedes coger un taxi o una barca para acercarte a alguna algo más alejada del centro de la capital. Por la noche, vuelve al crucero para embarcar de nuevo, cenar y descansar en tu camarote mientras el crucero te lleva hasta un nuevo destino navegando por el Mar Egeo. Para los viajeros más curiosos. Durante tu paseo por las calles de Hora es más que probable que te encuentras con la mascota de Mykonos. Se llama Petros y es un gran pelícano que pulula por las cercanías del puerto. Hay muchas historias sobre él y su origen. Pregunta…
9 Mykonos - Kusadasi - Patmos. Una jornada llena de historia y espiritualidad
incluye
  • Desayuno. Almuerzo. Cena.
Ciudades visitadas
  • Kusadasi
  • Patmos
Visitas
  • Visita a Éfeso
Tu siguiente parada no está en Grecia, está en Turquía. Pero hay muy buenas razones para cambiar de país por unas horas. ¿Qué te parece vivir la experiencia de regresar al pasado? Y es que desde el puerto de Kusadasi, podrás acceder a la ciudad clásica mejor conservada del Mediterráneo Oriental, Éfeso. Paseando por sus calles, descubrirás todo el esplendor que esta urbe tuvo en los siglos I y II, cuando albergaba a 250.000 personas y concentraba buena parte de la riqueza de Medio Oriente. Durante tu recorrido por Éfeso, visitarás el impresionante Templo de Adriano, la Biblioteca de Celso, las Fuentes de Trajano y del Polio, el Gran Teatro, la Iglesia doble, la Vía Sacra o el Gimnasio de Vedio, entre otros puntos de interés. Antes de volver a la mar, tienes otra visita pendiente llena de historia: la casa de la Virgen María, donde la tradición dice Juan el Evangelista trasladó a la madre de Jesús de Nazaret después de que éste fuera crucificado para evitar que fuera capturada en la persecución de Jerusalén. De regreso a tu crucero, llega el momento de reponer fuerzas para llegar con el máximo de energía a Patmos, porque allí te espera una isla llena de espiritualidad, especialmente en la mágica aldea de Hora, en lo alto de una montaña, donde podrás visitar el monasterio de San Juan Evangelista, con su iglesia bizantina y la Gruta del Apocalipsis, el lugar donde San Juan se instaló después de ser desterrado por el emperador Domiciano y donde supuestamente recibió la visita de Dios, que le instó a escribir el Libro de las Revelaciones. ¿Cansado? Pues regresa al barco, disfruta de una suculenta cena y descansa en tu camarote porque mañana te espera un día colosal…
10 Patmos – Rodas. Siéntete como un Coloso
incluye
  • Desayuno. Almuerzo. Cena.
Ciudades visitadas
  • Rodas
Visitas
  • Visita de la ciudad medieval amurallada en Rodas
Hoy te espera una visita colosal. Rodas, la mayor de las islas del Dodecaneso y famosa por haber albergado una de las grandes maravillas de la antigüedad, su coloso, te aguarda para una jornada completa de visita. Después de desayunar, atracarás en el puerto y tendrás tiempo libre para explorar a tu aire el impresionante casco histórico medieval de su capital. Te vas a quedar fascinado con esa increíble mezcla de arquitectura bizantina, turca y romana dividida en tres zonas: el Barrio de los Caballeros –donde residían los caballeros templarios-, el Barrio Turco u Hora y el Barrio Judío. No te pierdas los grandes puntos de interés, como el Palacio del Gran Maestro de los Caballeros de Rodas, y prueba a perderte por las laberínticas calles de clara esencia medieval. Y si tienes ganas de más, nada mejor que apuntarte a las excursiones opcionales que la organización tiene preparadas para ti. Decidas lo que decidas, viajero con B, a la hora indicada regresa al puerto de nuevo para subir al barco, cenar y descansar mientras sigues navegando por el Mar Egeo, esta vez con rumbo a Creta.
11 Rodas - Creta – Santorini. Una despedida con un doblete de lujo
incluye
  • Desayuno. Almuerzo. Cena.
Ciudades visitadas
  • Heraclión
  • Santorini
Se acerca el final, pero aún tienes mucho por ver en tu penúltima jornada en Grecia. Y es que el epílogo de tu viaje no puede ser más espectacular: dos de las islas más impresionantes del Egeo a tu alcance en un solo día, Creta y Santorini. Arrancarás la jornada desembarcando en Creta, la isla más grande de Grecia, después de desayunar. Podrás hacer una visita opcional por uno de los mayores atractivos turísticos de la zona, Knossos, la capital de la misteriosa Creta minoica. Allí te espera su espectacular palacio, donde destaca la Sala del Trono de alabastro, con paredes decoradas con frescos de grifos, sagrados para los minoicos; la escalinata que llevaba hasta los apartamentos reales y, entre estas últimas, la sala de las Hachas Dobles –donde el rey dormía y atendía a la corte- y el megaron de la reina, donde podrás contemplar el ‘Fresco de los delfines’, una de las obras de arte minoicas más bonitas. Y para continuar la más intensa jornada, regresa al puerto y sube de nuevo a tu crucero para viajar hasta Santorini, donde tendrás una doble opción. Por un lado, podrás recorrer la isla por tu cuenta y diseñar tu propio itinerario; y por el otro, tendrás la posibilidad de apuntarte a la excursión opcional que te va a permitir conocer dos de los puntos más espectaculares de la isla. Así, visitarás Oia, un precioso pueblo levantado en la empinada falda de una caldera, con muchas de sus casas creadas en nichos excavados en la roca. Y después, no guardes la cámara de fotos porque harás un recorrido guiado por Fira, la vibrante capital de la isla, situada en lo alto de un acantilado que te va a regalar unas vistas espectaculares. Después de pasear por sus estrechas calles, regresarás en funicular al puerto para subirte de nuevo al barco, cenar y descansar en tu travesía de vuelta hacia Atenas.
12 Atenas - España. ¡hasta siempre, Grecia!
incluye
  • Desayuno.
Ciudades visitadas
  • Atenas
  • Atenas
Hemos pasado la noche en el barco y llega la hora de hacer las maletas para volver a casa.Si tu vuelo está previsto para este día es importante recordar que no debe reservar vuelos anteriores a las 12:30. Ya en el aeropuerto partirás de regreso hacia España. Antes de eso, y después del desayuno, contarás con tiempo libre para apurar tus últimas horas en Atenas. ¿Te apetece volver a fotografiar la Acrópolis? ¿Quieres darte otro paseo por el gran centro peatonal de la capital? ¿Quieres saborear algún otro plato tradicional y marcharte a España con el mejor sabor de boca? ¡Tú eliges!

