Holanda: Ámsterdam, el Rhin y París

Un viaje maravilloso a cuatro ciudades muy diferentes

explore Explorar circuito

Holanda: Ámsterdam, el Rhin y París

Duración Duración
8 días
Tipo de circuito Tipo de circuito
Circuito
Conoce los secretos de Ámsterdam, Frankfurt y París
Este viaje es una magnífica oportunidad para conocer tres ciudades muy diferentes entre sí, pero igual de interesantes. Cada una te ofrecerá algo que te llevarás a casa y lo recordarás toda la vida. Ámsterdam, la ciudad de las bicicletas; Bruselas con sus pintorescos pueblos de alrededor y París y su cultura.
Descubre lo que es un auténtico cabaret parisino

Qué mejor ciudad para comenzar un viaje increíble que Ámsterdam, la capital de Holanda. Una ciudad divertida, donde la bicicleta es su medio de transporte principal y donde los canales fluyen entre las calles como una vía de comunicación más. Pues será aquí donde empieces tu aventura. Durante tu estancia en esta urbe tendrás la oportunidad de conocerla a través de una visita panorámica en la que conocerás la Plaza Dam, el Palacio Real, mercado de las Pulgas, Mercado Flotante de Flores, entre otros lugares de especial interés y es que esta ciudad tiene tanto. No te olvides vivir la noche ya que se consideran mágicas.

“El hermoso Palacio de Versalles, que fue la residencia real durante muchos años, contaba con más de 8000 hectáreas ocupadas por tres palacetes con sus correspondientes jardines y un parque. Actualmente tiene 800 hectáreas y es una de las excursiones más curiosas e interesante que se puede realizar en París”

Toca cambiar de país y Alemania es el próximo destino. Un país repleto de ciudades con patrimonio. Pero no solo vas a conocer ciudades, la naturaleza también irrumpirá en este maravilloso viaje. De hecho irás de Ámsterdam a la divertida ciudad de Colonia, famosa por su fiesta de carnaval. Y de Colonia vivirás una experiencia inolvidable, realizarás un crucero por el Rhin. Este increíble río nace en los Alpes y tiene una longitud de más de 1200 kilómetros. Cruza países como Suiza, Austria, Alemania y Francia, entre otros, y los paisajes que bañan son una auténtica belleza. Frankfurt te espera para que descanses en ella. La ciudad es un importante centro económico no solo del país sino del continente pero a pesar de su urbanidad y grandes rascacielos en 40% de la ciudad está constituida por parques y zonas verdes. Pero el viaje aún no ha acabado. París es el próximo y último destino, una despedida a lo grande ya que esta urbe es la más monumental de todas. Pasearás, disfrutarás de la gastronomía, y conocerás el auténtico ambiente parisino de sus calles.

