Viaje a Escocia: Circuito Escocia Mágica

Duración 8 día/s, 7 noche/s
  • MAY
  • JUN
  • JUL
  • AGO
  • SEP
  • OCT
  • NOV
  • DIC
  • ENE
  • FEB
  • MAR
  • ABR
Desde 1.498 €
Ver disponibilidad
Circuito: Escocia Mágica
DURACIÓN: 8 día/s, 7 noche/s
Desde 1.498 €
Ver disponibilidad
Vive una experiencia inolvidable en un país mágico

Empezando por Edimburgo, la capital de Escocia y su ciudad más poblada, conocerás en este gran viaje un país lleno de sorpresas, de belleza y de lugares increíbles. Las Tierras Altas, con sus paisajes espectaculares; el Lago Ness y el aura de misterio que lo rodea; las costas escocesas, con sus acantilados y sus fiordos; una destilería de whisky en la que podrás probar la bebida nacional del país; la silueta del Ben Nevis, la montaña más alta del Reino Unido, la asombrosa Isla de Mull, y las animadas y bulliciosas calles de Glasgow son solo algunas de las maravillas que te esperan a lo largo de este viaje.

Itinerario

Día 1: España – Edimburgo. Hello, Scotland!

RÉGIMEN Cena.
Transporte Vuelo
ALOJAMIENTO Hotel

Escocia es una región que evoca leyendas de otras épocas. Su territorio, que ocupa el tercio superior de la isla de Gran Bretaña y casi 800 islas, está lleno de castillos misteriosos, lagos profundos, ciudades ennegrecidas por la humedad, pero llenas de encanto y rincones por los que perderse, paisajes verdes y negros empañados por la niebla… Durante los próximos días conocerás a fondo esta nación que forma parte del Reino Unido. Será un viaje fascinante que no olvidarás jamás.
Lo primero que tienes que hacer es presentarte en el aeropuerto dos horas antes de la salida del vuelo hacia Edimburgo. La capital de Escocia, bellísima y llena de historia, será la primera parada de tu viaje. En cuanto aterrices te llevarán hasta el hotel y, después de instalarte, tendrás tiempo libre para tomar el pulso a esta ciudad de castillos y callejuelas estrechas. Si lo prefieres, tienes la oportunidad de realizar la excursión opcional Edimburgo Inédito, que recorrerá lugares como el mágico Dean Village, uno de los barrios más bonitos y antiguos de la ciudad, ya que está en pie desde el siglo XII. Era una aldea independiente, pero ha terminado integrada en la ciudad. También pasarás por el Fettes College, con su perfil que parece salido de una novela de Harry Potter; y el Puerto de Leith, donde podrás tomar una cerveza en un pub tradicional. Al final del día, podrás disfrutar de alojamiento y descanso en el hotel.

Día 2: Edimburgo. ¿Listo para conocer lo mejor de la capital escocesa?

RÉGIMEN Desayuno escocés. Cena.
Transporte Autocar, minibús o van
Visitas Panorámica de Edimburgo
ALOJAMIENTO Hotel

Con casi medio millón de habitantes, Edimburgo es la capital de Escocia y una de las ciudades más interesantes y pintorescas de Europa. Tú vas a poder descubrirla durante la jornada de hoy, en la que tenemos preparada una visita panorámica por sus lugares más importantes acompañados de un guía local. La actividad empezará después del desayuno escocés que podrás degustar nada más empezar el día. Reúne fuerzas porque te espera una jornada intensa.
En tu paseo por Edimburgo recorrerás la Milla Real, probablemente la calle más importante del casco histórico de la ciudad, ya que une el Castillo y el Palacio de Holyroodhouse. Desde el siglo XII, la Milla Real ha marcado el ritmo de la capital escocesa. En ella se encuentran edificios tan importantes como la sede del Parlamento o los Tribunales de Justicia, además de animadas tiendas y cafés.
Después te dirigirás a la denominada New Town o zona georgiana. Mientras que la Milla Real y sus alrededores es característica por su trazado medieval, esta zona nueva de la ciudad, que surgió a partir del siglo XVIII, destaca por la racionalidad de su urbanismo. Muy emblemáticos son sus “crescents”, es decir, sus edificios de viviendas de dos o tres plantas que forman largas filas, y sus plazas. La mañana finalizará con una subida a Calton Hill, una de las siete colinas que dominan la ciudad. En ella se construyeron un puñado de edificios y monumentos de estilo clásico que le han valido a Edimburgo el sobrenombre de la Atenas del Norte.
Tendrás el resto del día libre, aunque también tendrás la oportunidad de realizar una excursión opcional para visitar el interior el imponente Castillo de Edimburgo, sin duda, el emblema de la ciudad; y el Palacio de Holyroodhouse, la antigua residencia real.
Al final del día tomarás una deliciosa cena y después te espera el hotel para un merecido descanso.

