República Checa: Berlín y Praga

Sintoniza con dos de las capitales europeas más vibrantes del momento

explore Explorar circuito

República Checa: Berlín y Praga

Duración Duración
8 días
Tipo de circuito Tipo de circuito
Circuito
Sintoniza con dos de las capitales europeas más vibrantes del momento
Willkommen in Berlin! Una de las metrópolis más modernas, jóvenes, llena de talento, tendencias y arte de todo tipo. Es el lugar donde todo puede pasar y donde el pasado está presente en todo momento, mientras que el futuro se abre paso con buen ritmo y a todo color. Berlín es un lugar de vanguardia, alternativo y underground. Praga es el contrapunto perfecto con un barrio antiguo que parece sacado de otros tiempos. Sus callejuelas, su castillo y su laberinto adoquinado son el espacio perfecto para dejar volar la imaginación.
Berlín y Praga establecen un puente entre capítulos tormentosos del pasado y un presente repleto de vida

Pocas ciudades europeas han conocido la devastación al nivel que sufrió la ciudad de Berlín tras la II Guerra Mundial. Su capacidad de recuperación y reconstrucción posterior la han convertido en una auténtica Ave Fénix de la historia. El río Spree recorre serpenteante los principales barrios y lugares emblemáticos de la ciudad. Azul y verde son los colores predominantes de esta ciudad, tan repleta de monumentos de impacto como de espacios verdes salpicados de lagos. Y es que Berlín destila vida, tendencia, vanguardia alternativa, música en las calles, grafitis, tribus urbanas y una mezcla sin igual de etnias urbanas. Un paseo por la avenida Unter den Linden, te llevará desde la Puerta de Brandemburgo hasta AlexanderPlatz. En este recorrido, descubrirás algunos de lugares históricos y artísticos más inolvidables y emblemáticos de la ciudad, escenarios de los momentos más turbulentos de su historia. Para recuperar el aliento, lo mejor es adentrarse en los barrios de Prenzlauerberg, Pankow, Kreuzberg o Mitte, confraternizar con los locales en alguno de sus Kneipes (bares tradicionales) y pedirte una pinta de cerveza local y algún consistente plato a base de salchichas y chucrut.

“Este viaje destila recuerdos de un pasado imposible de olvidar: dos guerras mundiales, un holocausto y el posterior sistema comunista han dejado una impronta imborrable en el imaginario colectivo de estas preciosísimas y florecientes ciudades”

Entre Berlín y Praga, nos espera la “Florencia del Elba”, la monumental Dresde, que también has sabido sobreponerse extraordinariamente a la devastación de la guerra. Sus fachadas y cúpulas de extraordinaria belleza le han valido este apelativo desde épocas inmemoriales. Y cuando todo parece insuperable, llega Praga con su maravilloso casco histórico, su puente de Carlos sobre el río Danubio, el reloj Astronómico, el castillo de Praga y las torres de la Iglesia de Tyn. Pero lo más memorable de la capital checa viene dado por su ambiente, que evoca otros tiempos y una oferta cultural, musical, artística y culinaria insuperable.