Vive experiencias únicas

Descubre el itinerario

Plan de ruta
1 Salimos con rumbo a Ámsterdam
incluye
  • Cena.
Ciudades visitadas
  • Ámsterdam
Nuestro viaje empieza en Ámsterdam, la ciudad de los canales, los puentes… ¡y las bicicletas! Te damos algunas ideas para recorrer la ciudad a tu aire. Acércate a Spui, una plaza para pasear, mirar y leer… ya que aquí se instalan mercadillos de libros y de arte. Se encuentra solo a 500 metros al sur de la Plaza Dam. Desde aquí puedes aprovechar para visitar el barrio Begijnhof y hacerte una foto frente a la casa más antigua de Ámsterdam, en el número 34, con fachada de madera. Añade a tu recorrido la Plaza Leidseplein, llena de bares, restaurantes, cines y teatros, como el Teatro Municipal, y muchos artistas callejeros que ofrecen todo tipo de espectáculos. En la Leidsestraat podrás ir de compras y por la noche, pararte en alguno de sus numerosos restaurantes para cenar. Otro de los lugares mundialmente famosos es el Barrio Rojo, con sus luces de neón que iluminan los escaparates donde mujeres ofrecen sus servicios de forma legal. \r\n\r\nMuévete por Ámsterdam en metro, autobús, tranvía, barco o bicicleta y, por supuesto, andando. Y apunta en tu agenda, si te gusta el arte y quieres saber más del país, el Rijksmuseum (famoso por su pintura holandesa), el museo Van Gogh (con más de 200 obras del pintor), el Museo Rembrandt (que fue casa del artista), el Museo Van Loon (para ver cómo eran las casas por dentro) o la Casa de Ana Frank donde se ocultó la pequeña Ana con su familia durante la ocupación nazi y donde escribió su famoso libro de memorias.
2 Ámsterdam. Recorriendo lo mejor de la ciudad
incluye
  • Desayuno.
Ciudades visitadas
  • Ámsterdam
Visitas
  • Panorámica de Ámsterdam
Un nuevo día comienza en nuestro gran viaje, y este será, sin duda, uno de los que recordaremos con más cariño. ¿Por qué? Muy sencillo: porque en cuanto terminemos de desayunar en el hotel, saldremos a la calle para realizar una visita panorámica por lo mejor de Ámsterdam, conociendo sus enclaves más representativos y disfrutando de la arquitectura, el ambiente y la esencia de la capital holandesa. El tour panorámico por Ámsterdam nos llevará, en primer lugar, a la Plaza Dam, el auténtico centro neurálgico de la ciudad. Buen ejemplo de la vida social y de la actividad comercial de la capital, esta plaza se encuentra en el punto exacto donde se construyó, en el Siglo XIII, la primera presa del río Ámstel. En ella se pueden contemplar varios edificios históricos de gran belleza, como el Palacio Real, una majestuosa construcción neoclásica de mediados del Siglo XVII, la Iglesia Nieuwe Kerk o el Museo de Cera Madame Tussaud. En el centro de la plaza se levanta, además, el Monumento Nacional, un enorme obelisco de 22 metros de altura que fue erigido para homenajear a los soldados holandeses que perdieron la vida durante la Segunda Guerra Mundial. También visitaremos el famoso Mercado de las Pulgas, un mercadillo divertido y repleto de curiosidades que ha funcionado ininterrumpidamente desde hace 400 años, y el Mercado Flotante de Flores, llamado Bloemenmarkt, compuesto por cientos de puestos a lo largo del Canal Singel. En él se pueden ver miles de flores de gran colorido y belleza, aunque la que acapara la mayoría de las miradas y de las compras es el tulipán, la flor nacional holandesa. A lo largo de nuestra visita panorámica, también pasaremos por la Casa Museo de Rembrandt, en la que vivió este pintor universal en el Siglo XVII, y que se conserva en perfecto estado, imitando sus muebles y enseres personales como si el tiempo se hubiera detenido. Veremos la Plaza de los Museos o Museumplein, un espacio único en el mundo, situado en la zona sur de Ámsterdam, donde se concentran tres de los museos más importantes de la ciudad: el Rijksmuseum, o Museo Nacional, considerado la pinacoteca más importante del país y que alberga una impresionante colección de obras de arte del Siglo de Oro, con cuadros de Rembrandt, Vermeer, Frans Hals o Jan Steen; el Museo Van Gogh, que alberga más de 200 obras del más célebre de los artistas holandeses, y el Stedelijk, o Museo Municipal de Arte Moderno, tan espectacular por fuera como por dentro. Para completar la visita panorámica, pasaremos también por el Barrio Judío de Ámsterdam, donde se halla el Jardín Botánico Hortus Botanicus y la única sinagoga que quedó en pie tras los bombardeos alemanes de la Segunda Guerra Mundial, y por los canales de la ciudad, repletos de pintorescas casas flotantes y que