Viaje a Croacia: Circuito Lo mejor de Croacia (Semana Santa)

Duración 8 día/s, 7 noche/s
  • FEB
  • MAR
  • ABR
  • MAY
  • JUN
  • JUL
  • AGO
  • SEP
  • OCT
  • NOV
  • DIC
  • ENE
Desde 1.713 €
Ver disponibilidad
Circuito: Lo mejor de Croacia (Semana Santa)
DURACIÓN: 8 día/s, 7 noche/s
Desde 1.713 €
Ver disponibilidad
Viaja a uno de los destinos de moda en el Mediterráneo

¿Preparados para el recorrido más maravilloso por Croacia? Apúntate esta Semana Santa a este completo tour y descubre Zagreb; la sorprendente capital del país; los Lagos de Plitvice, una de las maravillas naturales más espectaculares de Europa; la histórica y moderna Dubrovnik, declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco; la hermosa Zadar; salpicada de ruinas romanas e iglesias medievales; la encantadora Trogir, una ciudad museo repleta de un impresionante catálogo de iglesias, calles, pequeñas plazas y palacios….Disfruta de su clima templado, la hospitalidad de su gente, y degusta una excelente gastronomía local y un vino de primera. ¡No querrás volver a casa!

Itinerario

Día 1: España - Zagreb. Rumbo a la capital de Croacia

RÉGIMEN Cena.
Transporte Vuelo
ALOJAMIENTO Hotel

Bienvenido a Zagreb, una sorprendente ciudad centroeuropea que te seducida por su rica historia, su hermoso arte y su amplia oferta cultural. Coge tu maleta y preséntate en el aeropuerto dos horas antes de la salida del vuelo hacia Zagreb, la capital de Croacia. Cuando aterrices, te recogerán en el aeropuerto y te trasladan al hotel para que puedas hacer una primera incursión por esta hermosa urbe totalmente a tu aire. Por la tarde, a última hora, te reunirás en la recepción del hotel con tu guía acompañante.

Día 2: Zagreb. Descubre la capital de Croacia

RÉGIMEN Desayuno. Almuerzo. Cena.
Transporte Autocar, minibús o van
Visitas Panorámica de Zagreb
ALOJAMIENTO Hotel

Tras un completo desayuno en el hotel, comenzarás el día con una visita panorámica por las dos ciudades que conforman Zagreb: la Ciudad Baja (Donji Grad) y la Alta (Gornji Grad), donde se encuentran sus numerosos palacios góticos y barrocos, sus bellas iglesias, sus murallas y sus más de 30 museos, entre los que destacan el Pabellón Artístico, la catedral de San Esteban o el Museo Arqueológico.


Posteriormente, disfrutarás de un delicioso almuerzo, donde podrás probar la gastronomía típica del país. A continuación, cuentas con la tarde libre, donde tendrás la oportunidad de realizar una excursión opcional a Varazdin, la que fuera la antigua capital de Croacia entre 1756 y 1776, famosa por su casco histórico y su antiguo castillo.
Y si decides quedarte en Zagreb, te proponemos pasear por su animada y turística calle Tkalciceva repleta de concurridas terrazas y cafés; subirte a un tranvía y llegar a todos sus rincones importantes; contemplar la panorámica desde la montaña Medvednica o ir de compras por Ilica, su calle más comercial.


Y para terminar el día, te espera una deliciosa cena en el hotel.

Día 3: Zagreb - Lagos de Plitvice - Zadar. Maravillas naturales

RÉGIMEN Desayuno. Almuerzo. Cena.
Transporte Autocar, minibús o van
Visitas Parque Nacional de Plitvice Panorámica de Zadar
ALOJAMIENTO Hotel

Hoy, después de disfrutar de un delicioso desayuno, saldremos hacia Plitvice para visitar uno de los parajes más espectaculares del país, el Parque Nacional de los Lagos de Plitvice. 300 kilómetros cuadrados dominados por 16 preciosos lagos rodeados por decenas de cascadas y cataratas y en medio de un entorno de densos bosques. No es de extrañar que fuese el primer parque nacional creado en Croacia, concretamente en 1949, y que treinta años después de eso la Unesco decidiera incluirlo en el listado de sus lugares Patrimonio de la Humanidad.


