Viaje a Hungría: Circuito Budapest y Praga

Duración 8 día/s, 7 noche/s
Desde 1.171 €
Ver disponibilidad
Circuito: Budapest y Praga
DURACIÓN: 8 día/s, 7 noche/s
Desde 1.171 €
Ver disponibilidad
Una auténtica pareja de ases

Antaño capitales del Imperio Austrohúngaro, y actualmente ciudades vibrantes, divertidas y llenas de vida, Budapest y Praga son dos ciudades absolutamente imprescindibles en la agenda de cualquier viajero empedernido. Su rico patrimonio histórico, su increíble colección de monumentos y edificios emblemáticos, y su siempre animado ambiente han hecho de las capitales de Hungría y la República Checa dos puntos clave en el mapa turístico de Europa. Este circuito te propone una completa visita a cada una de ellas, además de suficiente tiempo libre para conocer en profundidad todos sus tesoros. Ahora solo queda por saber cuál de las dos te gustará más: ¿el Puente de las Cadenas o el Puente Carlos? ¿La Plaza de los Héroes o la Plaza de la Ciudad Vieja? ¿El Bastión de los Pescadores o el Castillo de Praga?

Itinerario

Día 1: España – Budapest. Una tarde libre en la capital de Hungría

RÉGIMEN Cena.
Transporte Vuelo
ALOJAMIENTO Hotel

Budapest y Praga son, probablemente, las dos ciudades más visitadas de Centroeuropa. Y no es para menos: son bellísimas, están llenas de historia y arte y en sus calles se respira un ambiente mágico, como de cuento de hadas, que enamora a cualquier visitante. A partir de hoy vas a pasar ocho días recorriendo ambas ciudades, las capitales de Hungría y de la República Checa. Es un viaje lleno de sorpresas que no olvidarás fácilmente. Y empieza en el aeropuerto, al que debes llegar dos horas antes de la salida del vuelo. ¿Hacia dónde? Budapest será quien te acoja con los brazos abiertos. En ella empieza tu aventura.

Nada más aterrizar en la capital húngara te llevarán al hotel que tienes asignado para hacer el check in e instalarte. Luego tendrás tiempo libre hasta la hora de la cena (que está incluida esta primera noche) para, si quieres, lanzarte a la calle y hacer una primera toma de contacto por la ciudad. Déjate llevar sin rumbo por sus calles y las primeras sensaciones que te producen. Ya tendrás tiempo de conocerla a fondo durante los próximos días. Hoy, dedícate a conectar con Budapest y su vitalidad contagiosa.

Día 2: Budapest. Un día completo recorriendo Budapest

RÉGIMEN Desayuno. Almuerzo.
Transporte Autocar, minibús o van
ALOJAMIENTO Hotel

Budapest es una de las ciudades más bellas de Europa. Con una población de algo más de 1,7 millones de habitantes, la capital de Hungría ocupa las dos orillas del río Danubio. En realidad, Budapest surgió de la unión de las ciudades de Buda y Pest, situada cada una a un lado del río y unidas por preciosos puentes. De ellas toma su nombre.

Después del desayuno te proponemos conocer lo más destacado de Budapest a través de una visita panorámica por la ciudad. El recorrido incluye la Plaza de los Héroes, uno de los centros neurálgicos de la capital, que rinde homenaje a personajes históricos de la patria en un bello conjunto escultórico. Este lugar es Patrimonio de la Humanidad por la Unesco junto con la Avenida Andrassy, que también conocerás.

Está considerada la calle más hermosa de Budapest gracias a los palacios que la adornan. La visita continúa con el Parque Municipal y algunos puentes que salvan el Danubio, como los de Margarita, Isabel y el de las Cadenas, el más famoso de todos. El barrio de Buda te sorprenderá con sus pintorescas calles y edificios neobarrocos, así como el bello exterior de la Iglesia de Matías. Desde el Bastión de los Pescadores podrás disfrutar de magníficas vistas del Parlamento, el segundo mayor del mundo, así como de Pest y del Danubio.

