Compartir:

Los pueblos más bonitos de Andalucía

Elegir los pueblos más bonitos de Andalucía, una región tan bella como variopinta, se antoja una misión imposible e, inevitablemente, injusta. Somos conscientes de que nuestra lista va a ser subjetiva, aunque en Muchoviaje hemos procurado seleccionar aquellos que suscitan consenso. Y recuerda, son todos los que están, pero no están, ni mucho menos, todos los que son.

Si quieres conocer de primera mano estos municipios de Andalucía, no te olvides de consultar nuestros paquetes de vuelo + hotel a Andalucía ni nuestra oferta hotelera.

Y ahora sí, vamos con la lista, ordenada por orden alfabético.

Los 10 pueblos más bonitos de Andalucía:

Alájar, Huelva

Este pequeño y tranquilo pueblo que da nombre al puerto de montaña más alto de la provincia de Huelva está ubicado en un espectacular entorno perteneciente al Parque Natural de Sierra de Aracena y Picos de Aroche. Además, Alájar cuenta con un rico patrimonio y fue declarado Conjunto Histórico en 1982. Entre los edificios de interés se encuentran el Monumento Natural "Peña de Arias Montano", la Ermita de la Reina de los Ángeles, la Portada almohadillada, la Iglesia de San Marcos y la Ermita de San Bartolomé.

Cazorla, Jaén

Esta preciosa localidad destaca no sólo por su patrimonio monumental, sino también por el bello paisaje que la rodea, conformado por extensos campos de olivos con las montañas de la sierra como telón de fondo. Su casco antiguo está declarado Bien de Interés Cultural. Por sus calles empinadas se descubre el encanto de sus casas nobles, de sus viviendas tradicionales y de sus monumentos.

Carmona, Sevilla

Carmona es un pueblo verdaderamente espectacular, repleto de historia y monumentos. De carácter mudéjar y renacentista, tiene grandes atractivos turísticos que merece la pena visitar, entre los que se encuentran las puertas de Sevilla y la de Córdoba, el bello Alcázar del Rey Don Pedro (hoy Parador Nacional), la imponente Torre del Picacho, y multitud de casas-palacio, iglesias y ermitas. Imprescindible.

Frigiliana, Málaga

Sin duda, uno de los pueblos blancos más bellos y con más encanto de la provincia de Málaga. Sus casas de paredes encaladas, sus calles estrechas y sinuosas y el sinfín de escaleras que recorren todo el Barribarto, son la herencia morisca que el paso del tiempo ha dejado en el casco antiguo de Frigiliana, uno de los mejores conservados de la provincia.

Mojácar, Almería

Uno de los pueblos más bonitos de la costa almeriense. Situado sobre la cima de una montaña, al final de la sierra de Cabrera, esta localidad de pasado árabe ofrece preciosas vistas al mar Mediterráneo. En un mismo municipio se combinan a la perfección la tranquilidad y el encanto de los pueblos pequeños de casas blancas típicamente andaluzas, con la alegría de las zonas de la costa andaluza, repletas de terrazas y chiringuitos (Mojácar Playa).

Montefrío, Granada

Montefrío destaca por el maravilloso conjunto monumental que forman su fortaleza árabe y la Iglesia de la Villa, ubicados en la cima de un peñón en un audaz alarde arquitectónico. La diversidad paisajística del entorno le otorga aún más encanto, un paraje natural que cierra por el Norte un amplio valle, limitado al Sur por la Sierra de Parapanda. Además, encontramos un conjunto megalítico de origen neolítico de primer orden.

Ronda, Málaga

Pocos destinos en el mundo pueden presumir de la belleza, la riqueza y la singularidad que se respira en Ronda, municipio declarado Conjunto Histórico-Artístico hace ya más de 50 años. La lista de artistas e intelectuales enamorados de la localidad lo largo de la historia es infinita, destacando Ernest Hemingway, Orson Wells y García Lorca. Imprescindible cruzar el Puente Nuevo y pasear por la Alameda del Tajo, deteniéndose a admirar sus rincones y obras monumentales.

Setenil de las Bodegas, Cádiz

Este bello municipio, enclavado en plena Sierra Gaditana, en el borde nordeste de la provincia de Cádiz, forma parte de la ruta de los Pueblos Blancos y su singular entramado urbano está declarado Conjunto Histórico. La belleza, la originalidad y la peculiar disposición de las casas del lugar lo han convertido en uno de los principales destinos qué ver en Andalucía.

Vejer de la Frontera, Cádiz

Preciosa localidad amurallada con gran encanto. Las murallas, que zigzaguean alrededor del municipio, están bastante bien conservadas. Enamoran sus calles de paredes encaladas y los patios que se asoman por los portones de madera de colores. La mejor panorámica de Vejer nos presenta a sus cobijadas, un monumento que encontrarás por todo el pueblo y que homenajea la figura de las mujeres vejeriegas.

Zuheros, Córdoba

Este pequeño pueblo de apenas 700 habitantes está situado al sureste de la provincia de Córdoba; en la comarca de la Subbética Cordobesa. Es uno de esos pueblos que han sabido mantener el encanto de otra época a través del tiempo. Sus calles son estrechas y sinuosas, con multitud de placitas y rincones llenos de sabor tradicional. Y como telón de fondo, uno de los paisajes más bonitos de España, la sierra, con sus crestas y tajos salpicados de olivares. No se puede pedir más.

Anterior ¿Qué ver en Amberes en un día?
Siguiente Cosas típicas de Holanda