Así que poneros calzado cómodo y preparados porque está previsto realizar un paseo por los bellos senderos y puentes que bordean las orillas de los lagos e incluso pasan por detrás de las cataratas. Además, también está incluida una travesía en barco por el hermoso lago de Kozjak.


Posteriormente, continuaremos nuestro viaje hasta Zadar acompañados con nuestro guía local. Entre sus principales lugares destacan: el puerto, donde se esconde un curioso órgano marino y un peculiar saludo al sol; el casco antiguo salpicado de ruinas romanas e iglesias medievales, y la iglesia de San Donato, una de las mejores muestras de la arquitectura bizantina de la región; la catedral de Santa Anastasia, levantada entre los siglos XII y XV sobre una antigua basílica paleocristiana. Fijaros en el León de San Marcos que corona la Puerta de Zara o Terraferma, símbolo del pasado veneciano de la ciudad.

Día 4: Zadar - Sibenik - Trogir - Región Split / Sibenik. Disfrutando de los tesoros mejor guardados del Adriático

RÉGIMEN Desayuno. Almuerzo. Cena.
Transporte Autocar, minibús o van
Visitas Panorámica Split
ALOJAMIENTO Hotel

El ecuador del viaje se presenta emocionante. Hoy, después de desayunar, partiremos hacia Sibenik, una hermosa ciudad ubicada en la zona central de Dalmacia, junto a la desembocadura del río Krka en la costa del mar Adriático, y que es especialmente famosa por haber jugado un importante papel militar y estratégico en las luchas que los croatas mantuvieron en el mar contra Bizancio, el Imperio Otomano y la República Veneciana. Y es que Sibenik siempre ha sido un lugar clave, estratégico; incluso en la más reciente guerra de la antigua Yugoslavia, cuando sufrió serios desperfectos. Quién lo diría ahora, pensarás, porque su espléndido casco histórico, reconocido como Patrimonio de la Humanidad, es un fantástico catálogo de palacios, edificios señoriales, fortificaciones y templos de mucho interés.

La lista la encabeza la sensacional catedral de San Jacobo, restaurada al detalle después de sufrir un bombardeo en 1991 para conservar todo el esplendor de su mezcla de influencias artísticas entre la Italia del Norte, Dalmacia y la Toscana. ¿Sabías que es la única catedral de Europa hecha enteramente con piedra?

Nuestra siguiente parada será Trogir, una de las pequeñas grandes joyas de la región. Situada en una pequeña isla a escasa distancia de tierra firme, esta ciudad museo te ofrece una impresionante muestra de iglesias, calles, pequeñas plazas y palacios que te enviarán instantáneamente a la época medieval. Recorrer a tu aire esta pequeña ciudad amurallada, que fue declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en 1997, es una auténtica delicia.

Y para acabar una jornada inolvidable, un broche de oro espectacular. Después de almorzar, vas a hacer una completa visita panorámica por la segunda localidad más grande de Croacia, Split. Allí encontrarás un casco histórico único en el mundo: ¡todo está dentro de un palacio romano! Resulta que Diocleciano se enamoró de la ciudad y decidió levantar una enorme residencia para retirarse en el siglo IV. A día de hoy, es una de las edificaciones romanas mejor conservadas del planeta, así que seguro que te quedarás con la boca abierta cuando cruces la Puerta del Oro y entres en el Palacio. Te recibirá un precioso patio interior denominado Peristilo, pero enseguida te darás cuenta de que hay mucho más. Porque Split se desarrolló durante años allí dentro; por eso podrás fotografiar las Puertas de Plata, de Hierro y de Latón, la iglesia de Santo Domingo y la sublime catedral de San Duye, que no es más que el mausoleo de Diocleciano reconvertido en templo religioso. Y aún te falta mucho más por ver: el templo de Júpiter, el baptisterio de San Juan, la Torre del Reloj o la Plaza del Pueblo, corazón comercial y administrativo de la ciudad a partir del siglo XV. Seguro que tanta belleza te ha abierto el apetito, así que disfruta de la cena antes de alojarte en tu hotel.