Después del almuerzo tendrás tiempo libre para seguir conociendo la ciudad a tu ritmo o, si te apetece, puedes apuntarte a una excursión opcional: “Budapest Histórica”. Esta visita incluye la Gran Sinagoga, uno de los edificios más emblemáticos de la ciudad. Es el templo hebreo más grande de Europa y el segundo del mundo. El imponente edificio tiene detrás una historia llena de reminiscencias trágicas, ya que está ubicado en el lugar donde los nazis establecieron el gueto judío. La visita también te llevará por el interior del inmenso Parlamento de Budapest, que ya habías podido conocer por fuera. En el edificio, una obra maestra de comienzos del siglo XX, destaca su fastuosa decoración.

Si lo deseas, tendrás también la oportunidad de realizar una excursión opcional que incluye un recorrido en barco por el Danubio, desde el que tendrás otro punto de vista de la ciudad, y una Goulash Party, en la que podrás degustar la mundialmente célebre gastronomía húngara regada con sus famosos vinos. Y todo ello mientras disfrutas de un animado espectáculo de músicas y danzas típicas del país. Un plan perfecto antes de volver al hotel a descansar de tu primer día completo en Budapest.

Día 3: Budapest. Todo un día libre en la capital de Hungría

RÉGIMEN Desayuno
Transporte Autocar, minibús o van
ALOJAMIENTO Hotel

El día de hoy te puede ofrecer tantas sorpresas y aventuras como desees, ya que, después del desayuno, tendrás todo el día libre por delante para disfrutar de Budapest a tu ritmo. ¿Cómo puedes aprovechar la jornada? Estás en Budapest, así que, de mil maneras. Quizá te apetezca conocer el célebre mercado central de la capital, el mercado cubierto más grande de Hungría. Allí podrás aprovechar para comprar productos gastronómicos húngaros y llevarlos como souvenir a España o recorrer los puestos y restaurantes y dejarte llevar por los sabores y aromas de la gastronomía local.

Otra idea es pasear por sus zonas comerciales en busca del regalo perfecto o relajarse en alguno de los balnearios históricos de la ciudad. ¿Sabías que Budapest es la ciudad con más manantiales de aguas termales del mundo? Pues aprovéchalo porque algunos, como el Gellért, parecen verdaderos palacios. Y no puedes irte de Hungría sin catar sus maravillosos vinos. Entre todos ellos destaca el Tokaji, uno de los más apreciados del mundo. De hecho, el rey Luis XIV de Francia lo definió como “El vino de los reyes y el rey de los vinos”.

También, si lo deseas, podrás apuntarte a algunas de las excursiones opcionales que pondremos a tu disposición para seguir profundizando en la cultura húngara. Y pasando así el día, entre mil propuestas, llegaremos a la noche. Si has contratado la opción Todo Incluido podrás disfrutar de la cena sin coste adicional.

Día 4: Budapest – Praga. Salimos hacia Praga con parada en Brno

RÉGIMEN Desayuno.
Transporte Autocar, minibús o van
ALOJAMIENTO Hotel

Han sido tres días maravillosos en Budapest, pero ha llegado la hora de decirle adiós a esta ciudad llena de encanto y poner rumbo a otra ciudad no menos fantástica: Praga, capital de la República Checa. Saldremos hacia allí después del desayuno, pero haremos una parada en Brno, ya en el país checo, para conocer algunos de sus encantos.

Brno, con algo menos de 400.000 habitantes, es la capital de la región histórica checa de Moravia. La ciudad mezcla arquitectura medieval y moderna: mientras que el perfil de la ciudad está dominado por el castillo de Spilberk y la Catedral de San Pedro y San Pablo, Brno cuenta con un buen puñado de buenos ejemplos de arquitectura racionalista del periodo de entreguerras. De hecho, la Villa Tugendhat, construida por el genial arquitecto Mies Van Der Rohe, es Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. Tendrás tiempo libre en la ciudad para conocer tanto el Castillo como la Catedral, pero también las plazas de Moravia y de la Libertad, el antiguo Ayuntamiento, la fuente del Parnaso o la columna de la Santísima Trinidad, además de otros muchos monumentos que te vayan saliendo al paso.

