Alemania: Berlín y Europa Imperial

Vive un viaje increíble en el corazón de Europa

explore Explorar circuito

Alemania: Berlín y Europa Imperial

Duración Duración
10 días
Tipo de circuito Tipo de circuito
Circuito
Las ciudades más bellas de Europa te esperan
Estás a punto de vivir un viaje diferente, una experiencia increíble a las ciudades situadas en el corazón de Europa. 4 países y sus capitales serán los protagonistas. Destinos de ensueño con mucho que enseñar. Estamos hablando de Alemania, República Checa, Hungría y Viena, a que apetece ¿verdad? Disfruta de este viaje, va a ser apasionante.
Disfruta de los paisajes continentales entre estos países

Hoy comienza una aventura en la que conocerás la historia, cultura y tradiciones de cuatro países que ha tenido un pasado intenso pero que su presente y futuro aún más interesante. Comienza en Alemania, en concreto en la extraordinaria Berlín, una capital europea muy diferente a sus vecinas. Marcada por la caída del muro y con pasado convulso, Berlín presume de haber resurgido reforzada y más atractiva que nunca. La Puerta de Brandenburgo, la Isla de los Museos, la Alexander Platz, el barrio de San Nicolás, la plaza de la Gendarmería serán algunas de las joyas monumentales que te mostrará la urbe. Praga, una ciudad que parece sacada de un cuento de hadas te espera. Aquí la magia está servida. Atravesada por el río Moldava, la ciudad posee 18 puentes. No podrás conocerlos todos pero sí el más importante, el puente de Carlos, uno de los más antiguos. Además conocerás el Barrio Judío, la Plaza de la Ciudad Vieja, el Ayuntamiento, las Iglesias de San Nicolás y Santa María de Týn.

‘En Budapest vas a degustar un plato muy típico de allí, el sabroso Gulash. Un estofado que consiste en pedazos de ternera en salsa especiada acompañada de patata con perejil. Este plato es sencillo, aunque la cocción es larga, para conseguir que la ternera se deshaga nada más metértela en la boca. Es un plato exquisito’

La aventura continúa ahora pasando por Budapest, la capital de Hungría, una ciudad bella, con una mezcla de culturas y religiones únicas. Desde los barrios más elegantes hasta las calles más underground, la ciudad ofrece una variedad extraordinaria, donde te podrás tomar un café en una de las cafeterías más elegantes donde la emperatriz Sissi se tomaba su té y dulce a tomarte una cerveza en un edificio okupa, repleto de grafitis, una experiencia viajera increíble. Viena será la última parada una ciudad tranquila, elegante, donde la música es la protagonista. En Viena, tendrás todo el tiempo libre del mundo para conocerla a tu ritmo. Alterna monumentos con alguna de sus elegantes cafeterías pero no olvides conocer la Ringstrasse, una de las arterias principales de la ciudad donde se hallan la mayoría de los monumentos como el Palacio Real Hofburg, la Universidad, el Ayuntamiento, la Bolsa, el Parlamento, el Burgtheater, el Museo de Historia del Arte, la Iglesia Votiva entre otras.