Día 3: Edimburgo – Reino de Fife - Saint Andrews – Tierras Altas (Strathpeffer). Entrando de lleno en la Escocia más natural

RÉGIMEN Desayuno. Almuerzo. Cena.
Transporte Autocar, minibús o van
Visitas Castillo de Glamis (entrada incluida)
ALOJAMIENTO Hotel

Las Tierras Altas de Escocia es una región fascinante. Sus verdes paisajes, su clima lluvioso, sus castillos y sus lagos están llenos de leyendas. Entre sus colinas te parecerá escuchar una gaita lejana mientras las gotas de lluvia repican en las rocas de turba. ¿Tienes ganas de conocerla? Pues saldrás hacia allá nada más disfrutar el desayuno escocés que tienen preparado en el hotel.
La primera parada del día te llevará hasta la ría del Forth, sobre la que se despliega uno de los puentes de ferrocarril más famosos del mundo. Sus 2,5 kilómetros lo convierten en el más largo del mundo en su categoría, una obra de ingeniería espectacular que ha sido declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. No debes perder la oportunidad de hacerle unas cuantas fotos.
Después te adentrarás, junto con el grupo, en el Reino de Fife, una región histórica situada al este de Escocia, entre fiordos, que hasta hace mil años estuvo habitada por tribus autóctonas. Su capital es la famosa ciudad de Saint Andrews. Famosa por su historia y cultura, por contar con una de las universidades más antiguas de Reino Unido y, también, por estar considerada la cuna del golf. Imperdible.
Tras el almuerzo tendrás tiempo libre para recorrer la ciudad y, a continuación, emprenderás de nuevo el camino hacia la región de las Tierras Altas, haciendo, eso sí, una parada en el Castillo de Glamis. Míralo bien porque sus piedras más antiguas están allí desde el siglo XI. La fortaleza está vinculada tanto a la familia real británica como a la leyenda de Macbeth, historia de pasiones y venganzas que inmortalizó el gran Shakespeare.
Tu hotel en las Tierras Altas te espera al final del día para darte la bienvenida y una cómoda habitación. En él también podrás disfrutar de una rica cena.

Día 4: Tierras Altas – Wester Ross – Inverness – Tierras Altas (Strathpeffer). Conociendo la pintoresca capital de las Tierras Altas

RÉGIMEN Desayuno. Almuerzo. Cena.
Transporte Autocar, minibús o van
Visitas Jardines de Inverewe
ALOJAMIENTO Hotel

Hoy continuarás tu periplo por las Tierras Altas. El día te llevará hasta la maravillosa ciudad de Inverness, capital de la región, pero por el camino te esperan muchas sorpresas.
Después del desayuno escocés en el hotel pondrás rumbo a la montañosa región de Ross and Cromarty. Este territorio está considerado uno de los más antiguos de Escocia y hasta de Europa, ya que sus caprichosas formaciones geológicas tienen su origen miles de años atrás. Las bellas cascadas de Rogie son una de las atracciones más famosas de la zona. Podrás verlas en todo su esplendor dando un paseo por los alrededores. Ah, y no te olvides de hacer algunas fotos. Así las recordarás siempre.
La jornada continúa hacia el Loch Maree, uno de los lagos más grandes de Escocia, aunque el objetivo es la bahía cercana a la localidad de Poolewe, que guarda un fascinante tesoro: los jardines de Interewe. Este maravilloso jardín botánico fue creado en 1862 por Osgood Mackenzie con el objetivo de recolectar miles de plantas de todo el mundo.
Después del almuerzo la excursión te llevará, cruzando la ría de Moray, hasta Inverness, la capital de las Tierras Altas. Una vez allí tendrás tiempo libre suficiente para recorrer esta preciosa ciudad, importante centro comercial del norte del Reino Unido, y pasear a orillas del río Ness. También tendrás la oportunidad de hacer una visita opcional al Castillo de Cawdor.
Tras todas estas experiencias emprenderás el regreso a hacia el hotel, donde podrás disfrutar de la cena y de un merecido descanso.