Tras la visita a Brno volveremos a la carretera y, ya sí, nos dirigiremos directamente a Praga, la maravillosa capital de la República Checa. Al llegar podrás instalarte en el hotel que tenemos asignado en la ciudad y, después, tendrás tiempo libre para echar un primer vistazo a Praga. Estamos seguros de que en estas primeras horas ya te enamorará. Y aunque te quedes prendado, recuerda que si has contratado la opción Todo Incluido podrás disfrutar de la cena sin coste extra.

Día 5: Praga. Una visita por la Ciudad Dorada

RÉGIMEN Desayuno. Almuerzo.
Transporte Autocar, minibús o van
Visitas Panorámica de Praga
ALOJAMIENTO Hotel

Praga es una de las ciudades más visitadas del mundo. La actual capital de la República Checa, situada a orillas del río Moldova, lo fue anteriormente del reino de Bohemia y durante siglos ha acumulado un increíble patrimonio histórico y artístico. No es de extrañar que su maravilloso casco histórico fuera declarado Patrimonio de la Humanidad en 1992.

Después del desayuno podrás hacer una visita panorámica para conocer los lugares más importantes de la ciudad. El Barrio Judío, situado al norte del Barrio Viejo, es un área pintoresca con sus sinagogas y callejuelas. Mientras, la Plaza de la Ciudad Vieja es un centro neurálgico de la ciudad. En ella se alza el Ayuntamiento, en cuyo costado encontramos el famosísimo reloj astronómico, que cada día concentra a cientos de turistas para contemplar cómo se mueven sus figuras. El tour también pasa por las Iglesias de San Nicolás y Santa María de Týn, el famosísimo Puente de Carlos, con sus esculturas que se asoman al Moldova y que adquiere un aspecto mágico al atardecer; o la Plaza de Wenceslao.

Tras el almuerzo podrás disfrutar de la tarde libre para descubrir otros aspectos de la ciudad. ¿Quizá alguno de sus museos? ¿El interior de las sinagogas, como La Española o la Staronová? Esta última está considerada la más antigua de Europa: fue construida a finales del siglo XIII. Aunque también puedes pasar una divertida tarde de compras en los numerosos comercios que encontrarás a tu paso. La decisión es tuya.

Al final del día, antes de retirarte a descansar, tendrás la cena incluida si has contratado la opción Todo Incluido.

Día 6: Praga. Un día libre a la sombra del Castillo de Praga

RÉGIMEN Desayuno.
Transporte Autocar, minibús o van
ALOJAMIENTO Hotel

¡Buenos días! Amanece en Praga y, si miras tu agenda, te darás cuenta de que no tienes ninguna actividad programada, así que tendrás el día libre para seguir disfrutando de la capital de la República Checa.
Sin embargo, si quieres seguir profundizando en la historia y patrimonio de la ciudad, tendrás la oportunidad de apuntarte a una excursión denominada Praga Santa.

Si has contratado la opción Todo Incluido podrás disfrutar de ella sin coste adicional. En esta excursión conocerás la joya de Praga, el Castillo. Construido en el siglo IX, el Castillo de Praga es realmente un conjunto de edificios que incluye la Catedral de San Vito y el Palacio Real Viejo, que fue la residencia de los reyes de Bohemia durante siglos. Hoy está considerado el palacio medieval más grande del mundo y fue clave de algunos hechos históricos: en él prendió la chispa de la Guerra de los 30 Años tras la defenestración de los nobles. En tu recorrido por el recinto no te pierdas el famoso Callejón del Oro, una pintoresca calle del interior del Castillo que debe su nombre a que en ella tenían sus talleres los orfebres durante el siglo XVII.

Después del almuerzo (que aquellos que hayan contratado la opción TI tienen incluido) tendrás el resto de la tarde libre. Será un momento perfecto para seguir descubriendo los mil rincones de esta ciudad. Eso sí, no pierdas la oportunidad de tomarte un descanso en alguna de las cervecerías típicas de la ciudad o, por qué no, visita el teatro negro o el de marionetas. El espectáculo es único.