Vive experiencias únicas

Descubre el itinerario

Plan de ruta
1 España – Berlín. El gran viaje está a punto de comenzar…
incluye
  • Cena
Ciudades visitadas
  • Berlín
Después de planificarlo durante tanto tiempo, por fin ha llegado el momento: hoy comienza nuestro gran viaje. Tras recoger nuestro equipaje y asegurarnos de que no nos dejamos nada, pondremos rumbo al aeropuerto con, al menos, dos horas de antelación para evitar sorpresas desagradables. Una vez allí, tomaremos el vuelo que nos llevará hasta Berlín, la capital de Alemania y, sin duda, una de las ciudades más importantes de toda Europa. Ya en Berlín, seremos trasladados al hotel y dispondremos de una tarde libre para tomar un primer contacto con la ciudad. Cenaremos por primera vez en suelo teutón y, a continuación, podremos realizar una visita nocturna opcional en la que conoceremos el barrio judío, escenario de la trágica ‘Noche de los cristales rotos’ y algunos destacados enclaves de la zona, antes de regresar al hotel para descansar ante una nueva y emocionante jornada que nos espera.
2 Berlín. La maravillosa Berlín, a nuestros pies
incluye
  • Desayuno
Ciudades visitadas
  • Berlín
Visitas
  • Panorámica de Berlín
Amaneceremos en Berlín con un reparador desayuno, antes de comenzar una excepcional visita panorámica a algunos de los puntos más destacados de la ciudad. Como la Puerta de Brandenburgo, todo un símbolo, construida en la época de Federico Guillermo II de Prusia (finales siglo XVIII), coronada por la popular Cuádriga y objeto de todo tipo de tributos en obras literarias y cinematográficas, como ‘Cielo sobre Berlín’, de Win Wenders. Berlín también es la Isla de los Museos (con cinco museos de prestigio mundial), la célebre Alexander Platz, el barrio de San Nicolás, la plaza de la Gendarmería, los restos del Muro, la avenida de Unter den Linden, etc. Tendremos el resto del día libre para seguir disfrutando de la ciudad, con la opción de realizar una visita opcional a la cercana Postdam (en el área de Brandenburgo), donde Truman, Stalin y Atlee (sucesor de Winston Churchill) decidieron en 1.945 la suerte de Alemania, con la firma del Tratado de Postdam en el Palacio de Cecilienhof, al terminar la II Guerra Mundial. Un entorno célebre por su relevancia histórica, pero también por contar con lugares como el Barrio de los Holandeses, formado por casas de ladrillo rojo, con una estructura de los fronterizos Países Bajos, más los jardines y palacios realizados desde el siglo XVIII y que han merecido el reconocimiento Patrimonio de la Humanidad. Nuestra estancia en Postdam nos permitirá también visitar uno de los palacios construidos durante la presencia de la familia real prusiana, como recuerdo de los tiempos de gloria de sus dinastías, como la Hohenzollern. Desde Postdam, o desde la misma Berlín, tendremos otro grato encuentro, esta vez con una sabrosa cena y con el alojamiento en nuestro hotel berlinés.
3 Berlín – Dresde – Praga. A Dresde, ‘La Florencia del Elba’, y Praga
incluye
  • Desayuno. Cena
Ciudades visitadas
  • Dresde
  • Praga
Mientras desayunamos, quizá hagamos balance de lo vivido hasta ese momento en este gran viaje. Y lo que queda por vivir, como en nuestra llegada a Dresde, denominada ‘La Florencia del Elba’ por su rico patrimonio histórico-artístico, renacido después de los constantes y tremendos bombardeos durante la II Guerra Mundial: casi 4.000 toneladas de bombas explosivas y artefactos incendiarios cayeron sobre ella. En la actualidad luce bella, en perfecto estado de revista, con joyas arquitectónicas como la iglesia de estilo barroco Frauenkirche, famosa por su enorme cúpula, y el palacio Zwinger, cuya construcción se inspiró en el de Versalles. El Altstadt (casco antiguo) o las vistas desde la Brühlsche Terrasse son dos buenas opciones para apurar la mañana en Dresde. Praga nos espera, con unas horas de tiempo libre, entre la tarde y la noche, para empezar a contactar con los atractivos de esta popular ciudad, inspiración de artistas de todas las disciplinas y uno de los destinos turísticos más populares y concurridos de toda Europa. Nos esperará una agradable cena y el alojamiento en el hotel escogido para nuestra estancia en la ciudad.
4 Praga. Bienvenidos a Praga, la ‘Ciudad Dorada’
incluye
  • Desayuno
Ciudades visitadas
  • Praga
Visitas
  • Panorámica de Praga