Día 5: Región Split / Sibenik - Mostar - Dubrovnik. Lugares únicos nos están esperando

RÉGIMEN Desayuno. Almuerzo. Cena.
Transporte Autocar, minibús o van
Visitas Panorámica de Mostar
ALOJAMIENTO Hotel

En el quinto día, tras desayunar en tu hotel, te pondrás en marcha porque hoy vas a cruzar la frontera. Un autobús te llevará hasta Bosnia-Herzegovina para visitar sus principales puntos de interés. La primera parada de tu ruta será la localidad de Medjugorje, auténtica capital religiosa del país. Cuentan que en 1981 la virgen María se apareció a unos niños en esta pequeña localidad situada entre montañas. Desde entonces, la población se ha convertido en un importante centro de peregrinación mariana que acoge cada año a miles de visitantes. Para disfrutarlo al máximo, contarás con tiempo libre. Aprovecha para fotografiar las vistas desde la enorme cruz o visitar el precioso santuario.

La siguiente estación de tu recorrido está apenas a 25 kilómetros, así que no tendrás que esperar mucho para poder pasear por uno de los grandes destinos turísticos de la antigua Yugoslavia. La ciudad de Mostar, uno de los destinos más espectaculares de Bosnia-Herzegovina, sufrió notablemente los estragos del conflicto bélico de finales del pasado siglo pero ha sabido renacer de sus cenizas para recuperar la sublime belleza que siempre ha atesorado. Lo podrás comprobar después del almuerzo, cuando un guía te acompañará en una visita por sus principales puntos de interés. Vas a disfrutar de preciosas calles empedradas, podrás hacer compras en comercios tradicionales o pasear por sus animados mercados. Fíjate en los variados edificios de la ciudad, que te muestran el paso de diversas culturas por la localidad y no te pierdas la plaza de España, que homenajea a los cascos azules españoles que ayudaron a la población civil durante el reciente conflicto. Y por supuesto, contempla el precioso Puente Viejo (Stari Most), una construcción medieval sobre el río Neretva que se convirtió en símbolo de la destrucción de la guerra después de caer en 1993 y reconstruirse después para entrar en el listado de lugares Patrimonio de la Humanidad.


Para acabar la intensa jornada de ruta balcánica, regresarás a Croacia para asentarte en Dubrovnik. En cuanto llegues, entenderás por qué la llaman la Perla del Adriático. Pocas ciudades tienen el encanto de la antigua Ragusa, con sus techos anaranjados rodeados por una fabulosa muralla de casi dos kilómetros de largo asentadas al borde del mar. Palacios, iglesias, monasterios o edificios señoriales te esperan en un casco antiguo que va a dejar una profunda huella en tu corazón de viajero. Disfruta de tu primera cena en Dubrovnik y descansa en tu hotel porque mañana tienes mucho que ver…

Día 6: Dubrobnik. Una joya muy bien conservada

RÉGIMEN Desayuno. Almuerzo. Cena.
Transporte Autocar, minibús o van
Visitas Panorámica de Dubrovnik
ALOJAMIENTO Hotel

Un consejo para empezar: aprovecha bien el desayuno en tu hotel porque hoy tienes por delante 24 horas para conocer una de las ciudades más espectaculares de Europa. Anoche ya pudiste ver que Dubrovnik es especial y hoy lo comprobarás con una completa visita guiada por sus principales puntos de interés. Ponte un calzado cómodo, no te olvides la cámara de fotos y disponte a disfrutar de una localidad sacada de un cuento de hadas. Cruza la solemne puerta de Pile para adentrarte en el espectacular casco histórico de la antigua Ragusa, considerado por la Unesco como Patrimonio de la Humanidad. Fotografía el imponente Palacio de Sponza, del siglo XVI, y fíjate en la columnata de su atrio y las preciosas tallas de piedra; visita la iglesia y el convento franciscano, donde se encuentra una de las farmacias más antiguas de Europa: ¡está igual desde 1317! No te pierdas la iglesia del patrón de la ciudad, San Blas, construida en un precioso estilo barroco; ni la soberbia Catedral de la Asunción. Date un agradable paseo por la Stradun, la calle principal que cruza el casco antiguo hasta la plaza Luza, donde podrás contemplar la famosa Torre del Reloj y la Columna de Orlando.