Día 7: Praga. Un día en Karlovy Vary, el balneario de la alta sociedad

RÉGIMEN Desayuno.
Transporte Autocar, minibús o van
ALOJAMIENTO Hotel

Praga da mucho de sí. Las experiencias que te ofrece esta ciudad maravillosa son prácticamente infinitas. Por eso, después del desayuno tendrás todo el día libre por delante para seguir profundizando en su historia y su vibrante vida. Sin embargo, también tienes la opción de apuntarte a una excursión opcional a Karlovy Vary, una ciudad cercana a Praga llena de glamour. Esta visita la tienes incluida si has contratado la opción TI.

Karlovy Vary está ubicada en la región de Bohemia, al oeste de la República Checa y es famosa por sus muchas fuentes termales, lo que ha convertido a la localidad en una conocida ciudad-balneario. Karlovy Vary adquirió mucha fama, sobre todo, durante el siglo XIX. Hasta ella se trasladaron grandes artistas y un nutrido grupo de la alta sociedad y la aristocracia europeas para pasar temporadas de descanso. Sus calles vieron pasear a personajes de la talla de Strauss o Beethoven. Hoy también cuenta con un conocido festival de cine que llena de glamour la ciudad durante unos días.

Karlovy Vary cuenta con bonitos edificios y agradables paseos, aunque el más célebre es el que recorre la orilla del río Teplá. Una bonita columnata permitía a los ilustres visitantes pasear y tomar las aguas termales sin necesidad de estar sometidos a las inclemencias del clima. Tú podrás sentirte como un personaje más de la alta sociedad europea paseando por las calles de Karlovy Vary, ya que tendrás tiempo libre suficiente como para recorrer la ciudad hasta que llegue la hora de regresar a Praga. De vuelta a la capital, podrás disfrutar de una merecida cena sin coste extra si has contratado la opción Todo Incluido.

Día 8: Praga – España. ¡Adiós, Praga!

RÉGIMEN Desayuno
Transporte Vuelo

Budapest y Praga. Dos maneras de vivir Centroeuropa, y las dos igual de hermosas y llenas de historia. Han sido ocho días maravillosos deambulando por sus calles, entre palacios, castillos, plazas, relojes astronómicos, cervecerías y balnearios. Las dos capitales enganchan y, seguro, te han robado el corazón y desearás volver. Pero ahora hay que decirles adiós y emprender el camino de vuelta a casa.

Después del desayuno tendrás algo de tiempo libre para terminar de hacer el equipaje y, quizá, dar un breve paseo o hacer alguna compra de última hora. Luego, a la hora señalada, vendrán a por ti y te llevarán al aeropuerto de Praga, donde podrás tomar un vuelo hacia tu ciudad de destino en España. ¡Buen viaje!

Alojamientos previstos o similares

Los hoteles previstos según la categoría seleccionada serán los siguientes:

Nuestro producto más habitual, hoteles de 4* y los mejores 3* seleccionados tras años de experiencia. Para Francia y Alemania, que usan un criterio de clasificación diferente, se utilizarán hoteles de 3* identificados como 3* S.

Mercure Budapest Korona
Budapest, Hungría

Mercure Budapest Korona

Danubius Flamenco
Budapest, Hungría

Danubius Flamenco

Clarion Congress Prague
Praga, República Checa

Clarion Congress Prague

Leonardo Budapest
Budapest, Hungría

Leonardo Budapest

International Prague
Praga, República Checa

International Prague

Nuestro producto más habitual, hoteles de 4* y los mejores 3* seleccionados tras años de experiencia. Para Francia y Alemania, que usan un criterio de clasificación diferente, se utilizarán hoteles de 3* identificados como 3* S. Se incluyen todas o la mayoría de las comidas (no incluye bebidas). Por razones operativas y para que descubras a tu aire la cocina autóctona, en algún caso hemos dejado las comidas libres. Se incluyen las visitas y excursiones más interesantes

Leonardo Budapest
Budapest, Hungría

Leonardo Budapest

Clarion Congress Prague
Praga, República Checa

Clarion Congress Prague

Danubius Flamenco
Budapest, Hungría

Danubius Flamenco

Mercure Budapest Korona
Budapest, Hungría

Mercure Budapest Korona