Desayunaremos en Praga, en nuestro hotel en la ciudad, la misma que conoceremos mejor en breves momentos, con una visita panorámica que empezará por el Barrio Judío, denominado Josefov cuando se unieron las dos comunidades judías en la Edad Media. Las seis sinagogas o el antiguo cementerio serán algunos de los destinos a visitar, para continuar hacia la Plaza de la Ciudad Vieja, centro social de Praga, rodeado de pintorescas e interesantes callejuelas y con puntos de interés como las iglesias de Nuestra Señora de Týn, y de San Nicolás, además del que fuera el ayuntamiento. El Puente de Carlos y la bella la Plaza Wenceslao serán otros enclaves por los que pasaremos en este recorrido. Nos quedará el resto del día libre para continuar recorriendo las calles de Praga, con lugares destacados como la Torre de la Pólvora, el Castillo (la edificación medieval de este tipo más grande del mundo), el jardín barroco Vrtba… hay mucho que ver y disfrutar en la ciudad que mantiene vivo el recuerdo del escritor Franz Kafka, nacido en la ciudad en 1883. También habrá tiempo para saborear una cerveza (en un país de larga tradición en la elaboración de esta bebida) o asistir a algún espectáculo del llamado ‘teatro negro’ o uno de marionetas. O probar algunos de los típicos bocados como las utepenec (salchichas marinadas con pimiento y cebolla frita), la kulajda (sopa cremosa con puré de patatas, setas y leche agria), etc. Podremos disfrutar de una excursión opcional por una parte de la ciudad que ofrece un completo perfil de este recomendable lugar en el mundo: la llamada ‘Praga Santa’, con enclaves como el citado Castillo de Praga, la Catedral de San Vito y el palacio Real Viejo (origen de la Guerra de los 30 Años), el Callejón Dorado, etc. Una buena forma de rematar nuestro encuentro con la ‘Ciudad Dorada’ antes de nuestra vuelta al hotel… ¿por qué dorada? Porque las piedras de muchos de sus edificios brillan de una manera especial cuando reflejan la luz del sol.
5 Praga. Un día en la capital checa con la opción de visitar Karlovy Vary
incluye
  • Desayuno
Ciudades visitadas
  • Praga
Después de desayunar, Praga sigue dispuesta a sorprendernos con cualquiera de sus rincones: podremos volver a pasar por algunos de los ya visitados o descubrir nuevas opciones. Siempre hay algo que hacer en Praga. Por ejemplo, ver algunas de las curiosas esculturas que pueblan la ciudad, como la de unos bebés escalando por la torre de televisión o dos hombres orinando (a lo Manneken Pis) en la puerta del Museo Kafka, la ‘Casa Danzante’, diseñada por Frank Gehry y el checo Vlado Milunić inspirados por Fred Astaire y Ginger Rogers… y esto es solo una parte. Para completar aún más nuestra estancia por estas tierras, podremos disfrutar de una excursión opcional a Karlovy Vary, una ciudad-balneario que tuvo su tiempo de esplendor durante el siglo XIX (se llegó a construir una línea de ferrocarril para facilitar el acceso), ya que las aguas termales y su entorno idóneo para el descanso atraían a personalidades de la alta sociedad y a artistas de la talla de Strauss o Beethoven. En la localidad, en la que se celebra uno de los festivales de cine más antiguos del mundo, se pueden ver las excepcionales columnatas en torno al río Teplá, para resguardo de los visitantes, sus casas palaciegas de estilo renacentista… todo a pie, al tratarse de una ciudad pequeña y acogedora. Toda una experiencia antes de regresar a nuestro alojamiento.
6 Praga – Budapest. Rumbo a la gran Budapest
incluye
  • Desayuno. Cena
Ciudades visitadas
  • Budapest
Iremos añorando Praga según nos alejemos de ella, pero, por suerte, iremos al encuentro de nuevos e impresionantes destinos, como Budapest. En nuestro camino hacia la capital húngara atravesaremos Bohemia y Moravia, dos de las regiones históricas de la República Checa (la otra es la Silesia Checa) que se integraron, durante la Segunda Guerra Mundial, en el llamado Protectorado, bajo dominio nazi. Décadas después de esos años trágicos, estas regiones se han convertido en apreciados destinos para ser visitados, un `puente de oro’ hacia Budapest. Nada más llegar a Budapest empezaremos a disfrutar de la grandiosidad del Danubio a su paso por la ciudad, que la divide en las zonas de Buda y Pest, unidas por puentes como los de Las Cadenas o Isabel (en honor a la célebre emperatriz Sissí). Y dispondremos de unos momentos de tiempo libre para empezar a pasear por la ciudad antes de degustar la cena que nos espera y de descansar en la cama de nuestro hotel, Budapest nos espera…
7 Budapest. ¡A disfrutar de Budapest!
incluye
  • Desayuno
Ciudades visitadas
  • Budapest
Visitas
  • Panorámica de Budapest
Mientras saboreamos nuestro desayuno en el hotel de Budapest, ya nos imaginamos en pleno recorrido de la visita panorámica por la ciudad, que comenzará por la popular Plaza de los Héroes, en la Avenida Andrassy (repleta de distinguidos edificios), con estatuas que representan a diversas personalidades honradas por la memoria histórica. De ahí, pasaremos a disfrutar del entorno del Parque de la Ciudad o Parque Városliget, uno de los primeros parajes públicos de este tipo creados en todo el mundo, además de cruzar y asombrarnos ante la majestuosidad de puentes como los de las Cadenas, Isabel y Margarita. La visita continuará por el Barrio de Buda, comunicado por Pest por nueve puentes, y poblado de pintorescas calles en las que destaca el estilo neobarroco de varios de sus edificios. También podremos ver el exterior de la Iglesia de Matías, el templo católico más importante de la ciudad: se empezó a construir en el siglo XIII y se ha consolidado como uno de los enclaves más visitados, ya que, además, está cerca de otro punto de especial interés, el Bastión de los Pescadores, un excepcional mirador de la ciudad. Desde allí se pueden ver los diversos puentes, el edificio del Parlamento y el Castillo de Buda, también conocido como Palacio Real. Tendremos toda la tarde para seguir descubriendo esta ciudad, tanto en sus animadas zonas comerciales como en la visita a algunos de sus balnearios de aguas termales (hay más de cien manantiales de agua termal). Y tendremos, si lo deseamos, la posibilidad de disfrutar de un romántico paseo por el Danubio de la asistencia a un ‘Goulash Party’ (cena típica amenizada con un espectáculo folclórico con música húngara), antes de regresar a nuestro hotel.