Día 5: Tierras Altas – Destilería de Glen Ord – Lago Ness – Fort Augustus – Fort William – Oban. ¿Quién quiere probar un buen vaso de whisky escocés?

RÉGIMEN Desayuno. Cena.
Transporte BarcoAutocar, minibús o van
Visitas Visita a una típica destilería escocesa con degustación Paseo en barco por el Lago Ness hasta las ruinas del castillo de Urquhart
ALOJAMIENTO Hotel

Es sabido por todos: el whisky es la bebida nacional de Escocia. En esta región se elabora el mejor del mundo y los escoceses están muy orgullosos de ello. Para los habitantes de la región, son como las lágrimas de los dioses. Después de disfrutar del desayuno en el hotel podrás observar con tus propios ojos cómo se elabora el whisky escocés, ya que junto con el grupo tendrás la oportunidad de visitar una destilería típica, la de Glen Ord. También podrás descubrir todos los matices que hay ocultos en la bebida, ya que podrás realizar una degustación.
La siguiente parada del día te llevará a uno de esos lugares llenos de leyendas. Pero esta vez, de verdad. Estamos hablando del mundialmente conocido Lago Ness. ¿Quién no ha oído hablar del monstruo que habita en sus profundidades? Quizá puedas encontrarte con él cuando, a bordo de un barco, remontemos sus aguas para alcanzar las ruinas del Castillo de Urquhart. Esta fortaleza con más de mil años de antigüedad es un emblema para los escoceses y un símbolo de su luchar por la libertad. Allí podrás descubrir por qué.
A continuación emprenderás el camino hacia el sur, aunque harás una parada en Fort Augustus para fotografiar las impresionantes esclusas del Canal de Caledonia, una vía navegable que une las dos costas escocesas. La última parada del día será Fort William, a los pies de la montaña más alta del Reino Unido, denominada Ben Nevis, donde podrás admirar sus 1.344 metros de altura. Al final del día te espera la cena en el hotel y una cómoda habitación.

Día 6: Oban. Paisajes que no olvidarás fácilmente

RÉGIMEN Desayuno. Cena.
Transporte FerryAutocar, minibús o van
ALOJAMIENTO Hotel

Después del desayuno escocés en el hotel, y atravesando un maravilloso paisaje de lagos y fiordos, el día de hoy te llevará hasta la preciosa Oban, una ciudad de la costa oeste escocesa cercana al archipiélago de las Hébridas Interiores. En gaélico, Oban significa “pequeña bahía”. Está situada en la costa y rodeada de bosques, castillos y playas. La localidad está considerada la capital del marisco de Escocia y, en general, es una más que agradable población en la que pasar algo de tiempo. Y eso es lo que tendrás la oportunidad de hacer, porque antes de embarcar hacia la isla de Mull, la siguiente parada de la excursión, dispondrás de algo de tiempo libre para conocerla.
La isla de Mull es la mayor de las Hébridas Interiores. Su forma irregular la dota de una fisonomía cuajada de maravillosos paisajes, salpicados de bosques y montañas volcánicas, que no te dejará indiferente. El recorrido por la isla te llevará hasta el Castillo de Torosay, una preciosa construcción de estilo neoclásico, y el Castillo de Duart, una impresionante fortaleza medieval, erigida en el siglo XIII, que se alza imponente en el extremo de una península. Este castillo fue el hogar del mítico clan Maclean, uno de los más heroicos de Escocia, y está ligado a la leyenda de la Armada Invencible. También visitarás la pintoresca Tobermory, una pequeña aldea marinera situada al norte de la isla fundada en 1788.
El regreso al hotel tendrá diferentes paradas. Irás hasta Craignure, desde allí embarcarás hasta Oban y, de ahí, al alojamiento, donde podrás disfrutar de cena y descanso. ¡Buenas noches!