Después del almuerzo, tienes dos opciones sobre la mesa. Por un lado, puedes disfrutar de una tarde libre al completo. Vuelve a darte un paseo por el casco histórico de la ciudad o aprovecha para contemplar la luz del ocaso desde las murallas. ¡Las vistas son fabulosas! Otra opción es apuntarte a la excursión opcional que, si el tiempo lo permite, te llevará en barco hasta las cercanas islas Elafiti, repletas de pinares y cipreses y con unas playas ideales para que te des un chapuzón. Además, al regreso, podrás tomar un aperitivo y saborear una degustación de una especialidad de la región mientras tocan música en vivo en el barco. ¿Se te ocurre mejor plan antes de disfrutar de la cena y descansar en tu hotel?

Día 7: Dubrovnik (opcional Montenegro). Cruzando fronteras en los Balcanes

RÉGIMEN Desayuno.
Transporte Autocar, minibús o van
ALOJAMIENTO Hotel

Tu viaje por los Balcanes está apurando sus últimas horas, pero aún te queda mucho por ver. ¡No hay tiempo que perder! Durante el suculento desayuno en tu hotel tienes que tomar una decisión. Por un lado, puedes quedarte en Dubrovnik para disfrutar de un día libre al completo en una de las ciudades más espectaculares del Viejo Continente. ¿A que suena bien? Date un completo paseo por las murallas, levantadas en el siglo X, y toma una foto de las vistas desde la Torre Minceta; visita las localizaciones de la famosa serie Juego de Tronos, compra alguno de los cosméticos naturales en la añeja farmacia del convento de los Franciscanos o date una vuelta por alguno de los museos de la ciudad.

Y si te apetece algo más movido, no lo dudes y apúntate a la excursión opcional que te llevará a conocer el fiordo más espectacular del Mediterráneo. Para ello tendrás que cruzar la frontera con Montenegro y adentrarte en la bahía de Kotor. La ruta te permitirá contemplar paisajes idílicos y pasear por localidades de ensueño. La primera de ellas es Perast, un delicioso pueblo de pescadores. Si te fijas, en el medio del fiordo, desde allí verás una isla coronada por una iglesia. Es Nuestra Señora de las Rocas, un templo construido en 1632 sobre un islote artificial construido con piedras y restos de barcos traídos por los lugareños. ¡Es única! El fiordo concluye en una localidad espectacular, Kotor, donde almorzarás y contarás con tiempo libre para perderte por sus calles adoquinadas y visitar sus variados monumentos. No puedes perderte sus catedrales ni las sublimes vistas desde la muralla. Sin duda serán la guinda a jornada redonda antes de regresar a Dubrovnik a descansar en tu hotel.

Día 8: Dubrobnik -España. Adiós a esta bella aventura

RÉGIMEN Desayuno.
Transporte Vuelo

Han sido ocho días recorriendo los mágicos rincones de Croacia con varias incursiones a otros preciosos lugares de los Balcanes. Has contemplado ciudades de cuento como Dubrovnik o Trogir, has paseado por un casco histórico único en el mundo como el de Split, has viajado en el tiempo en Sibenik, has fotografiado un paisaje único en Montenegro o los lagos de Plitvize, te has quedado prendado de los encantos de Bosnia-Herzegovina o has disfrutado de la belleza de Zagreb o Zadar. ¡Vaya viaje inolvidable!



Pero todo tiene su fin y ahora llega el momento de regresar a casa. Así que prepara de nuevo las maletas y asegúrate de que no te dejas nada en la habitación del hotel. Saborea tu último desayuno en tierras croatas y aprovecha el tiempo libre que tienes por delante hasta la hora de ir hacia el aeropuerto. Es un buen momento para darte un último paseo de despedida por el casco histórico de Dubrovnik, añadir alguna foto a tu álbum o hacer esas compras de última hora. A la hora convenida, regresa a tu hotel para subirte al autobús que te trasladará hasta el aeropuerto, desde donde tomarás el vuelo de regreso a casa. ¡Hasta siempre, Croacia!

Alojamientos previstos o similares

Los hoteles previstos según la categoría seleccionada serán los siguientes:

Nuestro producto más habitual, hoteles de 4* y los mejores 3* seleccionados tras años de experiencia. Para Francia y Alemania, que usan un criterio de clasificación diferente, se utilizarán hoteles de 3* identificados como 3* S.

Katarina Dugopolje
Dugopolje, Croacia

Katarina Dugopolje

Remisens Albatros
Cavtat, Croacia

Remisens Albatros