le han valido a Ámsterdam el sobrenombre de “La Venecia del Norte”. Después de realizar el tour panorámico, haremos una pausa para almorzar (la comida estará incluida solamente para los viajeros que hayan contratado la opción ‘Todo Incluido’) y, a continuación, tendremos toda la tarde libre para seguir recorriendo Ámsterdam a nuestro ritmo, pasear por alguno de sus famosos mercadillos callejeros o visitar cualquiera de los maravillosos museos de la ciudad, como el Rijksmuseum, el Museo Van Gogh, la Casa Museo de Rembrandt, el Stedelijk, el Amstelkring, la Casa de Ana Frank… Finalmente, regresaremos al hotel para pasar la noche, y los viajeros que cuenten con el paquete ‘Todo Incluido’ podrán también disfrutar de la cena sin coste alguno.
3 Ámsterdam. Un día libre en una de las ciudades más apasionantes de Europa
incluye
  • Desayuno.
Ciudades visitadas
  • Ámsterdam
Una difícil pero estimulante decisión marcará el devenir de la jornada: tendremos que elegir entre quedarnos pasando el día en Ámsterdam, disfrutando con total libertad de sus canales, de sus museos y de su bella arquitectura, o contratar una de las excursiones opcionales disponibles para conocer algunos de los pueblos más interesantes que se encuentran en los alrededores de la capital. Si optamos por realizar una excursión, partiremos del hotel después de desayunar, y nos dirigiremos a Zaanse Schans, popularmente conocido como “el pueblo de los molinos”. Se halla a solo media hora de Ámsterdam, y constituye una visita obligada para los amantes de la historia y de las poblaciones con encanto. Zaanse Schans y sus inmediaciones están llenos de molinos de viento, que fueron construidos a lo largo del Siglo XVII para moler grano y especias, y para la fabricación de todo tipo de pinturas y tintes. Hoy en día, esta localidad permite a los viajeros contemplar cómo era la vida en aquellos años, ya que no solo los molinos se han conservado fieles a su forma original, sino también las casas, las calles y las iglesias. La excursión opcional también nos permitirá conocer Marken, otro pueblo encantador que hace muchos años se hallaba en una isla, pero que actualmente está unido a tierra firme mediante un dique y una carretera. De religión protestante y ambiente relajado, Marken es el lugar perfecto para pasear entre bonitos jardines, pintorescas viviendas y canales junto al mar. Todo aquí emana paz y felicidad, y se percibe perfectamente cómo las tradiciones de su población se han mantenido durante siglos. El tercer y último municipio que visitaremos a lo largo de la excursión es Volendam que, al contrario que Marken, es de tradición católica. Fue fundado en el Siglo XIV como una pequeña ciudad en las cercanías del puerto de Edam, y hoy en día es una encantadora población pesquera que cuenta con un paseo marítimo que invita a caminar durante horas, olvidando por un momento todas las preocupaciones cotidianas. Podremos aprovechar la visita a Volendam para hacer algunas compras o para probar alguno de los platos típicos de la región, a base de pescado fresco recién capturado. Al final del día, regresaremos a Ámsterdam, donde nos prepararemos para irnos a dormir. Los viajeros que hayan contratado la opción ‘Todo Incluido’ podrán, además, disfrutar de la cena sin coste adicional.
4 Ámsterdam – Colonia – Paseo en barco por el Rhin – Frankfurt. Jornada inolvidable entre Holanda y Alemania
incluye
  • Desayuno.
Ciudades visitadas
  • Colonia
  • Frankfurt
Visitas
  • Crucero por el Rhin
Un nuevo horizonte se dibuja hoy en el firmamento: ¡el de Alemania! En cuanto terminemos de desayunar, abandonaremos el hotel de Ámsterdam y nos pondremos en marcha hacia el sureste, con el objetivo de llegar lo antes posible a Colonia. Esta ciudad alemana, fundada por los romanos en el año 38 antes de Cristo, es actualmente la cuarta más grande del país, y constituye un importantísimo centro cultural, artístico y\r\neconómico. De todos los elementos representativos de Colonia, sin duda el más famoso y visitado es su Catedral. Se trata de un colosal templo católico de estilo gótico que empezó a construirse en el Siglo XIII pero que, por distintos motivos, no se terminó hasta finales del XIX. Sus 157 metros de altura hicieron de ella el edificio más alto del mundo durante unos años, hasta que el Monumento a Washington de la capital estadounidense la desbancó. La Catedral de Colonia es muy importante para la población local, ya que es uno de los pocos edificios de la ciudad que no quedó reducido a escombros tras los bombardeos