Día 7: Oban – Trossachs – Stirling – Glasgow. Rumbo a la otra gran ciudad de Escocia

RÉGIMEN Desayuno. Almuerzo. Cena.
Transporte Autocar, minibús o van
Visitas Castillo de Stirling con guía y entradas incluidas Panorámica de Glasgow
ALOJAMIENTO Hotel

Hoy debemos dejar atrás las Tierras Altas y poner rumbo al sur. Al final del día te espera la vibrante ciudad de Glasgow, pero hasta llegar allí todavía tienes un montón de sorpresas por delante. Eso sí, lo primero que tienes que hacer es reponer fuerzas con un buen desayuno escocés. Después, ya sí, empezará tu jornada. ¿Estás preparado? Pues allá vamos.
Lo primero que harás, junto al resto del grupo, es atravesar la región de los Trossachs, un paisaje de bosques y lagos de una belleza increíble. El objetivo es alcanzar la localidad de Stirling, antigua capital del reino de Escocia, situada en el centro de la nación. Con algo menos de cien mil habitantes, Stirling es famosa por su industria, por sus leyendas sobre fantasmas y por su castillo. De hecho, la ciudad está construida en torno a la fortaleza, situada en lo alto de una colina rocosa. Después del almuerzo tendrás la oportunidad de visitarla. El Castillo de Stirling es uno de los más importantes de Escocia. En él se refugió y fue coronada la reina María Estuardo. Además, sus piedras han sido testigo de dos batallas de gran relevancia histórica para Escocia. La primera, ocurrida en 1297, es la de Stirling Bridge y en ella salió victorioso William Wallace, el personaje que hizo famoso Mel Gibson en la súper conocida película “Braveheart”. La segunda, la de Bannockburn, se saldó con el reconocimiento de Escocia como nación independiente. Seguro que disfrutas empapándote de su historia.
En cuanto termine la visita al castillo te pondrás de nuevo en ruta con destino a Glasgow, la ciudad más poblada y capital financiera de Escocia. Una vez allí, tendrás la oportunidad de conocerla mediante una visita panorámica que te llevará por la Gran Mezquita Central, la Catedral, la Universidad, el Ayuntamiento, George Square y el río Clyde, en cuyo curso se gestó la Revolución Industrial que convirtió a Glasgow en una ciudad próspera.
Todos estos lugares podrás recordarlos al final del día, disfrutando de la cena en el hotel antes de retirarte a tu habitación a descansar.

Día 8: Glasgow – España. Bye bye, Scotland!

RÉGIMEN Desayuno.
Transporte Vuelo

Han pasado ocho días desde que llegaste a Escocia. Una semana larga en la que has recorrido grandes ciudades como Edimburgo y Glasgow, infinidad de castillo, lagos, islas y paisajes que parecen encantados. Sin embargo, ha llegado el momento de decirle adiós a esta maravillosa nación y poner rumbo a casa. Después del desayuno escocés en el hotel aún te queda un poco de tiempo para darle las últimas bocanadas al aire de Glasgow. Quizá te apetezca dar un último paseo. Hazlo, por supuesto, pero, eso sí, deberás estar en el hotel en el momento en que vengan a buscarte para llevarte al aeropuerto y tomar un vuelo con destino a España.

Alojamientos previstos o similares

Los hoteles previstos según la categoría seleccionada serán los siguientes:

Nuestro producto más habitual, hoteles de 4* y los mejores 3* seleccionados tras años de experiencia. Para Francia y Alemania, que usan un criterio de clasificación diferente, se utilizarán hoteles de 3* identificados como 3* S.

Muthu Ben Doran
Crianlarich, Reino Unido

Muthu Ben Doran

Imperial
Fort William, Reino Unido

Imperial

Holiday Inn Edinburgh
Edimburgo, Reino Unido

Holiday Inn Edinburgh

Premier Inn Glasgow City Centre Charing Cross
Glasgow, Reino Unido

Premier Inn Glasgow City Centre Charing Cross

Moxy Glasgow Merchant City
Glasgow, Reino Unido

Moxy Glasgow Merchant City

Muthu Royal Park Albatros
Golf Del Sur, España

Muthu Royal Park Albatros

Glasgow Marriott
Glasgow, Reino Unido

Glasgow Marriott

Ben Wyvis
Strathpeffer, Reino Unido

Ben Wyvis

Alexandra Hotel Fort William
Fort William, Reino Unido

Alexandra Hotel Fort William

ibis Edinburgh Centre South Bridge - Royal Mile
Edimburgo, Reino Unido

ibis Edinburgh Centre South Bridge - Royal Mile