Vive experiencias únicas

Descubre el itinerario

Plan de ruta
1 España-Berlin. Arranca la aventura
incluye
  • Cena
Ciudades visitadas
  • Berlín
Preparados, listos, ya… ¡Bienvenido, viajero! ¡Qué emoción! Comienza un viaje apasionante, que comienza con la capital alemana, Berlín. Nunca apures el tiempo con los viajes y asegúrate de estar en el aeropuerto con, al menos, dos horas de anticipación. Siempre es mejor tener tiempo para un cafecito, que andar corriendo y con nervios. Aprovecha el vuelo para leer algo sobre la historia de la ciudad o para descansar. En esta ciudad, las paredes hablan y sus calles destilan historia… vas a sentir que el tiempo vuela. Una vez aterrices en Berlín, un transferista te recogerá y te llevará al alojamiento, donde estarás las próximas noches. Acomódate, deshaz la maleta y aprovecha para, después de cenar, dar tu primer paseíto por la ciudad que nunca duerme. Esta primera toma de contacto no te va a dejar indiferente y vas a tardar poco en darte de bruces con la historia. Si no puedes esperar al día siguiente para comenzar a descubrir esta vibrante ciudad, siempre podrás unirte a la visita nocturna guiada, a través del barrio judío (testigo de la trágica “noche de los cristales rotos”), la Puerta de Brandemburgo, el Reichtag (o Parlamento), la Cancillería o Potsdamer Platz, . Como primera toma de contacto, no está mal ¿no? Ahora a descansar, que mañana te espera un día cargado de emociones fuertes.
2 Berlín. La pasión de una ciudad que late entre su agónico pasado y su vibrante presente
incluye
  • Desayuno. Almuerzo.
Ciudades visitadas
  • Berlín
Visitas
  • Panorámica de Berlín
¡Guten Morgen, viajero! Qué emoción, hoy va a ser un día cargado de sorpresas. Después de un energizante desayuno, comenzaremos una visita a la ciudad, que nos ofrecerá una perspectiva de 360 grados sobre las luces y las sombras de la ciudad. No van a faltar las visitas a los lugares más emblemáticos de la Berlín de ayer y hoy. Por ejemplo, por supuesto, pasaremos por la famosísima Puerta de Brandemburgo, símbolo de la reunificación alemana; conocerás de primera mano el encanto de la Isla de los Museos, conjunto de 5 museos de gran relevancia internacional y que conforman un “ecosistema cultural” propio. El antiguo punto de encuentro de la Alemania oriental, Alexanderplatz, te espera para fundirte en su bullicio de bares y tiendas. Las tribus urbanas actuales y artistas de diversa índole siguen ofreciendo curiosos espectáculos callejeros. Pero no te pierdas, que el recorrido continúa hasta los restos del antiguo Muro de Berlín, pasando por la plaza de la Gendarmería. Pero no mires únicamente al frente; mira hacia arriba, para sorprenderte con las placas informativas, las fachadas, las huellas de munición aún visible en algunos edificios y columnas, y los tejados flanqueados de carruajes y estatuas. Y si, de vez en cuando miras hacia abajo, entre los adoquines de la ciudad, encontrarás miles de placas conmemorativas de personas o familias completas que sufrieron el azote del Holocausto. Normalmente, las placas están frente a las antiguas viviendas de las mismas. Después de reponer fuerzas con un delicioso almuerzo, vas a tener que elegir, entre perderte por tu cuenta entre las calles de Berlín o asomarte a otro escenario de la historia alemana y europea: Potsdam. Esta ciudad es conocida como la Versalles Alemania, con su Palacio Sanssouci, donde la antigua familia del káiser prusiano tenía su residencia de verano; y Cecilienhof, lugar donde se firmó el fin de la II Guerra Mundial.Visitaremos el interior de uno de los palacios. Además de la relevancia histórica de la ciudad, Potsdam es como salida de un cuento de hadas, entre los tonos verdes de sus infinitos parques y los azules de sus ríos y lagos. Previo paso por el Barrio Holandés de la ciudad, anclado en el tiempo, volveremos a Berlín. Es hora de descansar.
3 Berlín. Una ciudad con una energia única.
incluye
  • Desayuno
Ciudades visitadas
  • Berlín