de la Segunda Guerra Mundial. Además, cabe destacar que fue declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1996. La actividad programada para la tarde encantará, con toda seguridad, a la mayoría de los viajeros. Se trata de un paseo por las plácidas aguas del río Rhin, recorriendo los verdes campos de la región de Renania, y pasando entre viñedos, castillos y pequeños pueblos llenos de encanto. Tras deleitarnos con el paisaje y con la tranquilidad que supone un paseo en barco, bajaremos de la nave y continuaremos por carretera el trayecto hasta Frankfurt. Esta ciudad se encuentra justo por detrás de Colonia en el ranking de las urbes más pobladas de Alemania, y está considerada el principal núcleo económico y financiero del país. Pero no todo en Frankfurt son rascacielos y grandes empresas; este lugar está impregnado de varios siglos de historia, y su casco antiguo, llamado Römerberg, es buena muestra de ello. Para poder explorar sus calles, plazas y pintorescos rincones, dispondremos de tiempo libre durante varias horas. Podremos aprovechar este tiempo para visitar, por ejemplo, la Iglesia de San Nicolás, rodeada de preciosas casitas de madera; el Rathaus Römer, que no es otra cosa que la Casa Consistorial de Frankfurt, donde se coronaba a los emperadores del Sacro Imperio Romano Germánico; la Fuente de la Justicia, o el Museo Histórico. Para rematar la jornada, volveremos a nuestro hotel para ponernos cómodos, relajarnos y prepararnos para ir a dormir.
5 Rumbo a la ciudad del amor
incluye
  • Desayuno
Ciudades visitadas
  • París
Te espera tu nuevo destino de aventuras. Al llegar iremos al hotel seleccionado para que puedas prepararte para tu primer día en la ciudad de Paris.
6 París. A golpe de panorámica
incluye
  • Desayuno
Ciudades visitadas
  • París
Visitas
  • Panorámica de París
¿Cuántas veces has visto en fotos el Arco del Triunfo? Pues ahí lo tienes, al alcance de tu mano. No esperas a que te lo cuenten; lo vives. No te será difícil imaginar la plaza de la Concordia en la época de la revolución francesa. Era el lugar de las ejecuciones, donde perdieron la cabeza el rey Luis XVI y su esposa María Antonieta. Es el comienzo de la avenida de Les Champs-Élysées, la más larga de París, con sus 1.910 metros de longitud, que enlaza con el Arco de Triunfo. ¿Te gusta el ciclismo? Pues entonces sabrás que aquí está situada la línea de meta de la última etapa del Tour de Francia. Completaremos la visita panorámica recorriendo el barrio de Saint Germain, los Bulevares, los Inválidos, el puente de Alejandro III y los jardines de Luxemburgo. ¿Aún te quedan fuerzas? Pues prepárate para maravillarte durante toda la mañana con el Palacio de Versalles y sus inmensos jardines, un monumento histórico de Francia, Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, que recibe la visita de más de siete millones de personas cada año. Lo mejor, es que en sus 67.000 metros cuadrados hay sitio para todos. Sin agobios. Y por la noche, ¿qué te parece tomar asiento en el Teatro del Lido? ¡Es el cabaret y estás en París!
7 París. Aún hay mucho que ver
incluye
  • Desayuno
Ciudades visitadas
  • París
Si has decidido unirte a nosotros en la visita opcional ¡No te arrepentirás! Recorreremos el Barrio Latino en el margen izquierdo del Sena, muy cerca del Louvre y Notre Dame. ¿Sabes que este lugar acogía estudiantes ya durante la Edad Media? Es porque es la sede de la Universidad de la Sorbona. Y eso se nota en sus calles llenas de gente joven, pequeños comercios, cafés y restaurantes. En esta orilla del río se instalan pequeños puestos de venta de libros, láminas, postales… Seguro que has visto esta imagen en mil películas. Pero además en el barrio hay lugares tan distintos y llamativos como el Jardín Botánico, los Jardines de Luxemburgo o el Panteón de París donde están las tumbas de personajes como Victor Hugo, Marie Curie, Louis Braille, Voltaire, Rousseau, Émile Zola, Alejandro Dumas o Jean Monnet. Lugar de peregrinación. La Ile de la Cité está muy cerca, así que la ruta nos llevará hasta la catedral de Notre Dame que podrás ver desde las tranquilas aguas del Sena en un agradable paseo en el ‘bateau-mouche’. \r\n\r\nPor la tarde, te espera el Museo del Louvre, el lugar donde los viajeros se quedan con la boca abierta frente a La Libertad guiando al pueblo, de Delacroix; La última cena, de Leonardo da Vinci; La victoria de Samotracia; la Venus de Milo y, como no, la Gioconda. C'est Paris!
8 Paris -España
incluye
  • Desayuno
Ciudades visitadas
  • París