8 Budapest – Viena. Ponemos rumbo a la capital austriaca
incluye
  • Desayuno. Almuerzo
Ciudades visitadas
  • Viena
Visitas
  • Panorámica de Viena
Ha llegado el momento de dejar atrás la monumental ciudad de Budapest y continuar con nuestro gran viaje, así que en cuanto terminemos de dar buena cuenta del desayuno en el hotel nos pondremos en marcha. Atravesaremos la llanura panónica en un trayecto inolvidable y, al llegar a Viena, disfrutaremos del almuerzo y realizaremos un extraordinario tour panorámico por los puntos clave de la capital austriaca. La visita a Viena pasará, por ejemplo, por la monumental Ringstrasse, una avenida de más de cinco kilómetros de longitud (rodea el centro de la ciudad) en la que se encuentran algunos de los edificios más significativos de Viena, como el Parlamento, la Ópera, la Iglesia Votiva, los Museos de Historia del Arte y de la Historia Natural el Ayuntamiento, la Biblioteca Nacional, la Bolsa, etc. Levantada sobre la que fue la antigua muralla que protegía a la ciudad desde el siglo XIII, la Ringstrasse alberga en su interior el corazón peatonal de la ciudad, por el que tendremos la oportunidad de pasear. La Catedral de San Esteban domina este entorno, en la plaza del mismo nombre, con su imponente presencia, una joya del gótico vienés, testigo de la historia y tradiciones de Austria. Y de ahí, al Palacio Hofburg, un espectacular conjunto en el que se encuentran los antiguos aposentos imperiales, varios museos, una iglesia, la Biblioteca Nacional Austriaca, el despacho del Presidente de Austria… para, a continuación, llegar hasta la muy animada Kartner Strase, la calle principal de toda esta zona vienesa. Este primer tramo de la jornada finalizará, antes del esperado almuerzo, en la popular Columna de la Peste, para celebrar el final de una peste que azotó la ciudad a mediados del siglo XVII. Cuando la jornada esté tocando a su fin, nos pondremos cómodos en nuestro nuevo hotel y podremos retirarnos a las habitaciones a descansar.
9 Viena. Un día en Viena a ritmo de vals
incluye
  • Desayuno
Ciudades visitadas
  • Viena
Un buen desayuno será el mejor prólogo para disfrutar de un día libre por la capital austriaca. Hay que pasar, sin duda por el Prater, un popular espacio de recreo en el que se encuentra el parque de atracciones más antiguo del mundo, en un entorno de claro sabor popular en el que destaca la Noria Gigante, la misma que aparecía en el clásico del cine ‘El tercer hombre’ donde Orson Welles realizó uno de sus papeles más recordados. Otro destino a descubrir es la Iglesia de San Carlos Borromeo, erigida por el emperador Carlos VI cuando remitió la epidemia de peste de 1713 y como recuerdo de lo sufrido por la ciudad. Y, en todo caso, será una buena idea tomar un café, una cerveza o refresco en cualquiera de sus más de 50 cafés clásicos, como el Sacher (origen de la tarta del mismo nombre), el Central, el Land, etc. Se podrá disfrutar de una visita opcional que incluye el paso por la Ópera Nacional de Viena, todo un emblema de la ciudad, del país. Inaugurada en 1869, con el ‘Don Juan’ de Mozart, ofrece un repertorio que cubre más de 300 noches al año, en un distinguido edificio que admira a habitantes y visitantes. Otro enclave a visitar en esta propuesta opcional es el Palacio de Schönbrunn, la que fuera residencia estival de la familia imperial, donde residieron Francisco-José y Sissí, y que posteriormente fue el marco de excepción para la firma del Tratado de Viena y al encuentro entre Kennedy y Kruschev, en plena ‘guerra fría’. Otra opción más para llevar a Viena en el recuerdo: la asistencia a un concierto en el que se interpretarán las piezas más representativas de la tradición musical europea, y en la que, por supuesto, no faltarán los valses más conocidos Un gran día que terminará con el reposo del viajero en el hotel elegido en esta magnífica ciudad.
10 Viena – España. Llegó la hora de decir adiós
incluye
  • Desayuno
Ciudades visitadas
  • Viena
Ha llegado el último día de nuestro gran viaje, así que no nos queda más remedio que recoger nuestras pertenencias, despedirnos de esta maravillosa ciudad y de todas las demás que hemos visitado, y volver a casa. Antes de partir, podremos disfrutar de un último desayuno en el hotel, y después tendremos tiempo libre hasta que llegue la hora acordada. Entonces, nos recogerán en el hotel y nos trasladarán al aeropuerto, donde nos estará esperando el avión que nos conducirá de vuelta a España. Ahora, ya solo queda decir “¡Hasta la vista!”.