A estas alturas de tu viaje, ya te habrás dado cuenta de que Berlín es mucho mejor de cómo de la habían pintado. Es una historia de historias contadas por sus escenarios, personajes, hitos y acontecimientos, luces y sombras de un pasado doloroso, y que marca sin duda el cómo los alemanes afrontan su presente y su futuro. Para ti, visitante, es una ciudad con una explosiva variedad de alternativas. Si decides hacerlo por libre, podrás pasear por el inmenso parque Tier Garten, visitar el popular Museo Pérgamo en la Isla de los Museos, irte de shopping o visitar el área alternativa de Kreuzberg. Si quieres profundizar en la Berlín nazi del III Reich, te sugerimos que te unas a la excursión opciónal que hemos preparado para ti, que te acompañará por algunos de los escenarios más simbólicos de esta época de la historia. El andén 17 desde donde miles de judíos fueron deportados o las oficinas de la Gestapo son sólo algunos de los puntos obligados de la visita, y/o. La visita especializada propone conocer el campo de concentración de Sachsenhausen, al norte de la ciudad. Sí, lo sabemos, es cara poco agradable de la ciudad, pero, como se suele decir, es conveniente conocer el pasado, para no repetirlo.
4 Berlín - Dresde - Praga. Donde el Elba dibuja un espejismo florentino
incluye
  • Desayuno.
Ciudades visitadas
  • Dresde
  • Praga
Sí, lo sabemos, dejar Berlín atrás da muchísima pena. Es una ciudad con un magnetismo, fuerza y energía indescriptible. Pero no te apenes demasiado, que la aventura no ha hecho más que comenzar. Alemania es un país fascinante y, antes de despedirnos definitivamente de ella, haremos una parada de rigor en Dresde, a unas dos horitas de Berlín. El caudaloso río Elba baña una ciudad cargadita de historia, arte y una arquitectura renacentista maravillosa. Podrás visitar esta ciudad, descrita como la “Florencia del Elba” a tu aire. Aunque ahora Dresde brille por sí misma con una magia única, su pasado durante los años bélicos la dejo reducida a escombros por los bombardeos de las fuerzas aliadas. Sin embargo, su meteórica reconstrucción (que nos dice mucho en positivo del carácter alemán, que, ante las adversidades, se crece y se repone), mantuvo el mismo estilo que antes de la II Guerra Mundial. En el Alt Stadt o Barrio Antiguo exhibe su preciosa catedral Hofkirche, la Frauenkirche, el palacio de la ópera Semperoper o el palacio de estilo barroco, Zwinger. Tiempo libre hasta la hora de salida para Praga.. Durante las horas de viaje no te van a faltar temas de conversación después de tantas historias inolvidables, lugares fascinantes, personajes curiosos, rutas apasionantes, comidas y bebidas variopintas como habrás disfrutado ya a estas alturas en Berlín y Dresde. Decimos adiós a Alemania. ¡Auf Wiedersehen! Llegamos a Praga, a descansar! Cena incluida si viajas con la opción Todo Incluido
5 Praga. En el corazón de su barrio histórico
incluye
  • Desayuno. Almuerzo.
Ciudades visitadas
  • Praga
Visitas
  • Panorámica de Praga
Esperamos que hayas descansado bien, porque hoy te va a tocar caminar. Praga es perfecta para perderse entre sus callecitas y miles de rincones mágicos y maravillosos. La ciudad tiene algo especial que te atrapa, sea la época del año que sea. Repón fuerzas en el desayuno, porque te van a hacer falta. La visita panorámica a la ciudad te va a llevar por los lugares imprescindibles para conocer una de las ciudades mejor conservadas del Europa del Este: su placita del barrio antiguo, su archi conocido Reloj Astronómico (te podrías quedar horas mirándolo), las iglesias de Santa María de Týn y San Nicolás, la Plaza de Wenceslao y el puente de Carlos (en checo, Karl?v most), el más viejo de Praga, que atraviesa el río Moldava de la Ciudad Vieja a la Ciudad Pequeña, entre muchos otros lugares inolvidables. Después de comer, podrás volver a perderte en los detalles del Reloj Astronómico o indagar otras caras de la ciudad. Nunca viene mal caminar por el barrio judío y sus diversas sinagogas. Si no eres especialmente sensible, te sugerimos dejarte caer por el cementerio judío, que recoge tantas históricas trágicas de miles de familias que vieron su destino frustrado por la historia. Acuérdate de no recogerte demasiado tarde, mañana Praga tiene mucho más que ofrecer. Pero esa ya es otra historia… ¡que descanses!