Indispensables para tu viaje

Indispensables para tu viaje
Indispensables para tu viaje

Como países miembros de la Unión Europea o del Acuerdo Schengen, pacto por el que se suprimen los controles de aduanas en las fronteras comunes, los ciudadanos que pertenezcan a algún país de la Unión Europea solo necesitan llevar consigo el DNI o el pasaporte en vigor. Los menores deberán viajar obligatoriamente con su propia documentación. Se recomienda no viajar con una documentación que pierda su validez antes de tres meses desde la entrada del país. Otras nacionalidades, rogamos consulten en las embajadas y consulados en sus países de origen los requisitos actuales de entrada al país. Los viajeros que quieran viajar con su propio coche o si tienen previsto alquilar uno, deberán viajar con el carnet de conducir y la Carta Verde.

Moneda
La moneda oficial es el euro y puede que al retirar efectivo se le aplique alguna comisión bancaria. Antes de viajar, le recomendamos consultarlo con su entidad.
Tarjetas de crédito
Los cajeros automáticos se encuentran sin problemas por todos los países y aceptan tarjetas de crédito de uso más común (Visa, MasterCard, Maestro, Cirrus, American Express, etc.). También en la mayoría de los establecimientos, restaurantes y hoteles suelen permitir el pago con tarjetas de crédito y débito. En zonas rurales o enclaves especialmente pequeños, es aconsejable disponer de dinero en efectivo. Recuerde que para alquilar un coche se necesita presentar siempre una tarjeta de crédito en vigor. Para evitar problemas desagradables, lo mejor es apuntar en un papel o en el móvil los teléfonos de las entidades emisoras de tus tarjetas de crédito. Así, si se da el caso de que pierdas o te roben alguna, podrás llamar inmediatamente a tu banco y pedir que la bloqueen.
Divisas
Alemania y Francia no presentan esa condición de restricción de moneda, sea local o extranjera y en los Países Bajos y Bélgica es obligatorio declarar si portas una cantidad superior a los 10.000 euros en aduanas.
Salud

En Alemania y Francia no hay ninguna vacuna que sea necesaria. Antes de realizar el viaje, se recomienda contratar un seguro privado. Los ciudadanos de la Unión Europea que dispongan de la Tarjeta Sanitaria Europea (TSE) expedida por las autoridades sanitarias de cada país tienen derecho a una asistencia médica imprescindible, y la compañía de seguros no pagará el coste que supere el límite de esta asistencia imprescindible. Si el viajero debe ir al hospital, se recomienda acudir siempre con el pasaporte, la Tarjeta Sanitaria Europea (TSE) y las tarjetas de crédito. Si necesita más información puede ponerse en contacto con los servicios de la Seguridad Social o seguro médico privado de su país. Si requiere viajar o comprar algún medicamento, intente viajar siempre con el embalaje y la receta original expedida por su médico.

Si bien no es necesaria ninguna vacuna para viajar a Bélgica y Países Bajos, la Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda que todo viajero esté vacunado contra la difteria, el tétanos, el sarampión, las paperas, la rubéola y la polio, independientemente de su destino.

Información general
Idioma
El idioma oficial predominante en los Países Bajos es el neerlandés pero en general, la mayoría de personas habla y entiende inglés. En Alemania es el alemán y en Francia es el francés.
Corriente eléctrica

La corriente eléctrica en Alemania y Francia es de 220 voltios a 50 Hz y en Países Bajos es de 220/230 a 50Hz. Los enchufes son de tipo europeo (de clavijas redondas), iguales que en España.

WiFi
La gran mayoría de los lugares de alojamiento ofrecen conexión gratuita a Internet (WiFi) de alta velocidad. Además, se puede conseguir conexión en muchos cafés, centros públicos y atracciones turísticas.
Hora local
La hora oficial en Alemania, Francia y Países Bajos es GMT+1, es decir, la misma que en España peninsular y Baleares. En Francia el cambio al horario de verano tiene lugar el último domingo de marzo a las 2:00 horas, cuando las agujas del reloj avanzan una hora. El cambio al horario de invierno tiene lugar el último domingo de octubre. Es en esta fecha cuando se retrasa una hora el reloj.
Clima

Las temperaturas medias en Francia son bastante similares a las que se pueden registrar en las principales zonas interiores de España y se caracteriza por inviernos fríos y veranos templados. En invierno, en el norte y las zonas montañosas las nevadas son frecuentes. En las zonas costeras, los veranos son calurosos y pocos lluviosos.

En Alemania el clima puede variar según la región. Las zonas más calurosas se encuentran en el valle del Rin. En el este y en el sur es donde más bajan las temperaturas y donde suele haber más variaciones entre las diferentes estaciones del año. De hecho, en el este el mercurio suele alcanzar las temperaturas mínimas y, por el contrario, en verano puede hacer mucho calor. En el norte y noroeste llueve en todas las estaciones y los veranos suelen ser suaves.

Bélgica y Países Bajos se encuentran muy influenciados por los vientos del Atlántico. El aire sopla constante del oeste, trayendo humedad y lloviznas durante todo el año.

Por tanto, debemos hablar de un clima templado y húmedo:

- El invierno es suave; el mes más frío es enero, con temperaturas medias en torno a los 4 °C. A menudo las temperaturas se ponen bajo cero y, en los inviernos más fríos, se llegan a congelar los canales.

- El verano es templado y agradable. Los termómetros marcan medias de 20 °C, pero no es raro llegar a los 30 °C los días más calurosos de julio y agosto.

right2
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Pulsando Acepto consideramos que aceptas su uso.