Conoce República Checa, Hungría, Austria y Alemania

Indispensables para tu viaje
Documentación necesaria
Como país miembro de la Unión Europea o del Acuerdo Schengen, pacto por el que se suprimen los controles de aduanas en las fronteras comunes, los ciudadanos que pertenezcan a algún país de la Unión Europea solo necesitan llevar consigo el DNI o el pasaporte en vigor. Los menores deberán viajar obligatoriamente con su propia documentación. Se recomienda no viajar con una documentación que pierda su validez antes de tres meses desde la entrada del país. Otras nacionalidades, rogamos consulten en las embajadas y consulados en sus países de origen los requisitos actuales de entrada al país. Los viajeros que quieran viajar con su propio coche o si tienen previsto alquilar uno, deberán viajar con el carnet de conducir y la Carta Verde.
Moneda
En Alemania y Austria la moneda oficial es el euro, en cambio en República Checa es la corona checa y en Hungría es el Forinto, divisa cuya abreviatura es HUF. Numerosos comercios turísticos aceptan euros, pero suelen aplicar cambios desfavorables.
Tarjetas de crédito

Los cajeros automáticos se encuentran sin problemas por todos los países y aceptan tarjetas de crédito de uso más común (Visa, MasterCard, Maestro, Cirrus, American Express, etc.). También en la mayoría de los establecimientos, restaurantes y hoteles suelen permitir el pago con tarjetas de crédito y débito. En zonas rurales o enclaves especialmente pequeños, es aconsejable disponer de dinero en efectivo. Recuerde que para alquilar un coche se necesita presentar siempre una tarjeta de crédito en vigor.

Para evitar problemas desagradables, lo mejor es apuntar en un papel o en el móvil los teléfonos de las entidades emisoras de tus tarjetas de crédito. Así, si se da el caso de que pierdas o te roben alguna, podrás llamar inmediatamente a tu banco y pedir que la bloqueen.

