Compartir:

Los mejores sitios para alojarse en Menorca

Menorca, la menos conocida de las Baleares, siempre a la sombra de la popular Mallorca y de la fiestera Ibiza, es todo un paraíso mediterráneo. De costa abrupta en el norte e idílicas playas en el sur, esta isla Reserva de la Biosfera está conectada por dos puntos: Mahón y Ciutadella.

Se trata de una isla de pequeña extensión, unos 50 km de extremo a extremo, pero encierra numerosos atractivos en su reducido espacio. Además de sus increíbles playas, que se encuentran entre las mejores de España, merecen la pena sus parajes naturales, sus pueblos, la cultura talayótica (una cultura prehistórica autóctona) y el legado dejado por sus conquistadores pasados, como árabes, franceses o ingleses.

Si tienes pensado visitar esta preciosa isla, probablemente te estés preguntando cuál es la mejor zona para alojarse en la misma. Si es así, sigue leyendo porque a continuación te vamos a recomendar nuestras zonas favoritas para alojarse en Menorca y disfrutar al máximo de tus vacaciones. Tampoco te olvides de consultar nuestra oferta hotelera, así como nuestros paquetes de vuelo + hotel.

Mahón

Capital administrativa de la isla, en este municipio se encuentra el Aeropuerto de la misma. Es una ciudad pequeña y agradable, bien conectada con cualquier punto de Menorca. Destaca por su arquitectura colonial inglesa y por tener uno de los puertos naturales más grandes y bonitos del Mediterráneo.

A escasa distancia tiene muy buenas playas y lugares de interés turístico. Es el lugar perfecto para quienes quieran estar cerca del aeropuerto, muy bien comunicados, y con una amplia oferta de bares, restaurantes, tiendas, cines, vida nocturna a mano.

Ciutadella

Ciutadella, situada en la otra punta de la isla, es, sin duda, la ciudad más bonita de Menorca. Su encantador casco antiguo está trazado por calles angostas y serpenteantes, así como por plazas viejas, como la del Borne, la de Ses Voltes, la de La Esplanada o la de Alfonso III. Es imprescindible visitar la Catedral, que se levanta sobre el solar de una antigua mezquita, y la Torre de San Nicolás. Tampoco hay que dejar de admirar los palacetes que en su día pertenecieron a la nobleza menorquina, ni el pequeño puerto natural sobre el que se yergue el Ayuntamiento.

La zona de la Ciutadella es la más desarrollada turísticamente de la isla. En los alrededores hay bonitas playas y calas, como Es Talaier o Cala'n Turqueta.

Punta Prima

Típica playa de la costa sur de Menorca, de arena blanca y aguas de color turquesa. Lugar perfecto para disfrutar de unos días de playa y tranquilidad. Hay restaurantes especializados en pescado y un gran aparcamiento gratuito para dejar el coche cerca del área de baño, con zona de juegos infantiles y canchas deportivas.

También cuenta con la Torre de Son Ganxo, construcción defensiva situada en el Cami des Cavalls que fue concluida en 1887. Situada al oeste de la playa, a unos 300 m de distancia, se puede visitar.

Binibeca

Cercana a Punta Prima, es una zona muy agradable, conocida por su rústico Pueblo de Pescadores con sus casitas de color blanco. La cercanía de su playa a Mahón o a pueblos como Sant Lluís hace que siempre esté llena tanto de turistas como de menorquines.

Hay tres zonas de playa y baño bien diferenciadas: Binibeca Vell, que forma una cala pequeña y donde se sitúa el popular pueblo de pescadores; Binibeca Nou, donde está la Playa de Binibeca propiamente dicha, con sus 200 metros de longitud y su pequeño bosque de pinos y Cala Torret, más al este, con sus ensenadas de roca.

Son Bou

Son Bou, también en la costa sur, es la playa más grande de Menorca y una de las más turísticas. Destaca por sus más de 4 Km de longitud, y por estar completamente abierta al mar. Esta bonita playa está situada en una zona húmeda protegida. Apenas tiene edificios en primera línea de mar, solo algunos hoteles justo al principio de la playa. El resto está sin edificar.

En el extremo oriental, se localiza una necrópolis talayótica y junto a ella se puede ver una basílica paleocristiana del siglo V, la de San Bou.

Es una de las mejores playas para alojarse en Menorca, por su céntrica ubicación, sus buenas conexiones mediante transporte público y su abundante oferta de alojamiento. Recomendada para todo el mundo: familias, parejas, grupos de amigos, etc.

Cala Galdana

Cala Galdana es una de las playas más conocidas y espectaculares de Menorca. Con forma de concha, está flanqueada por barrancos desde los que se disfruta de unas fantásticas vistas. Es, sin duda, una de las mejores playas para alojarse en Menorca.

La playa cuenta con todo lo necesario para disfrutar de las vacaciones al máximo: bares, restaurantes, tiendas, oferta de deportes acuáticos y de excursiones a pie por la zona.

Además, algunas de las playas vírgenes más bonitas de la isla están en sus alrededores y a alguna se puede llegar andando. Aquí no te faltarán opciones de alojamiento. Perfecta para familias con niños.

Anterior Qué visitar en Cuba
Siguiente ¿Qué comprar en China?