6 Praga. Un día entre castillos de princesas y relojes mágicos
incluye
  • Desayuno.
Ciudades visitadas
  • Praga
¡Dobré ráno (“buenos días” en checo)! Sin duda, viajero, las primeras pinceladas de esta acogedora y preciosa ciudad te habrán dejado con ganas de saber más, de ver más, de descubrir más… Hoy es el día perfecto para descubrir la ciudad por tu cuenta. El intrincado laberinto de callejuelas empedradas del Barrio Antiguo, sus plazuelas, sus puentes sobre el caudaloso río Moldava (entre los que destaca el Puente de Carlos con sus incontables estatuas), su magnífico reloj astronómico, sus incontables cafeterías de corte clásicas o las tradicionales cervecerías, te invitan a fundirte con los locales, elegantes y desenfadados al mismo tiempo. No hay una estación mejor que otra para visitar Praga, ya que la magia se extiende durante los 365 días del año. Si tiene la opción de Todo Incluido tendrá tendrá una excursión por la Praga Santa con el El Castillo de Praga, la Catedral de San Vito y el palacio Real Viejo, lugar donde prendió la chispa de la Guerra de los 30 Años tras la defenestración de los nobles o el Callejón de Oro entre otros. Si tiene la opción de Todo Incluido nos veremos en el almuerzo y la cena.
7 Praga. La ciudad balneario de la República Checa o la Marbella del siglo XIX
incluye
  • Desayuno.
Ciudades visitadas
  • Praga
¿Cómo estás? A este viaje todavía le quedan muchas sorpresas. Para el día de hoy puedes seguir descubriendo Praga y sus alrededores a tu ritmo, darle un chance a la comida checa, perder la cabeza entre la infinita variedad de cervezas locales o visitar algunos barrios de las afueras. En cambio también tendrás la opción de realizar una excursión opcional a la ciudad-balneario de la República Checa: Karlovy Vary. Las personalidades con mayor poder adquisitivo de toda Europa no dudaban en poner rumbo a esta hermosa ciudad para tratar sus males físicos o, simplemente, para dejarse ver. Las aguas termales de sus ríos subterráneos son conocidas por sus propiedades medicinales. El río Teplá, que cruza la ciudad, está flanqueado por inolvidables columnatas y construcciones de una belleza arquitectónica indescriptible. Todos sabes que estar cerca del agua da mucha hambre… pues, ¡perfecto! Porque vas a disfrutar de una comida con auténtico sabor checo. Tendrás bastante tiempo después del almuerzo para pasear por las calles y paseos de la ciudad… Pero no pierdas el sentido del tiempo, que hoy por la noche, podrás disfrutar de una última noche en Praga. Y, ya sabes, lo que pasa en Praga, se queda en Praga. Si tienes la opción de Todo Incluido disfrutarás del almuerzo y la cena sin coste adicional.\r\nSi bebes, no conduzcas… No te apures, en Praga no necesitas ni coche ni caminar demasiado, ya que su sistema de transporte público funciona bastante bien. Como visitante, hay tres estaciones de metro prioritarias: Staremesto, Malastranska (sabemos que vas a querer hacer alguna broma con este nombre) y Mustek. La primera será, con toda seguridad, tu parada más recurrente, porque es la más céntrica. No te hagas el pillo y asegúrate de comprar tu billete antes de montar. Aunque no hay torniquetes de acceso, los revisores pasan con frecuencia y, si no llevas tu billete, ni toda la gracia ibérica del mundo te va a salvar de una buena multa. Ah, otra cosa, cuando compres el billete, asegúrate de validarlo en las otras maquinitas que encontrarás en los andenes. Una cosa es comprar el ticket y otra validarlo, que es básicamente sellarlo con la información de cuándo y dónde has cogido comenzado tu recorrido.
8 Praga – España. ¡Buen viaje y hasta pronto!
incluye
  • Desayuno
Ciudades visitadas
  • Praga
Amanece en Praga el último día de esta gran aventura. Disfruta de las últimas horas en la ciudad, paseando por sus bellas avenidas, tomando fotos y haciendo las últimas compras. ¿Qué tal un café en la Plaza Vieja? Siéntate a disfrutar sin prisas del trasiego y de esa belleza innata de la ciudad que quedará para siempre contigo. Después, te trasladarás al aeropuerto para coger el vuelo de vuelta a casa. ¡Buen viaje y hasta pronto!