Divisas
En República Checa y Alemania no existen restricciones a la importación de moneda, sea local o extranjera. Hungría y Austria presentan la condición obligatoria de hacer una declaración si se entra en ellos con 10.000 euros o más.
Tasas
En Praga, Budapest y Berlín se aplican tasas turísticas de alojamiento que se pagan en el hotel.
Salud

No hay ninguna vacuna que sea necesaria. Antes de realizar el viaje, se recomienda contratar un seguro privado. Los ciudadanos de la Unión Europea que dispongan de la Tarjeta Sanitaria Europea (TSE) expedida por las autoridades sanitarias de cada país tienen derecho a una asistencia médica imprescindible, y la compañía de seguros no pagará el coste que supere el límite de esta asistencia imprescindible. Si el viajero debe ir al hospital, se recomienda acudir siempre con el pasaporte, la Tarjeta Sanitaria Europea (TSE) y las tarjetas de crédito. Si necesita más información puede ponerse en contacto con los servicios de la Seguridad Social o seguro médico privado de su país. Si requiere viajar o comprar algún medicamento, intente viajar siempre con el embalaje y la receta original expedida por su médico.

Los extranjeros quizá tengan que pagar por adelantado algún tratamiento médico que, posteriormente, les reembolsaran su compañía sanitaria ya sea pública o privada. Para ello, es necesario guardar toda la documentación y facturas originales.

Información general
Idioma
El idioma oficial en República Checa es el checo. En Hungría es el húngaro aunque en el sector turístico suele hablarse el inglés y el alemán. En Alemania es el alemán y en Austria es el austriaco pero los ciudadanos también suelen hablar perfectamente el alemán e inglés. En Austria, se hablan también varios dialectos.
Corriente eléctrica
La corriente eléctrica es de 220 voltios a 50 Hz. Los enchufes son de tipo F (de clavijas redondas), iguales que en España.
WiFi
Casi todos los hoteles, cafeterías y centros comerciales, y centros públicos como bibliotecas o zonas del centro de ciertas ciudades ofrecen conexión gratuita a Internet (WiFi) de alta velocidad. Además, se puede visitar algún cibercafé.
Hora local
La hora oficial es GMT+1, es decir, la misma que en España peninsular y Baleares excepto Austria, que tiene una hora menos, cuenta con la misma hora que las Islas Canarias.
Clima
p> República Checa

El clima está condicionado por la posición geográfica del país. Al estar enclavado por barreras montañosas, tiene un carácter continental, aunque en la zona oeste es más moderado. Las estaciones están muy marcadas en la República Checa. La primavera suele ser fría con apenas diez grados centígrados hasta finales de mayo. Los veranos son bastante calurosos, con temperaturas medias de 17 grados centígrados, que se prolongan en agradables otoños. En septiembre aún hay clima caliente pero en octubre suelen bajar a 10 grados centígrados por las lluvias y las primeras heladas. El invierno ocupa prácticamente desde diciembre a febrero con temperaturas por debajo de cero.

Hungría

El tiempo en Hungría es variable como consecuencia de la situación geográfica del país, colocado en el punto de encuentro de los climas continental euro-oriental, del oceánico euro-occidental y del subtrópico mediterráneo. Lo normal es que en invierno haga mucho frío y haya pocas horas de luz, mientras que en verano es habitual el calor intenso, con máximas por encima de los 30 grados e incluso a veces alcanzando los 40. En esta época del año, amanece muy pronto –en torno a las cinco de la mañana- y anochece más pronto que en España –sobre las 20.30 horas-. Las precipitaciones son, en general, escasas y están concentradas sobre todo al final de la primavera y a principios del verano.

Alemania

En Alemania el clima puede variar según la región. Las zonas más calurosas se encuentran en el valle del Rin. En el este y en el sur es donde más bajan las temperaturas y donde suele haber más variaciones entre las diferentes estaciones del año. De hecho, en el este el mercurio suele alcanzar las temperaturas mínimas y, por el contrario, en verano puede hacer mucho calor. En el norte y noroeste llueve en todas las estaciones y los verano suelen ser suaves.

Austria

Austria cuenta con un clima centroeuropeo moderado. El país cuenta con temperaturas medias que suelen oscilar entre los 20º C en verano de media y los 0º C de media en invierno. En país, cuenta con tres aéreas climáticas destacadas. El Este, se caracteriza por veranos calurosos e inviernos moderadamente fríos. En las regiones alpinas encontraras una climatología de veranos cortos e inviernos largos. El oeste, con influencias atlánticas y el sureste con un clima más continental completan el mapa climatológico. Para excursiones de alta montaña es imprescindible informarse antes sobre la situación meteorológica, las condiciones de la nieve y el peligro de aludes.

right2
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Pulsando Acepto consideramos que aceptas su uso.