Conoce un poco más de Grecia

Indispensables para tu viaje
DOCUMENTACIÓN NECESARIA
Como país miembro de la Unión Europea o del Acuerdo Schengen, pacto por el que se suprimen los controles de aduanas en las fronteras comunes, los ciudadanos que pertenezcan a algún país de la Unión Europea solo necesitan llevar consigo el DNI o el pasaporte en vigor. Los menores deberán viajar obligatoriamente con su propia documentación. Se recomienda no viajar con una documentación que pierda su validez antes de tres meses desde la entrada del país. Otras nacionalidades, rogamos consulten en las embajadas y consulados en sus países de origen los requisitos actuales de entrada al país. Los viajeros que quieran viajar con su propio coche o si tienen previsto alquilar uno, deberán viajar con el carnet de conducir y la Carta Verde.
Aduanas
En caso de necesitar información o para consultar sobre el transporte de productos especiales, pueden dirigirse a la Agencia Nacional de Aduanas del país o consultando el portal de la Unión Europea.
Salud
No hay ninguna vacuna obligatoria para viajar a Grecia. Antes de realizar el viaje, puedes contratar un seguro privado. Los ciudadanos de la Unión Europea que dispongan de la Tarjeta Sanitaria Europea (TSE) expedida por las autoridades sanitarias de cada país tienen derecho a una cobertura gratuita en la red de la Seguridad Social griega (IKA). Ahora bien, la sanidad pública no tiene un nivel óptimo. No sucede lo mismo con la red privada, que tiene una elevada calidad, aunque puede tener un coste elevado. Asimismo, no hay que descartar que la restricción al funcionamiento del sistema financiero griego pueda suponer la escasez de algún producto importado en un momento concreto, como pueden ser algunos medicamentos.
MONEDA
La moneda oficial es el euro(€). Puede que al retirar efectivo se le aplique alguna comisión bancaria. Antes de viajar, le recomendamos consultarlo con su entidad.
Tarjetas de crédito

Los cajeros automáticos se encuentran sin problemas por todos los países y aceptan tarjetas de crédito de uso más común (Visa, MasterCard, Maestro, Cirrus, American Express, etc.). También en la mayoría de los establecimientos, restaurantes y hoteles suelen permitir el pago con tarjetas de crédito y débito. En zonas rurales o enclaves especialmente pequeños, es aconsejable disponer de dinero en efectivo. Recuerde que para alquilar un coche se necesita presentar siempre una tarjeta de crédito en vigor.

Para evitar problemas desagradables, lo mejor es apuntar en un papel o en el móvil los teléfonos de las entidades emisoras de tus tarjetas de crédito. Así, si se da el caso de que pierdas o te roben alguna, podrás llamar inmediatamente a tu banco y pedir que la bloqueen.

Información general
Idioma
El idioma oficial en Grecia es el griego.
Corriente eléctrica
La corriente eléctrica es de 230/400 voltios a 50 Hz. Los enchufes son de tipo F (de clavijas redondas), iguales que en España.
WiFi
Casi todos los hoteles, cafeterías, centros comerciales, y centros públicos como bibliotecas o zonas del centro de ciertas ciudades ofrecen conexión gratuita a Internet (WiFi) de alta velocidad. Además, se puede visitar algún cibercafé.
Hora local
La hora oficial de Grecia es GMT+2, es decir, una hora más que en la España peninsular y Baleares.
Clima
El tiempo en Grecia es típicamente mediterráneo. Los inviernos son suaves y húmedos, sobre todo en las islas, porque el interior hace más frío, y en verano hace mucho calor y llueve muy poco. En las islas, sobre todo en las Cícladas, el intenso bochorno estival se mitiga gracias al metelmi, un viento casi constante en los archipiélagos del Egeo. El agua suele estar a una temperatura alta en verano –hasta 27 grados- y no demasiado fría en invierno –en torno a 17-.

Tasas

A partir del 1 de enero de 2018, el gobierno griego impondrá una tasa de alojamiento por persona y día que debe ser abonada por los clientes directamente en los hoteles.

Divisas

Rige la normativa de la Unión Europea, es decir, es obligatorio hacer una declaración si se entra en Grecia con 10.000 euros o más.
right2
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Pulsando Acepto consideramos que aceptas su uso.