Conoce un poco más República Checa y Alemania

Indispensables para tu viaje
Documentación necesaria
Como país miembro de la Unión Europea o del Acuerdo Schengen, pacto por el que se suprimen los controles de aduanas en las fronteras comunes, los ciudadanos que pertenezcan a algún país de la Unión Europea solo necesitan llevar consigo el DNI o el pasaporte en vigor. Los menores deberán viajar obligatoriamente con su propia documentación. Se recomienda no viajar con una documentación que pierda su validez antes de tres meses desde la entrada del país. Otras nacionalidades, rogamos consulten en las embajadas y consulados en sus países de origen los requisitos actuales de entrada al país. Los viajeros que quieran viajar con su propio coche o si tienen previsto alquilar uno, deberán viajar con el carnet de conducir y la Carta Verde.
Moneda
En República Checa la moneda oficial es la corona checa, en cambio en Alemania es el euro.
Tarjetas de crédito

Los cajeros automáticos se encuentran sin problemas por todos los países y aceptan tarjetas de crédito de uso más común (Visa, MasterCard, Maestro, Cirrus, American Express, etc.). También en la mayoría de los establecimientos, restaurantes y hoteles suelen permitir el pago con tarjetas de crédito y débito. En zonas rurales o enclaves especialmente pequeños, es aconsejable disponer de dinero en efectivo. Recuerde que para alquilar un coche se necesita presentar siempre una tarjeta de crédito en vigor.

Para evitar problemas desagradables, lo mejor es apuntar en un papel o en el móvil los teléfonos de las entidades emisoras de tus tarjetas de crédito. Así, si se da el caso de que pierdas o te roben alguna, podrás llamar inmediatamente a tu banco y pedir que la bloqueen.

Divisas
En República Checa y Alemania no existen restricciones a la importación de moneda, sea local o extranjera.
Tasas
En Praga y Berlín se aplican tasas turísticas de alojamiento que se pagan en el hotel.
Salud

No hay ninguna vacuna que sea necesaria. Antes de realizar el viaje, se recomienda contratar un seguro privado. Los ciudadanos de la Unión Europea que dispongan de la Tarjeta Sanitaria Europea (TSE) expedida por las autoridades sanitarias de cada país tienen derecho a una asistencia médica imprescindible, y la compañía de seguros no pagará el coste que supere el límite de esta asistencia imprescindible. Si el viajero debe ir al hospital, se recomienda acudir siempre con el pasaporte, la Tarjeta Sanitaria Europea (TSE) y las tarjetas de crédito. Si necesita más información puede ponerse en contacto con los servicios de la Seguridad Social o seguro médico privado de su país. Si requiere viajar o comprar algún medicamento, intente viajar siempre con el embalaje y la receta original expedida por su médico.

Los extranjeros quizá tengan que pagar por adelantado algún tratamiento médico que, posteriormente, les reembolsaran su compañía sanitaria ya sea pública o privada. Para ello, es necesario guardar toda la documentación y facturas originales.

Información general
Idioma
El idioma oficial en República Checa es el checo y en Alemania el alemán.
Corriente eléctrica
La corriente eléctrica es de 220 voltios a 50 Hz. Los enchufes son de tipo F (de clavijas redondas), iguales que en España.
WiFi
Casi todos los hoteles, cafeterías y centros comerciales, y centros públicos como bibliotecas o zonas del centro de ciertas ciudades ofrecen conexión gratuita a Internet (WiFi) de alta velocidad. Además, se puede visitar algún cibercafé.
Hora local
La hora oficial es GMT+1, es decir, la misma que en España peninsular y Baleares.
Clima

República Checa

El clima está condicionado por la posición geográfica del país. Al estar enclavado por barreras montañosas, tiene un carácter continental, aunque en la zona oeste es más moderado. Las estaciones están muy marcadas en la República Checa. La primavera suele ser fría con apenas diez grados centígrados hasta finales de mayo. Los veranos son bastante calurosos, con temperaturas medias de 17 grados centígrados, que se prolongan en agradables otoños. En septiembre aún hay clima caliente pero en octubre suelen bajar a 10 grados centígrados por las lluvias y las primeras heladas. El invierno ocupa prácticamente desde diciembre a febrero con temperaturas por debajo de cero.

Alemania

En Alemania el clima puede variar según la región. Las zonas más calurosas se encuentran en el valle del Rin. En el este y en el sur es donde más bajan las temperaturas y donde suele haber más variaciones entre las diferentes estaciones del año. De hecho, en el este el mercurio suele alcanzar las temperaturas mínimas y, por el contrario, en verano puede hacer mucho calor. En el norte y noroeste llueve en todas las estaciones y los verano suelen ser suaves.

right2
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Pulsando Acepto consideramos que aceptas su uso.